You are on page 1of 24

CONSTITUCIÓN POLÍTICA

DEL PERÚ
ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO
SEMESTRE: 2018-II
DR: LUIS PORRAS DURAND
CIEN AÑOS DE SOLEDAD
Gabriel José de la Concordia García Márquez
BIOGRAFÍA
Gabriel José de la Concordia García Márquez
• Nació en Aracataca (Magdalena) en Colombia el 6 de marzo de 1928. Su familia abandonó esta población para irse a Bogotá.
• Hijo de Gabriel Eligio García y de Luisa Santiaga Márquez Iguarán. Fue criado por sus abuelos maternos, el coronel Nicolás Márquez y
Tranquilina Iguarán.
• En 1936 murió el coronel Nicolás Márquez, motivo que desplazó a Gabriel García a Sincé con sus padres, para meses después trasladarse a
Barranquilla a estudiar.
• Curso los primeros grados de secundaria en el Colegio San José desde 1940 para luego viajar a Zipaquirá a terminar su bachillerato en el
Liceo Nacional de Varones, hoy Colegio Nacional de Colombia San Juan Bautista de La Salle, con una beca, en 1946.
• En 1947 se fue a Bogotá con la intensión de estudiar Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Nacional de Colombia (Bogotá), carrera
de la que desertó.
• En 1948 cuando se quemaron algunos de sus escritos en la pensión donde residía, decidió irse a Cartagena de Indias y empezó a trabajar
como reportero de El Universal.
• A finales de 1949 se traslada a Barranquilla para trabajar como comunista y reportero en El Heraldo. Se casó con Mercedes Barcha, con la
que pronto tendría dos hijos, Rodrigo y Gonzalo.
• En 1961 se instaló en Nueva York como corresponsal de Prensa Latina. Al recibir amenazas y críticas de la CIA.
• En 1967 publicó su obra más pedida, CIEN AÑOS DE SOLEDAD.
• En 1982 le conceden el Premio Nobel de Literatura.
• En 1994 con su hermano Jaime y con el abogado Jaime Abello, la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) con la que espera
que los jóvenes periodistas puedan aprender con maestros de oficio. Gabriel García siguen siendo el presidente de la FNPI.
• En 2007 regresó a Aracataca, después de 24 años de ausencia, para un homenaje que le realizó el gobierno.
CAPÍTULO I
• Todo se desarrolla en un pueblo de Colombia, llamado Macondo. La historia inicia
con José Arcadio Buendía y con su esposa Úrsula Iguarán. También figuran
personajes cruciales como Melquíades, un líder gitano que le vendía a José
Arcadio objetos muy extraños y además, es un conocedor de los misterios de la
Alquimia.
• José Arcadio le compró a Melquíades un imán que encuentra el oro; igualmente,
una lupa súper poderosa y algunos elementos particulares de navegación. Él quería
conocer otros pueblos y por eso emprendía tamañas excursiones, en las que
descubrió que el pueblo de Macondo estaba totalmente rodeado por agua.
• Los frutos del matrimonio entre José Arcadio y Úrsula Iguarán, fueron sus dos hijos:
José Arcadio y Aureliano. Cada año aparecían los gitanos con sus objetos mágicos
y extraños. Por ese año que relata el final del capítulo uno, Melquíades muere y sus
súbditos gitanos llevan a Macondo el hielo, nunca antes conocido en la región.
CAPÍTULO II
• José Arcadio y Úrsula eran primos y vivían en la Sierra, antes de arribar a las tierras de
Macondo. Se temía por las creencias de los habitantes de ese lugar, que cuando dos
primos se casaban, salía un hijo con cola de cerdo. Pero eso no sucedió así. También se
relata un dueño a muerte que tuvieron José Arcadio contra su vecino Prudencio
Aguilar, el que el primero mató al segundo. Sin embargo, el fantasma de Aguilar se le
aparecía constantemente a José Arcadio.
• Debido a esa situación, la pareja recién casada decide abandonar la Sierra y partir,
hacia las riveras del río, donde fundaron el pueblo de Macondo. En seguida, narra los
amoríos que el joven José Arcadio junior mantenía con Pilar Ternera, quien era una
pitonisa que se dedicaba a la lectura de las cartas y quedó embarazada de él y
tuvieron una hija llamada Amaranta.
