Figuras

del lenguaje

Figuras del lenguaje
Semánticas (tropos)
METÁFORA, METONIMIA, SINÉCDOQUE
(ALEGORÍA, SÍMBOLO, IMAGEN, SINESTESIA, COMPARACIÓN, SÍMIL)
Sintácticas
ELIPSIS, ZEUGMA, ASÍNDETON, POLISÍNDETON, POLIPTOTON, ANACOLUTO,
ANÁSTROFE, REDICIÓN, ENUMERACIÓN, HIPÉRBATON, PARALELISMO,
OXÍMORON.
De dicción
ANÁFORA, APÓCOPE
De pensamiento
ANTÍTESIS, AMPLIFICACIÓN, QUIASMO, DILOGIA, PARADOJA, IRONÍA, LITOTES,
PRETERICIÓN, APÓSTROFE, PROSOPOPEYA, ANIMALIZACIÓN.
Por relación fonética
ALITERACIÓN, PARANOMASIA, ONOMATOPEYA.

Figuras semánticas
TROPOS

En este sentido. pero que tiene con este alguna conexión. el tropo es el empleo de las palabras en sentido distinto del que propiamente les corresponde. el tropo es el cambio de dirección de una expresión que se desvía de su sentido original para adoptar otro sentido. Los tropos son tres METÁFORA METONIMIA SINÉCDOQUE .Según el DRAE. Proviene del griego τρόπος (trópos). que significa “dirección”. correspondencia o semejanza.

Metáfora .

y b) la propia palabra transferida. y el verbo φορεϊν (phorein). “más allá”. “pasar”. “llevar”. “después de”. . formado a partir de la preposición μετά (metá).El origen del término lo encontramos en el griego μεταφορά. Aristóteles (el primero en reflexionar sobre ella) concede dos significados a la palabra “metáfora”: a) la transferencia de una palabra a un referente que no le es habitual.

aunque estén diferenciados en todos los demás […]En base a esta semejanza pueden relacionarse. una clase límite. (Ayuso de Vicente et al. de sentido o de cualquier otra índole. y parten de que siempre entre dos términos hay un determinado grado de identidad. revisan algunos de los planteamientos anteriores y señalan que «la metáfora no es propiamente hablando una sustitución de sentido. la metáfora es una clase especial de tropo. 1997: 237) . mediante el cual una palabra toma el sentido de otra completamente distinta […] Los estudios más recientes en este sentido proceden de la escuela de Lieja. la metáfora «in presentia» permite relaciones mucho más insólitas. apoyadas siempre en fórmulas gramaticales de comparación. equivalencia. o que el contexto sea lo suficientemente rico y que facilite el verdadero significado metafórico. identidad.Para la retórica tradicional. o adquiere el sentido de otra palabra en base a una relación de semejanza formal. Por el contrario. etcétera […] hablamos de metáfora cuando una palabra se utiliza con un significado distinto del usual. en la que coinciden en algún sema. Dubois y otros (1987). a fin de provocar al receptor y sugerirle por medio de estos desvíos significados nuevos más insólitos o cargados de una mayor emoción. En el primer caso es necesario que haya una amplia intersección semántica. sino una modificación del contenido semántico de un término […] Centran su estudio en descubrir los mecanismos por los cuales un término puede sustituir a otro. y lo pueden hacer de dos maneras: «in absentia» o «in presentia».

la sustituye por la del otro. generalmente en el marco de un texto más amplio. La metáfora literaria es en su génesis un proceso interactivo entre dos términos de una unidad sintáctica. y organiza su estructura semántica con rasgos de significado de ambos. . 2) sentido. de significación y de interpretación (Bobes 2004: 120). 3) imagen asociada o tópico social (Bobes 2004: 117). expreso o latente.La metáfora […] es el resultado de un proceso de interacción entre dos términos por el cual uno de ellos. siempre textualizado. […] Intervienen todos los aspectos del signo léxico: 1) referencia. pierde su propia referencia. es un modo específico de creación de sentido por el que se funden dos términos en una sola referencia que se adapta a ese fundido semántico y pone en relación todos sus semas en los límites permitidos por los procesos lingüísticos de expresión.

