You are on page 1of 55

MITOS EMPRESARIALES

Servicio Nacional de Aprendizaje SENA


Emprendimiento
El Objetivo:

Ser empresarios de talla mundial


Ser empresarios de Colombia para
el mundo
Situación…
O Es muy común escuchar conceptos
erróneos acerca de la creación de
empresas, empresarios y emprendedores.
Lo mas gracioso de la situación es que
quienes crean estas falsas ideas son
personas que poco o nada tienen que ver
con el mundo empresarial.
La realidad…
O El proceso de creación de empresas y el
ejercicio de la profesión empresarial son,
una práctica que como la medicina o la
ingeniería exigen conocimientos,
habilidades, actitudes, aptitudes y atributos,
pero sobre todo trabajo para lograr la
formación y el desarrollo que el proceso
exige.
¿Que son?
O Por lo tanto, los mitos consisten en ideas
erradas que nos limitan a la hora de
concretar una idea de negocio o que nos
frenan si la idea es hacer realidad nuestra
empresa.
¿Cuales son los mitos?
O Igual que en cualquier otro campo de la
acción humana existen una serie de mitos y
concepciones erradas, que con gran
frecuencia salen a relucir cuando se excusa
de no tener la decisión o de no querer hacer
el trabajo que el proceso empresarial exige o
cuando se quiere desestimularlo o
desprestigiarlo. Veamos:
1. Los Empresarios no analizan
Esta concepción es muy generalizada, e incluso
con gran frecuencia, los mismos empresarios
plantean un desprecio por los métodos de análisis
formal cuando dicen: “Yo para mis negocios, no
hice nunca un estudio”. Esta posición plantea la
idea de que el empresario es un loco, a quien le
plantean o identifica una oportunidad y sin ningún
raciocinio o consideración se lanza y se pone en
riesgo, y peor aún, pretende ilustrar esta conducta
como la que conduce al éxito.
La realidad
O La verdad es distinta. Los empresarios
exitosos por un largo período, no juegan a la
ruleta rusa, no se arriesgan por
corazonadas o por impulsos emocionales.
Ellos analizan muy bien la oportunidad, la
miran por todos lados, la evalúan con un
software mental que ya tienen estructurado
y que recibe datos por todos los sentidos;
calculan cuidadosamente sus movimientos
antes de actuar.
2. Los empresarios nacen no se
hacen
O Esta frase ha sido repetida muchas veces pero
no sólo para el caso de los empresarios, sino
también para políticos, diplomáticos, artistas,
gerentes, deportistas, etcétera, y en todos los
casos se ha demostrado errada.
O Existe evidencia clara de que muchos
empresarios no tienen ancestro empresarial,
entendido esto como hijos de padres
empresarios, y muchos de los que no son
empresarios provienen de padres empresarios.
La realidad
La verdad es que los empresarios se forjan
mediante aprendizaje y experiencias educativas
que combinan en proporciones diversas lo formal y
no formal. Nadie va a negar que se requiere salud,
energía, un poco de inteligencia, características
biológicas necesarias pero no suficientes; tampoco
se va a negar que se precisan conocimientos y
habilidades que no se dan al nacer sino que se
desarrollan en función del ambiente en que se
viva: iniciativa, toma de decisiones, capacidad de
riesgo, creatividad, etcétera.
3. El empresario clásico o puro
O Existe la creencia de que sólo es
empresario quien cumple todos los
requisitos que se puedan formular sobre los
procesos empresariales o sobre las
características empresariales, y esto lleva a
posiciones ingenuas como aquella que
afirma que quien no parte de una invención
o de alta tecnología no es empresario.
La realidad
O La verdad es que existen empresarios que
cumplen todas las características del
modelo ideal, pero también hay muchas
excepciones. Lo que define a un empresario
es su perspectiva empresarial, y por eso,
tanto el empresario rural como el de alta
tecnología lo son, no por la tecnología o
mercados que manejan, sino por su
perspectiva empresarial.
4. Todo lo que se necesita es dinero
O Esta es la disculpa más frecuente de
quienes no son empresarios para explicar
su falta de creatividad, decisión e iniciativa.
A veces en esta disculpa hasta el gobierno
cae.
La realidad
O Una de las habilidades empresariales, es
identificar y conseguir recursos, y entre ellos
recursos financieros.
O Otro aspecto suficientemente documentado en
investigaciones a nivel mundial es que, en
general, la mayoría del dinero que se invierte
para empezar una empresa proviene de ahorros
personales, de los familiares y de los amigos.
Incluso muchas veces la abundancia de dinero
más que una ayuda es un perjuicio, pues no se
valoran las decisiones y se cometen grandes
desperdicios económicos.
5. Para ser empresario no
requiero mayor formación
O Este concepto se escucha y hay evidencias
como estas:

