You are on page 1of 13

Buenas practicas laborales

El concepto Buenas Prácticas Laborales contiene una acepción muy
amplia y general. Por un lado, una buena práctica es considerada
como toda experiencia que se guía por principios, objetivos y
procedimientos adecuados y/o pautas aconsejables que se adecuan
a una determinada perspectiva normativa o a un parámetro
consensuado; por otro, como toda experiencia que ha arrojado
resultados positivos, demostrando su eficacia y utilidad en un
contexto concreto. Sin embargo, de forma espontánea también ha
reflejado cualquier experiencia subjetivamente calificada como
exitosa.
 
los elementos básicos de una Buena Práctica
de relaciones laborales serían:

- El respeto a los principios y derechos
fundamentales y, en particular, a la libertad
sindical y negociación colectiva.
 
- Los rasgos de adaptación positiva de los
trabajadores y empleadores al ambiente de
trabajo y actitudes de cooperación y ayuda
mutua.
 
- El establecimiento de medidas efectivas
para superar el conflicto.
 
- El diálogo abierto: existencia de acuerdos,
información y consulta entre la empresa y los
representantes de los trabajadores.
 -El desarrollo económico o medidas
pactadas dirigidas a generar mejor
rendimiento económico.
9 buenas prácticas laborales que la Reforma Laboral 
podría fomentar

1. El verdadero liderazgo
Esto se logra cuando la jefatura tiene un rol ético no sólo de cumplir con resultados, 
sino de velar por el cuidado de las personas que tiene a su cargo. Que un jefe 
tenga una relación a puerta abierta con el resto de sus compañeros y vele por que estos 
estén contentos, es el primer paso. Reunirse constantemente a conversar sobre temas 
que no respectan a lo laboral, realizar evaluaciones de jefes a empleados y de 
empleados a jefes durante el año, tener feedback, son algunas de las practicas que 
permiten tener una relación horizontal. El hecho de que los altos mandos demuestren 
confianza y transparencia reduce la volatilidad dentro de los grupos de trabajo.

2. Participación
Que los empleados se sientan parte de la toma de decisiones. El BancoEstado 
Microempresas (Best Place to Work), cuenta con un Consejo Consultivo compuesto 
por 46 personas que no pertenecen a áreas de jefatura y que fueron escogidas por sus 
compañeros de trabajo para que los representaran en una reunión cada dos meses en 
el que se trata el tema de las personas. Ellos asesoran a los gerentes en políticas que 
podrían implementarse para mejorar ciertas cosas y presentar las inquietudes de los 
trabajadores.
3. Conciliación
El equilibrio entre lo personal y lo laboral. Deben existir las condiciones para que un 
empleado no tenga que optar por su desarrollo laboral por sobre el personal. Por ejemplo, 
cuando se le ofrece un cargo de mayor responsabilidad, que no se vea en la encrucijada 
entre más horas de trabajo por menos horas con la familia. Para esto, hay una serie de 
medidas que se pueden aplicar, como la flexibilidad de horarios, entrenamientos para 
que lo que hace en dos horas lo pueda hacer en una e irse más temprano, teletrabajo, 
etc.
4. Sentido del trabajo
El objetivo es que los empleados entiendan su trabajo como un aporte de valor a la 
gente. Hay que explicar lo que hace la empresa, cómo impacta a las personas, cuáles son 
las historias de las personas afectadas, etc. Es darle un significado a ir todos los días a su 
oficina y de esa manera empoderarlos y sentir que lo que haces, importa. Las mejores 
empresas norteamericanas también se ponen objetivos alcanzables constantemente para 
que el empleado sienta que avanza.
5. Trabajo desafiante
Que las labores que tenga que cumplir sean exigentes, pero alcanzables, para 
sentirse estimulados con el desafío de poder lograrlo. Las personas quieren 
ampliar y mejorar sus habilidades en el camino a la perfección. Por eso es muy 
necesario trabajar en proyectos en los que te sientes capaz, pero que están fuera 
de tu rango de responsabilidades o estatus en la empresa. La libertad para tomar 
distintas opciones en el trabajo ayuda a construir tu autonomía, una de las 
razones de mayor satisfacción en el trabajo.

6. Beneficios a los padres de familia
Rigidez horaria y familia no son los mejores amigos y la empresa puede hacer 
mucho por esta relación. En el caso de las mujeres, además de el pre y post natal, 
puede incluirse detalles como un regalo para el recién nacido, mayor flexibilidad horaria 
o la posibilidad de trabajar desde la casa en forma ocasional. Algunas empresas 
también permiten un retorno 
paulatino luego del postnatal con modificación temporal 
de la jornada laboral, una sala de lactancia, entre otras, y 
detalles extra para los hombres como permiso para 
acompañar a su pareja, o llevar al recién nacido a los 
controles médicos o un descanso paternal por más días 
que lo dispuesto por la ley.
7. Formación integral
El desarrollo integral de cada trabajador debería ser una prioridad para las empresas, ya que 
eso no sólo mejora la salud mental de sus trabajadores y sus familias, sino también aumenta 
la productividad. Hay muchas empresas que ofrecen actividades que no tienen nada que 
ver con el trabajo, pero que son importantes en la vida de cualquier persona: centros de 
deportes, cursos para el desarrollo personal o espiritual, asesoramiento psicológico, legal o 
financiero, programas de rehabilitación de adicciones, escuela para padres, etc.

8. Transparentar la realidad de la empresa
A propósito de la reforma laboral,el ex ministro de Desarrollo Social, Bruno Baranda, explicó la 
importancia de esta punto, que se traduce en que los trabajadores deben adquirir mayor 
conocimiento respecto de la empresa, de los desafíos de competitividad, de productividad, de 
la realidad en que la empresa se está desenvolviendo, y eso exige y requiere una entrega y 
confianza de parte del empleador para transparentar datos y generar reuniones y diálogo a 
propósito de esa realidad de la empresa.
9. Pagar un sueldo justo
Los empleados deben sentir que su trabajo es valorado según su experiencia y responsabilidad 
dentro de la empresa. Ponerle incentivos económicos adicionales contribuye a la motivación. 
Presentar un plan de proyección laboral al corto y mediano plano a los trabajadores, con los pisos a 
los que pueden llegar si cumplen con los objetivos, fomentará un ambiente de transparencia, sana 
competitividad y productividad.
Para lograr buenas practicas laborales
Primero, la evaluación de desempeño, es decir conocer que el impacto del desempeño del trabajador
dentro de la empresa.
Segundo, los planes de capacitación para todo el personal, que en parte apunta a encontrar talentos y
desarrollarlos en las empresas; y prácticas de empleabilidad no solo dentro de la empresa sino, en el
mercado. Kudzuma resaltó que la capacitación también debe otorgarse en especial para los jefes o líderes
de la empresa, ya que el 60% de las renuncias son provocadas por una mala relación con el jefe.
En tercer lugar, es el reconocimiento al desempeño y de beneficios para el personal.
Y por último, el pago por mérito, es decir es función a la labor que realizan, por un lado el puesto que una
persona ocupa debe tener una remuneración, sobre la cual ocurra un premio por buen desempeño.