You are on page 1of 27

OFENSAS INOFENSIVAS EN EL

ESTUDIO DE LA MORAL
CRISTIAN DAVID TRIANA SÁNCHEZ
INTRODUCCIÓN Y ANTECEDENTES

• Haidt y compañía se preguntan por el tipo de situaciones que podemos considerar


como problemas morales. Convencionalmente, solemos referirnos a la moralidad en
términos de daño, injusticia y violación de derechos. Sin embargo, cabe preguntarse si
estos factores, en general asociados al daño físico o psicológico, son suficientes para
describir el dominio moral de cualquier cultura o si, por el contrario, hay culturas en
las que es posible hablar de una moral que no se basa en el daño. (Cf. Haidt, et al.
1993. Pp. 613)
• La pregunta ha sido abordada desde dos perspectivas: por un lado, desde la
tradición cognitiva-de desarrollo, quienes se refieren a la posibilidad de una moral,
podríamos decir, universal, dada fundamentalmente en términos de daño, derechos o
justicia, con independencia de las reglas particulares que varían de cultura en
cultura. Por otro lado, se encuentra la posición de la psicología cultural, en la que el
dominio de la moral varía de cultura en cultura, y no se limita al daño físico o
psicológico (Ibid.)
EL PLANTEAMIENTO COGNITIVO-DE DESARROLLO

• Este planteamiento teórico, sostiene que el dominio de la moral se limita a acciones


que afectan el bienestar material o psicológico de otras personas.
• En ese sentido, los problemas morales son problemas intrínsecamente interpersonales.
Las acciones se juzgan con base en las consecuencias que estas traen para los otros.
LOS DOMINIOS DE CONOCIMIENTO DE TURIEL Y NUCCI

• Turiel y Nucci, desarrollaron una teoría según la cual,


desde niños, las personas clasifican los acontecimientos
sociales en tres dominios de conocimiento, basados en el
tipo de consecuencias interpersonales de dichos
acontecimientos.

• En el dominio personal, las acciones traen consigo


consecuencias que recaen principalmente sobre el
actuante.
PERSONAL MORAL CONVENCIONAL
• Las acciones que provocan consecuencias
intrínsecamente dañinas para otras personas (i.e. el
robo o la agresión física), pertenecen al dominio moral.

• En el dominio convencional caben las acciones DOMINIOS DE CONOCIMIENTO


que, si bien no son dañinas per se, son
significativas en un contexto de un sistema social
específico.
• En esa medida, es evidente que para el modelo cognitivo-de desarrollo -
ejemplificado en el planteamiento de Turiel y Nucci-, el hecho de juzgar una
acción como moralmente mala se da únicamente en términos de daño físico o
psicológico entre personas.
• En los casos evaluados por Turiel y Nucci, se encontró además que las acciones
que son juzgadas por niños como intrínsecamente dañinas para otras personas
poseen un carácter de universalidad. Es decir, con independencia de la situación
particular en la que se produce el daño, este siempre se juzga como
universalmente malo.
LA CRÍTICA DESDE LA PSICOLOGÍA CULTURAL

• Otros estudios han mostrado que el dominio de la moral es transcultural y que no es


como tal universalizable. Ciertas acciones que en culturas occidentales son
percibidas como opcionales, en lugares como la India son vistas como obligaciones
morales (estudio de Miller et al.)

• Una objeción expuesta más detalladamente viene por parte de Shweder y compañía,
quienes sostienen que existen tres códigos del pensamiento y discurso moral, los
cuales son elaborados por cada cultura y dependen de estos en distinto grado. Lo
cual hace que el dominio de la moralidad, al menos en culturas no-occidentales, sea
mucho más amplio. (Cf. Haidt, et al. 1993. P.p. 614).
LOS TRES CÓDIGOS MORALES

