You are on page 1of 27

EL

ANTIIMPERIALISMO
Y
EL APRA
VÍCTOR RAÚL HAYA DE LA TORRE
Datos biográficos:
 Líder histórico del Partido Aprista Peruano

 Nació en Trujillo, en el seno de una familia


aristocrática venida a menos económicamente.

 Ingresó a la Facultad de Letras de la Universidad


Nacional de Trujillo y luego a la Facultad de
Derecho de la Universidad Mayor de San Marcos.

 Destacó pronto como líder estudiantil apoyando a


la clase trabajadora.
Datos biográficos:
 Luego participó en protestas contra el régimen de
Augusto B. Leguía, destacando como orador
vigoroso y elocuente,

 Desterrado por este gobernante en 1922, emigra


a México, donde en 1924 funda el APRA (Alianza
Popular Revolucionaria Americana), como
movimiento político con proyección continental y
de orientación social demócrata, inicialmente de
clara posición antiimperialista.
1. ¿QUÉ ES EL APRA?

La organización de la lucha
antiimperialista en América Latina, por
medio de un frente único internacional de
trabajadores manuales e intelectuales
(obreros, estudiantes, campesinos,
intelectuales, etcétera), con un programa
común de acción política,
(Alianza Popular Revolucionaria
Americana).
 El programa máximo
internacional del APRA consta de
cinco puntos generales :
 1.Acción contra el imperialismo
yanqui.

 2.Por la unidad política de América


Latina.

 3.Por la nacionalización de tierras e


industrias.
 4.Por la internacionalización del
Canal de Panamá.

 5.
Por la solidaridad con todos los
pueblos y clases oprimidas del
mundo.
3.¿Qué clase de partido y de
qué clase es el APRA?
 Es un partido antiimperialista indoamericano
 Debe tener sentido de nuestra realidad
social.
 Debe ser un partido nacional de frente único,
que agrupe todas las clases sociales
amenazadas por el imperialismo.
 Debe ser un partido con programa y tácticas
propias, realistas y eficientes y con comando
nacional.
FRENTE ÚNICO
 En este partido de frente único, las clases que el imperialismo
amenaza estarán representadas de acuerdo con su rol en la
producción. Nuestros países feudales, al emanciparse, tienen
que dar preeminencia a la clase campesina, a la clase
productora de la tierra planteando en primer término su
reivindicación. Luego a la clase obrera industrial y a la clase
media.
 Las clases medias en nuestros países, a medida que el
imperialismo avanza, ven más restringidos los límites de su
posible progreso económico, pues se ven afectados por las
leyes de la competencia y del monopolio se destruye a los
capitalistas y propietarios incipientes, los somete bajo el yugo
de los créditos e hipotecas bancarios. Por ello, se debe captar
al intelectual de las clases medias y orientarlo dentro de un
programa de cooperación.
EL IMPERIALISMO
 El imperialismo es esencialmente un fenómeno
económico que se desplaza al plano político para
afirmarse.
 En Europa el imperialismo es “la última etapa del
capitalismo”, que se caracteriza por la
emigración o exportación de capitales y la
conquista de mercados y de zonas productoras
de materias primas hacia países de economía
incipiente,
 Pero en Indoamérica lo que es en Europa “la
última etapa del capitalismo” resulta la primera.
Para nuestros pueblos el capital inmigrado o
importado plantea la etapa inicial de su edad
capitalista moderna.
 No se ha producido, pues, en nuestros países la
evolución que se observa en las burguesías
inglesa, francesa o alemana, que, fortalecidas
como clases económicas, en un largo periodo de
crecimiento, capturan por fin el poder político y lo
arrebatan más o menos violentamente a las
clases representativas del feudalismo.
 En Indoamérica no hemos tenido aún tiempo de
crear una burguesía nacional autónoma y
poderosa, suficientemente fuerte para desplazar a
las clases latifundistas —prolongación del
feudalismo colonial español—, que, en la
revolución de la Independencia, se emanciparon
de la sujeción político-económica de la metrópoli,
afirmando su poder por el dominio del Estado.
Política de unidad latinoamericana
 La lucha contra nuestras clases
gobernantes es indispensable; el poder
político debe ser capturado por los
productores; la producción debe
socializarse y América Latina debe
constituir una federación de Estados.
La nacionalización de la tierra y
de la industria.
 La Enmienda Platt de la Constitución de Cuba y los
casos de Panamá, Nicaragua, nos prueban que la
soberanía nacional se pierde en América Latina
proporcionalmente al aumento de las inversiones del
capitalismo yanqui en nuestros países.
 La nacionalización de la tierra y de la industria y la
organización de nuestra economía sobre las bases
socialistas de la producción son nuestra única
alternativa. Del otro lado está el camino del coloniaje
político y de la brutal esclavitud económica.
La internacionalización del Canal de Panamá

