You are on page 1of 3

Enfermedades Comunes en

el Adulto Medio
La adultez media es la etapa que va de los 40 a los 65 años y es la de mayor
desarrollo intelectual pero en la que empezamos a notar cambios fisiológicos
importantes. Estos cambios se manifiestan como alteraciones en la apariencia, en
el funcionamiento sensorial, motor y sistemático, así como en sus capacidades
reproductivas y sexuales
Cambios sistémicos y estructurales
Aparecen problemas visuales como la presbicia (incapacidad para ver de
cerca) y la miopía (ser corto de vista) y auditivos como la presbiacusia. Empieza
a declinar la sensibilidad al gusto, olfato, tacto y dolor menos tolerable.
Se dan cambios estructurales y sistémicos en la piel, la cual se vuelve menos
firme y suave; el cabello se vuelve delgado y con canas, aumento de peso y
pérdida de estatura. La enfermedad cardíaca se vuelve más común, la
regulación de la temperatura y la respuesta inmunológica también empiezan a
debilitarse, incluso el sueño se torna menos profundo.
Con respecto a la sexualidad y funcionamiento reproductivo se experimentan
pérdidas en la capacidad reproductiva, sin embargo, el disfrute sexual puede
ser mejor que antes y continuar a lo largo de la vida adulta.
En la mujer se presenta la menopausia, sequedad vaginal, el ardor y la
comezón; infecciones vaginales y urinarias y disfunción urinaria ocasionada por
la contracción de los tejidos.
En los hombres no se presenta una experiencia comparable a la menopausia,
aunque en ocasiones se emplea el término climaterio masculino para referirse a
un período de cambio físico, emocional y psicológico que involucra al sistema
reproductivo masculino y a otros sistemas corporales, incluyendo la disfunción
eréctil.
Enfermedades comunes en el adulto medio
Las enfermedades o padecimientos crónicos más comunes son el asma, la bronquitis, diabetes, desórdenes
nerviosos y mentales, artritis, reumatismo, hipertensión, enfermedades coronarias, estrés, osteoporosis,
deterioro de la vista y el oído, disfunción de los sistemas circulatorio, digestivo y genitourinario.
Las cinco causas principales de mortalidad entre los 45 y los 64 años son el cáncer, las enfermedades
cardiacas, apoplejía, lesiones accidentales, obstrucción pulmonar crónica y trastornos afines como el asma.
•Asma: es una enfermedad episódica, con exacerbaciones agudas que alternan con períodos libres de
síntomas. La mayoría de los ataques son de corta duración y después de ellos, la recuperación clínica suele ser
completa.
•Diabetes: es un trastorno metabólico caracterizado por la carencia de insulina o por la falta de efectividad de la
misma, que se traduce en elevadas concentraciones de azúcar en la sangre La diabetes mellitus se ha
convertido en importante problema de salud pública en el adulto medio; el tipo más frecuente que presentan es
la diabetes tipo 2.
•Artritis Reumatoide: es una patología inflamatoria crónica, sistémica en su naturaleza, caracterizada por la
forma con que afecta a las articulaciones. Esta enfermedad se manifiesta en general hacia la tercera o cuarta
década de la vida, aunque puede hacerse evidente a cualquier edad, presentándose con mayor frecuencia en el
sexo femenino.
•Hipertensión arterial es una enfermedad crónica caracterizada por un incremento continuo de las cifras de
presión sanguínea en las arterias. La hipertensión es una enfermedad asintomática y fácil de detectar. La
hipertensión crónica es el factor de riesgo modificable más importante para desarrollar enfermedades
cardiovasculares, así como para la enfermedad cerebrovascular y renal.
•Osteoporosis: es una enfermedad que se caracteriza por una disminución de la densidad de los huesos por
pérdida del tejido óseo normal. El hueso está correctamente calcificado, pero existe menor cantidad de hueso
por unidad de volumen. Esto conlleva una disminución de la resistencia del hueso frente a los traumatismos o la
carga, con la consiguiente aparición de fracturas.