You are on page 1of 10

“Siete veces caerá el justo, y siempre se levantará”

(Proverbios 24:16).
 Fracaso. (De fracasar).
◦ 1. m. Malogro, resultado adverso de una empresa o
negocio.
◦ 2. m. Suceso lastimoso, inopinado y funesto.
◦ 3. m. Caída o ruina de algo con estrépito y rompimiento.
◦ 4. m. Med. Disfunción brusca de un órgano.
 Fracasar. (Cf. it. fracassare).
◦ 1. intr. Dicho de una pretensión o de un proyecto:
frustrarse (‖ malograrse).
◦ 2. intr. Dicho de una persona: Tener resultado adverso en
un negocio.
◦ 3. intr. Dicho especialmente de una embarcación cuando ha
tropezado con un escollo: Romperse, hacerse pedazos y
desmenuzarse.
◦ 4. tr. desus. destrozar (‖ hacer trozos algo).
 No obstante que a nadie le gusta el fracaso
este forma parte de nuestras vidas, no lo
podemos evitar, es “la otra cara de la
moneda”.
 Ha sido parte de nuestra vida desde el
principio.
 En la Biblia encontramos varios ejemplos de
personas que fracasaron, a pesar de contar
con todas las condiciones para lograr el éxito.
 Sansón era un hebreo que fue designado por Dios para guiar a
Israel, hacia la victoria contra los filisteos.
 Estaba dotado de una fuerza física extraordinaria, algo así como
un Hércules. La fuerza de este sujeto era realmente
extraordinaria; sin embargo, tenía una debilidad: la sensualidad
del sexo opuesto.
 Esta debilidad era el fracaso en potencia. Pues, Dalila, una
encantadora joven filistea lo condujo al punto del quiebre, la
caída y al pecado total, por ello Sansón fracasó en su misión de
liberar a Israel, Sansón fracasó a pesar de contar en un principio
con el respaldo de Dios, su familia, sus compatriotas.
 Crees que era un hombre destinado al fracaso o pudo evitarlo?
La Biblia si bien condena el pecado, enseña un mensaje de
esperanza para el pecador; es decir, siempre muestra una salida
para quienes han fracasado; el pecador puede ser rescatado. Es
claro que pudo evitarlo, es mas una vez arrepentido tuvo una
segunda oportunidad pero había un precio que pagar, su vida
misma.
 El pasaje esta reflejado en Juan 8: 1-11 se refería a la mujer sorprendida en adulterio. Según el
relato bíblico, los residentes de la ciudad se apresuraron a condenar el acto de la mujer, lo cual
es común pues , ¿cuantas veces nosotros los propios cristianos, nos apresuramos a criticar el
fracaso de una persona?
 La actitud de Jesus frente a los que condenaban a la mujer, fue la de retirarse uno a uno y
finalmente quedaron solos Jesús y la mujer. ¿Alguien se acuerda lo que Cristo le dijo a la
mujer? “Mujer, ¿dónde están los que te condenan? Ni yo te condeno, vete y no peques más”
(Juan 8:11). ¡Esta respuesta es demostrativa del amor de Dios!

 Tanto Sansón en el Antiguo Testamento y la mujer adúltera en el Nuevo Testamento fueron


redimidos por Dios, si bien pagaron cada uno las consecuencias.

 La Biblia habla de hombres y mujeres que fracasaron, pero también habla del amor de Dios que
perdona y restaura.

 ¿Cuántos de los que estamos aquí hemos experimentado el dolor del fracaso? Hay personas
que han vivido el dolor del fracaso en su matrimonio, el fracaso con sus hijos, el fracaso en su
empresa o negocio, el fracaso en sus estudios, el fracaso en su vida personal.

 Sin embargo Dios utiliza nuestro fracaso como una segunda oportunidad para triunfar en la
vida.
 Intervienen tres factores:
◦ Internos propios de nuestra personalidad (debilidades,
vicios, errores).
◦ Externos que corresponde a otras personas.
◦ (interferencia, obstrucción)
◦ Circunstanciales que simplemente suceden,
Estos factores se presentan por lo general en forma
combinada.
Al final todas son circunstancias, que pueden ser mutadas
en la medida que se produzcan los cambios internos y se
actúe con FE para cambiar las circunstancias que no esta a
nuestro alcance hacerlo. Las circunstanciales son
oportunidades que Dios pone en nuestro camino, bien
para caer como parte de nuestro crecimiento, bien para
levantarnos como resultado de nuestro crecimiento.
 Algunas frases celebres:
◦ Cada fracaso le enseña al hombre algo que necesitaba
aprender (Charles Dickens, escritor británico).
◦ El fracaso es, a veces, más fructífero que el éxito (Henry
Ford, industrial estadunidense).
◦ El fracaso fortifica a los fuertes (Antoine de Saint, escritor
francés).

