You are on page 1of 22

PROCESO DE CAMBIO EN

LAS CONDUCTAS
ADICTIVAS
El modelo de Prochaska y DiClemente proporciona una visión del cambio a partir de la
integración estadios, procesos y niveles de cambio.

Los estadios identifican los diferentes niveles de predisposición al cambio que puede
mostrar una persona, esto nos permite evaluar cuándo es posible que ocurran
determinados cambios de intenciones, actitudes y conductas.

Los procesos permiten comprender cómo suceden esos cambios, cómo va


incrementándose el nivel de predisposición al cambio.

Los niveles de cambio manifiestan hasta qué profundidad es necesario trabajar con
una persona para que pueda iniciarse y consolidarse el cambio.
Según el modelo, existen cinco estadios a través de los que evolucionan las personas desde
que se plantean un posible cambio hasta que dejan definitivamente de consumir:

Pre-contemplación: persona no tiene intención de cambiar (habitualmente evaluado para los


próximos 6 meses).
Contemplación: persona tiene la intención de cambiar a medio plazo (en los próximos 6
meses).
Preparación: tiene la intención de cambiar a corto plazo (en los próximos 30 días) y ha hecho
un intento serio de abandono en el último año.
Acción: persona deja de consumir, durante al menos 24 horas y menos de 6 meses.
Mantenimiento: persona lleva al menos 6 meses sin consumir la sustancia.
Estadio de pre-contemplación
a. La persona no se cuestiona su situación (no observa el problema), invierte muy poco
tiempo en plantear un posible cambio de su conducta.

b. No es consciente de las consecuencias (para sí mismo y para las personas) de su


conducta adictiva, porque cree que lo que hace y su estilo de vida no suponen
problema alguno.

c. Lo gratificante del consumo de drogas tiene para él más peso que los aspectos
negativos.

d. Cuando acuden a tratamiento lo hacen presionados, por lo que acuden para reducir
la presión familiar, cuando disminuye la presión externa suelen reinstaurar su estilo de
vida previo.
Estadio de contemplación
a. La persona es más consciente de los problemas derivados de su conducta adictiva,
pueden valorar la posibilidad de dejar de consumir, si un compromiso firme de
cambio, es decir, el cambio se plantea a nivel intencional, pero no se observa ninguna
conducta objetiva.

b. Comienzan a equilibrarse las consecuencias positivas y negativas del consumo de


drogas, manteniendo una ambivalencia en este balance.

c. Necesidad de hablar sobre su problema, tratando de comprender su adicción, sus


causas, consecuencias y posible tratamiento.

d. Puede permanecer en esta etapa años.


Estadio de preparación

a. Toma la decisión y realiza pequeños cambios con la finalidad de


abandonar el consumo (disminuir la cantidad que se consume).

b. El progreso hacia la siguiente etapa requiere cambios respecto a cómo


se siente y cómo valora el estilo de vida vinculado al consumo de drogas.
Estadio de acción
a. Deja de consumir drogas.

b. Cambia su conducta encubierta y manifiesta en relación al consumo de drogas, así


como los condicionantes que afectan a la conducta de consumo.

c. Entiende que el cese de consumo requiere un gran esfuerzo y tiempo.

d. Como consecuencia de la abstinencia la persona obtiene apoyo y refuerzo social.

e. El estadio de acción hace referencia a los 6 primeros meses de cambio.


Estadio de mantenimiento
a. Intenta consolidar los logros de la etapa anterior y prevenir una recaída. El
estadio de mantenimiento se inicia a los 6 meses de iniciado el cambio.

b. Puede tener miedo no solo a la recaída, sino también al cambio en sí mismo,


la consecuencia inmediata en estas circunstancias es el retraimiento y búsqueda
de la máxima estructuración en su nuevo estilo de vida.

c. Lo más importante es su sensación de que se está convirtiendo en el tipo de


persona que quiere ser.
No avanzan las distintas fases de forma lineal, suelen pasar varias veces por la misma
fase hasta que consiguen mantenerse abstinentes, por lo cual recaen varias veces
hasta que consiguen dejar de consumir drogas definitivamente.

