You are on page 1of 43

Introducción Asfalto

Es uno de los materiales más antiguos
usados en ingeniería civil.
Proviene de fuentes naturales o del
refinamiento del petróleo (cemento
asfáltico).
Los materiales bituminosos se clasifican
en:
Asfaltos: Usados en construcción de
pavimentos, también como selladores.
Alquitrán o brea: Membranas impermeables
(techos), tratamientos para pavimentos.

El asfalto es un material altamente impermeable, adherente y cohesivo,
capaz de resistir altos esfuerzos instantáneos y fluir bajo la acción de cargas
permanentes. Como aplicación de estas propiedades el asfalto puede cumplir, en
la construcción de pavimentos, las siguientes funciones:
- Impermeabilizar la estructura del pavimento, haciéndolo poco sensible a la
humedad y eficaz contra la penetración del agua proveniente de la precipitación.
- Proporciona una íntima unión y cohesión entre agregados, capaz de resistir la
acción mecánica de disgregación producida por las cargas de los vehículos.
Igualmente mejora la capacidad portante de la estructura, permitiendo disminuir su
espesor

El asfalto es una sustancia negra y pegajosa, derivada del petróleo,
que se utiliza frecuentemente en el rubro de la pavimentación de
calles y carreteras, así como también para la impermeabilización de
estructuras como bodegas y techos, además se lo utiliza en la
fabricación de baldosas, tejas y pisos.
Según la temperatura, el asfalto se puede encontrar en estado
sólido o semi sólido. Si se lo calienta a la temperatura en que hierve
el agua (100ºC), el asfalto toma una consistencia pastosa con la
que es muy fácil de trabajar gracias a la facilidad de su extensión.

Si bien es posible encontrar asfalto en forma natural, casi la mayoría del
que usamos es sintético, que se fabrica a partir de los hidrocarburos no
volátiles que permanecen luego del proceso de refinamiento del petróleo
con el que se produce gasolina y otro tipo de productos. Antiguamente, el
asfalto natural era utilizado en Babilonia como material de construcción, no
obstante, existen vestigios muy antiguos que indican, que a lo largo de
toda la historia, el asfalto ha sido utilizado como material para calafatear
embarcaciones.
El uso más común del asfalto es el revestimiento de pavimentos. El asfalto
se esparce de manera uniforme sobre la carretera y luego se alisa, dando a
las calles una resistencia muchísimo mayor. En su uso como material para
techos, lo más común es la utilización del denominado asfalto soplado, que
se produce a partir de los residuos que quedan del petróleo luego de ser
sometido a temperaturas de entre 204 y 316ºC.

MEZCLA ASFALTICA EN CALIENTE (CONTROL) .