◦ En Proverbios 24:16 se nos enseña que aún siendo cristianos tenemos derecho a caer, fallar,
errar el blanco, fracasar, equivocarnos; sin embargo, también ese versículo nos enseña que
tenemos derecho a levantarnos, sacudirnos el polvo de la vergüenza y rehacer nuestras vidas en
algo mejor.
◦ No obstante, esto de levantarnos no es tan simple. El común de las personas pasan mucho
tiempo, tal vez toda su vida, lamentando su fracaso, pero son pocas quienes aceptan haberse
equivocado y toman la decisión de comenzar de nuevo.
◦ Algo pasa en nuestras vidas que nos impide levantarnos después de las derrotas, y esto es algo
extraño pues fuimos diseñados por Dios para levantarnos cada día. Esto lo vemos marcadamente
en los niños pequeños, específicamente en los bebés. Todos nosotros fuimos bebés en el
principio de nuestras vidas, y todos nosotros aprendimos a caminar a golpes, caídas, resbalones,
tropiezos, etc. Y sin embargo, cada vez que nos caíamos nos volvíamos a levantar. Esta conducta
en los bebés no es algo aprendido, sino innato.
 Proverbios 24:16 nos enseña que aún siendo cristianos tenemos derecho a
caer, fallar, errar el blanco, fracasar, equivocarnos; sin embargo, también
nos enseña que tenemos derecho a levantarnos, sacudirnos el polvo de la
vergüenza y rehacer nuestras vidas en algo mejor.
 No obstante, no es fácil levantarnos. El común de las personas pasan mucho
tiempo, tal vez toda su vida, lamentando su fracaso, pero son pocas quienes
aceptan haberse equivocado y toman la decisión de comenzar de nuevo.
 En nuestras vidas algo nos impide levantarnos después de las derrotas, y
esto es algo extraño pues fuimos diseñados por Dios para levantarnos cada
día; así lo demuestra el aprendizaje de los niños pequeños, desde que son
bebes y gatean, luego caminan. Todos aprendimos a caminar a golpes,
caídas, resbalones, tropiezos, etc. Y sin embargo, cada vez que nos caíamos
nos volvíamos a levantar. Esta conducta en los bebés no es algo aprendido,
sino innato.
 Por qué de grandes esto cambia? por temor al futuro, por inseguridad en
uno mismo, por prejuicios respecto del pensamiento de otras personas.
 La Biblia nos dice que no importa cuantas
veces fracasemos, Dios siempre estará
dispuesto a levantarnos, Dios siempre estará
ahí para socorrernos.
 Acá tenemos unos consejos para convertir
nuestros fracasos en éxitos:
1. Busque como hacer la diferencia que hacen las personas que triunfan respecto de los
mediocres.
2. Aprenda una nueva definición de fracaso, atribuyéndole el carácter de iter y no de
meta.
3. Elimine el “yo” como culpable de su fracaso, reemplácelo por el concepto de
responsabilidad sobre su vida futura.
4. Sea capaz de vencer sus miedos.
5. No deje que el fracaso que es externo se meta dentro de su alma que es interno.
6. Haga un autoanálisis, identifique sus debilidades y cámbielas por fortalezas;
sométase a pruebas para saber el grado de superación.
7. Cambie sus esquemas, permita que exista una interacción y retroalimentación
espiritual en su vida.
8. Haga un recuento de sus fracasos y identifique lo que le enseñaron, esa es la forma
de ganar experiencia.
9. Cierre la puerta del pasado, cierre círculos.
10. Sea capaz de darse a los demás , haga la milla extra.
11. No se deje enceguecer por el éxito, tanto como el fracaso ambos están afuera de Ud.
12. Mantenga el ánimo elevado, si cae levántese y siga avanzando; no deje de buscar
crecimiento espiritual. Esto mantiene encendido nuestro corazón respecto de DIOS.