You are on page 1of 9

Universidad del Bío-Bío

Departamento de Estudios Generales


Formación de Plurales Dudosos
Existen algunas palabras que presentan dificultad para la formación de su
plural. Veamos algunos:
A.1. Los sustantivos que terminan en –s: en estos casos el plural se marca por medio del
artículo o, eventualmente por un adjetivo:
la dosis/ las dosis
el lunes/ los lunes
el atlas/ los atlas
la caries/ las caries
buen análisis/ buenos análisis

A.2. Hay sustantivos que sólo se usan en plural:


víveres nupcias exequias cosquillas
modales anales tinieblas vacaciones

A.3. Hay otros que sólo se usan en singular:


pureza santidad caridad pobreza

A.4. Hay palabras que cambian de significado según estén en singular o en plural:
el celo: ’diligencia, pulcritud’ los celos: ‘sospecha amorosa’
la esposa: ‘mujer casada’ las esposas: ‘manillas de acero’ 1
Profesor Juan Bahamonde Cantín
Universidad del Bío-Bío
Departamento de Estudios Generales

A.5. Existen palabras (normalmente de origen latino) que terminan en una consonate de
uso inhabitual en nuestra lengua y cuyos plurales presentan algún tipo de
irregularidad:
currículum ▬ currículos
referéndum ▬ referendos
memorándum ▬ memorandos
ítem ▬ ítemes
álbum ▬ álbumes
convoy ▬ convoyes

A.6. Lo mismo ocurre en palabras de origen extranjero:


club ▬ clubes
córner ▬ córneres
carnet ▬ carnés
corsé ▬ corsés

A.7. Formación de plurales en palabras compuestas: normalmente se hace pluralizando


la segunda palabra o segundo elemento:

salvoconductos quitasoles autopistas


2
Profesor Juan Bahamonde Cantín
Universidad del Bío-Bío
Departamento de Estudios Generales

A.8. Algunos compuestos hacen el plural en la primera palabra:


1 2 1 ↓ 2
quienquiera  quienesquiera

cualquiera  cualesquiera
Universidad del Bío-Bío
Departamento de Estudios Generales
Problemas de Género
Habitualmente el castellano tiene la marca -o para el masculino y la –a para el
femenino: niño/niña. Hay veces que el masculino se marca con una –e:
elefante/elefanta. Ocurre que también hay sustantivos que no tienen marca para el
masculino, pero sí para el femenino: profesor/profesora.
Existen también otras formas para la marca de género (o sexo):

B.1. rey ▬ reina


marqués ▬ marquesa
actor ▬ actriz
tutor ▬ tutora
príncipe ▬ princesa
Universidad del Bío-Bío
Departamento de Estudios Generales

B.2. Hay sustantivos que tiene una forma para el masculino como para el femenino:

cónyuge
mártir
el testigo
en persona turista
la paciente
cantante
artista
anestesista

la ballena
Hembra el búho
en animales el águila
macho
la liebre
la serpiente
Universidad del Bío-Bío
Departamento de Estudios Generales

sartén
el
en seres micro
inanimados la azúcar
mar
calor
Universidad del Bío-Bío
Departamento de Estudios Generales

B.3. Existe un número importante de sustantivos que tienen también una sola forma pero que según
el artículo que los preceda es también el significado que tienen. En estos casos el artículo (masc.
o fem.) no indica una característica de género, sino que su función es distinguir el significado
entre una forma y otra:

el capital: ‘bienes de una persona’ la capital: (de un país)


el cólera: ‘enfermedad’ la cólera: ‘ira’
el cometa: ‘cuerpo celeste’ la cometa: ‘volantín’
el corte: de ‘cortar’ la corte: (de un reino)
el corneta: ‘persona’ la corneta: ’instrumento’
el cura: ‘sacerdote’ la cura: ‘curación’
el margen: de ‘un escrito’ la margen: de un río’
el orden: ‘ordenamiento’ la orden: ‘mandato’
el pendiente: ‘aro’ la pendiente: ‘declive’
el coma: ‘estado agónico’ la coma: ‘signo ortográfico’
Universidad del Bío-Bío
Departamento de Estudios Generales

B.4. También la oposición masculino/femenino puede hacerse por medios léxicos:

Padre/madre galán/dama
hombre/mujer toro/vaca
macho/hembra caballo/yegua
yerno/nuera marido/esposa

Comentario
Existe la tendencia en el habla corriente a formar análogamente los femeninos a partir del
masculino. Se tiende a formar la siguiente oposición: yerno/yerna (en vez de nuera). Lo mismo
ocurre en sustantivos en los cuales hay vacilación en la formación del género: juez / jueza (la
forma femenina resulta vulgar. En el nivel popular se tiende a formar el femenino de ciertos
sustantivos referidos a animales pero aplicados a seres humanos. Así escuchamos: “Estuve
bailando con dos gallas”. Para el masculino es gallo; para el femenino es galla. El colectivo es
gallá (“conjunto de personas”). Lo mismo sucede con “caballo”. Las fiestas son caballas (y no
“yeguas” como sería lo esperable).
Universidad del Bío-Bío
Departamento de Estudios Generales

B.5. También hay vacilación en la formación de los femeninos de los sustantivos terminados en –nte

presidente / presidenta
cliente / clienta
ayudante / ayudanta
sirviente / sirvienta
pariente / parienta