• Ética de la autonomía: la regulación moral busca Divinidad


incrementar la elección, la autonomía y control del
sujeto, entendido este como una estructura de
preferencia individual.
Comunidad
• Ética de la comunidad: el individuo es concebido como el
poseedor de un rol dentro de un colectivo
interdependiente. Esta abarca las nociones de deber,
respeto y obediencia a la autoridad. Así como acciones
coherentes con el género, casta, edad etc.
Autonomía
• Ética de la divinidad: el objeto del individuo en este
grado de la moral es el alejamiento de la contaminación
y la obtención de la pureza espiritual. Si bien las
acciones que atentan contra el bien espiritual de sí
mismo no dañan a otros, estas son juzgadas como Códigos de la moralidad
moralmente incorrectas.
• En las culturas occidentales, el dominio de la moralidad ha sido restringido sólo a la ética
de la autonomía. Sin embargo, en otras culturas, una gran cantidad de prácticas sociales
son tratadas como asuntos morales. En un estudio realizado en Bhubaneswar - India, los
sujetos emitieron juicios morales tanto en casos de daño e injusticia, como en situaciones
que involucraban prácticas corporales, como la alimentación o la vestimenta.
• Del estudio de Shweder se concluyó que (I) las prácticas sociales en la India eran tomadas
como obligaciones morales de carácter universal, en contraste con los americanos quienes
ven este tipo de prácticas como meras convenciones. En consecuencia (II), la moralidad en
la cultura india no hacía uso de la idea de una convención social. El orden de la comunidad
no es distinto del orden moral. Lo cual acentúa, según la psicología cultural, el hecho de
que no haya un dominio universal de la moral
LOS PROBLEMAS DEL ESTUDIO DE SHWEDER ET AL.

• Desde la propuesta cognitiva-de desarrollo se han señalado, a grandes rasgos, dos


problemas del estudio de Shweder y compañía:

• El estudio hace uso de situaciones cuyo significado en los E.U. es radicalmente distinto de
su significado en la cultura india. Por lo tanto, se cimentó sobre situaciones imposibles de
comparar a partir de su significación cultural. Sin embargo, es posible que las dos culturas
compartan el mismo dominio de la moral si el centro de atención sigue siendo la
percepción de daño material y/o psicológico.
• Es posible que haya niveles más altos de convención social entre las personas
Bhubaneswar de lo que se cree. El problema puede radicar, también en las situaciones
empleadas para llevar a cabo dicha medición.
LAS OFENSAS INOFENSIVAS DE HAIDT, KOLLER Y DIAS
• El estudio de Haidt, Koller y Dias pretende abordar un tipo específico de casos que
no han sido examinados y que podrían contribuir al debate sobre el dominio moral,
a saber, violaciones inofensivas de normas sociales que a pesar de todo resultan
ofensivas. A la vez que se presta atención al lugar que ocupa el afecto en el juicio
moral.
• Este tipo de ofensas inofensivas, en términos generales se refieren a acciones que no
atentan contra los intereses materiales o psicológicos de los demás, excepto el interés
de no ser ofendidos. Siguiendo a Feinberg, estos actos suelen ser inmorales por el
simple hecho de ser vistos por algunas personas como pecaminosos o indebidos (Cf.
Haidt, et. Al. 1993. Pp. 613).
• Respetando las objeciones hechas por Turiel y compañía hacia el estudio hecho en
Bhubaneswar, Haidt et al. se proponen indagar por una moralidad que no se
encuentre basada en el daño, en dos países más bien distantes culturalmente, a
saber, los Estados Unidos y Brasil.
• Sumado a esto, las situaciones sobre las cuales se hace el estudio fueron escogidas
por su capacidad para ofender o hacer sentir mal, incluso cuando no hay como tal una
víctima. Para los autores, esto sirve para probar la idea de que las reacciones
afectivas tienen incidencia en el juicio moral. En función de lo anterior, se escogieron
historias que involucraran sensaciones de irrespeto o asco.
ESTUDIO DE HAIDT Y COMPAÑÍA PSICOLOGÍA CULTURAL DE SHWEDER ET AL.

Eventos que no involucran daño El irrespeto puede ser


Situaciones de
irrespeto o asco

Códigos morales
de Shweder et al.
físico o psicológico hacia una tomado como una violación
víctima y que, sin embargo, las de la ética de la comunidad.
personas tienden a moralizar. Asimismo, las acciones
Por ejemplo: maltratar la
bandera del país en el hogar o asquerosas, se pueden
llevar a cabo relaciones entender como una forma de
incestuosas en privado. Cabe corrupción del individuo,
añadir, que este tipo de atentando así contra la ética
situaciones son, en todos los de la divinidad.
casos, consensuadas y en
privado.
• Uno de los objetivos principales al presentar las ofensas inofensivas es examinar si
los encuestados adoptan una posición moralizadora o permisiva. Si consideran que
este tipo de acciones son moralmente incorrectas se espera que (i) adopten una
posición en la que crean que las personas deben ser detenidas o castigadas por
llevar a cabo dichos actos y (ii) que la maldad en estas acciones es universal y no
depende de costumbres o convenciones locales.
• Para el estudio se tuvieron en cuenta principalmente dos variables culturales,
transversales a los seis grupos examinados. Por un lado, el nivel de influencia de la
cultura europea (asociada a procesos de estructuración política e industrial). Esto es
denominado como occidentalización. Por otro, el estatus socioeconómico (SES).