 La internacionalización del Canal de


Panamá es la liberación de un medio de
circulación de la riqueza, indispensable
para la vida económica libre de nuestros
pueblos. El Canal de Panamá para
beneficio del imperialismo, es un
instrumento de dominación sobre
nuestros países y un gran peligro en caso
de guerra.
Las objeciones teóricas de los
comunistas pueden sintetizarse
así:
 1. El APRA como frente único
antiimperialista está demás porque
desempeña los mismos fines que la Liga
Antiimperialista Panamericana o de las
Américas: fines de resistencia al
imperialismo.
1
La Liga Antiimperialista Panamericana o de
las Américas, como organismo de simple
resistencia o propaganda antiimperialista, es
un organismo de limitada eficacia. Debemos,
en primer término, arrebatar el poder de
nuestros pueblos al imperialismo y para eso
necesitamos un partido político.
 Las ligas no tienen acción política porque la
tiene el Partido Comunista.
 2. El APRA como partido también está
demás, porque ya existen los partidos
comunistas para cumplir la tarea política
que se propone el APRA.
 El Partido Comunista, cuyo origen ha sido
determinado por las condiciones económicas
de Europa, además, es un partido único,
mundial, no una federación de partidos, cuyo
gobierno se ejerce desde Moscú.
 Es un partido de clase proletaria únicamente
es un partido sin posibilidades de éxito político
en estos pueblos, ya que los países de
Indoamérica no son países industriales, pues
son básicamente agrarios o agrícola-minera.
 El proletariado está en minoría. Son las
masas campesinas las que predominan,
dando una fisonomía feudal o casi feuda.
Organización del nuevo Estado
 Al llegar al poder bajo las banderas apristas y
unidas a las clases medias se empezará la
nacionalización progresiva de la tierra y de la
industria, vale decir, la desfeudalización del
campo y la liberación del campesino —peón,
siervo, comunitario, ejidatario, partidario,
pequeño propietario, etcétera—
 El Estado Antiimperialista que debe dirigir la
economía nacional, tendrá que negar derechos
individuales orden económico, cuyo uso implique
un peligro imperialista. Es imposible conciliar la
libertad absoluta individual con la lucha contra el
imperialismo.
Organización del nuevo Estado
 El propietario nacional, de una mina o de
una hacienda, que vende su propiedad o
negocio a un empresario yanqui, no realiza
una acción contractual privada, porque el
comprador no solo invierte dinero en una
operación, sino que invierte soberanía,
llamémosle así.
 La organización del nuevo sistema
económico estatal de base cooperativa que
controle las industrias, destruya los
monopolios imperialistas y asegure el
dominio nacional de la riqueza.
Conclusiones
 1. Las clases gobernantes de los países
latinoamericanos, grandes terratenientes,
grandes comerciantes, y las incipientes
burguesías nacionales son aliadas del
imperialismo.
 2. Estas clases tienen en sus manos al
gobierno de nuestros países a cambio de
una política de concesiones, empréstitos
u otras operaciones.
 3. Como un resultado de esta alianza de
clases, las riquezas naturales de nuestros
países son hipotecadas o vendidas.
 4. El progresivo sometimiento económico de
nuestros países al imperialismo deviene en
sometimiento político, pérdida de la
soberanía nacional, invasiones armadas de
los soldados y marineros del imperialismo,