You are on page 1of 27

La vocación de Mateo

Preludi
o

Punto de partida ¿Qué es eso de la «vocación»? • Un encuentro personal con Jesús • En un momento de tu historia • Para ser su amigo • Y ser enviado a una misión .

TRES VIRUS VOCACIONALES La manipulación La privatización La reducción .

¿Cómo entendemos la VOCACIÓN? •¿Tema “tabú”? •¿Algo sagrado y un privilegio? •¿Es lo mismo que el “destino”? •¿Sólo para privilegiados? •¿Sinónimo de gusto o realización personal? •¿Opción altruista? •¿Forma de vida? .

.• La vocación no es algo añadido a la persona sino la persona misma realizada y lograda en cada etapa de su vida y en su término. Por eso hablamos de “mi” vocación y no de “mis” vocaciones. • La vocación unifica a toda la persona.

No somos un edificio de varios pisos sino circularidad concéntrica. VOCACIÓN ESPECÍFICA VOCACIÓN CRISTIANA VOCACIÓN HUMANA SI .

No es un algo Es la cuestión más marginal. sin importante de la importancia vida de todos No es sólo una Tiene que ver con opción privada los demás No es una cuestión Todos han de opcional planteársela No es evidente Hay que descubrirla Tiene que ver con Pero no se reduce a los gustos e ellos No se reduce a inquietudes Procede de fuera de capacidades y nosotros mismos dotes .

La histori .

San Luigi dei Francesi .

.

.

JESÚS Un Caminante que llama .

sorprendiendo a los cambistas en su trabajo. Rompe el círculo cerrado de los centrados en el dinero. • Su mano izquierda espera. Señala. • Su rostro es luminoso. amistosa. pero no impone (recuerda la de la Creación de Miguel Ángel: empieza una nueva creación). • Viene caminando. • Su mano derecha es una invitación. entra Cristo. Sorprende a los hombres en su trabajo. • Grita. . en sus afanes. interpela. firme. Su mirada es segura.• En un momento cualquiera. llama. surge de la oscuridad. acoge.

PEDRO Trasparencia de Cristo .

prolongando su gesto. • ¿Ha irrumpido Cristo así en nuestra vida? ¿A través de qué o de quiénes nos ha llegado la invitación de Cristo? . • Es más viejo. Parece limitado. Ha recibido el poder de Jesús y lo visibiliza. más difuso que Jesús. • Camina descalzo. más vulgar. • Casi cubre a Jesús. con los lomos ceñidos. apoyado en un bastón. • Hay una luz a la espalda que le empuja. pero hay una fuerza de lo alto que le empuja.• Caravaggio pintó a Pedro para subrayar que la llamada de Cristo nos llega a través de la Iglesia.

MIEDOSO El miedo a tomar .EL ATREVIDO .

. nariz acentuada. • Interpelado por Jesús ha girado el torso y la cabeza. barba bien afeitada. La luz ilumina la cara y la mitad de su cuerpo. entre el sí y el todavía no. facciones. la izquierda busca la espada para defenderse de una provocación.. • Se sitúa entre la instalación y el compromiso. • Sus manos en un doble movimiento enérgico y contradictorio: La derecha se apoya para levantarse. Su rostro refleja la perplejidad del que no sabe qué hacer. • Su cabello. contrastan con Pedro. • Es el único que no está instalado en el sillón ni tiene dinero entre las manos. • Sus vestiduras son elegantes y de calidad.• Es un hombre joven. Está de espalda y cerca de Jesús y de Pedro. ojos clavados en el Caminante..

LOS INCURVADOS Vivir encerrados en sí .

). • Están volcados en lo suyo. • No captan la luz que les deja al descubierto sus necesidades (pieles. lujo. • No perciben la presencia de Jesús como una interpelación a su vida. dinero.• La irrupción de Cristo parece no haber afectado en nada la vida de algunos: siguen centrados en sus vidas.. embebidos en sus monedas. .. metidos en sus propios intereses.

EL JOVEN RICO La religión del capricho .

• La voz de Cristo no le interroga. la recibe pasivamente y la refleja. . sin curtir. casi un niño. • Gira la cabeza y mira: no está tan implicado como los otros en lo que está cociendo. con gusto. apoyado en Mateo. • Rostro de marfil. ni le inmoviliza. quizás incluso un niño disfrazado de adulto.• Es un joven. • Manos delicadas. • Está cómodamente instalado. • Viste con lujo. ni le inquieta. no conoce el trabajo manual. • La luz de Cristo no le inquieta. • Ha cambiado momentáneamente su foco de atención: una simple distracción antes de volver a lo de siempre.

MATEO El desconcierto de un proscrito .

. experimentado.• Vive en un grupo cerrado. sorprendido de que sea él el interpelado. manos. desencantados de lo que han visto y vivido. rico. • Tiene ojos cansados. • Sostiene una bolsa cerrada con dinero. pies. • No hay palabras en sus labios: se ha quedado mudo y dialoga con la mirada. • Su mano recoge el gesto de la de Jesús y se hace indicativa. • La luz y la llamada le sorprenden en sus negocios: la lus ilumina frente. precisa. • Otros se apoyan en él para estar más cómodos. • Es mayor. • Comprende quién le llama y a qué. • Enarca la ceja. viste bien.

.

.

Mirarse mucho a sí ibi oculos mismo trae desmayo Huye de los Lo imposible solo elogios.Para guardar en la memoria Mira quien te mira Si buscas a Jesús. encontrarás la Iglesia Personas «nucleares»: CON UN SOLO CENTRO Ubi amor. Pero tarda un poco procura más merecerlos .

Related Interests