You are on page 1of 16

HORNO DE HOGAR ABIERTO

Hornos de hogar abierto son uno de varios tipos de hornos donde el exceso de carbono y otras impurezas son quemados fuera del arrabio para producir acero. Dado que el acero es difícil de fabricar debido a su alto punto de fusión, los combustibles y hornos normales eran insuficientes y el horno de hogar abierto fue desarrollado para superar esta dificultad.

El HORNO DE HOGAR ABIERTO semeja un horno enorme, y se le denomina de esta manera porque contiene en el hogar (fondo) una especie de piscina larga y poco profunda (6m de ancho, por 15 m de largo, por 1 m de profundidad, aproximadamente).

Proceso de hogar abierto El proceso de hogar abierto es un proceso de lote y un lote se denomina "calor". El horno es inspeccionado primero por los posibles daños. Una vez que esté listo o reparado, se encarga de chatarra ligera, tales como láminas de metal, vehículos triturados o residuos metálicos. Una vez que se haya derretido, chatarra pesada, como se agrega la construcción, la construcción o la chatarra de acero fresado, junto con arrabio de los altos hornos. Una vez que todo el acero se ha derretido, agentes formadores de escoria, como la piedra caliza, se añaden. El oxígeno en el óxido de hierro y otras impurezas descarburar el hierro en lingotes por la quema el carbono de distancia, formando de acero. Para aumentar el contenido de oxígeno del calor, mineral de hierro se puede añadir al calor.

Es uno de los hornos más populares en los procesos de producción del acero. Un horno de este tipo puede contener entre 10 y 540 toneladas de metal en su interior. Tiene un fondo poco profundo y la flama da directamente sobre la carga, por lo que es considerado como un horno de reverbero. Su combustible puede ser gas, brea o petróleo, por lo regular estos hornos tienen chimeneas laterales las que además de expulsar los gases sirven para calentar al aire y al combustible, por lo que se consideran como hornos regenerativos.

Los recubrimientos de los hornos de hogar abierto

por

lo

regular

son

de

línea

básica sin

embargo

existen también los de línea ácida ((ladrillos con

sílice y paredes de arcilla). Las ventajas

de

una

línea básica de refractario, sobre una ácida son que

con la primera se pueden controlar o eliminar el

fósforo, el

azufre, el

silicio, el

magnesio y

el

carbono y con la línea ácida sólo se puede controlar al carbono. El costo de la línea básica es mayor que el de la ácida.

Los hornos de hogar abierto son cargados con arrabio en su totalidad o con la combinación de arrabio y chatarra de acero. El arrabio puede estar fundido o en estado sólido. La primera carga del horno tarda 10 h en ser fundida y estar lista para la colada, pero si se agrega oxígeno se logra tener resultados en menos de 7 h, además de que se ahorra el 25% de combustible.

HORNO DE CUBILOTE

Son equipos muy económicos y de poco mantenimiento, se utilizan para hacer fundición de hierros colados. Consisten en un tubo de más de 4 metros de longitud y pueden tener desde 0.8 a 1.4 m de diámetro, se cargan por la parte superior con camas de chatarra de hierro, coque y piedra caliza. Para la combustión del coque se inyecta aire con unos ventiladores de alta presión, este accede al interior por unas toberas ubicadas en la parte inferior del horno. También estos hornos se pueden cargar con pelets de mineral de hierro o padecería de arrabio sólido.

Por cada kilogramo de coque que se consume en el horno, se procesan de 8 a 10 kilogramos de hierro

y

por

cada

tonelada

de

hierro

fundido se

requieren 40kg de piedra caliza y 5.78 cúbicos de aire a 100 kPa a 15.5°C.

metros

Los hornos de cubilote pueden producir colados de

toneladas

cada

tres

horas. Este

tipo

sólo

de

hasta 20 equipo es

muy

parecido al

alto horno,

sus

dimensiones

disminuyen

notablemente.

El

mayor

problema de estos hornos es que sus equipos para el

control de emisiones contaminantes es más costoso

que

el

propio horno, por

ello

no se controlan

sus

emisiones de polvo y por lo tanto no se autoriza su

operación.