• Pilar Ternera era una gitana que se movilizaba con el grupo de Melquíades y que un
día, al pasar por Macondo y cruzar la vista con José Arcadio Junior, se enamoraron.
Entonces, el joven José Arcadio, luego de tener a su hija, se fue con los gitanos y
Ternera, abandonando a los suyos, por lo que Úrsula decidió ir a buscarlos por cielo y
tierra, mientras José Arcadio grande se encargaba del cuidado de su hijo y nieta. Úrsula
fracasó en su intento de hallar a su hijo prófugo, pero encontró buenos amigos de paso
y los llevó a Macondo.
CAPÍTULO III
• Úrsula y José Arcadio no querían para nada a su nieta Amaranta, por haber sido el
fruto de la unión entre la gitana Ternera y su hijo, incluso la llamaban Arcadio, como
si fuese un niño. Aparece en la historia Visitación, una india exiliada por la peste del
insomnio, que llegó al pueblo y fue acogida por los Buendía y se dedicaba a cuidar
a los niños de esa casa.
• Al año siguiente, como de costumbre, aparecieron los gitanos, pero no iban con
José Arcadio junior. La familia se iba agrandando, porque junto con los gitanos
viajaban unos traficantes de pieles, quienes les dejaron al cuidado una pequeña,
que cargaba una carta escrita por un conocido de ellos, solicitándoles cuidado y
protección de la infante, ya que no tenía padres ni familia cercana.
• Rebeca, así bautizaron a la menor, quien traía la enfermedad del sueño y la
contagió por Macondo y sólo una medicina de Melquíades logra disiparla. Se
presentó una disputa entre un corregidor que llegó a Macondo e intentó obligar a
los Buendía a pintar su casa de azul, pero José Arcadio lo impidió a toda costa y no
sólo eso, sino que además le impuso unas condiciones especiales para permanecer
en el poblado.
CAPÍTULO IV
• Úrsula había decidido ampliar la casa y le realizó algunas remodelaciones. Cuando
estuvo terminado el trabajo, quisieron festejar y compraron una pianola, un instrumento
hasta ahora desconocido por el lugar. Ahí es cuando aparece Pietro Crespi, un sujeto
procedente de Italia que de inmediato se enamora de Remedios, la hija del Corregidor,
pero Amaranta se enamora de él. No obstante, el europeo le corresponde a Remedios
y fijan una fecha para casarse.
• Amaranta estaba empeñada en obstaculizar a como diera lugar esa boda entre
Remedios y Crespi. Al observar las intenciones de su nieta, Úrsula la envía de viaje. Otra
parte del capítulo, relata el funeral de Melquíades, quien murió ahogado en el río y
estrenó el cementerio de Macondo.
• Pilar Ternera como se quedó también en Macondo y el único que huyó fue José
Arcadio junior, cansada de la espera de su esposo, comenzó a tener relaciones
sexuales con Aureliano, quien a su vez está perdidamente enamorado de Remedios,
pero pretendía calmar sus ansias por ella, acostándose con su cuñada.
• Aureliano le confesó el amor que sentía por Remedios a Pilar y ésta, decidió colaborarle
organizando nada más ni nada menos que la boda entre Remedios y Aureliano.
CAPÍTULO V
• El cura Nicanor ofició la ceremonia de bodas entre Remedios y Aureliano. Por su
parte, Pietro Crespi se entera de la muerte de su madre y el matrimonio con
Rebeca, el cual iba a oficiarse al tiempo con la otra boda, se canceló. Entonces
decidió aplazarse la unión marital con Rebeca, hasta tres años después, con
motivo de la culminación de la obra del templo, pero antes de pasar los tres años,
Rebeca murió.
• Poco tiempo después, aparece en escena nuevamente José Arcadio, quien había
huido y Rebeca al verlo, se enamora perdidamente, abandonando al europeo
Crespi. Se casaron a los tres días de haber aparecido el joven José Arcadio. De tal
modo que Pietro Crespi al presenciar lo ocurrido, le propone matrimonio a
Amaranta, quien lo sedujo, pero acordaron esperar un tiempo.