no creada directamente por el hablante. para expresar una analogía existente o para proponer una nueva. aunque sea una metáfora aprendida. de tres tipos de metáforas. aunque un uso específico en el lenguaje filosófico. (Bobes 2004: 10-11). que se presenta como una creación directa del poeta. con ésta incluimos la metáfora de los lenguajes especiales que tienen un estatus semejante. no ha entrado en el sistema lingüístico y sigue sintiéndose como metáfora. . b)la metáfora del habla cotidiana que se usa habitualmente en el habla. que se ha incorporado al sistema de signos lingüísticos como una unidad del léxico. el religioso. pues.. a)la metáfora lingüística. y c)la metáfora literaria.Hablamos. etc.

en que no reconoce autor y tiene un uso social ampliamente aceptado por la comunidad de hablantes. que son necesarias para el conocimiento (Bobes 2004: 20-21). los mismos principios y se manifiestan con las mismas formas que la metáfora creativa del discurso literario. como expresiones codificadas. Aunque tiene el mismo rigen. se usan generalmente sin advertir su valor metafórico. pero conservan su valor metafórico. el término no se siente como metáfora y se usa como si el metafórico fuese su sentido propio. frente a la metáfora literaria. hasta el punto de que. pues es aprendido por el hablante y por el oyente (Bobes 2004: 14-15). . de finalidad estética y expresiva. se caracteriza. Podríamos señalar como más frecuentes en el habla cotidiana tres clases de metáforas: ontológicas. las que se refieren al ser. unas veces con fines funcionales para cubrir una necesidad denotativa. espaciales y temporales. otras veces porque el hablante quiere dar mayor precisión o expresividad a su discurso. […] Las llamadas metáforas del habla cotidiana. cotidiana son frecuentes en el discurso diario.Las metáforas lingüísticas […] pierden su carácter dinámico en el habla y se convierten en unidades del sistema. mantenido y proporcionado por la memoria. y las que lo sitúan en sus coordenadas de espacio y tiempo. es decir. si no se reflexiona.

[…] La palabra “idea” (del griego eido = ver) significa “imagen” respecto a los objetos vistos por el espíritu (Bobes 2004: 22-23). es decir. .La metáfora filosófica se relaciona con el tema de la capacidad del lenguaje para expresar el mundo del discurso y de la argumentación. con términos cuyo sentido propio está referido siempre a un mundo sensible. el mundo mental.

La metáfora literaria .

y es recibido como literario por el lector (Bobes 2004: 30). y por el contrario. sin participar en su configuración. ni mucho menos en su creación. sólo se explica mediante una teoría de la subjetividad como ciencia del inconsciente y de sus asociaciones y creaciones. de las cosas parecen buscar la estabilidad de un mundo del que el sujeto es un mero observador. o puede partir de la visión del sujeto que formula la nueva relación (imagen o metáfora subjetiva). la imagen o metáfora subjetiva es más utilizada en un marco filosófico idealista. la imagen.La metáfora aparece también en los discursos literarios. que puede ser verificable (metáfora objetiva). tradicional. basada en el color. etc. objetivas o subjetivas. Todos los signos pueden generar metáforas. de un símil y como proceso literario abierto.. La metáfora objetiva puede explicarse con mayor o menor eficacia a partir de una sustitución. La metáfora objetiva es propia de un marco filosófico realista. y en ellos se caracteriza por tres rasgos: es original (reconoce un autor). De los dos tipos de metáfora encontramos en los textos literarios a lo largo de los siglos (Bobes 2004: 31). La relación metafórica sorprende al lector porque altera la convencionalidad del sistema e introduce una relación nueva entre dos términos. es un signo literario que da forma al estilo del autor. es ambigua y polivalente (en el texto) y es casi siempre sorprendente (para el lector). es un recurso artístico que crea polivalencia. el valor. es decir. o metáfora subjetiva. el tamaño. La metáfora objetiva. .

sobre todo en el caso de la metáfora onírica frecuente en la lírica moderna. la metáfora puede originar fenómenos de condensación. de desplazamiento o de representación. ni ante el absurdo figurativo (Bobes 2004: 126). y en este sentido. puede explicarse como un fenómeno de “compulsión asociativa” que sufre el hombre y que no se detiene ni ante las contradicciones verbales. o las creaciones imaginativas. […] Como los sueños. sino que se integra en la unidad de sentido a partir de la interpretación que cada lector pueda dar al texto según su propia competencia y la ambigüedad del discurso (Bobes 2004: 32-33). .La metáfora literaria […] no está lexicalizada y no pertenece a la isotopía general del texto .

