You are on page 1of 1

1.

ACENTUACIÓN
1.1 Acento de intensidad o acento prosódico
Se denomina así a la mayor intensidad con la que se pronuncia una sílaba dentro de una palabra o un monosílabo dentro de un contexto fónico.
El acento está unido también, a una elevación en el tono de voz o a una mayor duración en la emisión de la sílaba en cuestión a la que se denomina sílaba tónica; las sílabas
sobre las que no recae el acento se denomina sílabas átonas.
Fuente: http://conceptodefinicion.de/wp-content/uploads/2015/07/acentuacion.jpg
El acento es muy importante porque, según la sílaba en la que recae, diferencia palabras de similar forma gráfica y diverso significado, por ejemplo: hábito (costumbre), habito
(1ª del singular del verbo habitar), habitó (pretérito perfecto simple de indicativo, 3ª del singular del verbo habitar).
Con esto podemos concluir que, todas las palabras llevan acento, pero no todas llevan tilde; existen reglas para determinar en qué sílaba va el acento ortográfico.

1.2 Tipos de acento

En el manual de ortografía de la Real Academia Española de la Lengua (RAE), se habla de tres tipos básicos de acentos: ortográfico, prosódico y diacrítico.
Fuente: http://10tipos.com/wp-content/uploads/2016/12/ejemplo-de-tildes.jpg
A continuación, se explica en forma breve en qué consiste cada uno de ellos:
•Acento ortográfico: la ortografía oficial señala que también se le conoce con el nombre de tilde o acento gráfico. La rayita oblicua (´) señala una característica fonética, es
decir, indica que la sílaba con tilde debe ser pronunciada de una forma diferente a las otras sílabas. Ejemplos: café, página, acción, difícil.
•Acento prosódico: es la parte de la palabra en la que haces énfasis cuando la pronuncias; todas las palabras cuentan con este acento, aunque no se escriban con tilde, es
decir, las palabras con acento prosódico no llevan tilde.

La silaba sobre la cual recae este acento tiene una pronunciación más intensa que las demás, por ejemplo, la palabra edificio, la sílaba fi tiene una pronunciación más intensa
que el resto de las sílabas, o bien bailar, cantar, apoyar, eclipsar, en la mayoría de los verbos infinitivos, es decir con terminación ar, er, ir, existe una carga de la voz en la última
sílaba.
•Acento diacrítico o tilde diacrítica: Se trata de un tipo de tilde que tiene la función de diferenciar palabras que se escriben con ortografía idéntica, pero encierran conceptos
diferentes, por ejemplo: •Sí, eso es mío.
•Si no traes lo que dijiste, no habrá trato.

En el primer enunciado, sí es utilizado en su sentido de expresar una afirmación; en la segunda oración, si, sin tilde, tiene el valor de una conjunción.
•A mí me encanta pasear por el parque todas las tardes.
•Mi jefe toma la última decisión.

En el primer enunciado, el término mí, cuando lleva tilde, desempeña la función de pronombre personal, en el segundo caso, mi, sin tilde, está actuando como un pronombre
posesivo.