You are on page 1of 16

SANANDO

PARA
SANAR
INTRODUCCION
– Cuán difícil es desarrollar un tema que ha nacido en el corazón de otro
ser humano, cuya intención “Dios la sabe” y su propósito, “No lo sé”,
pero su posición no se puede poner en tela de juicio, pues su trabajo es
dirigirnos camino al cielo y dentro de este pedido nace el Tema :
Sanando Para Sanar. En la vida pasamos un cien número de
dificultades y experiencias que nos marcan como seres humanos
imperfectos. Las heridas de las diferentes situaciones que
enfrentamos, nos hacen crecer o menguar dependiendo el grado de
capacidad que hayamos desarrollado.
INTRODUCCION
– El ser humano tiene la capacidad intelectual de perdonar y aceptar
aquellas cosas que suceden en el diario vivir y que no convienen
por diferentes razones. Aun así no hemos aprendido cual es la
voluntad de Dios dentro del proceso de sanación para con el
hombre. Dios quiere sanar nuestra alma a través del perdón y su
aceptación. También quiere guiarnos en nuestro camino. La
voluntad de Dios se interpreta teniendo una relación con su
espíritu de forma personal. Pidiéndole que nos ayude a sanar
nuestras heridas del pasado que tanto dolor nos crearon,
mediante su Espíritu Santo,
¿Qué cosas te ocasionan heridas?

– HERIDAS QUE SANGRAN EN SILENCIO
– 1. Las heridas que más dolor traen son de personas cercanas y queridas, de
familiares y personas de confianza.
Estos golpes intencionales o no, provocados por una palabra o una mala actitud. Pero lo
cierto es que no es lo mismo que un desconocido nos falte el respeto a que lo haga
alguien a quien le hemos abierto el corazón. Y cuanto más si esa persona es un padre o
alguien a quien admiramos.
– 2. La Traición. Ya sea por una posición, una relación, una amistad etc.
Cuando ocurre algo que no esperas, luego de luchar mucho por ello y vez en el lugar
otro rostro aun sabiendo lo que has luchado, eso crea heridas. Sentimiento de traición,
¿Qué cosas te ocasionan heridas?

– 3. No hay amor entre la pareja ya sea esposos o novios
Cuando la relación de parejas llega a su fin porque alguno de ambos ya no siente amor
por el otro. También cuando se lacera la relación porque uno no comprende al otro.
– 4. El fallecimiento de una Madre o Padre. o la pérdida de un ser querido.
Cuando la estabilidad emocional se pierde a consecuencia de tanto tiempo con el
paciente o cuando las decisiones, por falta de ayuda o por ayuda excesiva no son en
acorde dentro del cuadro familiar.
– 5. Pérdidas Materiales, Una casa, Un trabajo, Una herencia etc.
Muchas veces cuando las personas tienen perdidas de esta índole se frustran y siempre
llevan consigo ese sin sabor de lo ocurrido, porque siempre habrá un culpable.
Síntomas y reacciones de las
heridas
– Ignorar el dolor. Es decir que no nos pasa nada cuando por dentro estamos
destruidos.
– Minimizarlo. Es cuando nos queremos convencer de que lo ocurrido no es de mayor
importancia cuando en realidad me está llevando a tomar malas decisiones.
– Proyectarlo para adelante. Es asentir que lo que hemos sufrido nos ha devastado
pero que no es tiempo de resolverlo sino que esperaremos que en el futuro se
solucione.
– Escapar. Es tratar de evitar tanto sufrimiento tapándolo con otra cosa o huyendo.
– Repasar una y otra vez lo ocurrido. Esto le da lugar al resentimiento y la amargura
en el corazón y no permite que podamos madurar sino, por el contrario, que no
podamos dejar el pasado atrás.
SANIDAD INTERIOR
– ¿Qué es la sanidad interior? Sanidad del alma y espíritu
Dios ha diseñado un proyecto divino que procura la restauración del hombre.
Al principio el hombre era completamente espiritual (quiero decir su espíritu
gobernaba su ser), pero con la caída se volvió pecador, víctima de sus pasiones y
sentimientos (perdiendo las virtudes del principio), es por eso que el hombre debe ser
redimido en su totalidad, espíritu, alma y cuerpo (Éste cuerpo es sanado y será
transformado, nuestra alma es restaurada y transformada, y nuestro espíritu recibe
nueva vida y restauración, pues la Biblia habla del espíritu algunas aflicciones, por ej:
“tribulación de espíritu”, “quebrantamiento y aflicción de espíritu” y otros). Esto implica
un trabajo desde el interior del hombre, desde su corazón, hablamos de salvación,
restauración, sanidad, liberación, santificación.
Es un proceso divino, No es algo inmediato, se inicia con el nuevo nacimiento. Es un
tratamiento divino, una obra de Dios; sólo él puede sanar y restaurar el corazón del
hombre, pues sobre todas las cosas es nuestro Creador.
RESULTADOS DE LA
SANIDAD INTERIOR
– Una vida sana.
Hablamos de una vida sana o con sanidad integral = en el cuerpo, alma y espíritu:
El cuerpo, lo visible o lo interno , enfermedades carnales
El alma y el espíritu, la falta de perdón produce múltiples enfermedades en el
corazón, la piel, parálisis, tumores, etc
a., un ejemplo bíblico lo vemos en Ana, esposa de Alcaná (1 Sam. 1:17).
– Una vida santa.
Una vida que camina en la voluntad de Dios, una vida que irradia la presencia de Dios. La
santidad es el resultado de un corazón sano y restaurado.
– Una vida de servicio.
Es decir llevaremos fruto para Dios, seremos vasijas que portan la gloria de Dios, que
llevan la unción del Espíritu Santo, el apóstol Pedro lo dijo: “de lo que tengo te doy”.
SANANDO PARA SANAR

