You are on page 1of 26

TEORIA DE LAS VENTANAS

ROTAS
2013

1
"Consideren un edificio con una ventana rota. Si la
ventana no se repara, los vándalos tenderán a
romper unas cuantas ventanas más. Finalmente,
quizás hasta irrumpan en el edificio, y si está
abandonado, es posible que sea ocupado por ellos
o que prendan fuegos adentro.
O consideren una acera o banqueta. Se acumula
algo de basura. Pronto, más basura se va
acumulando. Eventualmente, la gente comienza a
dejar bolsas de basura de restaurantes de comida
rápida o a asaltar coches."

2
Una buena estrategia para prevenir el vandalismo, es
arreglar los problemas cuando aún son pequeños.
Repara las ventanas rotas en un período corto,
digamos un día o una semana, y la tendencia es que
será menos probable que los vándalos rompan más
ventanas o hagan más daños. Limpia las banquetas
todos los días, y la tendencia será que la basura no
se acumulará (o que la basura acumulada sea mucho
menor). Los problemas no se intensifican y se evita
que los residentes huyan del vecindario.

3
La teoría hace dos hipótesis

Que los crímenes menores y el


comportamiento anti-social serán
disminuídos, y
Que los crímenes de primer grado
serán, como resultado, prevenidos. Las
críticas a la teoría tienden a enfocarse
únicamente en la segunda hipótesis

4
George L. Kelling, fue contratado como consultor
para el Departamento de Tránsito de la Ciudad de
Nueva York en 1985, y David Gunn implementó
medidas robustas para probar la teoría de las
Ventanas Rotas.
El grafiti fue enfocado intensamente, y el sistema del
metro en Nueva York fue limpiado línea por línea y
coche por coche de 1984 hasta 1990. Kelling también
ha sido contratado como consultor por la policía de
Los Ángeles y por el Departamento de Policía de
Boston

5
PLAN TOLERANCIA CERO Y LA TEORIA
DE LAS VENTANAS ROTAS
La política de "tolerancia cero" de Giuliani en Nueva
York fue parte de conjunto más amplio de reformas,
muchas de las cuales, ya estaban avanzando desde
1985. Giuliani hizo que la policía fuera más estricta
con las evasiones de pasaje en el metro, detuvo a los
que bebían y orinaban en la vía pública y a los
"limpia parabrisas" que limpiaban los vidrios de los
coches y demandaban remuneración por el servicio.
Las tasas de crímenes, menores y mayores, se
redujeron significativamente, y continuaron
disminuyendo durante los siguientes 10 años

6
PROGRAMA CALLES SEGURAS EN
MEXICO
En Albuquerque, Nuevo México se obtuvo un
resultado similar a finales de 1990 con el
programa de Calles Seguras. Operando bajo
la premisa de que la gente del Oeste de
Estados Unidos utiliza los caminos de la
misma manera que la gente del este utiliza el
metro, los desarrolladores del programa
razonaron que la falta de leyes en los
caminos tenía el mismo efecto que los
problemas individuales de los metros en
Nueva York.
7
ORIGEN DE LA TEORIA
Es una teoría sobre el contagio de las
conductas inmorales o incívicas. Tiene su
origen en un experimento que llevó a cabo un
psicólogo de la Universidad de Stanford,
Philip Zimbardo, en 1969. Abandonó un coche
en las descuidadas calles del Bronx de Nueva
York, con las placas de matrícula arrancadas
y las puertas abiertas. Su objetivo era ver
qué ocurría.

8
A los 10 minutos, empezaron a robar sus
componentes. A los tres días no quedaba nada de
valor. Luego empezaron a destrozarlo.
El experimento tenía una segunda parte: abandonó
otro coche, en parecidas condiciones, en un barrio
rico de Palo Alto, California. No pasó nada. Durante
una semana, el coche siguió intacto. Entonces,
Zimbardo dio un paso más, y machacó algunas
partes de la carrocería con un martillo. Debió de ser
la señal que los honrados ciudadanos de Palo Alto
esperaban, porque al cabo de pocas horas el coche
estaba tan destrozado como el del Bronx.

9
Este experimento es el que dio lugar a la
teoría de las ventanas rotas, elaborada por
James Wilson y George Kelling: si en un
edificio aparece una ventana rota, y no se
arregla pronto, inmediatamente el resto de
ventanas acaban siendo destrozadas por los
vándalos. ¿Por qué? Porque es divertido
romper cristales, desde luego. Pero, sobre
todo, porque la ventana rota envía un
mensaje: aquí no hay nadie que cuide de
esto.
10
Nuestros ayuntamientos conocen bien esta
teoría. Cuando aparece un grafito en una
pared, si no se borra pronto, toda la pared -y
las de las casas próximas- aparece llena de
pintadas. De ahí la importancia de mantener
siempre la ciudad limpia, las calles en orden,
los jardines en buen estado... También la
policía lo sabe, y por eso considera
importante atajar no sólo los grandes
crímenes, sino también las pequeñas
transgresiones.
11
El mensaje es claro: una vez que se
empiezan a desobedecer las normas
que mantienen el orden en una
comunidad, tanto el orden como la
comunidad empiezan a deteriorarse, a
menudo a una velocidad sorprendente.
Las conductas incivilizadas se
contagian.

