You are on page 1of 21

GUIA DE SEGURIDAD Y SALUD LABORAL EN OBRA CIVIL

Protecciones colectivas frente al riesgo de caída de altura


Consideraciones previas
1.- Introducción
2.- Procedimiento general de colocación de los medios de protección colectiva
1. Introducción
Las Protecciones son los elementos, equipos, aparatos o sistemas, que tienen como finalidad suprimir o aminorar las consecuencias de los accidentes,
dividiéndose en función de su uso en protecciones colectivas, cuando sirven para todos los trabajadores, y protecciones individuales, cuando son equipos
llevados o sujetados por un trabajador.
Es importante tener en cuenta que “Los equipos de protección individual deberán utilizarse cuando los riesgos no se puedan evitar o no puedan limitarse
suficientemente por medios técnicos de protección colectiva o mediante medidas, métodos o procedimientos de organización del trabajo”, tal y como se
indica en el art. 17.2. de la Ley 31/95, de Prevención de Riesgos Laborales. Esto implica que, pudiéndose colocar una protección colectiva, nunca se podrá
sustituir ésta por el uso de un equipo de protección individual, no siendo el posible elevado coste económico de ésta un impedimento aceptable para no
llevar a cabo su colocación.
Las situaciones que originan el riesgo de caída de altura, que es el que se suele proteger en la mayor parte de los casos con las protecciones colectivas, se
localizan principalmente en:

Superficies horizontales, en bordes de:


Forjados (perímetro y huecos horizontales)
Andamios
Plataformas
Pasarelas
Excavaciones
Escaleras
Etc.
Superficies inclinadas, en bordes de:
Forjados inclinados
Cubiertas
Rampas
Etc.
Protección perimetral en excavaciones

Andamios
2. Procedimiento general de colocación de los medios de protección colectiva
Para llevar a cabo la colocación de los medios de protección colectiva en las obras de construcción se deberá seguir el siguiente procedimiento en todos
los casos:
Análisis previo de la unidad de obra a ejecutar, atendiendo a:
Sistema de ejecución previsto: Se deberá tener en cuenta si se puede modificar el sistema de ejecución o la organización de la misma para
reducir los riesgos. En muchas ocasiones sólo modificando el orden de los trabajos se puede reducir el riesgo con coste 0.
Materiales componentes de la unidad de obra.
Equipos de obra a utilizar para su ejecución: En la elección de los equipos se deberá combinar la importancia de la rentabilidad de los mismos
con la seguridad, debiendo buscar aquellos equipos que entrañen un menor riesgo para el trabajador. En muchas ocasiones, aquellos equipos
que son más seguros también son más rentables.
Lugar en el que se va a ejecutar: Es importante analizar los planos de la planta en la que se va a ejecutar el trabajo observando qué forma tiene
la misma así como los niveles o forjados superiores e inferiores, detectando posibles retranqueos, desniveles, huecos, etc.
Zonas por las que van a circular los trabajadores.
Otras posibles actividades que se estén realizando simultáneas en zonas cercanas y que puedan interferir con ésta.
Evaluación del riesgo, teniendo en cuenta este análisis previo. La mayor parte de las protecciones colectivas servirán para evitar el riesgo de caída de
altura. Por lo tanto, será importante que, en esta evaluación de riesgos, se valore desde qué zonas concretas de la obra y realizando qué trabajos puede
caerse el trabajador, indicando en todo caso de cuántos metros puede ser la caída. Estos datos serán muy útiles para decidir cuál o cuales serán las
protecciones colectivas más idóneas, en qué momento y cómo deben colocarse.
Elección de la protección colectiva a utilizar, determinando:
Materiales componentes del sistema de protección.
Procedimiento de montaje del sistema.
Procedimiento de desmontaje del sistema.
Planificación de la ejecución de la unidad de obra, incluido el sistema de protección colectiva, delimitando fecha de cada uno de las actuaciones que se
indican a continuación.
Solicitud del material a la empresa que va a facilitar el material, ya sea a la empresa constructora, promotora, suministradora, fábrica,...
Envío del material a la obra: Puede que sean necesarios dos envíos, uno con el material necesario para preparar el soporte o anclaje de la protección (que
puede que necesite instalarse mucho antes de colocar la protección, por ejemplo embebiendo alguna pieza al hormigonar el forjado para posteriormente
poder introducir en la misma el soporte de la protección colectiva).
Escaleras Equipo de seguridad
Preparación del soporte o anclaje del sistema de protección.
Montaje del sistema de protección, previo a la ejecución de la unidad de obra. Nunca se deberá comenzar una unidad de obra sin que previamente estén
colocadas las protecciones colectivas necesarias, por ello es importante esta planificación.
Supervisión de los trabajos durante el montaje y comprobación final del sistema.
Revisiones periódicas del sistema de protección, sustituyendo aquellos materiales que estén deteriorados y recolocando aquellos que no estén bien
colocados.
Desmontaje del sistema.
Devolución del material: Previamente se debería revisar el material. Aquél material que se encuentre en mal estado, deberá separarse del resto para
mandar a repararlo o retirarlo definitivamente a vertedero si se estima que ha perdido sus prestaciones y que no hay posibilidad de reparación para que
las pueda recuperar cumpliendo unos requisitos mínimos.
No se debería enviar a almacén material que no se deba volver a utilizar por haber perdido sus prestaciones.
Maquinaria para movimiento de tierras
ASPECTOS GENERALES
1.- Definición
2.- Legislación aplicable
3.- Riesgos
4.- Causas
5.- Medidas de prevención-protección
6.- Comentario
7.- Máquinas particulares
1. Definición
Denominaremos así a aquellas máquinas diseñadas para realizar trabajos de excavación, carga, transporte, extendido y compactación de
tierra y otros materiales.

