You are on page 1of 12

Claves para el

éxito
María José Jiménez # 12
Breyner Rodriguez Suarez # 28
Wendy Vásquez Sierra # 31
Camila Vergara Menco #32
10-01

Introducción
Nosotros hacemos este trabajo no solo porque debemos hacerlo, sino
porque este tema es de suma importancia para aprender a trabajar con
las demás personas no como un grupo, sino como un equipo.
El reconocer que las demás personas de un equipo también tienen voz
y opinión como el resto.

Claves para el
éxito

#1 - Haz lo que te gusta hacer. Nunca serás exitoso si no disfrutas lo que
haces. Así verás tus tareas como un deber y no como un vehículo para
alcanzar tus metas. Estarás de mal humor, no sentirás lealtad hacia tu
producto, empresa u otra persona y por lo tanto, no te sentirás
comprometido y el fracaso podría estar cerca.

#2 – Decide exactamente lo que quieres.La indecisión es lo que más
sueños y esperanzas ha matado. Ser indeciso y vago al definir el rumbo
de tu vida te llevará a un estado perpetuo de mediocridad en donde
nunca te acercarás a descubrir tu verdadero potencial.
#3 – Respalda tu meta con persistencia y determinación.Cualquier meta
se puede lograr tan solo con ser persistente y determinante en tus
pensamientos y en tus acciones. Las otras técnicas que conocerás
#4 Utiliza bien tu tiempo.Establece prioridades, planea tu día con
anterioridad, haz una lista y siempre piensa sobre papel y aprovecharás
al máximo las 24 horas que todos tenemos. La forma en que utilizas tu
tiempo para cumplir tus obligaciones laborales, tus relaciones
personales y familiares y tener suficiente tiempo para la recreación y
relajación determinará el grado de éxito que tendrás en estas áreas.
#6 – Sigue a los lideres.La gente exitosa llego ahí por algo, haz lo mismo
que ellos hicieron y también llegarás. Si te rodeas de gente exitosa
comenzarás a pensar como ellos, a adoptar sus mismas actitudes, a
verte como uno de ellos y poco a poco a tener los mismos resultados.

1

Claves para el
éxito de un equipo

2

1. Construye confianza. Impulsa un ambiente
donde todos los participantes conozcan las
habilidades de los demás, entiendan sus
roles y sepan cómo ayudarse mutuamente.

6. Motiva la responsabilidad y el compromiso
mutuo. Cuando una persona es parte de un equipo,
sabe que los logros o fracasos son responsabilidad
de todos y cada uno de los miembros.

2. Establece objetivos comunes. Para que tus
compañeros trabajen en equipo deben
perseguir las mismas metas.

7. Impulsa la comunicación. La única manera de
que todos los miembros trabajen como una
orquesta
es
que
existan
los
canales
de
comunicación adecuados. Los verdaderos equipos
se escuchan y retroalimentan. Están dispuestos a
cambiar de opinión y a crear estrategias en
conjunto.

3. Crea un sentido de pertenencia. Define
qué identifica a tus equipos, fija valores y
haz que cada miembro esté conciente de su
impacto en el equipo.
4. Involucra a tu gente en las decisiones.
Nada afecta más un trabajo en equipo que el
hecho de que las decisiones sean tomadas

por un líder autócrata.
5. Haz que haya un entendimiento entre las
partes. Es muy fácil criticar o subestimar el
trabajo de los demás cuando uno no lo
conoce o no lo ha ejecutado.

8. Aprovecha la diversidad. Un equipo de trabajo homogéneo
puede operar con eficiencia pero sin mucha innovación.
9. Celebra los éxitos grupales. Aunque es importante también
reconocer el trabajo individual, es clave que las recompensas
se den por resultados en equipo. Cuando algo sale bien,
reúne a todos los implicados y agradéceles su trabajo.
10. Sé un líder. Todo equipo de trabajo necesita un líder que
guíe y reúna los esfuerzos individuales. No te “laves las
manos” y sé parte del equipo. Como líder tendrás que llegar

Importancia de la
comunicación para el
trabajo en equipo

La comunicación en una organización es de gran importancia, ya que
gracias a ésta el trabajo en equipo es mas eficiente, ayuda a tener un
armonioso ambiente laboral donde los malentendidos disminuyen y se
logran mejores resultados dentro de las diferentes áreas. En consecuencia,
se tiene una alta productividad en las mismas, lo que se resume en una
organización fuerte, sólida y en crecimiento.