• Se llevan acabo las elecciones políticas y Aureliano descubre las artimañas de los
conservadores, hincándose así, una revuelta en pro de los liberales y es ahí, cuando
Aureliano se convierte en el famoso coronel Aureliano Buendía.
CAPÍTULO VI
• El coronel Aureliano Buendía abandona a Macondo, con motivo de su
incorporación en las fuerzas liberales. Dejó al mando de Macondo, a su
sobrino Arcadio, hijo de Pilar Ternera, quien fue considerado como el peor
de los mandatarios del poblado y quien llevó a la pared de fusilamiento, a
decenas de personas, entre ellas, al mismísimo corregidor, quien fue salvado
por Úrsula Iguarán.
• En un momento dado, Arcadio intenta seducir a Pilar Ternera,
desconociendo por completo que ella era su madre. Finalmente, fue
fusilado por los conservadores, en plena plaza central.
• El coronel Aureliano Buendía, engendró 17 hijos, cada uno de una mujer
diferente, durante el periodo de la guerra.
• Pietro Crespi se suicida luego de ser rechazado por Amaranta, quien le dijo
que ya no se casarían.
CAPÍTULO VII
• En mayo culminó la guerra atroz, pero el coronel Aureliano junto con su “mano
derecha” Gerineldo Márquez, fueron capturados como prisioneros. En prisión, fue
condenado a muerte y su última voluntad era morir en su amado Macondo. Pero
en el instante preciso en que iba a ser fusilado, José Arcadio aparece armado con
una escopeta y logra recatarlo.
• Al mismo tiempo, se llevó a cabo el intento de rescate del general de los liberales,
Victorio Medina, por parte del capitán Roque Carnicero en compañía de seis
soldados, pero fracasaron en su intento, porque al llegar, ya lo habían fusilado.
• Como el coronel Aureliano se salvó, se empeñó en congregar a un ejército
completo y le declaró la guerra al régimen y le fue otorgado el título de “jefe de las
fuerzas revolucionarias”. El Coronel nombró a su hombre de confianza, Gerineldo
Márquez, como jefe civil y militar de Macondo.
• Márquez se enamoró de Amaranta y le propuso que se casaran, pero ella lo
rechazó. En otra escena, Aureliano envía una carta a Úrsula informándole que su
padre José Arcadio estaba próximo a morir. Entonces lo amararon a la cama y
murió al poco tiempo.
CAPÍTULO VIII
• Amaranta sigue siendo pretendida, pero esta vez por su sobrino Aureliano José,
pero éste fue otro en la lista de los rechazados por ella. El coronel Aureliano, en una
visita a Macondo, se lleva a su hijo Aureliano José para que se enliste a las filas de la
guerra. Semanas luego, comenzaron ciertos rumores de que el coronel había
fallecido.
• Pero no fue así, Aureliano terminó siendo fusilado por su “amigo” el alcalde de
Macondo, el general conservador José Raquel Moncada. Aureliano José decidió
abortar de las filas militares porque estaba muy enamorado de su tía Amaranta,
quien de nuevo osa rechazarlo una vez más, porque se hallaba enamorada de
Gerineldo Márquez, quien antes la había pretendido también.
• Aparecen en este capítulo, diez hijos de Aureliano llamados todos como su padre y
Úrsula se encarga de recibirlos en casa. Culmina el episodio con el fusilamiento de
Aureliano José, por parte del capitán de los conservadores, Aquiles Ricardo.
CAPÍTULO IX
• A pesar de que Amaranta extrañaba a Gerineldo, éste por segunda ocasión vuelve
a ser rechazado en su propuesta de matrimonio. Al mismo tiempo, Aureliano vuelve
a Macondo y un día, fue a devolver los objetos personales del general Moncada
en manos de su viuda, pero terminó saqueando y quemando la casa de ella.
• El partido Liberal se había dividido, puesto que Teofilo Vargas se apropió del mando
central de los liberales, pero con apoyo de un capitán, Aureliano quiere asesinarlo
para regresar al poder. Pero antes de ejecutarlo, le remuerde la consciencia y para
enmendar el entuerto, asesina al capitán que lo apoyaba en ese propósito.
