You are on page 1of 28

UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO

FACULTAD DE FARMACIA Y BIOQUÍMICA

INFECCIONES RESPIRATORIAS
AGUDAS
DEFINICIÓN
Se define la infección respiratoria aguda como
el conjunto de infecciones del aparato
respiratorio causadas por microorganismos
virales, bacterianos y otros, con un período
inferior a 15 días, con la presencia de uno o
más síntomas o signos clínicos como: tos,
rinorrea, obstrucción nasal, odinofagia,
otalgia, disfonía, respiración ruidosa,
dificultad respiratoria, los cuales pueden estar
o no acompañados de fiebre.
FACTORES RELACIONADOS CON LAS INFECCIONES
RESPIRATORIAS AGUDAS
• Variación climática: con aparición epidémica en las
épocas de mayor humedad ambiental.
• Desnutrición.
• Contaminación del medio ambiente.
• Uso inadecuado de antibióticos y autoformulación.
• Sexo y edad : parecen ser más frecuentes en los
varones.
• Falta de alimentación materna
INFECCIONES RESPIRATORIAS AGUDAS MAS
FRECUENCIAS
• Resfriado común.
• Faringoamigdalitis.
• Otitis media.
• Gripe
• Neumonía.
• TBC
LA GRIPE
LA GRIPE (INFLUENZA)
• Es una enfermedad respiratoria contagiosa, causada
por los virus de la influenza, que pueden ser de tipo
A, B o C.
• Los dos primeros son los responsables de las
epidemias que se producen casi todos los inviernos,
y con frecuencia están asociados con un aumento en
los índices de hospitalización y de muerte.
• El de tipo C, en cambio, generalmente produce
enfermedades respiratorias leves, o incluso puede
pasar desapercibido.
LOS SÍNTOMAS:
• La gripe son fiebre alta (38º o más)
• Dolor de cabeza
• Decaimiento
• Tos
• Dolor de garganta
• Congestión nasal
• Dolor muscular y malestar generalizado.
• También pueden aparecer síntomas digestivos como náuseas, vómitos y diarrea,
pero éstos son más comunes en los niños que en los adultos.
• La enfermedad tiene un período de incubación corta (2 a 5 días) y es altamente
contagiosa desde un día antes de aparecer y hasta siete días después.
PREVENCIÓN
• La aplicación anual de la vacuna antigripal, antes del
comienzo del invierno.
• Lavarse frecuentemente las manos (antes y después de
comer, al volver de la calle, luego de estrechar las manos
a alguien que tiene tos y resfrío, luego de ir al baño, etc.).
• Evitar acercarse a personas que padezcan gripe.
• Al toser o estornudar, cubrirse la boca o la nariz con un
pañuelo de papel o, en su defecto, con el pliegue del
codo. No se recomienda cubrirse con las manos, ya que
ello favorece la transmisión del virus.
TRATAMIENTO
Si la persona afectada no padece de una enfermedad crónica,
resulta conveniente adoptar las siguientes conductas:
• Descansar mucho.
• Beber mucho líquido.
• Evitar el consumo de alcohol y tabaco.
• Permanecer en el hogar y no entrar en contacto con otras
personas, para evitar contagiarlas.
• Pueden consumirse medicamentos de venta libre destinados
a aliviar los síntomas de la gripe, pero no debe administrarse
aspirina a los niños o jóvenes.
• La mayoría de las personas en buen estado de salud se
recuperan de la gripe sin complicaciones.
EL RESFRIO
EL RESFRIO
Es una enfermedad infecciosa muy común, que
afecta las vías aéreas superiores. Se presenta con
mayor frecuencia durante la temporada invernal,
aunque el clima frío no constituye una causa
determinante de su aparición.
Es causado por virus que se diseminan en el medio
ambiente. Cuando una persona afectada tose, habla,
o toca a otra que se encuentra en su entorno. Al
existir más de 200 diferentes virus que pueden causar
la enfermedad, es posible padecer más de un resfrío
por año, provocados por un agente causal diferente.