2. Legislación aplicable
De origen laboral
RD 1627/97 – Disposiciones mínimas de seguridad y salud en las obras de construcción, modificado por RD 2177/2004 – Trabajos
. temporales en altura
Que en su Anexo IV, parte C, punto 7 – Vehículos y maquinaria para movimiento de tierras y manipulación de materiales, dice:

a) Los vehículos y maquinaria para movimientos de tierras y manipulación de materiales deberán ajustarse a lo dispuesto en su normativa
específica.
En todo caso, y a salvo de disposiciones específicas de la normativa citada, los vehículos y maquinaria para movimientos de tierras y
manipulación de materiales deberán satisfacer las condiciones que se señalan en los siguientes puntos de este apartado.

b) Todos los vehículos y toda maquinaria para movimientos de tierras y para manipulación de materiales deberán:
1.- Estar bien proyectados y construidos, teniendo en cuenta, en la medida de lo posible, los principios de la ergonomía.
2.- Mantenerse en buen estado de funcionamiento.
Equipo de excavación
3.- Utilizarse correctamente.
c) Los conductores y personal encargado de vehículos y maquinarias para movimientos de tierras y manipulación de materiales deberán recibir una , , ,
, formación especial.

d) Deberán adoptarse medidas preventivas para evitar que caigan en las excavaciones o en el agua vehículos o maquinarias para movimiento . de tierras .
, y manipulación de materiales.

e) Cuando sea adecuado, las maquinarias para movimientos de tierras y manipulación de materiales deberán estar equipadas con estructuras . , , . , .
, concebidas para proteger al conductor contra el aplastamiento, en caso de vuelco de la máquina, y contra la caída de objetos.
RD 1215/97 – Disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo, modificado por el RD ,
. 2177/2004 – Trabajos temporales en altura

Que es la normativa específica a la que hace referencia el RD 1627/97, normativa que es de aplicación para todos los equipos de trabajo y, de la que ,
, resaltaremos por lo que nos interesa en esta ocasión, lo siguiente:

Artículo 3. Obligaciones generales del empresario

El empresario

. Seleccionará la máquina específica para el trabajo a realizar.


Utilizará máquina que satisfagan.

Cualquier disposición legal o reglamentaria que le sea de aplicación.


Las condiciones generales previstas en el Anexo I de este RD.
Las condiciones generales establecidas en el Anexo II de este RD.

Adoptará las medidas necesarias para un mantenimiento adecuado que garantice su uso en perfectas condiciones, incluidas la seguridad.
, Dicho mantenimiento se realizará teniendo en cuenta las instrucciones del fabricante o, en su defecto, las características de estos , ,
. equipos, sus condiciones , de utilización y cualquier otra circunstancia normal o excepcional que pueda influir en el deterioro o , , .
, desajuste. Las operaciones de mantenimiento, reparación o transformación serán encomendadas a personal capacitado para ello.
Artículo 4. Comprobación de los equipos de trabajo.

