You are on page 1of 7

SUPREMACIA

“No se pueden levantar


¿Por qué se debe respetar barreras de respeto que
los intereses distinga a los humanos por un
del ser humano y no el lado y a los animales no
de los animales? humanos por otro”
SUPERPOSICIÓN DE ESPECIE
Etapa de establecimiento (del criterio)

 Para efectos de este argumento, al ser absurdo criticar un


argumento basado en un criterio definicional, se tendrá
por obviado que el argumento de la superposición sólo
funcionara si poseen las determinadas capacidades o
relaciones especificas.
Luego, el antropocentrismo moral
afirmará que los humanos al cumplir
este criterio y los animales no
humanos no, la consideración moral.

X = Humano
O = animal no humano
SUPERPOSICIÓN DE ESPECIE
Etapa Crítica
 Sin embargo, se comete el grave
error de no incluir a los demás
humanos que no cumplen con este
criterio.
 En esta etapa nos enteramos que
bajo el criterio C, nos encontramos
con especies sobrepuestas, y que
por lo tanto se cumple con la
premisa de que no existe criterio X = Humano
definicional alguno que sea
exclusivo y totalmente humano. O = animal no humano
SUPERPOSICIÓN DE ESPECIE
Etapa de restablecimiento (de un nuevo criterio más racional y
abarcable posible).

Por lo tanto, para respetar a la lista de


humanos que no cumplen con el criterio
C, este debe cambiar y ampliarse al
criterio más amplio, inclusivo, correcto y
plausible posible. Luego de esto vemos
que el nuevo criterio, el criterio C’
(capacidad de experimentar intereses
subjetivas, es decir la sintiencia, o como
bien sale en la imagen la capacidad de
sufrir y disfrutar), hace que estas personas
de la lista puedan ser respetadas
moralmente.
CONCLUSIÓN:

Las consecuencias del especismo son diversas, afectando los intereses de


la especie animal, privando su libertad y derecho a la vida, utilizándolos en
los ámbitos de la ALIMENTACIÓN, VESTIMENTA, EXPERIMENTACIÓN,
ENTRETENIMIENTO, respaldada por el hecho de que los animales son a
nivel legal, simples propiedades, pensando que son algo y no alguien.

Rechazar este tipo de discriminación ser ¨ANTIESPECISTA¨ implica respetar


de modo igualitario el interés de todos los animales en vivir, ser libres y no
ser victimas de torturas y por lo tanto, otorgarles el derecho a no ser
propiedad de nuestra especie humana. No importa si es un cerdo, un
chivo, un perro, una oveja, una vaca, un pájaro, una tortuga, un conejo o un
gato, todos sienten por igual entonces merecen derechos de vida.
Tarde o temprano, el argumento de la superposición de especies
tendrá efecto.