You are on page 1of 8

EL LIBERALISMO Y EL ESTADO

El Estado liberal en USA y el Reino Unido se fortalece a lo largo del siglo XIX, pero
será siempre más débil que el modelo europeo continental, influenciado por la
herencia regalista o absolutista.

El Estado liberal evoluciona hasta convertirse en un Estado social y democrático de
derecho en la segunda mitad del siglo XX.

El siglo XIX es el siglo del triunfo liberal y la influencia de esta doctrina se extiende
hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial (1914-1918).

Sin embargo, el establecimiento del liberalismo en Europa continental no fue fácil. Tras
el fracaso de la Revolución Francesa el liberalismo forcejeó con el Antiguo Régimen
hasta entrado el siglo XX. Tesis de A. Mayer: hicieron falta dos guerras mundiales para
enterrar definitivamente el Antiguo Régimen.
El caso español es bien elocuente de las dificultades e insuficiencias del
establecimiento del Estado liberal de cuño regalista. Se asienta, después de años de
lucha con el absolutismo (Fernando VII y Carlismo), mediante una transacción con el
Antiguo Régimen. El rey y las Cortes compartieron la soberanía, se mantuvo la
singularidad de las provincias vascas y Navarra dentro del régimen constitucional y un
estatus privilegiado para la Iglesia católica. Frente a las tentativas carlistas y
federalistas se implantó un Estado-nación unitario y centralista (la organización
provincial), pero sin fuerza para imponerse (carece de recursos económicos y debe
pactar con las elites locales, con las vascas y las catalanas). El fracaso de la
Restauración borbónica (1874-1931)(triunfo del liberalismo moderado): se gobierna
mediante la ficción y la fuerza. Alfonso XIII, el eje del sistema político.

FUNDAMENTOS IDEOLÓGICOS DEL LIBERALISMO

Principios básicos: la limitación del poder pólítico (el despotismo de uno o de
muchos) y la defensa de las libertades (económica, expresión, religiosa…) y los
derechos individuales.

Igualdad ante la ley

Defensa de la propiedad.


Se identifica con la burguesía, la gran beneficiaria de los procesos revolucionarios.
Racionalismo: el principal instrumento del hombre para entender el mundo es la
razón.

Fe en el progreso y en la capacidad de la ciencia para dominar la naturaleza.

La Naturaleza como modelo (fuente de inspiración y actuación).

Separación Iglesia-Estado: supone la libertad religiosa y la libertad de
pensamiento. La religión ya no puede imponer límites a la ciudadanía.

FUNDAMENTOS IDEOLÓGICOS DEL LIBERALISMO

Gobierno representativo elitista: Sólo una minoría de propietarios o de personas
de talento intelectual tiene derechos políticos y está capacitada para gobernar. Sólo
tras sucesivos conflictos y por la presión de las masas proletarias el liberalismo se
democratiza después de mediados del siglo XIX (sufragio universal).

Soberanía nacional: la unidad e indivisibilidad de la soberanía nacional exige que
los representantes lo sean de la nación en su conjunto y no de unos electores
concretos. Mandato representativo que da plena libertad al representante.

Universalismo: el liberalismo se considera adaptable a cualquier lugar del planeta.

El Estado, al servicio de la burguesía, defiende la propiedad (inviolable y
sagrada), fomenta el desarrollo del capitalismo y debe limitarse a mantener el
orden público. Está controlado por un riguroso sistema legal y con sólidas garantías
individuales.

EL ESTADO-NACION LIBERAL

•Separación del Estado y la Sociedad, frente al Antiguo Régimen, con
sus poderes dispersos entre estamentos, territorios y corporaciones, el
Estado monopoliza el poder público y aparece un ámbito con relativa
autonomía de las relaciones económicas y las asociaciones de
individuos con distintos fines (religiosos, educativos, científicos, políticos
•Surgimiento del Estado-nación: El Estado moderno crea la
comunidad imaginaria de la nación moderna. Proceso a través de la
educación donde juega un papel fundamental la enseñanza de la
historia, los símbolos (banderas, escudos, himnos), los mitos, la
enseñanza de la lengua, la cultura, el servicio militar obligatorio, las
fuerzas de seguridad comunes, la nueva ordenación territorial y
administrativa, la unidad fiscal, jurídica y económica también ayudan al
proceso.
•Reacción frente al Estado-nación de comunidades incluidas en él que
lo impugnan, se consideran nación y, a su vez, reclaman un Estado
propio

EL ESTADO DE DERECHO
RECHTSSTAAT

Se trata de un concepto que se remonta a Kant, pero el término es usado por
primera vez por Robert VON MOHL en 1829. Evoluciona hasta configurarse
definitivamente tras la I Guerra Mundial como Estado Constitucional de
Derecho.

El Estado de Derecho recoge los ideales liberales de que el poder sea
limitado y racional e impere la ley como lo opuesto al despotismo y la
arbitrariedad. De ahí

1. El imperio de la ley, o sometimiento de todos los poderes públicos al
conjunto de normas jurídicas vigentes en el Estado.

La ley o conjunto de normas de carácter general se divide entre leyes
fundamentales, las que componen la Constitución, y leyes ordinarias,
subordinadas a las primeras.

La supremacía de la Constitución se afirma en USA desde principios del siglo
XIX, pero no se teoriza y aplica en Europa continental hasta después de los
años 20 del siglo XX. Aparecen los Tribunales Constitucionales que velan por
la constitucionalidad de las leyes.

EL ESTADO DE DERECHO

2. La división de poderes del Estado: Legislativo, ejecutivo y judicial
3. Reconocimiento de derechos y libertades fundamentales de
las personas y de los ciudadanos. El Estado debe protegerlos.
4. Atribución al poder judicial de la supervisión de la actuación de
los órganos de la Administración de acuerdo con lo que dispone la
ley. (toda actuación del poder ejecutivo deberá estar sometida a la ley. De
ahí el principio de control y de responsabilidad de la Administración)

El Estado de Derecho es más un desideratum que una realidad.

EL ESTADO DE DERECHO SE HACE SOCIAL

La conflictividad social induce a dar un paso al Estado liberal.

Lorenz VON STEIN (1815-1890) postula la introducción de la política social
y la solidaridad

La Alemania bismarckiana inicia los primeros pasos del Estado social
(Estado asistencial) para frenar el avance del socialismo (sanidad, seguros
de enfermedad, vivienda, pensiones…).

Este Estado paternalista que redistribuye los beneficios del sistema
capitalista obtiene un rédito importante: ciudadanos=soldados vigorosos y
satisfechos. Así se explica, en parte, el entusiasmo con que
los
trabajadores alemanes acogieron el estallido de la I Guerra Mundial.

El Estado Social Democrático de Derecho

El Estado social democrático y de derecho no llegaría a consolidarse hasta
después de la II Guerra Mundial.

España, según el artículo 1 del título preliminar de nuestra Constitución, se
constituyó en Estado social y democrático de derecho en 1978.