Las comprobaciones a realizar en este tipo de equipos tienen distinto grado de complejidad, por lo cual la capacitación de los trabajadores que la realicen
será distinta en cada caso. Será el empresario quien designe a los trabajadores que puedan hacer cada comprobación.
Para las comprobaciones se seguirán las instrucciones del fabricante.

Artículo 5. Obligaciones en materia de formación información.

El empresario designará como operador de una máquina a aquél que haya recibido una formación específica en su manejo que le permita hacerlo con
seguridad y eficiencia. Esta formación la puede recibir en la propia empresa o tenerla acreditada por un órgano externo o por haberlo adquirido en otra
empresa.
De la información facilitada por el fabricante o, en su defecto elaborada por la empresa, el empresario segregará aquella que sea necesario conocer por el
trabajador (no será la misma para un conductor que para un mantenedor).
Si la máquina circula por la vía pública, el conductor estará en posesión del permiso de conducir correspondiente.

IV Convenio Colectivo General del Sector de la Construcción


Que en su Sección 2ª, Maquinaria de movimiento de tierras, dispone:

Artículo 224. Disposiciones generales.

A esta maquinaria le es de aplicación el Real Decreto 1435/1992, de 27 de noviembre, modificado por el Real Decreto 56/1995 y les resulta exigible que
dispongan del «marcado CE», declaración «CE» de conformidad y manual de instrucciones.

Aquella maquinaria que por su fecha de comercialización o de puesta en servicio por primera vez no les sea de aplicación el referido Real Decreto
1435/1992, deberá estar puesta en conformidad.

Por lo que refiere a la utilización de esta maquinaria, se atenderá a lo dispuesto en el Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio.

Artículo 225. Condiciones generales de la maquinaria de movimiento de tierras.

La maquinaria para movimientos de tierra debe cumplir, entre otras, las siguientes normas:
a) Deberá ajustarse a lo dispuesto en su normativa específica.
b) De modo concreto, deberá:
Estar bien proyectada y construida, teniendo en cuenta, en la medida de lo posible, los principios de la ergonomía.
Mantenerse en buen estado de funcionamiento.
Utilizarse correctamente.
c) Los conductores y personal encargado de la maquinaria para movimientos de tierras deberán recibir una formación e información adecuada.
d) Deberán adoptarse medidas preventivas para evitar que caigan en las excavaciones o en el agua.
e) Cuando sea necesario, esta maquinaria deberá estar equipada con estructuras concebidas para proteger al conductor contra el aplastamiento en el caso
, de vuelco de la máquina, y contra la caída de objetos.

Artículo 226. Otras medidas preventivas aplicables a la maquinaria de movimiento de tierras.

Entre otros medios preventivos aplicables a la maquinaria de movimiento de tierras, podemos citar:

La maquinaria deberá estacionarse en los lugares establecidos y debidamente calzada cuando las circunstancias lo hagan necesario.

Han de instalarse señales, balizamientos, etc. Para advertencia de los vehículos que circulan.

Deberán efectuarse riegos para evitar la emisión de polvo que pueda dificultar la visibilidad de los trabajos.

Se evitará que las diferentes operaciones que se realicen con las máquinas afecten a líneas eléctricas aéreas o subterráneas, o a otras
conducciones.

La altura del frente de la excavación o arranque será adecuada a las características de la máquina.

Con el fin de evitar colisiones, se definirán y señalizarán los recorridos de la maquinaria por la obra.

Antes de poner en servicio la maquinaria se comprobará el estado de los dispositivos de frenado, neumáticos, batería, niveles de aceite.

El operador o conductor que maneje la máquina debe ser cualificado y autorizado con la formación y el conocimiento sobre las medidas de
seguridad en relación con el trabajo de la misma.
La maquinaria de movimiento de tierras no se utilizará como medio para el transporte de personas, salvo que la misma disponga de asientos previstos por
el fabricante para tal fin.

No se abandonará la maquinaria con el motor en marcha.

No se permitirá la estancia de personas en las proximidades del radio de acción de la maquinaria.