SINTOMAS:
• Picazón en la garganta
• Nariz congestionada o que gotea
• Estornudos
• Tos
• Dolor de cabeza
• Fiebre moderada
• Cansancio o dolores musculares que comienzan a los dos o tres días posteriores de
haber tenido contacto con un foco infeccioso.
TRATAMIENTO
• Teniendo en cuenta la gran cantidad de virus que pueden provocar los
resfriados, no existe una vacuna para prevenirlos, sino que solamente se
encuentran disponibles medicamentos que permiten disminuir la
intensidad de los síntomas.
• Mantener una hidratación abundante, sobre todo los niños y ancianos.
• Evitar actividades extenuantes y mantenerse en reposo.
• Disponer de un entorno confortable, templado y con una adecuada
renovación del aire.
• Intentar mantenerse alejado de cualquier persona que se encuentre
fumando o esté resfriada. Las partículas virales viajan hasta 3,7 metros,
a través del aire, cuando una persona resfriada tose o estornuda.
• Lavarse las manos muy bien y con frecuencia, en especial después de
sonarse la nariz.
¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?
No existe una cura para el resfriado común. Todo lo que puede hacer para sentirse mejor es tratar los síntomas mientras el cuerpo combate el virus.
Para la gripe, es probable que su médico le recomiende tratar los síntomas hasta que usted se sienta mejor. En casos graves, su médico podría recetarle un
medicamento antiviral. Los medicamentos antivirales pueden acortar el tiempo durante el cual esté enfermo con gripe. Estos medicamentos se encuentran disponibles
en forma de píldoras o jarabe o en un inhalador. El tipo de medicamentos que es para inhalación podría provocar problemas en algunas personas que tienen asma o
enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

¿Qué medicamentos puedo darle a mi hijo?


No existe una cura para el resfriado ni para la gripe, y los antibióticos no funcionan contra los virus que provocan los resfriados y la gripe.
Los analgésicos como el acetaminofén pueden ayudar a aliviar los dolores de cabeza, los dolores musculares y los dolores de garganta, así como también tratar la
fiebre. Asegúrese de que le está dando la dosis correcta a su hijo, de acuerdo con su edad y peso.
Los aerosoles nasales y los descongestivos no son recomendables para niños pequeños, debido a que podrían provocar efectos secundarios. Los medicamentos para la
tos y los resfriados no son recomendables para los niños, en especial, para aquellos menores de 2 años. También existe poca evidencia de que los medicamentos para la
tos y los resfriados, y los descongestivos nasales sean eficaces para tratar a los niños.
Para tratar los resfriados o la gripe, asegúrese de que su hijo descanse y beba abundante cantidad de líquido. Usted puede utilizar un humidificador para ayudar a
humedecer el aire en el dormitorio de su hijo. Esto puede ayudar a aliviar la congestión nasal. Usted también puede utilizar un aerosol nasal de solución salina para
diluir la mucosidad nasal y una pera de succión para succionar la mucosidad y sacarla de la nariz de su bebé o hijo.

¿Qué medicamentos de venta libre puedo tomar para los resfriados o la gripe?
Los medicamentos de venta libre no pueden curar los resfriados ni la gripe. Sin embargo, los medicamentos pueden ayudar a aliviar algunos de los síntomas de los
resfriados o de la gripe. Consulte a su médico antes de darle algún medicamento a un niño.
Muchos de los productos para los resfriados y para la gripe se encuentran disponibles sin receta médica.
aerosol nasal. Algunas personas que reciben la vacuna aún se contagiarán de la influenza, pero generalmente su caso será más leve que el de las personas que no están
vacunadas. La vacuna se recomienda particularmente para las personas que tienen más probabilidades de enfermarse seriamente por complicaciones a causa de la
influenza.
PREVENCIÓN
¿Puedo evitar los resfriados o la gripe?
Usted puede reducir el riesgo de contraer una gripe o la influenza lavándose las manos con frecuencia, lo cual detiene la propagación de
los gérmenes. Comer saludable, hacer ejercicio y dormir suficiente también es importante para la prevención de las gripes y la influenza
ya que ayudan a reforzar su sistema inmunológico.
