You are on page 1of 12

Ecología vegetal bioquímica– JEFFREY B HARBONE

INTEGRANTES:
Fiestas Gordillo Emmanuel
Gonzales Conde Luis Santiago
Quiñones Barreros Milagros

CURSO: BIOQUIMICA

DOCENTE:

Mg. Blgo. Ruiz Baca Jesús

CICLO: III
INTRODUCCIÓN

Hay muchos procesos que se llevan a cabo en las plantas que crecen en un invernadero a condiciones óptimas.
Las plantas que crecen en el campo inusualmente están bien protegidas de la tensión. Ellos están protegidos
de las deficiencias nutricionales, de la sequía, de las enfermedades y plagas, de otras plantas y de mamíferos herbicidas . De hecho, la
vegetación natural que prolifera en partes no cultivadas de la superficie terrestre ha tenido que luchar para sobrevivir la adversidad. La
historia de la evolución del reino vegetal es una historia de constante adaptación al estrés ambiental y a la amenaza de los herbívoros no
controlada por los animales en pastoreo.
Que las plantas han sobrevivido tan bien es debido a su enorme flexibilidad para adaptarse a la diversidad de condiciones de crecimiento
y entornos que están presentes en este planeta. En los últimos años, cada vez más atención se ha prestado a las formas en que las
plantas están adaptadas a sus bioquímicamente diferentes ambientes, adaptación bioquímica puede implicar tanto metabolismo primario
y secundario.
Se puede centrarse en el medio ambiente
las variables o en la respuesta de las plantas a otras formas de vida, ya sean bacterias, hongos, insectos, moluscos o mamíferos de
pastoreo.
El estudio de la adaptación bioquímica de las plantas a los factores ecológicos es la materia de la bioquímica ecológica, o ecología
química. El propósito de la exposición es proporcionar una introducción general a tales materias
RESPUESTAS DE LA PLANTA AL ENTORNO

Las respuestas bioquímicas de las plantas a diversas formas de estrés ambiental


se enumeran en la Tabla. Cada respuesta implica uno o más cambios.

Destaca respuestas bioquímicas


Altas temperaturas A largo plazo: C4 (Hatch-Slack) la fotosíntesis

(Subtrópicos húmedo) A corto plazo: proteínas de choque térmico

Sequía (desiertos) Ácido Crasuláceo. Metabolismos Aumento


de la producción de ácido abscísico en los
niveles de prolina o Pinitol.

Temperaturas bajas La acumulación de azúcares y / o polioles.

sal La acumulación de agente de penetración


citoplásmica (prolina, glicinabetaína)

Metales pesados La modificación de las enzimas en la


superficie de la raíz.
La planta puede requerir el desarrollo de una nueva vía metabólica. Esto sucede en el caso de la
adaptación fotosintética a climas subtropicales y tropicales, cuando el ciclo C4 Hatch-Slack entra en
funcionamiento. Puede dar lugar a la acumulación de un metabolito de bajo peso molecular, de la piscina
ácido hidratos de carbono o amino, que es de otro modo sólo un componente de rastreo.
Otra respuesta al estrés puede ser un cambio en los niveles de hormonas vegetales. Por ejemplo, las
plantas sometidas a la sequía comúnmente producen los niveles más altos de ácido abscísico en las células
de guarda de la hoja, con el fin de cerrar los estomas y reducir la pérdida de agua por transpiración. Un
cambio adicional en la bioquímica puede ser la síntesis de proteínas especiales (por ejemplo, choque
térmico o proteínas anticongelantes) que no son de otra manera detectable en la planta no sometida a
esfuerzo. Tales proteínas pueden tener un papel especial en la limitación de los daños dentro de la célula o
dentro de las membranas de las células, causada por que el estrés particular.
Adaptación a metales pesados ​(zinc, plomo o cobre)
contaminación en el suelo, las plantas puede responder por la síntesis de
proteínas o péptidos, que tienen la capacidad a través de la presencia de residuos de cisteína, para quelar
los metales. La quelación de metales pesados ​con ácidos orgánicos tales como ácido cítrico o oxálico
también es posible en tales plantas.
Las respuestas bioquímicas a las tensiones en las plantas

son probablemente más complejo de lo que se sugiere aquí. Puede haber


cambios más sutiles en la bioquímica celular que no se detectan tan
fácilmente.
La capacidad de responder a choque
de temperatura suave por la síntesis de proteínas de choque térmico (hs)
dentro de las dos horas de la perturbación es general. Esto cumple en
microbios plantas y animales. Típicamente, en una planta tal como la soja, una
preincubación de dos horas a 40 ° C protegerá contra un tratamiento de dos
horas a 45 ° C, que de otro modo sería letal.
Una divergencia en respuesta bioquímica entre plantas y animales es
evidente en la adaptación a la intoxicación por metales pesados. Por lo tanto
plantas desintoxicar los metales pesados mediante la quelación con
péptidos pequeños, llamados fitoquelatinas, que se producen en respuesta a
este estrés.
 Uno de los problemas en el establecimiento de una función de defensa para
componentes secundarios es las fluctuaciones bewil-Dering que pueden ocurrir en las
cantidades que están presentes en la planta en cualquier momento dado. Es cierto que
algunos metabolitos están presentes en un nivel apreciable durante todo el ciclo de vida
de la planta (por ejemplo, las lactonas sesquiterpénicas en achicoria), pero otros pueden
variar considerablemente en sus concentraciones. Esto es particularmente cierto de los
alcaloides de la planta. Y, sin embargo, estas variaciones serían explicables si el patrón
de acumulación correlacionada con una estrategia de defensa propuesto, es decir, los
compuestos estaban presentes en más alto concentración cuando la planta es más
vulnerable a la depredación. En la actualidad existe bastante buena evidencia en el
caso de la planta de café.
El costo de la defensa química

