You are on page 1of 26

Sobre la formación del

orador
(Institutionis Oratoriae)
Marco Fabio Quintiliano

NECESIDAD DEL ORNATO
Todavía piensan algunos que no
existe una elocuencia natural, si no
es la que más se acerca al lenguaje
cotidiano, con el cual hablamos con los
amigos, esposas, hijos y esclavos, que se
da por satisfecho con expresar la voluntad
del espíritu y que no exige nada rebuscado
y elaborado con esfuerzo; que todo lo que
a esto se añade es signo de afectación y
ambiciosa jactancia en el hablar, apartado
de la verdad e inventado por mor de las
palabras en sí, a las que por naturaleza
les compete solamente como tarea el

el discurso de un hombre elocuente. y otra diferente. no le quedaría más esfuerzo que el poner de relieve la acertada denominación de las cosas. pero como debe deleitar.NECESIDAD DEL ORNATO Porque a mí me parece que el lenguaje corriente tiene una forma natural de expresión distinta. a quien si le bastare indicar solamente las cosas. deberá usar también de estos medios auxiliares. Porque también es cosa natural fortalecer los . que nos han sido dispensados por la misma naturaleza. igualmente natural. mover y excitar el corazón del oyente para lograr muchísimas impresiones.

ORNATO EN DIFERENTES DISCURSOS Nunca se deja separar de la utilidad la verdadera hermosura. sólo pretende provocar el deleite de los oyentes. sino al solo fin de la alabanza y de la gloria. y por eso deja puertas abiertas a todas las galas del bien decir y exhibe el ornato del discurso. deliberativos y judiciales. . Porque el primer género. destinado a la pompa de motivos festivos. ya que no se dirige a sorprender con astucia ni a conseguir victoria alguna. […] no convendrá el mismo adorno en los discursos demostrativos.

convendría más un sencillo tono conversacional y de esmero diferente. los procesos públicos y los de pena capital una forma de hablar más cuidadosa. en los que están en juego cuentas reducidas (poco dinero). y ante los tribunales. en lo que atañe a una deliberación particular y a los casos. otro más vehemente el pueblo. Sin embargo. como frecuentemente ocurre. ¿Por ventura no habría que sonrojarse de reclamar en altisonantes períodos oratorios una determinada cantidad prestada.ORNATO EN DIFERENTES DISCURSOS […] cuando se pretende persuadir. o llenarse de sudor . o de acalorarse por unas goteras de lluvia. el senado pide un tono más elevado.

y en parte hay algunos que se emplean en las palabras propias y otros en las trasladadas. otros por adorno de la expresión. y su mutación no sólo afecta las formas de las . […] unos se toman por razón del significado.LOS TROPOS Tropo es el trueque artístico [cum virtute mutatio] del significado propio de una palabra o de una expresión a otro significado.

hay también adorno.VI. que se emplean por razón del significado. (VIII. . las más veces en estos mismos tropos. pero que no ocurre lo mismo al contrario. en los que una palabra se sustituye por otra palabra. sino que habrá algunos solamente destinados a producir un efecto bello.LOS TROPOS Por lo cual me parece que han ido por falso camino quienes no tuvieron por tropos más que esos giros. Y no ignoro que. 1-3).

Metáfora Comencemos. por una parte. que una cosa no tiene o le falta y. quiero decir la translatio. el más hermoso entre todos. por trueque o préstamo del significado. que en griego se llama metaphorá. por otra. el más frecuente y. […] aumenta ella la plenitud de la expresión. . lo que es aún más difícil. pues. por el tropo que es.

(4-6) . porque es más bella. Hacemos esto. ora porque la expresión es más significativa o. donde ocupa su significación propia.Por consiguiente. Donde nada de todo esto ofreciere la metáfora. el significado que se traslada es impropio. como dije. bien porque es ineludible. se traslada un nombre o un verbo del lugar. a otro en el cual o falta el propio nombre. o el nombre trasladado es mejor que el propio.

por necesidad decimos nosotros hombre duro o áspero […] porque nada de todo esto se revelará con más propiedad. Para ornato sirven las conocidas metáforas luz del discurso. borrascas de las Asambleas del pueblo y rayos de elocuencia. por medio de sus expresiones propias. como en su discurso en defensa de Milón llama Cicerón a Clodio manantial de su gloria y. esplendor de linaje.Las gentes del campo dicen por necesidad yema en las vides […] que las mieses están sedientas y que el fruto padece. en otro lugar . que por éstas recibidas en préstamo.

se dice en lugar de la cosa misma. la metáfora. . y se distingue de ella en que la semejanza contiene una comparación con la cosa. mientras ésta. que queremos expresar. y hay metáfora. cuando digo de un hombre que es un león (9). Hay una comparación cuando digo que un hombre se ha portado como un león.Comparación Pero en su conjunto la metáfora es una comparación más breve.

