You are on page 1of 15

BIOQUIMICA Y TOXICOLOGÍA AMBIETAL

Sesión 9

Contenido:
1.Inicio de sesión.
2.Logro de sesión.
3.Efecto tóxico de los metales pesados.

LOGRO DE SESIÓN

Al término de la sesión el
estudiante deberá comprender el
efecto tóxico de los metales
pesados en la salud humana.

METALES PESADOS.
• Los metales pesados son un grupo de elementos químicos que
presentan una densidad relativamente alta y cierta toxicidad para
los seres humanos.
• El término “metal pesado” no está bien definido. A veces se emplea
el criterio de densidad. Por ejemplo, metales de densidad mayor que
4,5g/cm³, pero los valores en la bibliografía pueden ir desde 4g/cm³
hasta 7g/cm³.
• Otros criterios empleados son el número atómico y el peso
atómico. Además, el término siempre suele estar relacionado con la
toxicidad que presentan, aunque en este caso también se emplea el
término "elemento tóxico" o "metal tóxico".

GENERALIDADES

Muchos de los metales que tienen una densidad alta no son especialmente tóxicos y
algunos son elementos esenciales en el ser humano, independientemente de que a
determinadas concentraciones puedan ser tóxicos. Sin embargo, hay una serie de
elementos que en alguna de sus formas pueden representar un serio problema
medioambiental y es común referirse a ellos con el término genérico de “metales
pesados”.

Por otra parte es bien conocido que muchos componentes inorgánicos son
beneficiosos para la salud del ser humano, pero una concentración elevada de éstos,
casi siempre es perjudicial, sobre todo cuando sobrepasa determinados niveles. Un
caso especial son los ya mencionados metales pesados. La más mínima
concentración de estos elementos es perjudicial para la salud humana y son muy
conocidos ejemplos de derrames de estos metales que han dañado extensas zonas
agrícolas y alcanzado localidades enteras, produciendo la muerte de personas
indefensas o desarrollando enfermedades letales como el cáncer.

MERCURIO.

La exposición al nivel local del Mercurio ocasiona
irritación de la piel, mucosa y es sensibilizante de la
piel.
La exposición generalizada al Mercurio en casos de
intoxicaciones agudas fuertes, produce una intensa
irritación en las vías respiratorias, es productor de
bronquitis,
neumonías,
bronqueolitis,
y
otras
enfermedades respiratorias.
En intoxicaciones crónicas y a dosis bajas produce
debilidad, perdida de peso, diarrea, inflamación de
encías, fatiga, sabor metálico, insomnio, e indigestión.
En intoxicaciones crónicas y a dosis altas produce:
irritabilidad,
alucinaciones,
llanto,
excitabilidad,
depresiones, tristeza, psicosis, crisis. En casos de
exposición a altas dosis en forma oral, colapsa el
aparato digestivo, siendo mortal en horas.

CADMIO.

Este metal es sumamente tóxico, además de cancerígeno.

En madres expuestas al Cadmio produce serias afecciones con lesiones para el
embarazo, presencia de proteína en la orina, irritación gastrointestinal, náuseas,
vómitos y dolor.

La intoxicación crónica causa severos daños renales, debido a que este elemento se
acumula en los riñones. Además disminuye la actividad pulmonar, produciendo
enfisema, y cáncer pulmonar.

PLOMO.

Síntomas precoces: fatiga, dolores de cabeza, dolores óseos, dolores
abdominales, trastornos del sueño, dolores musculares, impotencia, trastornos
de conducta, y otros.

Síntomas avanzados: anemia, cólicos intestinales, nauseas y vómitos,
enfermedad renal, impotencia sexual, delirio, esterilidad, daños al feto,
hipertensión arterial, estreñimiento agudo, afectación de los nervios,
enfermedad ósea, problemas de cáncer y MUERTE

BISMUTO.

El bismuto y sus sales pueden causar daños en el hígado, aunque el grado de dicho
daño es normalmente moderado. Grandes dosis pueden ser mortales.
Industrialmente es considerado como uno de los metales pesados menos tóxicos.