3. Riesgos:

Independientemente de los que pueden tener como vehículo que circula por la vía pública, tenemos:
Para el conductor: El manejo y mantenimiento de estas máquinas conlleva los siguientes riesgos:

Caída de objetos.
Vuelco de máquina.
Atrapamientos.
Contacto con temperaturas extremas.
Proyecciones.
Golpes.
Caídas a distinto nivel.
Inhalación de polvos y gases.
Exposición a temperaturas extremas.
Ruido.
Vibraciones.
Colisiones.
Interferencias con servicios e instalaciones.
Explosiones (baterías).
Incendios

Para terceros: La presencia de terceros en las proximidades de la máquina puede desencadenar:

Atropellos.
Golpes.
Atrapamientos.
Derrumbe Caída de altura
4. Causas:
Los riesgos antes mencionados, pueden ser debidos a:

Diseño de la máquina.
Fallo humano.
Organización deficiente.
Medioambiente.
Fallos mecánicos.

5. Medidas de prevención - protección


Actuando sobre:

Diseño de la máquina: frente al riesgo de:

Caída de objetos
Estructuras de protección contra caídas de objetos (FOPS y FOGS). Ver FICHAMMT1; FICHAMMT2

Vuelco de máquina

Estructuras de protección contra vuelcos (ROPS). Ver FICHAMMT3


Estructuras de protección contra basculamientos (TOPS). Ver FICHAMMT4
Cinturones de seguridad y sus fijaciones. Ver FICHAMMT5

Atrapamientos – Contacto con temperaturas extremas – Proyecciones

Resguardos. Ver FICHAMMT6


Válvulas de seguridad sistemas hidráulicos.
Golpes
Diseño ergonómico.
Redondeo de cantos.

Caídas a distinto nivel


Sistemas de acceso. Ver FICHAMMT7

Inhalación de polvos y gases


Cabina dotada de sistema de filtración adecuado, en su defecto empleo de EPIs. Ver FICHAMMT8

Exposición a temperaturas extremas


Empleo de cabinas climatizadas. Ver FICHAMMT8

Ruido
Empleo de maquinaria con baja emisión de ruido.
Cabinas insonorizadas. Ver FICHAMMT8
EPIs.

Vibraciones
Empleo de asientos absorbedores de vibraciones. Ver FICHAMMT8

Colisiones
Visibilidad. Ver FICHAMMT9
Señalización óptica y acústica. Ver FICHAMMT10, FICHAMMT11, FICHAMMT12 y FICHAMMT13
Sistemas de frenado. Ver FICHAMMT14
Iluminación proporcional al trabajo a realizar. Ver FICHAMMT11
Atropellos
Visibilidad. Ver FICHAMMT9
Señalización óptica y acústica de las maniobras de trabajo. Ver FICHAMMT10, FICHAMMT11, FICHAMMT12 y FICHAMMT13
Sistemas de frenado. Ver FICHAMMT14
Iluminación. Ver FICHAMMT11

Explosiones
Respetar el manual de mantenimiento (Atención ventilación baterías). Ver FICHAMMT15

Incendios
En función de la evaluación de riesgos la máquina irá dotada de extintor(es), un sistema de extinción fijo o, combinación de ambos. Ver
FICHAMMT16

Caída de la máquina
En operaciones de transporte. Enganches. Ver FICHAMMT17
En cualquier caso un buen diseño ergonómico coadyuvará a una mejora de las condiciones de trabajo y por lo tanto a una reducción de la
siniestralidad.

Fallo humano:
El conductor de la máquina será una persona que disponga de la formación y entrenamiento necesario, estos conocimientos irán más allá de la
simple conducción, abarcando igualmente los precisos para garantizar el mantenimiento mínimo de la máquina.

El conductor se someterá a una serie de reconocimientos médicos periódicos, que permita conocer su estado de salud en lo relativo a su aptitud a la
conducción de la máquina que se trate.

Se establecerán Procedimientos de Trabajo seguros para el uso de cada máquina.

Nota: El conductor de la máquina deberá conocer y aplicar el manual de instrucciones en la parte que le afecta.
Organización deficiente:
Por parte de la Dirección de Obra se establecerá el plan de tráfico tanto interior como exterior de la obra, procediéndose al establecimiento de la
señalización correspondiente.

Se prestará especial interés en la resolución de los problemas derivados de las interferencias con servicios o instalaciones.

Medioambiente:

La Dirección de Obra estará constantemente informada de la predicción del tiempo, y, si el lugar o los trabajos así lo aconsejan, establecerá contacto
directo con los servicios de predicción.

