You are on page 1of 19

ENFERMEDADES

MALARIA O
PALUDISMO

AGENTE PATÓGENO CAUSANTE

La malaria es una enfermedad causada por
un protozoo del género Plasmodium. Se trata
de un parasito que penetra en la piel por la
picadura del mosquito hembra del género
Anopheles:

AGENTE PATÓGENO:

SÍNTOMAS






Fiebre elevada.
Escalofríos.
Anemia.
Ictericia.
Aumento del tamaño del bazo.
Destruye los glóbulos rojos o hematíes.
Otros síntomas propios de la gripe.

EVOLUCIÓN DEL VIRUS.

Las fiebres que causan esta enfermedad
suelen darse en el paciente en intervalos
periódicos, cada 48 horas (fiebres terciarias)
o cada 72 horas (fiebres cuaternarias).
Mientras padece la fiebre, el paciente sufre
dolores de cabeza, náuseas y sudoración
abundante.

POSIBLES COMPLICACIONES.





Infección cerebral (encefalitis).
Meningitis.
Insuficiencia renal.
Insuficiencia hepática.
Insuficiencia respiratoria.
Ruptura del bazo que provoca una
hemorragia.

ERRADICACIÓN.

Es primordial diagnosticar cuanto antes
posible la enfermedad y ponerle un
tratamiento.
La cloroquina a menudo se utiliza como un
fármaco antipalúdico. Sin embargo, las
infecciones resistentes a la cloroquina son
comunes en algunas partes del mundo.
Se pueden necesitar cuidados médicos, entre
ellos líquidos intravenosos (IV) y otros
fármacos, al igual que
asistencia respiratoria.

TRATAMIENTO NATURAL.

La naturaleza dispone de un antídoto natural
contra el paludismo: la quinina; que se
extrae de un árbol de Perú, el árbol de la
quina. Este tratamiento ha sido sustituido
por la cloroquina y pririmetamina.

QUININA:

VIRUELA.

AGENTE PATÓGENO.

Es una enfermedad grave que se transmite
fácilmente de una persona a otra
(contagiosa) y es causada por el virus
“variola”. Existen dos formas de viruela:
 Viruelamayor. Puede

ser mortal en personas que no
hayan sido vacunadas.
 Viruelamenor. Más leve y causa la muerte en un 1%.
 Existían otras dos formas poco habituales: la
hemorrágica y la maligna, ambas causaban la
muerte.

TRANSMISIÓN.

Se transmite por el contacto directo de
fluidos corporales u objetos personales de la
persona infectada.
Es más contagiosa durante la primera
semana de la infección y puede seguir siendo
contagiosa hasta que caigan las costras de la
erupción. El virus puede permanecer vivo
entre 6 y 24 horas.

SÍNTOMAS.





Malestar general.
Erupción cutánea característica que se
transforma en úlceras.
Fiebre alta.
Náuseas y vómitos.
Dolor de cabeza fuerte.
Fatiga.
Dolor articular y muscular (especialmente en
la espalda).

POSIBLES COMPLICACIONES.







Artritis e infecciones óseas
Inflamación del cerebro (encefalitis)
Muerte
Infecciones en los ojos
Neumonía
Cicatrización
Sangrado grave
Infecciones en la piel (por las úlceras)

PREVENCIÓN.

En el pasado, muchas personas fueron
vacunadas contra la viruela, pero la vacuna
ya no se suministra a la población en general
porque el virus ha sido erradicado. Si es
necesario aplicar la vacuna para controlar un
brote, puede tener un pequeño riesgo de
complicaciones.

TRATAMIENTO.

La vacuna contra la viruela puede prevenir la enfermedad o
disminuir los síntomas si se administra entre el primero y
cuarto día después de que la persona esté expuesta a ella.
Una vez que los síntomas hayan comenzado, el tratamiento
es limitado.
No existe un fármaco específico para el tratamiento de la
viruela. Se pueden suministrar antibióticos para las
infecciones que ocurren en personas que tengan esta
enfermedad. Tomar anticuerpos contra una enfermedad
similar a la viruela (inmunoglobulina de variolovacuna)
puede ayudar a acortar la duración de la enfermedad.
Es necesario aislar inmediatamente a las personas a quienes
se les haya diagnosticado la viruela y todo aquel que haya
estado en contacto directo con ellas. Todos ellos necesitan
recibir la vacuna y una vigilancia cuidadosa.

TRABAJO
REALIZADO POR:
-RAQUEL TEJEDOR
GARCÍA (B1A)
-GLORIA LÓPEZ
MARTÍNEZ (B1C)