La comunicación eficaz se da cuando existe un adecuado flujo de mensajes,
esto tiene como resultado que los individuos que forman parte del público
interno y externo de la organización, desarrollan adecuadamente sus
actividades y así se logran los objetivos de dicha organización.
Otro punto muy importante a tomar en cuenta para lograr una comunicación
eficaz, es el saber escuchar. En una organización se tiene que saber qué
necesita la otra parte, qué piensa, qué opina de la organización. Teniendo
estos datos, se puede estructurar el mensaje adecuado que cumpla con los
objetivos planteados. Todas las empresas tienen necesidades diferentes de
comunicación, pero es esencial que exista una evaluación y selección en los
mensajes y medios que se vayan a utilizar hacia su público, tomando en
cuenta el perfil de la organización

3

4

Tips para la comunicación
asertiva.

Analiza tu estilo. ¿Expresas tus opiniones o te quedas callado? Debes analizar tu
comportamiento antes de realizar cambios. Esto te ayudará a tomar mejores
decisiones.

Aprende a decir que no. Es válido que rechaces algunas peticiones si en realidad
no tienes tiempo para hacerlo. Es mejor expresarlo a llenarte de estrés por querer
cumplir con todo.
Utiliza el lenguaje corporal. Actúa con confianza. Mantén una postura erguida y haz
contacto visual constantemente. Trata de tener una expresión facial neutral o
positiva en todo momento.
Controla tus emociones. Si sientes que tus sentimientos se pueden apoderar de tus
decisiones, espera unos segundos para calmarte y expresar tus pensamientos de
una forma coherente y tranquila. Respira profundamente y emite una voz tranquila y
firme.
Conviértete en tu propio defensor. Cuando expresas lo que quieres o necesitas
tendrás una vida más feliz y auténtica.

Actitud de escucha
Escuchar es el fundamento de toda relación humana y es una prueba
de estima y de respeto hacia alguien. Sin hablar de que el hecho de
escuchar

también

permite

desactivar

muchos

sufrimientos

psicológicos.

Escuchar es el fundamento de toda relación humana y es una prueba de
estima y de respeto hacia alguien. Sin hablar de que el hecho de
escuchar también permite desactivar muchos sufrimientos psicológicos. A
continuación te mostramos las explicaciones…

Escuchar pide hacer un esfuerzo sobre sí mismo de interés, de
concentración, de atención y de mostrarse verdaderamente
disponible para su interlocutor.
- La escucha activa no sólo consiste en escuchar lo que el otro
dice, sino en hacerle caso y comprenderlo.

5

Importancia del otro

6

Todos tenemos ese día en el que las cosas no salen; se marcan goles en los últimos minutos que nos perjudican, etc. y otros en los que acertaríamos hasta el
resultado exacto de un partido de baloncesto si nos lo propusiéramos.

Tanto unos días como otros, lo que nos gusta a los que estamos en este mundo es comentar y compartir todo aquello que nos pasa y pensamos de la jornada que
hemos tenido. Normalmente lo hacemos en foros, en twitter, blogs… y no podemos hacerlo en persona. Esto último es lo que no me gusta de este mundo.

Es muy difícil tener un amigo o conocido que coja este tema en serio o lo conozca a la perfección. Normalmente los amigos que tenemos la mayoría, son de esos
que hacen una combinada exagerada de cuota 120 en la máquina y que no saben qué significa la palabra “stake”.

