OSTEOPOROSIS

¿Qué es la osteoporosis?
La osteoporosis es una enfermedad de los huesos. Ocurre cuando se pierde demasiado hueso,
cuando su cuerpo no produce suficiente hueso, o ambas. A esto se le llama pérdida de la masa
ósea. Con el tiempo, esto debilita los huesos y los hace más propensos a quebrarse.

Una vez que la masa ósea total ha alcanzado su pico, por lo general a mediados de los 20 años
de edad, todos los adultos comienzan a perderla. Sin embargo, las mujeres están más propensas
a desarrollar osteoporosis que los hombres. Esto se debe a varios factores. Las mujeres tienen
menos masa ósea que los hombres, tienden a vivir más y toman menos calcio. En las mujeres, el
índice de pérdida ósea se acelera después de la menopausia, cuando los niveles de estrógeno
disminuyen. Puesto que los ovarios producen estrógeno, una pérdida más rápida de masa ósea
puede también ocurrir si los ovarios se extirpan por medio de cirugía.

Si los hombres viven lo suficiente, también están en riesgo de tener osteoporosis posteriormente
en la vida.
ETIOLOGIA
Los huesos están sometidos a un remodelado continuo mediante procesos
de formación y reabsorción, también sirven como reservorio de calcio del
organismo. A partir de los 35 años se inicia la pérdida de masa ósea.
Múltiples enfermedades o hábitos de vida sedentarios pueden
incrementar la pérdida de hueso ocasionando osteoporosis a una edad
más precoz.

Los tres principales mecanismos que provocan la osteoporosis son:

Falta de masa ósea suficiente durante el proceso de crecimiento.
Reabsorción excesiva de hueso mediada por los osteoclastos.
Formación inadecuada de hueso nuevo por los osteoblastos durante el
proceso continuo de renovación ósea.
La menopausia es la causa principal de osteoporosis en las mujeres,
debido a la disminución de los niveles de estrógenos. La pérdida de
estrógenos por la menopausia fisiológica o por la extirpación quirúrgica de
los ovarios, ocasiona una rápida pérdida de hueso. Las mujeres,
especialmente las caucásicas y asiáticas, tienen una menor masa ósea
que los hombres. La pérdida de hueso ocasiona una menor resistencia del
mismo, lo que conduce fácilmente a fracturas de la muñeca, columna y
cadera.
• No obstante, hay un número considerable de causas de osteoporosis a cualquier edad que no
suelen ser reconocidas ni valoradas, pero que se pueden identificar si se somete al paciente a
una evaluación apropiada. Entre ellas, las más comunes son la enfermedad celíaca sin
reconocer ni diagnosticar, debido a que cursa frecuentemente sin síntomas digestivos o
asintomática y con pruebas analíticas de anticuerpos negativas; la gammapatía monoclonal
de significado incierto; la insuficiencia renal; la diabetes mellitus; y la acidosis tubular renal.5

• Las causas de osteoporosis secundaria se pueden dividir en varios grupos: endocrinológicas,
gastrointestinales, por medicamentos, debidas a amenorrea, por procesos tumorales malignos
y otras.8 9

• Endocrinológicas: hipertiroidismo, hiperparatiroidismo, síndrome de Cushing, diabetes tipo 1,
enfermedad de Addison, sarcoidosis, hipogonadismo, gigantismo.
• Gastrointestinales: enfermedad celíaca, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, enfermedad
hepática grave (especialmente cirrosis biliar primaria), gastrectomía.
• Fármacos: los más frecuentemente implicados son corticoides, sales de litio y
anticonvulsivantes.
• Procesos tumorales malignos: mieloma múltiple, metástasis en hueso de otros tumores.
• Otras: malnutrición por anorexia nerviosa, resecciones intestinales , alcoholismo, insuficiencia
renal crónica, artritis reumatoide, inmovilización prolongada, otras causas de amenorrea.
EPIDEMIOLIGIA
La osteoporosis constituye un importante problema de salud
pública debido a su asociación con fracturas por fragilidad. Las
fracturas osteoporóticas contribuyen a un deterioro en la calidad
de vida, discapacidad, a una mayor mortalidad y a un alto costo
económico en la atención de esta población de personas
mayores de 65 años. La prevalencia real de la osteoporosis es
difícil de establecer, ya que es una enfermedad asintomática
hasta la aparición de complicaciones, lo que hace difícil la
identificación de las personas que padecen la enfermedad. Se
calcula que 10 millones de estadounidenses mayores de 50
años tienen osteoporosis, y que otros 34 millones están en
riesgo de la enfermedad..
• CUADRO CLÍNICO: Generalmente es asintomática se
vuelve clínica cuando la masa ósea disminuye al
• grado que el esqueleto es insuficiente para el
funcionamiento normal ya que provoca fracturas,
• generalmente por aplastamiento a nivel de la región
toracolumbar, por lo anterior la talla del paciente
• disminuye, aumenta la xifosis torácica por acuñamiento
de los cuerpos vertebrales, dando un aspecto de
• tórax brevilíneo y unas extremidades torácicas
alargadas, tipo simiesco. Cuando existe una fractura de
• muñeca o cadera el cuadro clínico será el de una
fractura: dolor, deformidad, aumento de volumen local
e
• incapacidad funcional.
Diagnóstico

• La aproximación al paciente con osteoporosis es mediante la evaluación
de los
• factores de riesgo (figura 3) y la medición de densidad ósea. La
osteoporosis primaria
• (figura 4) es la más frecuente, pero es importante descartar otras
patologías y condiciones
• médicas asociadas con osteoporosis, éstas incluyen patologías
endocrinas, hematológicas,
• reumatológicas, gastrointestinales, entre otras. El diagnóstico es
principalmente
• densitométrico, pero puede establecerse al ocurrir fracturas en sitio típico
con un trauma
• mínimo.
• Factores de riego para fractura y osteoporosis
• •Tabaquismo
• •Uso de corticoides por más de tres meses
• •Baja ingesta de calcio
• •Consumo de alcohol
• •Baja de peso
• •Déficit estrogénico antes de los 45 años
• •Alteraciones visuales
• •Demencia
• •Caídas recientes
• •Baja actividad física
• •Historia de fractura
• •Historia de fractura osteoporótica en un familiar de primer grado