Fallos mecánicos:

Se atenderá a un mantenimiento periódico de la máquina.

6. Comentario

Como vemos, disponemos de un amplio surtido de medidas correctoras, muchas de las cuales, las que afectan al diseño de la máquina
fundamentalmente, han sido incorporadas a las mismas, ya que su no presencia imposibilitaría su comercialización. Por lo tanto el problema se nos
plantea con la maquinaria comercializada antes de la entrada en vigor del R.D. 1435/92 y R.D. 56/95, que no dispone de muchas de las medidas
correctoras necesarias. Esta máquinas, para poder seguir siendo utilizadas, se tendrán que adaptar a lo especificado para las mismas en el R.D.
1215/97.

7. Máquinas particulares

Como complemento a lo expuesto anteriormente, vamos a ver la aplicación particularizada del RD 1215/97, a través de las fichas correspondientes, de las
siguientes máquinas:
Cargadora

1.- Definiciones
2.- Normas de referencia
3.- Accesorios
4.- Aplicación RD 1215/97
5.- Detalles fotográficos

1. Definiciones:
Cargadora: Máquina autopropulsada, sobre cadenas o sobre ruedas, con un equipo montado en la parte frontal, cuya función principal es la
operación de carga (utilizando una cuchara), con la que carga o excava mediante el movimiento de la máquina hacia delante.
Cargadora compacta:
Cargadora con una masa en orden de trabajo de 4500 kg o menos, diseñada para trabajar en espacios reducidos en los que sea necesaria una gran
capacidad de maniobra.

Cargadora con dirección por deslizamiento (minicargadora):


Cargadora normalmente con un puesto de operador situado en el interior de la estructura que soporta el equipo, y cuya dirección se realiza
mediante variación de la velocidad y/o cambio de sentido de giro de las cadenas o ruedas de los lados opuestos de la máquina.
2. Normas de referencia:

• UNE 115407:2001 – Maquinaria para movimiento de tierras. Cargadoras. Terminología y especificaciones comerciales.
• UNE 115407:2001/1M:2005 – Maquinaria para movimiento de tierras. Cargadoras. Terminología y especificaciones comerciales.
• UNE-EN 474-3:2007+A1:2009 - Maquinaria para movimiento de tierras. Seguridad. Parte 3: Requisitos para cargadoras.

3. Accesorios:

Retro: Mecanismo fijado a la parte trasera de la cargadora, que excava generalmente por debajo del nivel del suelo. Eleva la carga, gira y descarga el
material; que consta de pluma balancín y cuchara. El sentido de la excavación es hacia la máquina.

Escarificador: Mecanismo provisto de dientes que se utiliza para aflojar materiales, tales como tierras, carreteras asfaltadas o de grava y superficies
similares, previamente a su carga.

Cuchara de descarga lateral: Cuchara que se descarga según el sentido del desplazamiento hacia delante de la máquina y se puede descargar
totalmente hacia un lado; también puede descargar frontalmente.

Cuchara de usos múltiples: Cuchara que consta de una hoja de empuje con articulaciones superiores que soportan una segunda pieza (mandíbula)
que puede adoptar diversas posiciones permitiendo su uso como empujador, traílla, pieza o cuchara convencional.

Horquillas: Mecanismo con unas piezas que permiten elevar, transportar y descargar paletas.

Pinza para troncos: Mecanismo de horquilla con brazo superior para coger, transportar y descargar troncos.

Cabrestante: Mecanismo de tambor situado en la parte posterior de la máquina base


CARGADORA SOBRE RUEDAS (R.D. 1215/97)
ANEXO I
DISPOSICIONES MÍNIMAS APLICABLES A LOS EQUIPOS DE TRABAJO OBSERVACIÓN PRELIMINAR:
Las disposiciones que se indican a continuación sólo serán de aplicación si el equipo de trabajo da lugar al tipo de riesgo para el que se especifica la
medida correspondiente.
En el caso de los equipos de trabajo que ya estén en servicio en la fecha de entrada en vigor de este Real Decreto, la aplicación de las citadas
disposiciones no requerirá necesariamente de la adopción de las mismas medidas que las aplicadas a los equipos de trabajo nuevos.

NOTA: SE VERAN TABLAS DE SEGURIDAD

5. Detalles fotográficos:

Accesos, ROPS y FOPS Detector de presencia trasero


Calor fugado tubo de escape Punto de enganche