You are on page 1of 10

Integrante:

• Deisy Navarro 100325155


Monzones
• La palabra monzón procede
del árabe mausim, que
significa estación. Los
monzones son vientos
periódicos de carácter
regional, mientras que las
brisas son de cobertura más
pequeña y ocurren en casi
todos los litorales del mundo.
El fenómeno del monzón,
bautizado en Asia, cubre con
sus efectos gran parte de este
continente.
Monzones
• En el Hemisferio Norte, donde durante julio es verano, la
enorme porción de tierra del continente asiático eleva
más rápido su temperatura que la porción de agua marina
ecuatorial, principalmente porque los rayos solares
inciden en forma muy vertical.
• Como el área continental es mayor (aunque no por
mucho) que el área del océano índico adyacente, la
temperatura alta del aire continental genera un enorme
centro de baja presión, que invierte el sentido de los
vientos alisios, los que, además, cambian de nombre a
"vientos del monzón de verano".
• Estos vientos son templados y van cargados de humedad
por el agua evaporada del océano índico. Al llegar al Asia
Meridional, por el choque con el relieve irregular,
provocan lluvias torrenciales que ayudan al desarrollo de
los campos de cultivo.
Monzones
• Cuando es invierno en el hemisferio norte, como en
enero, los rayos solares inciden oblicuamente sobre
Asia; entonces, las aguas del océano índico permanecen
más cálidas, por ser ecuatoriales, que la extensión de
tierra continental (Asia). Por tal motivo, los vientos en
esta zona circulan de forma normal: de los trópicos al
ecuador; aunque en el mapa de enero se les conoce
como "monzones de invierno", sólo son los vientos
alisios.
• Un centro de baja presión es un ciclón. El nombre de
ciclón se asocia mejor con aquel fenómeno atmosférico
que azota con lluvias y vientos intensos los litorales de
los países tropicales principalmente, aunque también
existen los ciclones extratropicales o de latitudes
medias.
Ciclones de latitudes medias
• También se conocen como borrascas. No son
devastadores como los ciclones tropicales, principalmente
porque su cobertura es mucho mayor. Se originan cerca
de los 66°33' de latitud, por el choque de los vientos
polares del este con los vientos templados del oeste.
• En la figura 6.31 el aire cálido circula por abajo del aire
frío mientras asciende, y el aire frío circula por encima del
cálido mientras desciende. Este tipo de ciclones se forman
al oeste de Islandia.
Ciclones tropicales
• Se desarrollan entre los paralelos 23°27' de latitudes
norte y sur; su nombre varía según el lugar en donde
nacen o afectan. Así, por ejemplo, en el océano Atlántico,
el golfo de México y las islas Antillas o del Caribe, se
llaman huracanes; en las islas Filipinas, boquius; en el
Extremo Oriente tifones; Mlty Willy en Australia, y
cordonazo en algunas partes de América del Norte y
América Central.
Huracanes
• Cuando los vientos de las tormentas
tropicales superan los 118 km/h, se
trata de un huracán.
• La temporada de huracanes, que inicia
el 1 de junio en el océano Atlántico,
golfo de México y mar Caribe, y el 15
de mayo en el océano Pacífico,
termina el 30 de noviembre. Como la
insolación alta es la principal causa de
su formación, la mayoría de los
huracanes se presentan en agosto y
septiembre, en pleno verano. En la
distribución de huracanes, México cae
dentro de la región cuatro, que abarca
países norteamericanos,
centroamericanos y del Mar Caribe.
Tornados
• Los tornados son vientos irregulares violentos y
devastadores que se producen en la primavera y parte
del verano en el Hemisferio Norte, entre las dos de la
tarde y las ocho de la noche.
• Aunque los tornados tienen la misma estructura de un
ciclón tropical, el diámetro de su vórtice es mucho
menor hasta un kilómetro o tal vez menos; la velocidad
de sus vientos es mayor a veces hasta 800 km/h; su
formación es predominantemente continental Australia,
África y América del Norte, como en Texas, Arkansas u
Oklahoma en Estados Unidos; cuando son duraderos
sólo son por algunas horas.