Creo que esa persona con la que se puede hablar de esto, es muy importante tenerla, tanto para los malos momentos como para los buenos, por sencillas
razones. La primera es que siempre tiene más efecto algo que te dice cara a cara una persona conocida que a través de una pantalla, y segundo, depende del
resultado de la jornada. Cuando se pierde mucho un día, es importante que alguien de confianza te anime, te invite a un par de birras fuera de casa y haga todo
esto conociendo el tema, porque sino los ánimos que te dice no cuelan. Pero cuando se gana también es importante que haya alguien que te ayude a mantener
los pies en el suelo y te ate un poco las alas.

Valor de responsabilidad

7

Responsabilidad es el cumplimiento de las obligaciones, o el
cuidado al tomar decisiones o realizar algo. La responsabilidad es
también el hecho de ser responsable de alguien o de algo. Se utiliza,
asimismo, para referirse a la obligación de responder ante un hecho.
Procede del latín responsum, del verbo respondere, que a su vez se forma
con el prefijo “re-”, que alude a la idea de repetición, de volver a atrás, y el
verbo spondere, que significa ‘prometer’, ‘obligarse’ o ‘comprometerse’.
La responsabilidad se considera una cualidad y un valor del ser
humano. Se trata de una característica positiva de las personas que son
capaces de comprometerse y actuar de forma correcta. En muchos casos,
la responsabilidad viene dada por un cargo, un rol o una circunstancia,
como un puesto de trabajo o la paternidad. En una sociedad, se espera
que las personas actúen de forma responsable, ejerciendo sus derechos y
desempeñando sus obligaciones como ciudadanos. En muchos casos, la
responsabilidad obedece a cuestiones éticas y morales.

Valor de respeto
El respeto es un sentimiento positivo que se refiere a la
acción de respetar; es equivalente a tener veneración,
aprecio y reconocimiento por una persona o cosa. Como tal,
la palabra proviene del latín respectus, que traduce
‘atención’, ‘consideración’, y originalmente significaba ‘mirar
de nuevo’.
El respeto es uno de los valores morales más importantes
del ser humano, pues es fundamental para lograr una
armoniosa interacción social. Una de las premisas más
importantes sobre el respeto es que para ser respetado es
necesario saber o aprender a respetar, a comprender al
otro, a valorar sus intereses y necesidades. En este sentido,
el respeto debe ser mutuo, y nacer de un sentimiento de
reciprocidad.

8

Valor de la amistad

9

La amistad es un vínculo que nos proporciona la posibilidad de compartir experiencias, conocimientos e incluso medios económicos. Los lazos de
amistad se potencia recíprocamente y no puede existir por separado. La realidad de la amistad es dual. Implica la existencia de al menos dos
personas. La amistad necesita a un interlocutor para compartir, crecer mutuamente y descubrir (se) en él sus valores y también sus deficiencias.
El buen amigo no anula al otro sino que lo potencia, es su compañero y un facilitador de sus muchas posibilidades. Sufre cuando tu sufres y se
alegra cuando tu te alegras. No es envidioso, ni prepotente ni se aprovecha de ti
La amistad se basa en la mutua confianza, donde el objetivo es ayudar al otro consecuentemente así mismo.
La amistad no se impone, ni se programa, como todo en la vida requiere de un esfuerzo para conseguirlo y lo más importante es poner los medios
para lograrlo y mantenerlo.
La amistad se muestra en los momentos felices: el nacimiento de un hijo, la celebración de un ascenso laboral, la inauguración de una casa. En
otras ocasiones la amistad se concretiza en una llamada telefónica para pedir un consejo o compartir un proyecto o intercambiar ideas políticas,
religiosas o de la propia existencia, o simplemente por esa sensación que tenemos de que existe una persona, aunque sea a cientos de Km., a la
que podemos recurrir solamente para hablar y saludarla.
En todas las situaciones, tanto buenas como en los momentos difíciles aparece nuestro amigo al que podemos recurrir y dejarnos aconsejar,
descargar, llorar, reír y escuchar. De una u otra forma comunicarnos con él.