Filadelfia > Porto Alegre > Recife

Nivel de La mayoría de los La cantidad de sujetos La mayoría de los


occidentalización y sujetos adoptará una que adopte una sujetos moralizará
(Adultos y niños) posición permisiva posición permisiva las situaciones

PREDICCIONES
con relación a las deberá ser mayor que
presentadas
otras dos ciudades en Recife

SES Las personas con un mayor nivel socioeconómico tenderán a adoptar


(Adultos y niños) una posición permisiva, en función de una moral basada en el daño con
tendencia hacia la individualidad y la autonomía.

La distinción entre situaciones morales y convencionales, deberá ser más


notoria en los lugares con mayores niveles de occidentalización y SES
Situaciones presentadas a los sujetos
Una niña empuja a otra Un estudiante Un hombre se alimenta
de un columpio asiste a la escuela siempre con sus propias
Situaciones prototípicas (Hay daño directo) sin el uniforme (No manos
hay daño (No hay daño
intrínseco) intrínseco)
Situaciones de Una mujer corta la bandera de su país Un hijo promete a su madre que,
irrespeto/desobediencia en varias partes con el fin de utilizar la después de morir, visitará su tumba
tela para limpiar su casa semanalmente, pero incumple su
promesa
Situaciones designadas a El perro de una familia Dos hermanos se besan Semanalmente, un hombre
producir asco muere atropellado y apasionadamente en compra un pollo para
privado cada que cocinarlo, pero antes tiene
esta decide comérselo tienen la oportunidad
relaciones sexuales con el
de hacerlo* pollo crudo**

*Para los niños con bajo SES escogidos en Filadelfia, esta historia tuvo que ser cambiada por una en
la que un niño voluntariamente se induce el vómito en su deseo por seguir comiendo dulces
**Presentada sólo a los adultos.
RELACIÓN DE LOS RESULTADOS CON LAS PREDICCIONES
(ADULTOS)
RECIFE PORTO ALEGRE PHILADELPHIA
TABLA I
(Apoyo a la interferencia) Low-SES High-SES Low-SES High-SES Low-SES High-SES

M Harmless-offensive 63 35 57 34 63 14

RECIFE PORTO ALEGRE PHILADELPHIA


TABLA II Low-SES High-SES Low-SES High-SES Low-SES High-SES
(Universalización del juicio)
M Harmless-offensive 70 26 64 29 63 14

PREDICCIÓN I: La mayoría de las personas High-SES en Filadelfia tienen una posición


permisiva frente a las historias inofensivas-ofensivas; el porcentaje de adultos que dijo
que el actor debía ser detenido o castigado fue tan solo del 14% en el grupo High-SES
mientras que en el grupo de Low-SES fue de 63%.
• PREDICCIÓN III: Hay un gran y consistente efecto de la clase social, los grupos High-SES son
más permisivos que los Low-SES, en el porcentaje de adultos que dijo que el actor debía ser
detenido o castigado en el grupo de Low-SES se encuentra entre el 63% y el 57%, mientras
que en el grupo High-SES oscila entre el 14% y el 35%.

• PREDICCIÓN IV: En Recife la mayoría de las personas pertenecientes al grupo Low-SES


tomaron una postura moralizadora, el porcentaje de adultos que dijo que el actor debía ser
detenido o castigado en el grupo de Low-SES fue de 63% mientras que en el grupo de High-
SES fue del 35%.

• PREDICCIÓN II: Efecto de occidentalización; las historias serán moralizadas más en Recife y
menos en Filadelfia. Aunque en Recife se encuentra el porcentaje más alto de adultos (70%
frente a 64% y 63% en Porto Alegre y Filadelfia, respectivamente) que universalizan su juicio,
no se puede soportar fuertemente esta predicción, dado que, el único grupo que fue
consistente en los resultados fue el de Filadelfia (High-SES 63% - Low-SES 14% en ambas
tablas), mientras que los porcentajes de Recife (High-SES 63%/70% - Low-SES 14%/26%) y
Porto Alegre (High-SES 63%/64% - Low-SES 14%/29%) varían.
(NIÑOS)
RECIFE PORTO ALEGRE PHILADELPHIA
TABLA III
(Apoyo a la interferencia) Low-SES High-SES Low-SES High-SES Low-SES High-SES