La recaída ocurre cuando las estrategias para mantener abstinencia fallan, generando
sentimientos de culpa, de fracaso y posible desesperanza, lo que suele afectar
negativamente a su autoeficacia.

La recaída no siempre lleva a los pacientes a abandonar el tratamiento, sino que los
sitúa en una fase que les permite continuar reciclándose y preparándose para continuar
nuevamente el cambio iniciado.
Procesos de cambio
Se definen como una actividad (cognitiva o conductual) que ayuda a los sujetos a
avanzar hacia la modificación de su hábito adictivo.

1. Aumento de concienciación: análisis de los beneficios de dejar de consumir.

2. Auto-reevaluación. Valoración (afectiva y cognitiva) de la conducta adictiva en torno


a cómo afecta sus valores y manera de ser.

3. Reevaluación ambiental. Valoración del impacto que está teniendo su consumo en la


gente que le rodea y como sus relaciones cambiarían si dejara de consumir.

4. Alivio dramático. Experimentación y expresión de reacciones emocionales dada la


conciencia de las consecuencias negativas derivadas del consumo.
5. Auto-liberación. Aumento de la capacidad para la toma decisiones, creencia en su auto-valía y en la adquisición de
habilidades necesarias para cambiar.

6. Liberación social. Toma de conciencia de la representación social de la conducta adictiva y de la voluntad social de
combatirla.

7. Manejo de contingencias. Aumentar o disminuir la probabilidad de ocurrencia de una conducta a través del refuerzo o
del auto-refuerzo.

8. Relaciones de ayuda. Utilización del apoyo social con el que se cuenta para superar la adicción (confianza en algunas
personas para abordar su problema)

9. Contra-condicionamiento. Modificación de las respuestas condicionadas (conductual, cognitivo y fisiológico) al


consumo de drogas y la emisión de conductas alternativas al consumo de drogas.

10. Control de estímulos. Evitación a la exposición a situaciones de alto riesgo para el consumo.
Los procesos de cambio de carácter cognitivo se asocian con los primeros
estadios: pre-contemplación, contemplación y preparación (aumento de la
concienciación, alivio dramático, reevaluación ambiental, auto-rreevaluación,
auto-liberación).

Mientras que los procesos de cambio de carácter conductual se asocian a los


estadios de acción y mantenimiento (manejo de contingencias, relaciones de
ayuda, contra-condicionamiento).
Niveles de cambio
El modelo de Prochaska y Diclemente propone cinco niveles de intervención
que se encuentran interrelacionados de modo que los cambios en uno de ellos
repercuten en el resto.

Síntoma/situación.
Cogniciones desadaptativas
Conflictos interpersonales actuales.
Conflictos sistémicos/familiares.
Conflictos intrapersonales.
Se recomienda comenzar a intervenir por el primer nivel síntoma/ situación, ya
que el cambio es más fácil de conseguir, es un nivel de intervención que le exige
al paciente menos inferencias y por tanto es un nivel de cambio con más
conciencia por parte del paciente.

No obstante, aunque se comience por intervenir en el primer nivel por las


razones expuestas, las intervenciones terapéuticas deben dirigirse a todos los
niveles de cambio para incrementar el éxito de las mismas.
ESTRATEGIAS PARA AVANZAR A LO LARGO
DE LAS ETAPAS DE CAMBIO
Una parte importante es reconocer que la motivación es influenciable, por lo
que los pacientes deben sentir que parte de la responsabilidad del cambio está
en ellos mismos, debiendo ser conscientes de que tienen una capacidad
inherente con potencial para cambiar.

La probabilidad de que los pacientes utilicen los procesos de cambio se


incrementa si se utilizan técnicas que mejoran la utilización de los procesos de
cambio que son relevantes en determinados momentos del tratamiento.
Tecnicas
1. La psicoeducación. Incrementa el proceso de cambio de toma de conciencia, control de estímulos
porque proporciona información con respecto al uso de sustancias y sus potenciales efectos.

2. La clarificación de valores. El objetivo es que defina sus valores personales, así como las cosas que más
valora en la vida. Con ella, se consigue incrementar el proceso de cambio de autorreevaluación.