“Si usted mira a los empresarios famosos que tal


vez empezaron sus negocios en 1950, se da
cuenta de que ellos no fueron a la universidad y tal
vez ni siquiera al bachillerato”; y, claro, uno puede
continuar y afirmar: “Si usted mira los empresarios
de 1900, ellos no fueron ni siquiera a la escuela
primaria”.
La realidad
O Indudablemente, esto es falso, pues se
olvida de las características de la población
de aquella época. En 1950 lo normal era
que los empresarios tuvieran como
característica no haber ido a la universidad.
O Luego en la época de los 80´s los
empresarios fueron personas con títulos
universitarios, y esto de nuevo no es más
que un fenómeno ambiental.
La realidad…
O Cada día en Latinoamérica, más y más
empresarios son personas con educación
superior, pues indudablemente esos
conocimientos no pueden perjudicar el
ejercicio empresarial. Es fácil también
apreciar que los empresarios todos los días
mejoran su calificación y tratan de remediar
su falta de conocimientos.
6. Todo lo que se necesita es
suerte
O En este mito se escudan los que no tienen
espíritu empresarial, pues no entienden que
hay personas que estuvieron en el lugar
indicado en el momento apropiado y fueron
capaces de captar la oportunidad que se les
presentó.
La realidad
O La suerte es la capacidad de apreciar las
oportunidades. Es el trabajo serio que se
hace en búsqueda de algo, es aprovechar y
maximizar las épocas buenas y minimizar el
impacto de las épocas malas.
O La idea es crearnos la suerte y no esperar a
que ella nos llegue, o sea; crear
la empresa y no esperar a que
alguien nos la traiga.
La realidad
O Es importante que el empresario tenga
conciencia de que siempre habrá resultados
no sujetos a su control, que él trabaja con
información incompleta y que por tanto, hay
riesgo; pero que esos riesgos se aminoran a
medida que se prepare para enfrentarlos y
no a medida que simplemente confíe en que
la buena suerte lo protegerá.
7. Con el primer negocio me
enriquezco
O Con gran frecuencia las personas esperan
identificar un negocio que en poco tiempo
les resuelva sus problemas económicos, y
rechazan mientras tanto ideas de negocios
porque no muestran todo el potencial que
ellos esperaban; la mayoría de las personas
con esta idea mueren sin encontrar ese
Dorado, y obviamente mueren frustrados.
La realidad
El proceso empresarial es un proceso
continuado en el cual se establecen
permanentemente oportunidades de negocio
y por lo tanto, lo importante es iniciar el
camino, aunque al principio las primeras
acciones no sean tan rendidoras
económicamente pues éstas tienen la
importancia de dar aprendizaje y acceso a
negocios cada vez mejores.
La realidad…
O El ser empresario requiere práctica, requiere
un inicio y es muy probables que algunos de
los intentos no sean exitosos. Muchos
empresarios famosos han tenido varios
fracasos y de ellos aprendieron nuevas
técnicas y procedimientos que luego los
hicieron exitosos.
8. La mayoría de los negocios
falla rápidamente
O Muchas personas no entran en el mundo
empresarial por el temor a las fallas, pues
se dice que la mayoría de los negocios fallan
antes de los cinco años. Obviamente, con
esta perspectiva nadie quiere meterse en
esta aventura.
¿Cuál es la verdad?
O La realidad es que toda inversión tiene
riesgos, y que actos 100% seguros no
existen en el mundo. La verdad también es
que en el proceso empresarial hay negocios
que no son exitosos, igual que ocurre en el
proceso de empleo, en que no todo el
mundo permanece y asciende.
A tener en cuenta!!!
O Indudablemente hay una manera de no
fallar: nunca intentar.
O Este principio también
garantiza que nunca se
logrará el éxito. Es mejor
equivocarse por intentar
que no haberlo intentando
nunca.
9. Solo los que tengan experiencia
pueden ser empresarios
O Muchas personas creen que únicamente
las personas con mucha experiencia y con
mucha edad están en condiciones de ser
empresarios, pues sólo ellos tienen los
conocimientos y los recursos para producir
eventos empresariales.
¿Cuál es la verdad?
O Existen múltiples evidencias en todo el mundo
de que esto no es verdad y que muchísima
gente joven, aun gente que nunca ha sido
empleada, aun estudiantes de universidad o
colegio, están creando empresas exitosas.
O Si se observan los negocios de e-business y
muchos de los negocios establecidos en los
últimos años, sus empresarios son personas
muy jóvenes. Bill Gates, famoso empresario de
software testimonia: “Cuando tenía 19 años
percibí un camino para mí futuro y basé mi
carrera en esa percepción. Resultó que ella era
un buen camino”.
10. La situación del país no
deja crear empresas
O Con mucha frecuencia se plantea cómo la
situación socio-económica, política, legal y ,
en general, ambiental es muy difícil o poco
favorable para el proceso empresarial.
La realidad…
O En Latinoamérica, con todos los problemas
que existen y a pesar de ese entorno
macroeconómico tan difícil de los últimos
40 años, se ha dado todo un proceso
empresarial vibrante que en gran medida ha
evitado el hundimiento total de la economía
regional.
O En Colombia, las políticas del estado están
incentivando la creación e empresas y
formalización (Ej: ley 1429)
Para tener en cuenta…
O Esto indica claramente que si bien sería
ideal tener un entorno económico, político y
asocial mejor, en el entorno en que toca vivir
es viable lograr eventos empresariales, y
que no puede esperarse a que el entorno
cambie para crear empresas, pues el
fenómeno es al contrario: sólo a medida que
se creen empresas, trabajo y riqueza,
mejorarán las condiciones ambientales para
reforzar el proceso.
11. Para formar empresa hay que ser
inventor o trabajar con tecnología
avanzada
O Muchos no se deciden a crear empresa o
concretar su idea de negocio, bajo la
creencia de que siempre hay que “inventar”
y esto es diferente a innovar.
O También creen que toda idea de negocio
requiere para alcanzar el éxito, contar con
tecnología de punta.
La realidad
O Aunque muchas empresas ejemplares
implicaron una invención o un trabajo en
tecnología avanzada, la realidad es que una
mínima parte de las empresas que se
constituyen, aun en los países
desarrollados, tienen como base estos
elementos. La gran mayoría de las
empresas nuevas se basan en tecnologías
convencionales y conocidas.
Para tener en cuenta!!!
O Se requieren muchas empresas
competitivas, que atiendan nuevas
necesidades o mercados no atendidos, y si
para ello se necesita tecnología avanzada
hay que conseguirla o desarrollarla y aquí la
formación avanzada en ciencia y tecnología
y el desarrollo de mecanismos de apoyo,
como las incubadoras de base tecnológica,
son fundamentales.
12. Mi estatus profesional se
rebaja por ser empresario
O En este mito suele haber dos posiciones:

