UNIVERSIDAD DE LOS ANDES

FACULTAD DE HUMANIDADES Y
EDUCACION
ESCUELA DE EDUCACION
ASIGNATURA: ARTE Y EXPRESION

PACO Y YACO
UN AL REVÉS EXTRAORDINARIO
(Cuento grupal)

GRUPO 4
Autor: Betty
Osorio
Adaptado por:
Joselin Quintero
Marcos Quintero
María Scarpati
Francis Torrealba
Grecia Uzcategui
Mérida, Septiembre del 2016

PACO Y YACO, UN AL REVÉS EXTRAORDINARIO
Una vez, en un día soleado y una pradera rodeada de árboles,
variedad de plantas, entre ellos frailejones, un lago y con un paisaje
de la cierra nevada al fondo, se encuentra Yaco un conejito muy
similar, saltando y corriendo expresando admiración por el paisaje

Y por los aires, iba Paco, un pajarito de bello cantar, volando por la
pradera y de repente observa a Yaco con alegría y envidia. Pues Yaco
estaba bajo un árbol y decidió bajar para encontrarse con Yaco y
saludar.

Al verlo Yaco, mostrando una mirada de deseo, le dice a Paco “¡Me
encantaría ser como tú!, volar por el cielo y ver toda la ciudad”. A lo que
Paco le responde con alegría “y a mí me encantaría ser como tú!, estar
todo el día por tierra, saltando y divirtiéndome”
Mientras ellos conversaban, el árbol de atrás silenciosamente
despertaba y escuchando muy atento la conversación, se estira
sacudiendo sus ramas a lo que Paco y Yaco asustados voltean a verlo

El Árbol al mirarlos les dice: ¡Amiguitos! ¡Amiguitos! Yo conozco a
alguien que los puede ayudar. Paco y Yaco perplejos se miran
mutuamente y esperan en silencio a que el árbol les explique su
idea. El Árbol les explica que en su tronco vive un hada mágica
que los puede ayudar a convertir el uno en el otro.
Yaco y Paco se pusieron muy contentos y el Árbol llamo con su
enorme y gran voz al hada. Y repentinamente sale de detrás del
árbol muy coqueta y sonriente el hada y Paco y Yaco se
sorprendieron mucho. Luego el Árbol le presentó al Hada sus
nuevos amiguitos y le dijo que ellos tenían un deseo en el que sólo
ella podría ayudarlos y el Hada les preguntó muy amablemente
¿qué deseaban?, Paco le dijo muy entusiasmado que ellos se
querían cambiar, que deseaba ser un conejo y Yaco agregó que él
quería ser un pájaro, y ambos le suplicaban que les ayudara.
Al principio el Hada se mostró un tanto confundida pero al final les
dijo que si los iba a ayudar pero debían cuidarse mucho y sobre
todo con la comida, luego esparció sobre Paco y Yaco su polvo
mágico y les dijo que disfrutaran cuidadosamente.

Paco y Yaco muy contentos comienzan a dar sus primeros pasos del
cambio, Yaco comienza a volar aleteando fuertemente sus orejas y
Paco va saltando por la tierra, encantando oliendo las flores a su
paso.

Después de un buen rato llegan a la laguna y Paco se posa sobre
una piedra mientras que Yaco sigue volando y haciendo maniobras.
Inesperadamente escuchan una voz que les dice: “han logrado
hacer lo que ustedes querían” Paco y Yaco siguen el ruido de la voz
y miran al cielo, era el Sol Chipi quien les hablaba, pues estaba
contento por ellos porque habían logrado cumplir su deseo

Yaco feliz vuela y le muestra al Sol Chipi varias piruetas que ya
ha aprendido a hacer y luego el Sol Chipi le pregunta a Paco que
¿cómo le va allá en la tierra? Y Paco le responde que genial
porque ha disfrutado mucho, puede oler y ver de cerca las flores,
percibir el olor a tierra húmeda, disfruta pisar la grama y le
parece todo genial.
En ese momento los tres inician un baile tarareando una canción,
en el que Paco y Yaco demuestran sus cambios y en el que el sol
Chipi participa desde el cielo, pues todos están alegres.