3. Solución de problemas. Su uso se incrementa la autoeficacia.

4. Establecimiento de metas. Se trata de que diferencien entre objetivos realistas y no realistas. Es usada
para incrementar el proceso de autoliberación.

5. Planificación de la prevención de recaídas. Conducta proactiva ante situaciones que provocan tentación
para consumir, mejora el proceso de cambio de autoliberación.

6. Técnicas de relajación. Sustituir la ansiedad por la calma a través de esta técnica incrementa el proceso
de cambio de contracondicionamiento.
7. Entrenamiento en asertividad. Permite aprender a responder con éxito a los ofrecimientos de
consumo de drogas. Incrementa los procesos de contracondicionamiento proporcionando respuestas
saludables en lugar de consumir drogas.

8. Reestructuración ambiental. Se trata de que alteren determinados ambientes o eviten situaciones


de alto riesgo. La técnica incrementa procesos de cambio de control de estímulos para ayudar a los
pacientes con alternativas.

9. Habilidades sociales y mejora de las habilidades de comunicación. Incrementa el proceso de


cambio de relaciones de ayuda, expandiendo de ese modo sus apoyos.

10. Clarificación de necesidades. Pretende ayudar al paciente a reevaluar varias áreas de su vida y
detectar cuál de ellas necesita mejorar. Incrementa los procesos de cambio de liberación social.
EVALUACIÓN DE ESTADIOS Y PROCESOS
DE CAMBIO
Inicialmente, permite valorar la adecuación de plantear o no algunos objetivos
terapéuticos, conforme se progresa en la intervención, cualquier disminución
del nivel de motivación advierte de la mayor probabilidad de que ocurra una
recaída o de un incumplimiento de cualquiera de los objetivos propuestos.

Los estadios de cambio pueden evaluarse de diferentes maneras: una medida


del estadio en el que se encuentra el sujeto mediante preguntas a partir de
escalas o instrumentos como el URICA o el SOCRATES-7D.
VARIABLES RELEVANTES EN EL TRATAMIENTO
DESDE EL MODELO TRANSTEÓRICO
Motivación para el cambio

La ausencia de motivación para cambiar no debe entenderse como resultado de algún


rasgo de personalidad inherente a la persona, sino como una característica propia de
cualquier persona que se plantea hacer un cambio importante en su vida.

Cuando se quiere conocer el estadio de cambio en que se encuentran los pacientes e


identificar el nivel de motivación de cambio, deben distinguirse los síntomas propios de la
psicopatología concomitante, si es el caso, de las características cognitivo-conductuales
propias de la fase, ya que puede confundirse los síntomas derivados de la psicopatología
con la falta de motivación para abandonar el consumo de drogas, en el entendido de que
estos pacientes no cuenten con las mismas capacidades que el resto para gestionar las
tareas destinadas a incentivar los procesos de cambio.
Expectativas de autoeficacia
La autoeficacia es una variable de gran impacto, como precipitante de conductas motivadas
para la superación del problema, es por ello que, mientras que en las etapas iniciales pueden
registrarse niveles más elevados de tentación, se invierte el peso a lo largo del tiempo
convirtiéndose la autoeficacia en la variable que más pesa en la etapa de mantenimiento.

La percepción de eficacia personal afecta a la motivación y a la conducta, de modo que la baja


autoeficacia se relaciona con la dificultad que tiene la persona para lograr la abstinencia, así
como con los problemas relacionados con la recaída.

En relación a las etapas, los precontempladores son los que muestran menos autoeficacia,
mientras que los que se encuentran en la fase de mantenimiento presentan los niveles más altos
del proceso.
Toma de decisiones
La toma de decisiones nos permite comprender cómo evolucionan las personas a lo largo de los estadios. La
toma de decisiones gira en torno a criterios de pros y contras de la conducta adictiva.

Existen ocho categorías en relación a la toma de decisiones para comprender cómo cambian los individuos:

1) beneficios instrumentales para uno mismo.


2) beneficios instrumentales para los demás.
3) aprobación de uno mismo.
4) aprobación de los demás.
5) costes instrumentales para uno mismo.
6) costes para los demás.
7) desaprobación de uno mismo.
8) desaprobación de los demás.