Cuando tosa y estornude cúbrase con la parte interna de su brazo (en lugar de cubrirse con la mano). Limpie con
un desinfectante antibacterial las superficies comunes como la mesa, las cubiertas, los juguetes de su hijo, las manijas de las puertas y
los baños. Esto puede ayudar a evitar que se esparzan los gérmenes.
La mejor manera para evitar contagiarse de influenza es ponerse la vacuna contra la influenza. Debe ponerse la vacuna tan pronto como
esté disponible cada otoño (en octubre o noviembre), aunque también puede ponérsela en cualquier momento durante la temporada de
influenza (en diciembre, enero y de ahí en adelante). La vacuna está disponible por medio de una inyección o un aerosol nasal. Sin
embargo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que no se utilice la vacuna por medio del
aerosol nasal para la temporada de gripe del 2016 y 2017. Hay información de los Centros para el Control y la Prevención de
Enfermedades y de otros grupos que demostró la poca o relativamente baja efectividad de la vacuna en aerosol nasal durante
temporadas anteriores de influenza.
Las vacunas funcionan al exponer su sistema inmunológico a una forma inactiva del virus de la influenza. Su cuerpo acumulará
anticuerpos contra el virus para protegerle de contraer la enfermedad. La vacuna contra la influenza contiene virus muertos. La vacuna
contra la influenza es segura para los adultos y todos los niños de 6 meses de edad y mayores, y es completamente recomendable que
se administre cada año a todos los niños de 6 meses a 59 meses de edad. La vacuna en aerosol nasal contiene virus vivos, pero
debilitados. Aunque no se recomienda para la temporada de influenza del 2016 y 2017, hay algunos pacientes que deben consultar con
su médico antes que se administren la vacuna en aerosol nasal. Información adicional…
Usted no puede contraer la influenza por medio de la vacuna contra esta enfermedad o por medio de la vacuna en aerosol nasal.
Algunas personas que reciben la vacuna aún se contagiarán de la influenza, pero generalmente su caso será más leve que el de las
personas que no están vacunadas. La vacuna se recomienda particularmente para las personas que tienen más probabilidades de
enfermarse seriamente por complicaciones a causa de la influenza.
LA TUBERCULOSIS (TBC)
LA TUBERCULOSIS
• La tuberculosis pulmonar es la forma más frecuente,
observándose en más del 69% de los casos. La tuberculosis
puede afectar cualquier parte del cuerpo. También existe la
tuberculosis extrapulmonar, ésta afecta otros órganos fuera de
los pulmones, entre ellos: riñones, ganglios linfáticos, columna
vertebral, articulaciones, huesos, cerebro y otros.
• La tuberculosis es infecciosa porque la bacteria que la causa
afecta los órganos en los que se aloja. La tuberculosis
pulmonar es contagiosa porque se transmite con mucha
facilidad de una persona a otra a través de las aspiraciones de
gotitas de saliva.
¿Qué bacilo causa la tuberculosis?
• El agente infeccioso es una bacteria llamada Mycobacterium
tuberculosis o Bacilo de Koch, el cual únicamente puede observarse a
través del microscopio.
• Este bacilo habitualmente ingresa al organismo a través de las vías
respiratorias, llegando a los pulmones y a otras partes del cuerpo. La
tuberculosis se desarrolla en el organismo humano en dos etapas. La
primera etapa ocurre cuando una persona que está expuesta a contagio,
es infectada; la segunda etapa ocurre cuando la persona infectada
desarrolla la enfermedad. El desarrollo de la tuberculosis después de una
infección por bacilos tuberculosos, es en ocasiones prevenida por las
reacciones del sistema inmunológico; cuando el sistema inmunológico
se encuentra disminuido por efectos del VIH, u otras enfermedades, los
bacilos tuberculosos durmientes en el organismo de la persona infectada
comienzan a multiplicarse y desarrollan la tuberculosis.
¿Cuáles son los síntomas de la tuberculosis?