O 1. Quienes creen que los empresarios son


personas que no tienen estudio y por ello se
dedican a tener un empresa… es decir no
ejercen una “profesión” en particular.
O 2. Otros piensan erróneamente que si
dedican a ser empresarios o “comerciantes”
su estatus personal o profesional decae.
La realidad
O El éxito profesional no se mide por el cargo que
la persona ocupa o el tamaño de la empresa a
la cual está vinculada la persona, sin tener en
cuenta otros valores importantes en la vida
profesional.
O Hay que entender que las profesiones son un
medio de desarrollo personal y no un fin en sí
mismo, y por tanto, lo importante no es el
ejercicio de una profesión u otra, sino la
contribución que al desarrollo económico, social
y personal brinde el profesional.
Y mas…
O Es perfectamente válido, incluso deseable,
que esa contribución se haga en una
actividad que genere trabajo, riqueza y valor
agregado.

O La realidad es que un empresario exitoso


tiene más estatus profesional que un
empleado de nivel intermedio.
13. El empleo es seguro, los negocios
no lo son
O Este mito se ha arraigado a tal punto que
los profesionales viven asustados por el
fantasma de la pérdida del empleo. Lo cual
los obliga a no tener posiciones ideológicas
o conceptuales firmes, sino a ceder en sus
principios como una manera de sobrevivir
organizacionalmente. Este mito le indica al
profesional que no debe correr riesgos y que
en ese sentido debe buscar algo estable y
de por vida.
La realidad
O En los últimos años, tanto en los países
desarrollados como en vías de desarrollo,
adquirir un empleo no es garantía de poder
conservarlo de por vida. Ya que las
organizaciones con gran frecuencia toman
decisiones de despido de personal, y en ese
momento las personas quedan cesantes y sin
organización para jubilarse. Y lo que es peor
aun, no encuentran en sus pensiones de
jubilación, unos ingresos que les den seguridad
en su vejez.
Por lo tanto…
O Existen riesgos tanto en el empleo como en
las empresas. A corto plazo es más
arriesgado el mundo empresarial; a largo
plazo es más arriesgado el empleo. Por
tanto, este mito hay que cuantificarlo
adecuadamente y no darlo por válido sin
analizar las consecuencias.
14. No estudiè para formar empresas
O También se traduce como:
- Lo que estudie no es para formar empresa
- Mi profesión no es para formar empresa

La noción de dependencia lleva a creer que las


profesiones son para ocupar cargos o empleos.
Se las ha mirado siempre con una óptica muy
estrecha.
La realidad
O Toda profesión tiene la opción de ser
creadora de empresas.