M Harmless-offensive 97 85 58 42 69 34

RECIFE PORTO ALEGRE PHILADELPHIA


TABLA IV
(Universalización del juicio) Low-SES High-SES Low-SES High-SES Low-SES High-SES

M Harmless-offensive 93 82 86 58 72 25

PREDICCIÓN I: La mayoría de los High-SES de Filadelfia juzgan las historias harmless-offensive


como envolviendo convenciones no morales con las cuales no se podía interferir, lo que no
interfiere con esta predicción, puesto que, el porcentaje de niños que dijo que el actor debía
ser detenido o castigado fue tan solo del 34% en el grupo High-SES mientras que en el grupo
de Low-SES fue de 69%.
• PREDICCIÓN III: Hay efectos significativos en la clase social, pues el porcentaje de
niños que dijo que el actor debía ser detenido o castigado en el grupo de Low-SES se
encuentra entre el 97% y el 58%, mientras que en el grupo High-SES oscila entre el
82% y el 25%.
• PREDICCIÓN IV: La mayoría de los integrantes del grupo Low-SES en Recife
universalizó sus juicios y aprobó la interferencia. El porcentaje de niños que dijo que
el actor debía ser detenido o castigado en el grupo de Low-SES fue del 97% y en este
mismo grupo el porcentaje que universalizó sus juicios fue del 93%.
• PREDICCIÓN II: Hay efectos significativos en la ciudad, pues aunque ningún grupo
sea consistente, lo datos varían en las tres ciudades, Recife mantiene los porcentajes
más altos tanto en universalización del juicio como en aprobación de la intervención,
en ambos grupos socieconomicos.
• Después de presentar cada historia, se hizo un sondeo con seis preguntas,
cada una con un propósito particular:
• a). Evaluación: ¿Qué piensa de la situación? ¿Está muy mal, un poco mal o está
perfectamente bien?
• b). Justificación: ¿por qué considera esto?
• c). Daño: ¿Alguien resulta lastimado por lo que la persona llevó a cabo? ¿Quién? ¿Por
qué?
• d). Molestia: ¿le molestaría o no presenciar a alguien llevando a cabo dicha acción?
• e). Interferencia: ¿Debería, de alguna manera, ser detenido o castigado quien lleva a
cabo dicha acción?
• f). Universalidad: Imagine dos países distintos; en un país esto es algo que la gente
hace muy a menudo, mientras que en otro nunca hacen esto ¿Ambas costumbres
están bien, o una de estas está bien o mal?
INDICADORES DE UNA POSTURA MORALIZADORA

• En la conjunción de las preguntas (e) y (f), es posible identificar cuatro patrones de


respuesta a través de los cuales se puede hallar un indicador de una postura moralizadora,
a saber:
• Respuesta completamente moralizadora: Universalizar y aprobar la interferencia (a)
• Respuesta completamente permisiva: Oponerse a la universalización e interferencia (b)
• Respuesta ejecutable-convencional: Oposición a la universalización pero no a la
interferencia (c)
• Respuesta personal-moral: Universalizar pero oponerse a la interferencia (d)
Respuestas de los grupos evaluados según los indicadores de respuestas moralizadoras

Filadelfia Porto Alegre Recife


Niños High-SES Low-SES High-SES Low-SES High-SES Low-SES
(b) (a) (-)** (a) (a) (a)
Adultos HighSES Low-SES High-SES Low-SES High-SES Low-SES
(b) (a) (b) (a) (b) (a)

Los adultos con alto estatus socioeconómico en las tres ciudades (+SES), tendieron a dar respuestas
completamente permisivas (b), sumados a los niños (+SES) de Filadelfia.
Por otro lado, los adultos con un estatus socioeconómico menor (-SES) de las tres ciudades, todos los niños
de Recife y los niños con (-SES) de Porto Alegre y Filadelfia, dieron generalmente respuestas completamente
moralizadoras.