. de estos sistemas. […] Se llaman connotaciones al conjunto de los sistemas significantes que se pueden descubrir en un texto además de la denotación en sí. mal catalogada todavía. hace particularmente delicado el manejo de este concepto de connotación (Le Guern 1990: 24).[…] la potencia de connotación de la metáfora crece a medida que disminuye la precisión de la denotación (Le Guern 1990: 23) Entendemos aquí por denotación al contenido de información lógica del lenguaje […] Nos parece más satisfactorio considerar como denotación al conjunto de los elementos del lenguaje que eventualmente serían traducibles a otra lengua natural por medio de una máquina de traducir. La complejidad.

pues la naturaleza de la imagen introducida por la metáfora le permite escapar a él (Le Guern 1990: 25). . ella permite poner de relieve los elemento mantenidos. y por medio de la introducción de un término extraño a la isotopía del contexto.Ahí se encuentra el carácter específico de la metáfora: metáfora al obligar a abstraer a nivel de la comunicación lógica cierto número de elementos de significación. provoca la evocación de una imagen asociada que percibe la imaginación y que ejerce su impacto sobre la sensibilidad sin el control de la inteligencia lógica. a un nivel distinto del de la pura información.

. que suscita un nuevo significado por simple yuxtaposición. pueden conocer. y permite que la relación pueda referirse con cualquiera de las notas comunes a ambos (epífora) y no comunes (diáfora). para explicar lo que referencialmente es difícil de explicar (la vida) mediante algo más concreto (sueño) (Bobes 2004: 178). La metáfora epifórica consiste en cambiar la referencia de un nombre: “la vida es sueño”. o incluso el conjunto de todas las notas que los hablantes. pero al aparecer en una unidad textual pasan a tener otro sentido […] Creo que la diáfora se aproxima a la metáfora figurativa. en la que pueden ponerse en relación dos objetos que en un principio no tienen nada en común (Bobes 2004: 179-180). [En la metáfora diafórica] diafórica el movimiento semántico puede producirse […] al reunir ciertos aspectos de la experiencia (real o imaginada) de un modo nuevo. en su competencia lingüística.Metáfora epifórica y metáfora diafórica La metáfora establece textualmente la interacción de dos términos. y que sean compatibles para los dos términos (Bobes 2004: 177). Los diversos elementos que se unen en el verso no tienen nada que ver entre sí y cada uno expresa una idea.

La comparación ha elegido una nota común a los dos términos y la dice expresamente. etc. pero se diferencian radicalmente por el hecho de que el elemento común no se textualiza en la metáfora “(Juan es como un ciprés/los barqueros indios son como antiguos bronces)” y sí en la comparación “(Juan es alto como un ciprés/los barqueros son verdosos como antiguos bronces)”. . duros. la metáfora no elige ninguna nota común. permite establecer relaciones con cualquiera de los rasgos comunes que objetiva o subjetivamente pueden tener Juan y ciprés: alto. metálicos. al textualizarse en la comparación. etc. o barqueros y bronces: antiguos. sólo expresa la relación entre los dos términos y con todo el conjunto de posibilidades.Metáfora y comparación/símil La semejanza de la comparación con la metáfora está en que en ambas se establece una relación entre dos términos (comparado y comparante / metafórico y metaforizado). Creemos que el límite entre metáfora y símil [comparación] es la presencia del rasgo común que. al quedar latente en la metáfora. verdosos. excluyendo todas las demás. excluye otras relaciones posibles y. solemnes. vivo. triste.. resulta indiferente que como esté expresado o no en la metáfora: “Juan es como un ciprés/los barqueros son como bronces. elevado. cónico. por lo que deja el campo abierto para que el lector concrete cuáles son (Bobes 2004: 171-172).

y si se dice “el amor es como una rosa” rosa estamos ante una metáfora comparativa. comparativa pero metáfora. Sin embargo. limitando las relaciones entre los términos a las que expresa rojo (Bobes 2004: 174).La presencia de como no indica necesariamente comparación. no porque incluya como sino porque incluye la nota común rojo. ya que el texto no limita la posibilidad de interacción. Los esquemas básicos quedarían establecidos así: a)metáfora: tu cabello es oro b)metáfora comparativa: comparativa tu cabello es como el oro c)comparación: tu cabello es rubio como el oro (Bobes 2004: 175) . la expresión “el amor es rojo como una rosa” rosa es una comparación.

términos 3. complejas .Por criterios lingüísticos.Metáforas complejas. lingüísticos 5.Por criterios filosóficos. filosóficos 4.Por el grado de aproximación de los términos. ontológicos 2.Por criterios ontológicos.Posibles clasificaciones de metáforas 1.