Los síntomas más frecuentes de tuberculosis pulmonar son:
• Tos con expectoración por 15 días o más
• Calentura y sudoración por las noches
• Pérdida del apetito
• Pérdida de peso
• Cansancio y decaimiento
• Puede haber dificultad para respirar o dolores de pecho, una persona con cualquiera
de estos síntomas que está o ha estado en contacto con una persona enferma de
tuberculosis, tiene muchas probabilidades de presentar la enfermedad. Los síntomas
de la tuberculosis extrapulmonar dependen del órgano afectado.
MANIFESTACIONES CLINICAS DE LA
TUBERCULOSIS
1.- Sistémicos. Los más frecuentes son fiebre, pérdida de apetito y peso, astenia, sudoración
nocturna profusa y malestar general.
2.- Específicos de órgano. Varían según la localización de la enfermedad:
• TB pulmonar.
• TB ganglionar
• TB genitourinaria
• TB ósea
• TB del sistema nervioso central
• TB laríngea
• TB miliar
¿Cómo se detecta la tuberculosis?
La forma de saber si una persona padece de tuberculosis pulmonar es a través del
examen de esputo o flema, el cual se realiza por medio de microscopio; a este
examen se le llama baciloscopía. Si al realizar la baciloscopía se detectan bacilos en
la muestra de flema, se concluye que la persona presenta una tuberculosis.
¿Cómo se cura la tuberculosis?
• Tomando el tratamiento estrictamente supervisado. Los pacientes toman sus medicamentos bajo la observación de
un trabajador de salud o de un agente comunitario capacitado. El tratamiento para la tuberculosis tiene dos fases:
1ra. Fase o fase intensiva, tiene una duración de dos meses, el paciente recibe 4 medicamentos en una sola toma, los
medicamentos que tomará son:
• Isoniacida
• Rifampicina
• Pirazinamida y
• Etambutol
2da. Fase o fase de sostén, tiene una duración de cuatro meses, el paciente recibe 2 medicamentos en una sola toma,
los medicamentos que tomará son:
• Isoniacida
• Rifampicina
Factores de riesgo de infección y de
enfermedad tuberculosa
• En general, para infectarse de TB se requiere un contacto intenso y prolongado con una
persona bacilífera. En el contagio influyen factores como la cantidad de bacilos presentes en
la expectoración del enfermo, el grado de intimidad, la duración de la exposición, la edad del
contacto (mayor riesgo en niños) y el estado inmunológico del mismo. Los infectados con
mayor riesgo de desarrollar la enfermedad son:
• a) los conversores recientes de la tuberculina (la máxima probabilidad se da en el primer año,
es de alrededor del 5-8% en los 2 primeros años y después disminuye progresivamente; en
coinfectados por el VIH sin tratamiento antirretroviral aumenta al 5-10% anual)
• b) los individuos con infección por el VIH y otros inmunodeprimidos (por enfermedades o por
tratamientos inmunodepresores, así como por tratamientos biológicos, entre los que cabe
destacar, por la importancia que han adquirido, los fármacos contra el factor de necrosis
tumoral alfa)
• c) los que tienen lesiones tuberculosas pulmonares residuales que nunca han sido tratadas
¿Cómo prevenir la tuberculosis?
• Las personas que padecen de tuberculosis, deben colaborar en la
prevención de la enfermedad siguiendo estas recomendaciones:
• Asistiendo todos los días a la unidad de salud a tomarse el medicamento
estrictamente supervisado o permitiendo que el agente comunitario se lo
supervise.
• Notificando quienes son las personas que han estado expuestas al contagio
para que se les examine oportunamente
• Cubriéndose la boca al toser o estornudar y no escupir en el suelo
• Participando activamente en las actividades de información, educación y
comunicación para el control de la tuberculosis.
• Vacunando a los recién nacidos con la BCG para evitar las formas graves de
tuberculosis
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
• Morales de león Jaime dr . et al. asociacion colombiana de facultades de medicina-
ascofame guias de practica clinica basadas en la evidencia citado 17-mayo18
disponible en
http://www.medynet.com/usuarios/jraguilar/infeccion%20respiratoria.pdf
• Ministerio de salud. Administración Nacional de Medicamentos Alimentos y
Tecnología Medica- Anmat. Acerca de la gripe y el resfrio común disponible en:
http://www.anmat.gov.ar/comunicados/Gripe_y_resfrio.pdf