• Tiempo después, Aureliano es visitado por un comisionado liberal que le comienza a
persuadir con ideas de reforma opuestas a su ideología, pero las aceptó. Gerineldo
al enterarse de esto, los acusa de traidores, pero por sus palabras fue condenado a
muerte. Úrsula interviene en el conflicto, al observar tanta sangre derramada,
logrando que Aureliano intentara finalizar con la guerra.
CAPÍTULO X
• Inicia con el nacimiento de los gemelos, hijos de Arcadio y Santa Sofía de la
Piedad. Uno de ellos, se llamó Aureliano II, cuya esposa fue Fernanda del Carpio, los
padres de un nuevo José Arcadio. El otro de los gemelos fue José Arcadio II, quien
tenía ideas y gustos muy distintos a su hermano, pues se dedicaba a las peleas de
gallos, mientras que Aureliano II optaba por la erudición, leyendo libros, estudiando
y también a la música.
• Lo único que tuvieron en común fue una novia, llamada Petra Cortés, con quien
Aureliano II tuvo un hijo, el cual más y tarde se hizo sacerdote y todo el tiempo fue
educado por Úrsula. Sin importar que Aureliano II estaba casado con Fernanda,
vivía junto a Petra.
• También, figura otro personaje femenino llamado Remedios la bella, engendrada
por Arcadio y Santa Sofía de la Piedad. Remedios la bella fue la reina del carnaval
de Macondo, que contó con la participación folclórica de otro pueblo y cuya reina
era Fernanda del Carpio. Pero la comparsa de ese pueblo visitante, atacó a
Macondo a la media noche. Ambas reinas fueron rescatas por los hermanos José
Arcadio II y Aureliano II.
CAPÍTULO XI
• Una terrible rivalidad se presentó entre Fernanda del Carpio y Petra; ambas estaban muy
enamoradas de Aureliano II y tenían muchos problemas por la infidelidad de éste, quien al estar
casado con Fernanda, vivía con Petra. Pero al final Fernanda acepta el trío sentimental y se va a
vivir con ellos.
• Cuando había pasado un año de todos convivir en una misma casa, Aureliano II con Fernanda
tuvieron concibieron un hijo, también de nombre José Arcadio y una niña a la que todo el mundo
llama Meme, pero su nombre real era Renata.
• El viejo Aureliano Buendía en los días del carnaval, fue visitado por sus 17 hijos. Un hecho insólito se
presentó el miércoles santo, cuando el cura del pueblo coloca la cruz de ceniza en la frente de
ellos y jamás vuelve a borrarse. Uno de ellos era Aureliano el triste, el único de todos que se quedó
en Macondo y vivía en una casa que aparentemente estaba abandonada, pero en realidad vivía
la Rebeca de la primera generación, a quien todos creían fallecida.
• Tiempo más tarde, retornaron los otros 16 hermanos al pueblo y ayudaron a Aureliano el triste a
componer la casa que estaba en pésimas condiciones. En esta ocasión, se quedó otro hermano,
llamado Aureliano Centeno quien creó con Aureliano II una fábrica de hielo.
• Se construye el ferrocarril en Macondo, gracias a la gestión de Aureliano el Triste y al dinero que su
padre, el viejo Aureliano Buendía, le facilitara.
CAPÍTULO XII
• La historia de Macondo comenzó a dar un giro de 180 grados, gracias a la construcción
del Ferrocarril, ya que al fortalecerse y generarse vías comerciales, al pueblo llegaban
distintas personas de varias culturas y procedencias, junto con muchos inventos útiles.
• Remedios la bella es descrita como una criatura celestial, cuya belleza hacía morir a
muchos. Un día, mientras extendías unas sábanas en compañía de Fernanda del Carpio
y fue la última vez que se le vio, porque desapareció volando con las sábanas
mágicamente.
• A continuación, el relato cambia a la escena donde un policía asesina a un niño, solo
por El hecho de haberlo salpicado con un refresco. El suceso fue presenciado por
Aureliano y desde ese momento decidió que un día próximo, llenaría a sus hijos de
armas para emprender una guerra contra los gringos.