. La identificación “vida = camino”. En este tipo de metáforas se dice que un ser. es igual a otro. con el referente del término metaforizado. largo. camino. se hace diagramática cuando el texto prosigue atribuyendo a vida las notas significativas que puede tener camino: peligroso. ontológicos a)Metáforas del ser: ser dientes = perlas. que un concepto. perlas. estas metáforas parten de una primera. que se prolonga en el texto siguiendo un paralelismo entre las partes del referente de un término en el otro. con malas posadas. Por lo general.Clasificación por criterios ontológicos. son iguales a otro ser. c) Metáforas cronotópicas: cronotópicas son metáforas consideradas por su relación con las coordenadas de espacio y tiempo (Bobes 2004: 185-187). de tipo ontológico. además de ser metáforas diagramáticas. por tanto. que sería una metáfora ontológica. son metáforas continuadas. salvaje. sino que reproducen el esquema de relaciones que puede tener el término metaforizador en su referencia. alcanzando un desenlace que identifica el final del camino con el final de la vida. vida = camino. b) Metáforas diagramáticas: diagramáticas las metáforas diagramáticas no se refieren al ser o al concepto. los dientes. vida. la muerte.

. Clasificación por criterios filosóficos. de modo que sólo textualizan el término metafórico. y tiende a identificar la bondad. filosóficos La metáfora no es nunca una figura neutra. de dos términos. términos Un segundo criterio de clasificación podría ser el grado de aproximación de los términos. sus criterios y su valoración de las cosas. y la metáfora que llamaremos normal. el metafórico y el metaforizado. de la belleza. y a la vez está amparada en una teoría filosófica. de la unidad. la sabiduría con su propio ser (Bobes 2004: 190). de la bondad) desde donde generaliza sus sentimientos. La mayor parte de las metáforas están basadas en una visión que coloca al hombre en el centro del universo (del ser. sus pensamientos. que algunos críticos llaman imagen. normal textualiza los dos términos. la belleza. La metáfora normal. suele ser la más usada (Bobes 2004: 189). siguiéndolo se ha distinguido la metáfora pura. Cualquier relación metafórica está basada en una analogía real o imaginada por el autor. pertenecen las metáforas que dejan latente el término real. A la primera. pura de un solo término.Clasificación por el grado de aproximación de los términos.

b)Metáforas verbales y adverbiales. . c) predicativas. Estas pueden ser: a)Metáforas nominales: nominales a) de aposición. semánticamente . por tanto.Clasificación por criterios lingüísticos. y es. c) Metáforas consideradas semánticamente. y a la vez la más frecuentemente admitida y utilizada (Bobes 2004: 192). La clasificación de las metáforas aplicando criterios lingüísticos es la que ofrece mayores posibilidades. d) comparativas y e) circunstanciales. b) adjetivas. la más extensa.

si es ya un adjetivo. aposición El término metaforizador puede ir delante o detrás del metaforizado.: “álamos que seréis mañana liras del viento” (Antonio Machado. . Ej. la tarde” (ValleInclán. como ocurre también en las metáforas predicativas. Sacrilegio). Metáforas adjetivas. una noche negra de rayos y truenos” (Valle-Inclán. Metáfora de aposición. y también de predicado nominal (Bobes 2004: 193). Metáforas predicativas. El término metaforizado es un nombre y el metaforizador es también un nombre o un adjetivo y puede desempeñar la función de aposición. Cara de Plata). Cara de Plata). Ej.: “las manos. / moreno de verde luna. Muerte de Antoñito el Camborio). como garras negras” (Valle-Inclán.Metáforas nominales (Bobes 2004: 194-196). en las que el orden intensifica las relaciones ontológicas Ej.: “Antonio Torres Heredia. predicativas Son muy frecuentes y suelen ser sencillas y fácilmente identificables por la presencia del verbo copulativo. Romance de lobos).: “alumbra una tea con negro y rojo tumulto” (Valle-Inclán. comparativas El uso de esta metáfora es frecuente. / voz de clavel varonil” (García Lorca. adjetivas Son las más fáciles. Ej. se presentan directamente como un adjetivo de la lengua. Campos de Soria). Ej. Metáforas circunstanciales Coinciden con las adverbiales al situar el nombre metafórico en una relación de complemento circunstancial.: “mi vida. / Camborio de dura crin. “huerto de luceros. o “de genitivo” si es un nombre transpuesto a la función de adjetivo mediante el transpositor “de”. Metáforas comparativas. de adyacente.

