You are on page 1of 31

LEANDRO PONCE TETUR

Los puntos débiles de estas teorías se describen a
continuación:
Lo mas destacable de la configuración del Pangea
propuesto por Wegener son las agrupaciones
montañosas. Si observamos detenidamente los
mapas del Pangea, veremos que los continentes
mantiene la misma forma de la actualidad, aún en
aquellos sectores donde se emplazan los grupos
montañosos, a ser:
 La Cordillera de los Andes en América del Sur, en particular
en la zona de Bolivia.
 La Cordillera de los Andes en América del Norte, en
especial en la zona centro-occidental de E.E.U.U.
 Todos los plegamientos relacionados a la Cordillera del
Himalaya.
¡Vemos que se encuentran también en el Pangea!, si bien las
montañas no existieron en un principio,... ¿qué contradicción,
no?

Otro punto importante es la interpretación de que la India
estuvo se parada del continente asiático, como una forma de
explicar la formación del Himalaya.
También interesa la deformación que se le aplica a la Antártida y
Australia como medio para hacer coincidir sus contornos...

O sino el proponer que las costas del Mediterráneo, tanto del lado
europeo como del africano, estuvieron separados y no unidos.

Esto último ocurre también en el Golfo Pérsico, donde se aprecia
claramente que la coincidencia de estas costas; como si las mismas
hubieran estado unidas. Sin embargo Wegener las propone como
Márgenes Divergentes,... grave error.
Veremos a continuación la contrapartida de lo expuesto en el
capítulo anterior:

En esta teoría se tiene en cuenta que las montañas en un principio
no existieron. Estas son el resultado de los movimientos de las
masas terrestres en su deriva continua. Son las “arrugas” (dicho
vulgarmente) o plegamientos que desarrollaron, como cuando uno
desliza un mantel sobre una mesa, éste no solo se desliza sino que
se arruga reduciéndose su superficie. También ocurriría lo mismo
si a éste mantel, en un mismo punto, lo giramos en dos direcciones
diferentes.
Estos fenómenos ocurrieron y siguen ocurriendo en los siguientes
lugares:
La Cordillera de los Andes en América del Sur, en particular en la
zona de Bolivia.
La Cordillera de los Andes en América del Norte, en especial en la
zona centro-occidental de E.E.U.U.
En sí a lo largo de todo el recorrido de la Cordillera de los Andes.
Los plegamientos relacionados a la Cordillera del Himalaya.
Vemos que si “aplastamos” los Himalayas, la masa ocupada por
ellos se traduciría en un aumento de superficie en forma
horizontal. He aquí la explicación de por qué la India no estuvo
nunca separada del continente asiático.
Tanto en las costas occidentales de América como las orientales de
Asia se detectan curvaturas, esas son las huellas dejadas por los
movimientos de giro dejados por el Pangea Circular en su proceso
de “abertura”. Y observamos (como en el ejemplo del mantel) que
en estos puntos estratégicos es donde se encuentran
“amontonadas” las montañas.
Generalizando este punto decimos: la forma de ver un continente
sin sus montañas (como exigen las teorías) es “aplastando” las
mismas, y reemplazando su volumen en una cantidad proporcional
de suelo en forma horizontal. Si se hace la prueba ya verán lo que
ocurre....

La Antártida, la cual está vinculada a América del Sur por una
codillera submarina continuación de los Andes (Antartandes),
presentó un “giro”, se fue desenroscando de esta cordillera hasta
la configuración actual. Esto lo podemos visualizar mejor en la
Península Antártica.
Con el criterio del giro desarrollado por la Antártida, vemos la
perfecta coincidencia con la costa de Australia y de la India.
Las costas del Mediterráneo, tanto del lado europeo como del
africano, estuvieron unidas.
La región de Arabia estuvo unida a la de Irán, en el Golfo Pérsico,
donde se aprecia claramente la coincidencia de estas costas.
El desierto del Sahara fue un mar interior.
En base a lo desarrollado hasta el momento, se presenta el
momento de justificar el por qué se trata de desmentir las teorías
vigentes, sin tratar de criticarlas.
LA DERIVA CONTINENTAL Y LA FORMA DEL PANGEA

Una vez que el Planeta Tierra se enfrió, pero estando todavía en
un estado semiplástico, existió un Supercontinente llamado Pangea
(toda la tierra), el cual era de forma de un casquete ubicado en el
Polo Sur. Pero debido al movimiento de rotación del planeta este
comenzó a agrietarse, y como este movimiento no cesa los pedazos
comenzaron a desplazarse ordenadamente en “en torno” al
perímetro de este casquete, desarrollando un plegamiento a lo
largo de todo el perímetro y formando lo que hoy se conoce como
El Cinturón de Fuego.
Como se puede apreciar en un mapa planisferio visto desde el
Océano Pacífico, todos los continentes “rodean” al Cinturón de
Fuego.
Hubieron situaciones donde se produjeron amontonamientos de
estas masas causando las montañas.

El movimiento de estas masas terrestres es lo que se conoce como
Deriva Continental, la cual continúa en la actualidad.

A continuación se esquematiza la deriva, y se la compara con la
propuesta por Alfred Wegener:
PROPUESTA DE ALFRED WEGENER
PROPUESTA DE PONCE TETUR LEANDRO