You are on page 1of 11

Dureza y templabilidad

La capacidad de un acero aleado para transformarse en martensita


durante un determinado temple depende de lacomposición química y
está relacionada con un parámetro denominado templabilidad.

"Templabilidad" es un término utilizado para describir la aptitud de una


aleación para endurecerse por formación de martensita, como
consecuencia de un tratamiento térmico.

Dureza significa resistencia a la penetración, aunque se utilizan


medidas de dureza para determinar la extensión de la transformación
martensítica en el interior de una probeta.
Un acero aleado de alta templabilidad es aquel que endurece, o forma
martensita, no sólo en la superficie sino también en su interior. Por
tanto, la templabilidad es una medida de la profundidad a la cual una
aleación específica puede endurecerse.

La templabilidad de un acero se define como la propiedad que


determina la profundidad y distribución de la dureza inducida mediante
el templado a partir de la condición austenítica.
La dureza es la oposición que ofrecen los materiales a alteraciones
físicas como la penetración, la abrasión y el rayado. Por ejemplo: la
madera puede rayarse con facilidad, esto significa que no tiene mucha
dureza, mientras que el metal es mucho más difícil de rayar.
Aparatos de medición de dureza

Durómetro

Se aplica una fuerza normalizada sobre un elemento


penetrador, también normalizado, que produce una huella
sobre el material. En función del grado de profundidad o
tamaño de la huella, obtendremos la dureza.
La dureza rockwell
La dureza Rockwell o ensayo de dureza Rockwell es un método para
determinar la dureza, es decir, la resistencia de un material a ser
penetrado.
El ensayo consiste en disponer un material con una superficie plana en
la base de la máquina. Se le aplica una precarga menor de 10 kg,
básicamente para eliminar la deformación elástica y obtener un
resultado mucho más preciso. Luego se le aplica durante unos 15
segundos una fuerza que varía desde 60 a 150 kgf a compresión. Se
desaplica la carga y mediante un durómetro Rockwell se obtiene el
valor de la dureza directamente en la pantalla,
Revenido
El revenido al igual que normalizado, recocido y el temple, es un
tratamiento térmico a un material con el fin de variar su dureza y
cambiar su resistencia mecánica. El propósito fundamental es disminuir
la gran fragilidad que tienen los aceros tras el temple.
El revenido ayuda al templado a aumentar la tenacidad de la aleación a
cambio de dureza y resistencia, disminuyendo su fragilidad. Este
tratamiento consiste en aplicar, a una aleación, una temperatura
inferior a la del punto crítico y cuanto más se aproxima a esta y mayor
es la permanencia del tiempo a dicha temperatura, mayor es la
disminución de la dureza (más blando) y la resistencia y mejor la
tenacidad
Tipos de revenido
• Baja temperatura o eliminación de tensiones.
Finalidad: Reducir tensiones internas del material templado sin reducir la dureza.
Procedimiento: Seleccionar el acero adecuado, seleccionar la temperatura de calentamiento, determinar la
dureza inicial, calentar la pieza de 200 °C a 300 °C, mantener la temperatura constante (dependiendo del
espesor de la pieza), sacar la pieza del horno, enfriarla, determinar la dureza final.
• Alta temperatura
Finalidad: Aumentar la tenacidad de los aceros templados
Procedimiento: Seleccionar el acero adecuado, seleccionar la temperatura de calentamiento, determinar la
dureza inicial, calentar la pieza de 580 °C a 630 °C, mantener la temperatura constante, sacar la pieza del horno
y enfriarla preferiblemente al aire, determinar la dureza final.
• Estabilización
Finalidad: Eliminar tensiones internas de los aceros templados para obtener estabilidad dimensional.
Procedimiento: Seleccionar el acero adecuado, determinar la dureza inicial, calentar la pieza a 150 °C,
mantener la temperatura constante (t=k 6-8 h), sacar la pieza del horno y enfriarla preferentemente al aire,
determinar la dureza final.
Fases del revenido
• El revenido se hace en tres fases

• Calentamiento a una temperatura inferior a la crítica.


El calentamiento se suele hacer en hornos de sales. Para los aceros al carbono de construcción, la temperatura
de revenido está comprendida entre 450 °C a 600 °C, mientras que para los aceros de herramienta la
temperatura de revenido es de 200 °C a 350 °C.

• Mantenimiento de la temperatura
La duración del revenido a baja temperatura es mayor que a las temperaturas más elevadas, para dar tiempo a
que sea homogénea la temperatura en toda la pieza.

• Enfriamiento
La velocidad de enfriamiento del revenido no tiene influencia alguna sobre el material tratado cuando las
temperaturas alcanzadas no sobrepasan las que determinan la zona de fragilidad del material; en este caso se
enfrían las piezas directamente en agua. Si el revenido se efectúa a temperaturas superiores a las de fragilidad,
es convenientemente enfriarlas en baño de aceite caliente a unos 150 °C y después al agua, o simplemente al
aire libre.