You are on page 1of 7

Se pensaba que la colecistectomía Este estudio prospectivo, aleatorizado se llevó a

laparoscópica requiere intubación cabo en un hospital urbano, nivel II en un período


endotraqueal. Esto fue para evitar la de 2 años, de Enero 2009 a diciembre de 2010.
aspiración, malestar abdominal e
hipercapnia que se esperaba secundario a
Nuevos casos diagnosticados de colelitiasis para cirugía y que cumplían
la inducción de CO2 neumoperitoneo.
los siguientes criterios de inclusión en el estudio:
Estudios recientes demuestran que la
colecistectomía laparoscópica con baja
1. American Society of Anesthesiologist (ASA) estado I, II o III
presión CO2 neumoperitoneo de hecho
2. Edad entre 18 y 80 años de edad.
puede realizarse con seguridad bajo
anestesia espinal
Los criterios de exclusión fueron los siguientes:
A pesar de la evidencia emergente de que
1. Proceso inflamatorio agudo (colecistitis, pancreatitis o colangitis)
la colecistectomía laparoscópica puede
2. Sospecha de cálculos en el conducto biliar común
realizarse con seguridad bajo anestesia
3. La ansiedad del paciente propenso / diagnosticados psicológica
regional, no ha ganado amplia aceptación.
4. Diátesis sangrado
5. Deformidad de la columna vertebral local que impidió segura
anestesia.
6. Los casos de enfermedad pulmonar obstructiva crónica

No había ningún criterio de corte para el índice de masa corporal (IMC) per se como un
criterio de exclusión. Del mismo modo, la historia de la cirugía abdominal superior abierta
anterior tampoco se tomó como criterios estrictos para la exclusión.
La medicación preanestésica fue estandarizado para todos los pacientes. Cada paciente recibió fentanilo 50 mg IV, Ranitidina 50
mg IV y Ondasterone 4 mg IV.

En el grupo de anestesia general, la anestesia fue inducida con 2,5 mg/kg de Propofol y 0,6 mg/kg de Rocuronio. Mantenimiento
de la anestesia se realizó con O2 y Sevoflurano. La frecuencia respiratoria se ajustó para mantener ET CO2 entre 32 y 36 mmHg.
El bloqueo neuromuscularresidual se antagoniza con 2,5 mg de Neostigmina y 0,4 mg de Glycopyrollate al final de la cirugía.

En el grupo de anestesia espinal, los pacientes se colocaron en la sentada o se dejan posición de decúbito lateral según se
considere cómodo. La punción espacio subaracnoideo se realizó entre el L 3- L 4 Se inyectaron apófisis y 2,5-3,5 ml de hiperbárica
0,5% de Bupivacaína. Después de que el cirujano confirmó la anestesia en el nivel de T4.

La colecistectomía laparoscópica se realizó según la técnica estándar de cuatro puertos.

(i) Después de la segunda trocar, la superficie subdiafragmático del hígado fue bañado con 30 ml de una solución que contenía
10 ml cada uno de lidocaína al 2% y 0,5% de bupivacaína disuelto en 10 ml de solución salina.
(ii) El neumoperitoneo se mantuvo con CO2 a 8-10 mmHg.
(iii) Tubo nasogástrico no se introdujo de forma rutinaria.
(iv) Después que la vesícula biliar había sido extraído, el lecho vesicular fue bañado con 20 ml de solución con 5 ml de lidocaína
al 2% y 0,5% de bupivacaína disuelto en 10 ml de solución salina.

Se establecieron los siguientes criterios para la conversión de la anestesia de SAa GA:

(i) La ansiedad del paciente. (ii) El dolor que no se alivia mediante la adición de Fentanyl 50 μg/kg.
(iii) El sangrado que no pudo ser controlado por la rutina maniobras.
La monitorización intraoperatoria

Parámetros observados:

(I) tiempo de anestesia


(II) El tiempo de la cirugía
(III) Tiempo de neumoperitoneo
(IV) Los eventos significativos intraoperatorias se
definieron como dolor en el hombro derecho,
ansiedad, dolor de cabeza, náuseas, vómitos y
malestar abdominal.

Manejo postoperatorio

El alivio del dolor se mantuvo por Tramadol 50 mg vo


C/8h. Pentazocin 30 mg ev analgesia de rescate.

Se evaluó en el paciente dolor, náuseas, vómitos, nivel de


conciencia y de los parámetros vitales (incluyendo la
saturación de oxígeno). Se evaluó el dolor post-operatorio,
en ambos grupos, por la Escala Analógica Visual a las 6,
12 y 24 horas después del final de la cirugía.

Los pacientes fueron dados de alta de manera rutinaria a


casa al día siguiente, a menos que alguna complicación
ampliarse la estancia.
RESULTADOS
DISCUSIÓN

Aunque la anestesia regional para la colecistectomía laparoscópica se


ha
demostrado que es segura, y se asocia con un mejor control del dolor
post
operatorio, no se ha convertido en el procedimiento anestésico de
elección. Puede haber varias razones para esto.

Se supone que neumoperitoneo induce aumento de la presión


intraabdominal. Esto puede dar lugar a la regurgitación
del contenido gástrico necesitando por lo tanto el uso de intubación
endotraqueal.

El aumento de presión intraabdominal durante el neumoperitoneo, con


la inclinación de la cabeza utilizado en laparoscopia abdominal junto con
la vasodilatación periférica inducida por la anestesia espinal induce
vasodilatación periférica, y por tanto un mayor riesgo de hipotensión.

De hecho, los efectos de CO2 neumoperitoneo en la hemodinámica


intraoperatorias bajo SA no es un escenario bien estudiado. En nuestro
estudio, nos damos cuenta de que la hidratación preanestésica liberal
impide la aparición de hipotensión.

Tuvimos un caso cuya náuseas y vómitos fue lo suficientemente grave


como para justificar la intubación inmediata.
Los efectos negativos del neumoperitoneo con CO2 en la función respiratoria han sido ampliamente
investigado. Inicialmente, la absorción de CO2 aumenta su eliminación en el aire expirado, en la
sangre arterial y venosa. En nuestra serie hemos observado que la SpO2 se mantuvo dentro de los
límites normales

En general, cuatro de los 114 casos (3,6%) de LC bajo SA fueron convertidos a GA. Esto es similar a la
experiencia de otros autores también, donde se observó la incidencia de conversión de SA a GA
De 2,8%.

Este estudio confirma la viabilidad y la seguridad de la anestesia espinal como técnica de anestesia
para colecistectomía laparoscópica electiva (LC). Los resultados de los pacientes son similares a la
observada si la cirugía se realiza bajo anestesia general. Este estudio no incluyó un análisis de costos,
pero otros estudios indican que la colecistectomía laparoscópica bajo SA es más rentable que bajo
anestesia general. Esto hace SA una opción atractiva como la anestesia de elección especialmente en
los países en desarrollo.