– A. Sanamos cuando aceptamos de corazón el sacrificio de Jesús en nuestra vida y
nos negamos al hombre material y dejamos salir al espiritual
El sacrificio de Cristo, Is. 53:4-5.
Jesús sufrió todo esto no sólo para darnos seguridad de la salvación eterna en el cielo,
sino para darnos sanidad aquí en la tierra: “llevó nuestras enfermedades… sufrió
nuestros dolores… por su llaga fuimos nosotros curados.
Jesús dijo en su ministerio terrenal antes de la cruz: ( Lucas 4:16-19,) “Me ha enviado a
sanar a los quebrantados de corazón”
SANANDO PARA SANAR

– La Palabra de Dios, Salmos. 107:20 y Hebreos. 4:12.
La Palabra de Dios produce vida, es cortante (como un bisturí que corta los tumores del
pecado), genera orden en la estructura del ser humano (espíritu, alma y cuerpo) y saca a
la luz las malas intenciones de nuestro corazón…
– La acción sobrenatural del Espíritu Santo en la sanidad interior, Isaías. 61:1-4.
Éste pasaje nos expresa la voluntad de Dios para su pueblo: sanidad de corazón, sanidad
física, libertad para aquellos que están en cárceles espirituales, consolación, gozo,
reedificación, restauración… Hoy día estamos en el ministerio del Espíritu Santo y esto es
lo que él quiere traer a su pueblo.
El deseo genuino de Dios en tu
Salud

– Dios quiere trabajar en lo profundo de tu corazón,
traer libertad, sanidad, restauración y orden a tu
corazón, él requiere un acercamiento sincero,
genuino, humilde, que reconoce su condición y
necesidad, el Espíritu Santo quiere ayudarte.
Permitamos a Dios hacer su obra en nosotros.
DIOS SANA TUS HERIDAS
MEDIANTE LA OBRA DEL ESPÍRITU SANTO:
A. En el Salmo 23 versículo 5. Hablaremos acerca de la unción del
pastor con sus ovejas y de la similitud con el cuidado que el Señor
tiene por nosotros. En otras palabras, hablaremos de la solución de
Dios a las cosas de esta vida que nos han causado daño.
B. Aquí el Señor toca este tema y dice: Yo te voy a cubrir con mi
protección, te voy a ungir con mi aceite. Sin embargo hay actitudes
que no debemos tomar cuando nos hemos sentidos estafados o
profundamente lastimados, pues nos llevarán a peores
consecuencias
LA AMARGURA TE DETIENE

“Mirad bien de que nadie deje de alcanzar la gracia de
Dios; de que ninguna raíz de amargura, brotando,
cause dificultades y por ella muchos sean
contaminados;”
Heb. 12:15.
EL SEÑOR JESÚS ES TU
PASTOR Y TÚ SANADOR:

“Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos
por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del
justo puede mucho”
Santiago 5:16
CONCLUSION

Permite a Dios trabajar en tu corazón, permite que el
aceite del Espíritu Santo se derrame sobre tu corazón,
no permitas que las trampas del enemigo estorben lo
que Dios tiene planeado para ti… el Señor Jesús
quiere ungirte, el Espíritu Santo quiere aplicar su
aceite en tu corazón…
“TU DECIDES SI QUIERES
SANAR PARA SANAR”

DIOS TE BENDIGA