: “doña Jeromita cacarea (Valle-Inclán. saltar. Las metáforas adverbiales. En el primer caso. Ej. Sostiene un vuelo y un brillo alrededor de la vida son tres metáforas que se imbrican entre sí. como las circunstanciales. . pero sostenerlo alrededor de la vida. Un carnívoro cuchillo”).Metáforas verbales y adverbiales (Bobes 2004: 196-198).: “un carnívoro cuchillo / de ala aleve y homicida / sostiene un vuelo y un brillo / alrededor de mi vida” (Miguel Hernández. “y los martillos cantaban / sobre los yunques sonámbulos (García Lorca. referida a los dos sujetos. entre Aquiles y león. que indican acción o movimiento. Cara de Plata). y lo que se metaforiza es el modo en que saltan. La serie de posibilidades para matizar y calificar el salto es también abierta. que tienen una expresión más extensa. modifican al verbo. sino en la acción. y el lector interviene cognitivamente para interpretar la frase. Romance del emplazado). Jardín). es plenamente metafórico. la metáfora se centra más en el verbo. Parece que no es posible comprender el carácter metafórico de “Aquiles saltó como un león” de la misma manera que “Aquiles es un león”. Ej. Con verbos de otros sentidos. la metáfora no se establece en el ser. por medio del adverbio alrededor: sostener un vuelo es expresión normal. “la tarde quema inciensos de oro” (Antonio Machado.

Ullman llama metáforas antropomórficas a las que humanizan la naturaleza o el mundo de los objetos atribuyendo a sus fenómenos y sus relaciones.Metáforas consideradas semánticamente (Bobes 2004: 199-201). el tiempo es adusto. y atribuyen a los hombres acciones. “quiero dormir el sueño de las manzanas” (García Lorca. las máquinas se rebelan. y pueden tener formas de expresión lingüística muy variada: “sois mi león soberbio y generoso” (Valle-Inclán. aspectos y actitudes de animales. Podemos considerar las metáforas desde la perspectiva del valor ético o estético del término metafórico: se puede hablar así de metáforas degradantes y metáforas meliorativas o ennoblecedoras. En este apartado habría que añadir las metáforas cosificantes. y llama zoomórficas o animalizantes las que siguen el camino opuesto. El término metafórico pierde su propia referencia y denota la del término metaforizado. Ligazón). la metáfora no tiene una localización en la capacidad denotativa del término metaforizado. no siempre son degradantes. cosificantes en las que la degradación ontológica parece descender un escalón. Quiero dormir el sueño de las manzanas). también a los animales. ya que un ser animado se convierte en inanimado: (la Raposa) “suspende la gargantilla en el garfio de sus dedos” (Vall-Inclán. . un carácter y una conducta humanas: la montaña es majestuosa. Ligazón).

complejas Por el modo en que una metáfora textualiza las relaciones entre sus dos términos. por ejemplo. tan frecuentes en los textos de Santa Teresa. y que suele remitir a un tema sobre el que el autor tiene una fijación. que pueden remitir a un sentido de maternidad (Bobes 2004: 201202). las metáforas de agua. y metáforas obsesivas. recíproca y de una metáfora puntual frente a la metáfora continuada. con variantes más o menos diversas. Esquematizando: Por el modo en que una metáfora textualiza las relaciones entre sus dos términos: metáfora lineal / metáfora recíproca metáfora puntual / metáfora continuada Por la relación con el emisor: Metáforas puntuales / metáforas obsesivas . obsesivas que el autor repite en sus obras. continuada por la relación con el emisor podríamos hablar de metáforas puntuales. puntuales que se dicen una vez.Metáforas complejas. podemos hablar de una metáfora lineal frente a una metáfora recíproca.

Símbolo Imagen .

Consiste en el uso de lo que vengo llamando. asimismo. las demás artes) lleva algo más de siglo y cuarto desarrollando (aunque con intervalos algo más o menos largos de “descanso” y aparente olvido) una gran revolución en su técnica expresiva. . los nombres. de “símbolo” o “simbolismo” (Bousoño 1981: 21). o “irracionalidad”. pero tal vez convendría ser más exacto diciendo que esta gran revolución es la mayor revolución que ha habido en la poesía desde los tiempos de Homero. desde hasta bastantes años. pero que puede recibir. más convencionales.La poesía occidental (y mutatis mutandis. He dicho una gran revolución. “irracionalismo”.