O Toda persona, y mas el profesional, tiene la


posibilidad de múltiples caminos de acción,
y de identificar entre ellos el que más le
satisfaga.
El reto de hoy!
O Hay que formar a la gente para el trabajo
creativo bien sea en una organización
propia o en una organización para la cual se
emplee, y no sólo para empleos
burocráticos.
Otros mitos…
O Se necesita mucho dinero para empezar un
negocio
O El k que necesito solo puedo conseguirlo
con un banco
O El plan de negocios es un trámite
innecesario
O Debo crear mi empresa según lo que se
hacer
Otros mitos
O El cliente siempre tiene la razón
O Tuve una buena idea y a todos les va a
gustar
O Tengo buenos amigos… ellos van a ser mis
socios (los mejores socios)
O El fracaso es malo
O Las utilidades es lo único que importa
O La razón de una empresa es vender
Se necesita mucho dinero
O Consiste en creer que se necesita mucho
capital para los negocios exitosos.
O Este mito se debe a que muchos negocios
como las franquicias, están bien diseñados
en su organización y establecimiento, y
creemos que el capital es la razón de su
éxito.
El K que necesito solo puedo conseguirlo
con un banco
O Hay muchas otras fuentes de financiamiento que
son incluso más recomendables que ir a un
banco. Por ejemplo, la familia, amigos y socios,
representan la mayor parte de la fuente de capital
para una microempresa. Además, existen los
ángeles inversionistas, o personas que están
interesadas en invertir su dinero en negocios, para
obtener un mejor rendimiento que el que el banco
les da en ahorros o fondos de inversión.
El plan de negocios es un trámite
innecesario
O Ventaja 1: El plan de negocios es un requisito para
empezar un negocio, no porque necesite el producto
final visto como un “plan de negocios”, sino por el
proceso de investigación, pensamiento, imaginación y
creación que desarrolla cuando hace su plan.
O Ventaja 2: Aumenta la probabilidad de éxito al doble,
contra empresas que no tienen hecho un plan.
O Ventaja 3: Se puede determinar si el negocio va a tener
éxito o no, en base a un análisis financiero, antes de
invertir cualquier dinero.
Debo crear mi empresa según lo que se
hacer

O La gente cree que por ser hábil en una


actividad específica, tiene la capacidad de
empezar un negocio. Esto es erróneo.

O Un negocio requiere de habilidades que se


pueden desarrollar con el tiempo, pero muy
distintas a ser experto en un campo.
El cliente siempre tiene la razón

O En su libro 4 Day Hour Workweek (Trabajo de 4 horas a


la semana), Tymothy Ferriss comenta la forma de
eliminar este mito.
O Una forma es encontrar el 20% de sus clientes que
generan el 80% de sus ingresos (esto se llama la Ley de
Pareto), y centrarse en ellos. Esto significa que clientes
que probablemente le den más problemas, son
aquellos que menos le compran. Y en vez de darles la
razón… les deja de dar servicio.
Tuve una buena idea y a todos los
va a gustar
O Una buena idea es buena idea… al menos para
usted.
O A menos que pueda leer el pensamiento de los
demás, nunca ponga un negocio basado en una
buena idea.
O La forma correcta es primero encontrar la
oportunidad de negocios, y después determinar la
idea de negocio que aproveche la oportunidad, y
se alinee a sus gustos e intereses.
Mis amigos serán mis socios
O Entre los peores mitos empresariales se encuentra
pensar que los amigos son socios.
O La verdad es que un socio tiene que ser una persona
que lo complemente en el desarrollo del negocio, en
términos de sus habilidades, capacidades y recursos.
O Por ello, tiene que ser profesional cuando pone una idea
de negocio emprendedora y saber que existen las
relaciones de trabajo y las amistades, y que finalmente
hay que separar la una de la otra.
El fracaso es malo
O Desde niños, nuestros padres y la escuela
nos enseñan a que fracasar es malo, y el
éxito es bueno, pero hay un error en ello.
O El fracaso es el gran maestro que nos
enseña nuestra verdadera cara: Si eres una
persona que se rinde fácilmente, o que
persiste ante la adversidad. Si respondes
con enojo y depresión, o eres capaz de
levantarte y seguir adelante.
Las utilidades es lo único que
importa
O Las utilidades son fundamentales, pero algo
más importante de lo que nadie habla es el
flujo de efectivo.
O Es decir, se descuidan otros aspectos como
el flujo de entradas y salidas de dinero, con
el cual la empresa sobrevive o no a sus
deudas.
O Mas importante que las utilidades es
maximizar el valor de la empresa.
La razón de una empresa es
vender
O Este mito consiste en creer que la misión de una
empresa es vender.
O Las empresas que han durado más de 50 años
en el mercado o aquellas que se han ido
consolidado con el paso del tiempo nos enseñan
que la razón real es solucionar un problema o dar
un servicio, con calidad, con oportunidad y con
eficiencia.