La síntesis de metabolitos secundarios es costoso a la planta, lo que requiere como lo


hace un flujo constante de precursores del metabolismo primario, junto con enzimas
y cofactores ricos en energía (ATP, NADPH, etc.) para conducir las rutas biosintéticas.
La fotosíntesis normalmente asegura un suministro más que adecuada de
precursores para los compuestos de carbono (por ejemplo, terpenoides). Por el
contrario, la absorción de nitrógeno por la planta es limitado y la síntesis de
compuestos de nitrógeno (por ejemplo, alcaloides) puede competir por precursor
con la síntesis de proteínas. En efecto, el coste de la síntesis de alcaloides se ha
estimado en 5 g de CO2 fotosintético por gramo de la toxina en comparación con
un valor de 2,6 g para una fenólico (Gulmon y Mooney, 1986). Este coste tiene que
ser equilibrada contra el costo de nuevo crecimiento de las plantas.
 .

Por último, existe la posibilidad de variación dentro


Además de variación con el tiempo de de los mismos tejidos. Esto puede ser aparente en
crecimiento, la variación entre los tejidos es particular en hojas de plantas de larga vida, es
otra característica común de la acumulación de decir, los árboles, que son los más vulnerables de
metabolitos secundarios en las plantas. Variación todos los tejidos vegetales a herbívoro ataque.
entre hoja y la flor o raíz y el tallo se manifiesta a árboles de hoja caduca hojas producen año tras
menudo y puede reflejar el movimiento de año, a veces durante siglos para que las
compuestos secundarios dentro de la planta. poblaciones de insectos puede 'casa en' en una
(Alcaloides pueden estar sintetizado en la raíz y se fuente de alimento disponible y pre-predecible.
transporta a la hoja) o el hecho de que algunas Desde la depredación de insectos tiene el potencial
partes de la planta son más prescindibles que de eliminar un árbol de este tipo, debe haber
otros. Tejidos florales, por ejemplo, pueden no ser, algún otro factor que proporciona resistencia en la
obviamente, protegidos de la depredación, ya que planta. Las sugerencias más recientes de los
son generalmente de manera corta duración en ecologistas son que un factor de protección es la
comparación con las hojas. defensa variable.
Una manera en que una planta podría reducir los costes metabólicos de síntesis y el
almacenamiento de toxinas para la defensa química es sólo para producir los productos
químicos de defensa cuando son realmente necesarios, es decir, en respuesta directa a
ataque herbívoro. Tal mecanismo se describió primero a partir de experimentos en la
patología de la planta, cuando se descubrió que las plantas pueden responder a la infección
fúngica por la síntesis de novo de los agentes antifúngicos en el sitio de ataque. se pro-
ducido Estos llamados 'fitoalexinas' dentro de unas pocas horas de la infección y alcanzó un
máximo dentro de las 48 h de la invasión. Ahora es evidente que la alimentación deinsectos
en tejidos de plantas puede producir una respuesta dinámica relacionada a los daños. Con la
alimentación de insectos, sin embargo, el efecto es sistémico y la planta entera se alerta al
hecho de la invasión. alimentación de los insectos puede ser imitado por daños mecánicos.
CONCLUSIÓN
 Las plantas pueden concentrar su defensa química mediante la acumulación de una clase de la toxina
(por ejemplo una mezcla de alcaloides de pirrolizidina) y otros pueden sintetizar varios tipos (por ejemplo,
flavonoides, glucosinolatos y cardenoHdes). Pueden producir una toxina importante (por ejemplo, mor-
Phine, como en Papaver somniferum) o cantidades iguales de varias estructuras (por ejemplo, cinco
furanocou-marins en Pastinac sativa) que actúan en sinergia para proporcionar una defensa eficaz contra
el ataque de insectos.
 A pesar de la riqueza de los metabolitos secundarios que pueden estar presentes en una planta, no
defensa física o química contra herbivoría es absoluta. Siempre hay algo de herbívoro insecto o de
mamífero fitófagos que puede superar esa defensa, por lo general por la desintoxicación y posterior
metabolismo de las toxinas de plantas. Tal desintoxicación es caro para el animal en términos de fuentes
de energía y la síntesis de nuevas enzimas, por lo que puede haber un límite. En el caso de superación de
los taninos vegetales en la dieta, los mamíferos Producen proteínas ricas en prolina salivales especiales
para formar complejos con los taninos ya garantizar su seguridad.