Sinécdoque [La] sinécdoque puede dar variedad al discurso. cuando da a entender que los romanos han obtenido una victoria. o también todas éstas al contrario con una libertad mayor para los poetas que para los oradores […] en el discurso muy especialmente tendrá su importancia el libre empleo de los números. de suerte que en una cosa podamos pensar muchas. en la especie el género. en una parte la totalidad. en lo antecedente lo siguiente. Porque Livio dice muchas veces así: el romano vencedor en la batalla. y por el contrario Cicerón dice –en una carta– a Bruto: Hemos impresionado al pueblo y se nos ha .

Ésta designa las cosas inventadas por el inventor de ellas y las cosas poseídas por su poseedor. sustitución (cf. como ciudades de buenas costumbres. copa apurada y siglo feliz (23-24). pero. 93). como dice Cicerón. . los maestros de Retórica la llaman hipálage. en vez de vino y pan. Orat. 27. […] corrientemente oímos decir Vulcano en lugar de fuego. la causa por la cual se dice). va más allá de lo que puede permitir la seriedad del Foro. y es más recatado haber dicho Venus que coito.Metonimia De este género de sinécdoque [aquella que se compara con la elipsis y con el indicio] tampoco se aparta mucho la metonimia. pero decir igualmente Liber y Ceres. que se dice. Así admite el uso común poner el contenido por el continente. también la expresión se peleó con cambiante Marte pertenece al lenguaje culto (adversa y favorablemente).. que consiste en poner un nombre por otro nombre (cuya fuerza está en poner en lugar de aquello.

el puerto. pone ante nuestros ojos una cosa en las palabras y otra en su sentido. la paz y la concordia (Carm. como ¡Oh nave! Al mar te volverán de nuevo nuevas olas. y todo el famoso lugar de Horacio. 14. ¡Ay! ¿Qué haces? Con fuerza amarra puerto. 1-2). donde la nave quiere decir la república. 1. (44) .. que en latín se denomina inversio (inversión).Alegoría La alegoría. La primera forma se hace ordinariamente por medio de una serie no interrumpida de metáforas. las olas y tempestades las guerras civiles. o también a veces el sentido contrario.

un vicio a mi […] juicio. (50) Pero una alegoría. si es que el hablar con claridad [dilucide] es una virtud del lenguaje. Pero muchos. que es la más fea inconsecuencia entre unas cosas y otras. cuando tomaron como principio una tempestad. de la alegoría y de la metáfora (49) Porque también debe cuidarse sobre todo de llevar a su definitivo desarrollo el género de metáfora con que hayas comenzado. de la semejanza. hacen tanto uso los poetas (52) . es decir. no obstante.Pero la forma de hablar más hermosa entre todas es aquélla en la que se halla mezclado el encanto de los tres recursos de la expresión. de lo que. que resulta menos diáfana [obscurior] se denomina ya enigma. terminan por un incendio o un derrumbamiento.

o por la persona. pertenece la ironía. en el que se muestran cosas contrarias. o por la naturaleza de la cosa. Se la reconoce. es claro que lo que quiere decirse es distinto a lo que realmente se ha dicho. o por el modo de decir o tono. porque es realmente verdad lo que se afirma en el otro lugar. (54-55) .Ironía Pero al género de alegoría. pues si alguna de estas cosas contradice a lo que suenan las palabras. Aunque en la mayoría de los tropos ocurre que la diferencia consiste en lo que se dice respecto a cada cosa. Los romanos la llaman inlusio [burla]. En el uso de la ironía está permitido desacreditar a uno fingiendo una alabanza y alabarlo bajo la apariencia de un reproche.

que alguna vez tiene obligante necesidad. perífrasis. siempre que encubre cosas que causa vergüenza mencionar. se llama perífrasis. pues estorbo es todo lo que no presta ayuda. una especie de rodeo en el modo de hablar. (61) . como cuando dice Salustio en lo que atañe a las necesidades de la naturaleza (59) [A]sí como se le designa con este nombre [circumlocutio]. igualmente se le llama perisología (superfluidad). cuando viene a parar en defecto.Perífrasis [C]uando se explica con muchas palabras lo que en todo caso puede decirse con una sola o con menos. cuando en sí muestra su encanto.

porque con frecuencia lo exige la naturaleza de la relacionada disposición de palabras y la belleza. se junta . sin fuerza y mal unido. y cada palabra. si las palabras se disponen como corresponden a la rigurosa necesidad de su propio orden.Hipérbaton También el hipérbaton. es decir. tal como ella aparece. lo contamos no sin razón entre las virtudes del estilo. el pasar por encima de una palabra. Porque con muchísima frecuencia el discurso se torna áspero y duro.