** Las respuestas de los niños con (+SES) de Porto Alegre, se ubicaron casi que en igual proporción en tres de los
indicadores. Lo cual no arrojó una tendencia muy clara
DISTINCIÓN ENTRE SITUACIONES PROTOTÍPICAS MORALES Y CONVENCIONALES

• En favor de la segunda crítica de Turiel et al. al estudio de Shweder y compañía; el


los resultados demuestran que hay un alto nivel de juicio social-convencional en los
norteamericanos. Lo cual acentúa la diferencia metodológica entre los dos tipos de
estudio (el cognitivo y el cultural).
• Sin embargo, con los resultados anteriores, es posible fijarse en la quinta predicción
de la psicología cultural, según la cual la distinción de dominio entre situaciones
morales y convencionales prototípicas debería ser más amplia en los sujetos con alto
SES de Filadelfia, a la vez que es más reducida en grupos con menor SES y nivel de
occidentalización. Si bien se encontró que había una distinción marcada en los
norteamericanos entre las situaciones morales y las convencionales, en Brasil los
resultados fueron mucho menores. Por lo tanto, esto soporta la idea de que la
distinción de estos dominios varía trans-culturalmente y que no hay universalidad
en cuanto a esto.
JUSTIFICACIÓN DE LAS SITUACIONES OFENSIVAS-INOFENSIVAS

• Para reunir evidencia suficiente como para reafirmar un modelo subyacente de la


moralidad, como los tres códigos de Shweder, Haidt y compañía recogieron
información relacionada con las justificaciones que los sujetos de su estudio dieron
al terminar las preguntas del sondeo. Las justificaciones fueron ordenadas con base
en los tres códigos del discurso moral de Shweder, con el añadido de otras dos
categorías: una a propósito de la declaración de norma y otra en la que se agruparan
las respuestas que no tuvieran un contenido moral claro.
• Dentro de los grupos que dieron respuestas completamente permisivas, hubo una
amplia preferencia por la ética de la autonomía. Los grupos que tendieron a
moralizar todas las situaciones mostraron preferencia por una ética de la
comunidad. Por su parte, la ética de la divinidad no se presentó tanto, excepto en la
historia del pollo.
PERJUICIO CONTRA DESAGRADO
Juicios morales con
Juicios morales
base en la
basados en el
percepción de
desagrado
perjuicio

Si hay víctimas, por Si la acción causa


lo tanto debe haber molestia, o es
castigo. Las acciones percibida como
son universalmente incorrecta, debe ser
malas moralmente mala

La pregunta a La pregunta a
formular sería ¿Cree formular sería ¿Le
que alguien está molestaría
siendo dañado? presenciar esto?
DISCUSIÓN FINAL
• Las personas con High-SES de Filadelfia exhiben una moral basada en el daño limitada por la ética
de la autonomía; acciones desagradables e irrespetuosas no son moralizadas porque se perciben sin
consecuencias interpersonales. Por el contrario, en Recife, Brasil, las historias que envuelven
desagrado y disgusto son moralizadas incluso si se perciben como no dañinas. Haidt y compañía
llegan a esta conclusión a partir de cuatro análisis convergentes:

• 1. Los efectos predichos de la clase social y la occidentalización se encontraron en sondeos acerca


de la universalización de los juicios y de lo apropiada que es la interferencia en la acción de otros.

• 2. Se encuentran los mismos efectos en el análisis de distintas historias (las personas de Filadelfia,
así como los grupos High-SES hacen grandes distinciones entre historias no-dañinas-ofensivas
(harmless-offensive) y acciones dañinas (harmful actions))

• 3. Se encontraron las mismas diferencias en las justificaciones verbales libres y las respuestas a
las preguntas de sondeo (las personas de Filadelfia, así como los grupos High-SES hacen más
referencia a la ética de la autonomía y menos a la ética de la comunidad).

• 4. Para el caso de los cuatro grupos más permisivos el juicio moral se predice mejor calificando lo
dañino que lo ofensivo. Para los siete grupos más moralizadores el juicio moral se predice mejor
calificando la ofensivo que lo dañino
SOBRE UN MODELO MORAL TRANSCULTURAL
• El juicio moral, en efecto, es distinto conforme varía la cultura. El culturas no
occidentales, la condena moral no require de victimas y considera las respuesas
emocionales de la persona. La occidentalización y, sorpresivamente, altos niveles
socioeconómicos, fueron mucho más permisivos con respecto a la moralidad
• Haidt et al. Sugieren una serie de condiciones para lograr un modelo que no se vea
tan limitado por las condiciones socioeconómicas ni culturales:
• 1. Poner menos énfasis en el papel del daño
• 2. Poner mayor énfasis en el papel de las emociones
• 3. Poner mayor énfasis en el papel de la cultura