You are on page 1of 8

Procesos No Convencionales

Alumno: Edward Rodolfo Aguilar Moreno


Mecanizado Químico.
Es un tipo de mecanizado especial, el cual se fundamenta en la
eliminación de material no deseado por ataque de una
sustancia química activa, como puede ser una solución acuosa
ácida o alcalina. Las partes que no se desee que sean atacadas
han de ser protegidas con recubrimientos aislantes.

Fig. 1 Proceso de Mecanizado Químico. Fig. 2 Fresado químico en cloruro


férrico para producción casera
de circuitos impresos.
Mecanizado Electroquímico.
Es un proceso en el que el material se elimina por disolución anódica
del mismo en una corriente rápida de electrolito. Se trata
básicamente de un proceso desgalvanoplástico en el que la
herramienta es el cátodo y la pieza es el ánodo, por lo que ambos
han de ser conductores eléctricas, encargándose el electrolito de
arrastrar los lodos hasta un filtro de decantación. Existen Varias
variantes: Pulido Electroquímico, Taladro electroquímico, rectificado
electroquímico y desbarbado electroquímico.

Fig. 3 Croquis de proceso electroquímica. Fig. 4 Maquina de Mecanizado Electroquímico.


Mecanizado por Electroerosión.
Es un método de arranque de material que se realiza por
medio de descargas eléctricas controladas que saltan en un
medio dieléctrico, entre un electrodo y una pieza. se efectúa
mediante el salto de chispas eléctricas entre dos electrodos
sometidos a una determinada tensión eléctrica y sumergidos
ambos en un líquido aislante (liquido dieléctrico). Existen varios
tipos de Mecanizado por Electroerosión: Electroerosión por
Hilo caliente y Electroerosión por Penetración.

Fig. 5 Maquina de Electroerosión Fig. 6 Electroerosión por Hilo Caliente


Proceso Térmico por haz de Electrones (EBM).
Este método emplea un haz focalizado de alta velocidad de
electrones, el cual funde y vaporiza el material. El diámetro
transversal típico del haz de electrones está comprendido
entre 10 y 200 mm para el punto de focalización sobre la pieza.
El proceso generalmente tiene lugar dentro de un vacío,
protegiendo así el metal de la atmósfera exterior como
fundente hace en los procesos de soldadura tradicionales.

Fig. 7 Maquina EBM Fig. 8 Proceso de haz de electrones elaborando


números.
Mecanizado por haz de laser (LBM).
Se basa en la generación de un rayo láser de alta potencia que
es dirigido contra la pieza mediante un sistema de espejos de
alta precisión. En la zona de incidencia del rayo se consigue una
elevada densidad de potencia que produce la volatilización del
material. El rayo láser erosiona el material en múltiples capas
obteniendo, de este modo, la geometría y profundidad
requerida.

Fig. 9 Maquina por haz de laser. Fig. 10 Maquina laser mecanizando


números en placa.
Mecanizado por Chorro de Agua.
El maquinado con chorro de agua o fluido es un proceso que
utiliza una corriente de agua de alta velocidad como agente de
corte produciendo el acabado deseado. Estos chorros tienen
aproximadamente un diámetro de 0.25 mm y operan a
velocidades de 36000 a 54000 m/min. A tales velocidades, los
chorros pueden cortar madera, plásticos, telas y en algunos
casos cerámica.

Fig. 11 Maquina por Chorro de Agua. Fig. 12 Corte de con Chorro de Agua.
Maquinado Ultrasónico.
Es un método en el que se emplea una herramienta y abrasivos
sueltos. Se hace vibrar la herramienta a una frecuencia
ultrasónica y ésta arrastra a los abrasivos generando una rotura
frágil en la superficie de la pieza. La forma y dimensiones de la
pieza están en función de la herramienta. Como el arranque del
material está basado en la rotura frágil, este método es
adecuado para mecanizar materiales tan frágiles como el vidrio,
los materiales cerámicos, el silicio o el grafito.

Fig. 13 Croquis de Mecanizado Ultrasónico. Fig. 14 Maquina Ultrasonico.