Unos días después, se encontraba en la pradera Yaco volando
contento, Paco saltando curioso, y el sol Chipi alumbrando desde
el cielo muy feliz. Pero a Yaco algo le llama la atención y baja
para encontrarse con Paco en un árbol frondoso que tenía unos
frutos rojos muy provocativos y decide Yaco bajar dos frutos, uno
para él y otro para Paco,

Y se lo comieron con mucha rapidez y fueron quedan dormidos poco
a poco.

El Sol Chipi desde cielo extrañado por lo sucedido se va moviendo
para ver más de cerca lo sucedido y le parece muy extraño, pues ya
estaba se acercaba la hora de él ocultarse, y de aquellos dos
amiguitos ni un respiro se escuchaba.
Unos segundos después se despiertan Yaco y Paco mareados y
débiles, Yaco no podía volar y Paco no podía saltar, se caían y
tambaleaban de un lado a otro. El Sol Chipi preocupado les pregunta:
amigos ¿Qué tienen?, los veo muy mal, deberían ir donde el hada
para que los ayude.
Paco y Yaco como pudieron y ayudándose ambos, se levantaron y le
dijeron al Sol Chipi que no saben qué pasó y que tenía razón.

Poco a poco y tambaleando de un lado al otro caminan hasta llegar a
donde el árbol donde vive el hada, el cual los ve con cara de susto y
mueve rápidamente su troco llamando al Hada. A lo que ella sale
apresurada de detrás del árbol y al ver a Yaco y Paco en ese estado
se asusta y les dice: “Yo se los advertí”. Y Yaco le dice al Hada que
no recordaron lo que les había dicho y comieron cosas que no
conocían, pues se habían conseguido un fruto muy rico y muy
sabroso y no sabían qué pasó. Paco agrega que se sienten muy mal,
y le ruega que los ayude

El hada les recalca que ella se los había advertido y que la única
solución que podía ofrecerles es volviéndolos a sus cuerpos
originales. Yaco y Paco se sintieron tristes pero Yaco dijo que
aceptaban y que ya no sentiría más envidia y estaría conforme
consigo mismo. El hada con sentimiento, los mira y les dice que fue
error de ella porque no debió alterar la naturaleza, luego saca
nuevamente su polvo mágico y lo espolvorea sobre Paco y Yaco,
mientras que el Sol Chipi y el Árbol cierran sus ojos para no ver lo
que sucedería. Al vaciar el polvo, Yaco y Paco cayeron desmayados
por unos segundos, y al despertar eran nuevamente ellos y sintiendo
de nuevo sus cuerpos fuertes y vigorosos les agradecen al hada por
ayudarlos nuevamente. Pues ahora, ya experimentaron lo que
querían ser y ya se aceptan como son en realidad. Luego se
despiden el hada vuelva su lugar, y agradecidos y alegres Yaco se
va saltando y tarareando sintiendo sus patas tocar la grama y Paco
volando y cantando disfruta de nuevo el aire en su cara

Fin

BIBLIOGRAFIA
AUTOR DEL CUENTO: Profesora Betty Osorio
ADAPTACION HECHA POR: Joselin quintero, Marcos
Quintero, María Scarpati, Francis torrearla, Grecia
Uzcategui
FOTOGRAFÍAS TOMADAS POR: Joselin quintero, Marcos
Quintero, María Scarpati, Francis torrearla, Grecia
https://www.google.es/search?
Uzcategui
q=MARGENES+DE+NATURALEZA+PARA+NI
DISEÑO:

%C3%91OS&biw=1280&bih=913&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved
=0ahUKEwjshs7G4LLPAhVB6x4KHX6RAY0Q_AUIBigB#imgdii=e81Mpey
Kq_VxFM%3A%3Be81MpeyKq_VxFM%3A%3ByPNYhlgj9Z48yM
%3A&imgrc=e81MpeyKq_VxFM%3A

Related Interests