12
Y las personas civilizadas se retraen. Wilson y Kelling
lo explicaban así: "Muchos ciudadanos pensarán que
el crimen, sobre todo el crimen violento, se
multiplica, y consiguientemente modificarán su
conducta. Usarán las calles con menos frecuencia y,
cuando lo hagan, se mantendrán alejados de los
otros, moviéndose rápidamente, sin mirarles ni
hablarles. No querrán implicarse con ellos. Para
algunos, esa atomización creciente no será relevante,
pero lo será para otros, que obtienen satisfacciones
de esa relación con los demás. Para ellos, el barrio
dejará de existir, excepto en lo que se refiere a
algunos amigos fiables con los que estarán
dispuestos a reunirse".
13
Y esto vale no sólo para el orden público, sino para
otras muchas facetas de la vida social. Si en una
empresa se descuidan algunas normas éticas, el
ambiente se deteriora. Si se falsea la contabilidad
para pagar menos impuestos, mentir a los empleados
es más fácil -y también a los directivos, y a los
propietarios-. Si lo que cuenta es la rentabilidad a
corto plazo, se descuidan las normas de seguridad e
higiene en el trabajo y las de seguridad del producto
o del servicio, se trata a las personas con menos
respeto, el cliente es cada vez más un objeto y no
una persona cuyas necesidades hay que satisfacer...

14
En estos casos, ni la policía ni los servicios de
limpieza del Ayuntamiento pueden hacer
nada, como ocurría en el caso del coche
abandonado, de los grafitos o de la suciedad
en las calles. La solución corresponde a los
ciudadanos mismos, sin machacar el coche
abandonado y contribuyendo a mantener la
ciudad limpia. Y recuperando las conductas
cívicas y morales en la familia, en la empresa,
en el club deportivo, en la ciudad, en los
medios de comunicación, etcétera.
15
El filósofo Kant dio hace muchos años una
regla muy útil: actúa siempre de modo que tu
conducta pueda ser considerada una regla
universal. ¿Te gustaría que todos rompiesen
los coches, pintasen las paredes, mintiesen,
robasen o defraudasen? ¿No? Entonces esas
conductas no deben ser llevadas a cabo,
aunque sean muy agradables -ya hemos
dicho que romper cristales es un placer,
aunque algo salvaje- y muy beneficiosas para
uno mismo.
16
Entre otras razones porque adoptar
esas conductas nos empeora a nosotros
mismos como personas, como ya dijo
otro filósofo, Aristóteles, hace aún más
años. Si no quieres ser mentiroso, no
digas la primera mentira, porque... la
próxima vez será más fácil.

17
18
Evaluación Plan Centinela
Fiscalía Regional Concepción
Fiscal Regional Ximena Hassi
Dentro de los hechos positivos que la Fiscal
destacó, se encuentra el Plan de Persecución
Penal Estratégica Centinela, que se aplicó
durante seis meses en las Villas Centinela 1 y
2 de Talcahuano, el cual se ejecutó gracias a
fondos de la Fiscalía Nacional, el trabajo de la
PDI y la coordinación con el municipio
porteño.

19
Basado en el esquema teórico de las
“Ventanas Rotas”, según explicó la Fiscal,
este proyecto buscaba proveer a los vecinos
de una seguridad permanente, a través de la
presencia diaria de la PDI bajo el concepto de
“policía comunitaria”, persiguiendo con
especial énfasis los delitos menores (que
según la teoría provocan el mismo nivel de
temor que los delitos de mayor entidad).

20
Con lo anterior, se buscaba lograr dos
objetivos básicos. El primero de ellos era
sincerar la tasa de denuncias, que el año
2008 llegaron a las 162 entre ambas
poblaciones, y lograr que la sensación
ambiental de seguridad mejorara, todo lo
cual fue medido a través de dos encuestas
encargadas a una empresa externa, las que
se aplicaron en mayo y diciembre pasados.

21
En lo relativo a las denuncias, éstas
aumentaron en un 40%, traduciéndose
además en que los detectives lograron la
aprehensión de 132 personas que cometían
ilícitos en ambas poblaciones, generándose
además un efecto multiplicador en todo el
sector de los Cerros, que se tradujo en la
detención de otras 148 personas en las zonas
aledañas a Centinela.

22
Al mismo tiempo, y gracias al trabajo del
Grupo Antidrogas de la Bicrim Talcahuano, se
efectuó una importante labor antinarcóticos,
que culminó con la migración de los
principales traficantes de Centinela 1 y 2 tras
varios operativos que en total significaron la
incautación de 16 kilos de pasta base, el
comiso de 4 armas de fuego y más de 400
municiones.

23
Del mismo modo, como lo explicó la
Fiscal, el 50% de los pobladores
encuestados al finalizar el plan dijeron
que en los últimos seis meses la
sensación de seguridad había
aumentado.
.

24
Todo lo anterior, indicó la Fiscal, confirma
que la teoría es válida, pero indicó que para
que funcione al ciento por ciento es necesario
aplicar un plan de este tipo por mucho más
tiempo (puesto que las tasas de inseguridad
histórica siguen siendo muy elevadas) y,
también, que es necesario que los rayados y
daños urbanos que aún existen en la
población Centinela 1 sean reparados a la
brevedad

25
26