de quienes se cuenta fueron habitantes de la isla de Coos. en aumentar y en disminuir. Esta es una razonable exageración de la verdad. ni a los vientos.Hipérbole [L]a hipérbole. […] Píndaro […] [dice] que el asalto de Hércules contra los Méropes. punto extremo del ornato con más osado efecto. no fue semejante a un torbellino de fuego. de modo que los primeros serían demasiado poco. y . sino al rayo. a fe mía. apenas parece haberse podido tragar tan rápidamente cosas tan dispersas. su eficacia estriba por igual en matices contrapuestos. colocadas en lugares tan distantes. ni al mar. fue solamente un ser vivo. (67) [Crece] cuando se le añade otra. El Océano. como dice Cicerón contra Antonio: […] ¿Caribdis digo? Si existió ella.

o bien del hecho de que transforman el lenguaje –y de ahí que se les denomine movimientos–. bien sea porque hicieran derivar su nombre del estar configurados de una determinada manera.FIGURAS [S]igue ahora lo que pertenece a las figuras. que en griego se llaman schémata (actitudes) […] muchos han creído que estas figuras eran tropos. habrá que admitir que cada una de estas dos funciones de .

en que ella tiene validez propia. . desde el lugar. una expresión que. pues.FIGURAS Es. La figura. como lo define la mayoría de los gramáticos. es una configuración del lenguaje. el tropo un modo de hablar. se traslada a otro en que no es propia. como es claro por su mismo nombre. que se traslada de su significación natural y originaria a otro significado para servir al ornato del discurso o bien.

acuerdo común en que existen dos grupos de figuras: las de dianoia. las figuras de las palabras. o sea. pues también aquí hay variedad de denominaciones. o del hablar común.Tipos de figuras Entre la mayor parte de los especialistas hay en verdad. según mi conocimiento. o del estilo. o del discurso. (17) . es decir. y no es ello lo que importa. del pensar o del sentido o de pensamiento (pues de todas estas maneras se ha traducido el término griego) y las de léxeos. o de la expresión.

Por medio de ellas hacemos aparecer. sino también incitante viveza. alabando. reprendiendo.De pensamiento: Prosopopeya Aún de más audacia y. los pensamientos de nuestros adversarios. por otro. lamentando. que se denominan prosopopeyas. por un lado. Y aún está permitido en este género de . porque no sólo dan admirable variedad al discurso. como juzga Cicerón. y creamos personajes que se presenten adecuadamente aconsejando. compadeciendo. como si estuviesen hablando consigo mismos (pero de modo que no se les aleje al cabo de credibilidad […]) y. introducimos de un modo creíble nuestros diálogos con otras personas y los de otras entre sí. de más pulmones son las ficciones de personas.

si coincide con pensamientos certeros. si toda esta riqueza no se desborda. por su modo de ser fría y vacía. También M. en todo caso durante su época primera. que su unión . se convierte en expresión tan llena de encanto. pero aplicó también mesura a un placer no desagradable.De palabra [A propósito de paranomasias y aliteraciones] Gran cuidado tuvieron los antiguos en procurarse la gracia en el hablar por medio de palabras iguales y contrapuestas. Rico en este recurso fue Isócrates. Gorgias fue desmesurado en esto. y en cuanto a lo demás llenó con el peso de sus pensamientos esta forma de expresión de poca monta. Tulio Cicerón tuvo en esto sus delicias. Porque una afectación así.

También el discurso tiene de alguna manera un auténtico porte exterior. ¿quién podrá aguantar ver a alguien que se encoleriza.Mesura en el ornato y la figuras Pero ni siquiera aquellas. con frases de igual extensión y sonando de la misma manera? La preocupación excesiva por las . que se configuran correctamente. Pero se ha de saber ante todo qué es lo que exige cada lugar en el discurso. deben acumularse en exceso. pues también el cambio de semblante y la expresión de ojos tienen gran poder en el efecto del discurso. que igual que no deberá quedar como pasmado en rigidez inmóvil. Pero cuando se ha de pelear en lucha con el horror. con el aborrecimiento. qué pide la persona y el tiempo. pues la mayor parte de estas figuras está basada en la delectación del oyente. se le reirán. llora y ruega con antítesis. pero si alguien no para de contraer el rostro con rebuscadas maneras y no cesa de cambiar rápidamente en la varia expresión de frente y de ojos. con la compasión. así una y otra vez ha de mantenerse en aquella forma que le otorgó la naturaleza.

por Alfonso Ortega Carmona. Capítulo.Referencia Los números entre paréntesis corresponden respectivamente a Libro. Sobre la formación del orador. párrafo(s). 2000. . según la siguiente edición: • MARCO FLAVIO QUINTILIANO. Salamanca: Publicaciones Universidad Pontificia de Salamanca. Edición bilingüe en cuatro tomos más un quinto con un estudio sobre el autor.