para el propio poeta) que es el verdadero sentido de la dicción poemática (llamémoslo desde ahora (el simbolizado” o “significado irracional”). sino en cuanto portadoras de asociaciones irreflexivas con otros conceptos que son los que realmente conllevan la emoción. Ésta.El irracionalismo o simbolismo consiste en la utilización de palabras que nos emocionan. no se relaciona entonces con lo que aparece dicho por el poeta […] se relaciona con un significado oculto (oculto también. no o no sólo en cuanto portadoras de conceptos. . la emoción. y que sólo un análisis extraestético (que el lector como tal no realiza. ni tiene por qué realizar) podría descubrir (Bousoño 1981: 22). por supuesto.

en nota). que sólo aparece en esta última de modo emotivo (Bousoño 1981: 22. a diferencia del significado irracional. .[…] vamos a llamar significado lógico al significado que aparece como tal en la conciencia.

en general. si acaso. primero nos emocionamos. innecesaria por completo). y luego. iniciado en Baudelaire para la poesía francesa.Hasta el período que llamamos así (“contemporáneo”). precisamente porque habíamos entendido. entendemos porque nos hemos emocionado. en una de sus vetas esenciales. por tanto. permanece oculta (Bousoño 1981: 23). nos emocionábamos. y en Rubén Darío y los premodernistas para la poesía hispánica. y después. El gran cambio que introduce la poesía. de nuestro tiempo. pues. en esa veta de que hablo. consiste en volver del revés esta proposición. el arte. Dicho de otro modo: si “entendemos”. En consecuencia. “entendemos” (cosa que. . y no al contrario. y que. como antes ocurría. es. desde el punto de vista estrictamente estético. primero “entendíamos”. ahora. por otra parte. la emoción artística era resultado de que previamente el lector se hacía cargo de la significación lógica. La explicación de tan extraño fenómeno la tenemos […] en el hecho de que la emoción procede de una significación que se ha asociado inconscientemente al enunciado poemático.

Primera forma del irracionalismo poético Símbolo de disemia heterogénea (símbolo heterogéneo o “simbolismo de realidad”) .

aunque lo esencial sea la asociación irracional (esto es. opuesto […]. por lo que la emoción (relacionada con el significado irracional) se nos aparece como “inadecuada” con respecto a lo que lógicamente ha expresado el poeta (Bousoño 1981: 24) . existe también un significado lógico.[…] en ese primer tipo. no consciente) con su consecuencia emotiva. en cierto modo. y hasta que le es. con el irracional asociado. que no tiene nada que ver con el primero. a veces.

el apólogo o la parábola evangélica. Figura retórica por la cual una palabra (denotación) puede alcanzar un significado oculto y más profundo (connotación). y agoreuo. parte siempre de una comparación y cumple en su propia naturaleza el hecho esencial de la metáfora.(Del latín allegorĭa. y éste del griego allos. «hablar»). difíciles de comprender. (Ayuso de Vicente et al. 1997: 17) . La alegoría es un metalogismo o traslación del significado principal a otro nivel de sentido. el fin principal de la alegoría es aclarar conceptos abstractos. «otro». pero en su desarrollo ha de mantener la correspondencia término por término […] La alegoría se constituye mediante dos operaciones estilísticas: la personificación de un concepto abstracto o la conceptualización y personificación de una impresión concreta. los investigadores la relacionan con la fábula.

verde carne. pelo verde. . con ojos de fría plata. Verde viento. las cosas la están mirando y ella no puede mirarlas. Con la sombra en la cintura ella sueña en su baranda. Verde que te quiero verde.Verde que te quiero verde. Bajo la luna gitana. Verdes ramas. El barco sobre la mar y el caballo en la montaña.

verde carne. vienen con el pez de sombra que abre el camino del alba. . eriza sus pitas agrias. y el monte. gato garduño. pelo verde. ¿Pero quién vendrá? ¿Y por dónde…? Ella sigue en su baranda. La higuera frota su viento con la lija de sus ramas.Verde que te quiero verde. Grandes estrellas de escarcha. soñando en la mar amarga.

El tren y la mujer que llena el cielo. hombre de Apolo. te afilabas para los breves sueños indecisos. Tu soledad esquiva en los hoteles y tu máscara pura de otro signo.Sí. 1933) . Norma te di. llanto con ruiseñor enajenado. pero. tu niñez: ya fábula de fuentes. “Tu infancia en mentón” (Poeta en Nueva York. pasto de ruina. Federico García Lorca. Es tu yerta ignorancia donde estuvo mi torso limitado por el fuego. Es la niñez del mar y tu silencio donde los sabios vidrios se quebraban.