Envenenamiento grave y a veces mortal puede ocurrir por la inyección de grandes
dosis en cavidades cerradas y de aplicación extensiva a quemaduras (en forma de
compuestos solubles del bismuto). Se ha declarado que la administración de bismuto
debe ser detenida cuando aparezca gingivitis, ya que de no hacerlo es probable que
resulte en estomatitis ulcerosa. Se pueden desarrollar otros resultados tóxicos, tales
como sensación indefinida de malestar corporal, presencia de albúmina u otra
sustancia proteica en la orina, diarrea, reacciones cutáneas y a veces exodermatitis
grave. Vías de entrada: Inhalación, piel e ingestión. .

PLATA.

Las sales solubles de plata, especialmente el nitrato de plata (AgNO3), son letales en
concentraciones de hasta 2 g. Los compuestos de plata pueden ser absorbidos
lentamente por los tejidos corporales, con la consecuente pigmentación azulada o
negruzca de la piel (argiria).

Contacto con los ojos: Puede causar graves daños en la córnea. Si el líquido se pone
en contacto con los ojos. Contacto con la piel: Puede causar irritación de la piel.
Contacto repetido y prolongado con le piel puede causar dermatitis alérgica. Peligros
de la inhalación: Exposición a altas concentraciones del vapor puede causar mareos,
dificultades para respirar, dolores de cabeza o irritación respiratoria.
Concentraciones extremadamente altas pueden causar somnolencia,
espasmos, confusión, inconsciencia, coma o muerte.

COBRE.

El cobre es una sustancia esencial a la vida humana, pero en altas dosis puede
causar anemia, daño del hígado y del riñón, y la irritación del estómago e intestino.
La gente con la enfermedad de Wilson tiene mayor riesgo para los efectos en su
salud por la sobre exposición al cobre.

El cobre aparece normalmente en agua potable de las tuberías de cobre, tan
bien como de los añadidos diseñados para controlar el crecimiento de algas.

ARSÉNICO.

Los síntomas de envenenamiento crónico por arsénico son diarrea, pigmentación
cutánea, prurito generalizado, lagrimeo, vitiligo, alopecia, hiperqueratosis y edema
circunscriptos. Dermatitis y queratosis en las palmas y plantas son comunes.

El hígado puede dilatarse y la obstrucción de los conductos biliares puede
producir ictericia. Al avanzar la intoxicación puede desarrollarse una
encefalopatía.

La médula ósea sufre serios daños. La anemia aplásica es el trastorno
hematopoyético más común. MUERTE.

CIANURO.

Cianuro Irritación de mucosas, ardor de boca y faringe. Dolor de cabeza, mareo,
confusión, ansiedad. Náuseas, vómitos, convulsiones. Taquicardia, tensión en el
pecho, edema pulmonar. Alternancia de respiración rápida con lenta y jadeante.
Coloración de la piel roja o rosa brillante. MUERTE.

COBALTO.

El Cobalto está ampliamente dispersado en el ambiente de los humanos por lo que
estos pueden ser expuestos a él por respirar el aire, beber agua y comer comida que
contengan Cobalto. El Contacto cutáneo con suelo o agua que contenga Cobalto
puede también aumentar la exposición. El Cobalto no está a menudo libremente
disponible en el ambiente, pero cuando las partículas del Cobalto no se unen a las
partículas del suelo o sedimento la toma por las plantas y animales es mayor y la
acumulación en plantas y animales puede ocurrir. El Cobalto es beneficioso para
los humanos porque forma parte de la vitamina B12, la cual es esencial para la
salud humana. El cobalto es usado para tratar la anemia en mujeres embarazadas,
porque este estimula la producción de glóbulos rojos.
De cualquier manera, muy alta concentración de Cobalto puede dañar la salud
humana. Cuando respiramos elevadas concentraciones de Cobalto a través del aire
experimentamos efectos en los pulmones, como asma y neumonía. Esto ocurre
principalmente en gente que trabaja con Cobalto. Cuando las plantas crecen sobre
suelos contaminados estas acumularán muy pequeñas partículas de Cobalto,
especialmente en las partes de la planta que nosotros comemos, como son los frutos
y las semillas.

REPASEMOS.

¿METALES PESADOS?

¿Cuáles son cancerígenos?

¿Alguno es un problema en las ciudades industriales?