• En esa semana sucede una de las mayores matanzas, en la que todos los hijos de
Aureliano son asesinados, a excepción de Aureliano Amador, quien pudo escapar. En
vista de las circunstancias, la ira encegueció a Aureliano, llevándolo a liderar
una iniciativa de guerra, por lo que fue a pedirle apoyo a su viejo amigo Gerineldo
Márquez, pero éste le dijo que estaba demasiado viejo.
CAPÍTULO XIII
• Inicia la etapa de la generación religiosa de los Buendía, con Meme que se va de
monja y José Arcadio, quien se interna en el seminario mayor. Por su parte, Úrsula
se va quedando ciega paulatinamente y lucha porque su familia no se percate. En
esas condiciones, Úrsula ya no puede estar a cargo de la casa y es reemplazada
por Fernanda, que a su vez expulsa del hogar a José Arcadio II por andar
trabajando para la compañía bananera.
• Por otro lado, Aureliano II se convierte en un gordo muy obeso y se va a vivir junto
con Petra Cotes. Aficionado totalmente a la comida, al punto en que realizó varios
concursos Gastronómicos y en uno de ellos casi muere, por haber comido
exageradamente.
• El hecho de que estuvo al borde de la muerte, hizo que Aureliano II se empeñara
en reconquistar a Fernanda. Por esos días su hija Meme los visitó, pero llegó
acompañada de 68 compañeras y cuatro monjitas, pero la casa quedó muy
arruinada por su estancia. Del mismo modo, por esos días reapareció José Arcadio
II, que ahora se dedicaba a fabricar pescaditos de oro.
CAPÍTULO XIV
• Llega la hora de la muerte de Aureliano Buendía. Esto ocasiona que en la casa se decrete un luto indefinido.
Posteriormente, Aureliano II deja embarazada a Fernanda y al nacer la bautizan como Amaranta Úrsula. Al
mismo tiempo, Meme había finalizado con su academia y se había convertido en toda una artista intérprete
del clavicordio. Como regresó del internado, pudo evidenciar muchas cosas que antes no sabía, como que el
motivo su padre para estar en ese hogar, era ocultar sus amoríos con Petra Cotes.
• Meme probó el alcohol y le encantó. En esos días se la pasaba bebiendo sin cansancio, hasta que obviamente
se enfermó. Al recuperarse, conoce a tres amigas de procedencia estadounidense y ahora permanece en su
compañía casi siempre, hasta que se enamoró perdidamente de un mecánico de la compañía bananera, de
nombre Mauricio Babilonia.
• Cierto día, cuando Meme y su nuevo novio Mauricio disfrutaban de una película en el cine y aprovechaban la
ocasión para besarse, pero su madre Fernanda los descubrió. De tal forma que Meme se ganó un gran regaño
y castigo; ahora no podía salir a la calle hasta nueva orden.
• Pero el castigo impuesto a Meme no fue un obstáculo para que el romance entre Babilonia y ella, continuara.
El enamorado ingresaba a escondidas a la casa, noche tras noche, pero nuevamente Fernanda se da cuenta
de todo y lo denuncia ante las autoridades policiales, diciendo que se trataba de un ratero.
• Entonces, la policía realiza un operativo, en el que lo cogen con las manos en la masa, o sea a entrándose a la
casa sigilosamente. Pero los uniformados decidieron disparar y lo hirieron, dejándolo sin poder caminar. En ese
tiempo, la vieja Úrsula había completado los cien años de vida y estaba tendida en su cama, sin poderse
mover.
CAPÍTULO XV
• En seguida de la tragedia ocurrida con Mauricio Babilonia, Meme fue enviada a un convento, pero allá se da cuenta
de que estaba embarazada de su novio, quien ahora estaba inválido. Cuando el niño nació, lo llamaron Aureliano. La
muerte de Meme fue espantosa: por el shock de lo sucedido, se le ocasionó un trauma psicológico bastante fuerte,
dejándola muda el resto de su vida, hasta que finalmente falleció en un hospital en Cracovia.
• Después de que el hijo de Meme naciera en el convento, una monja fue destinada para llevárselo a su abuela
Fernanda, quien para explicarlo a la familia se inventó que era un bebé que se había encontrado cerca del río.
• José Arcadio II estaba empeñado en que todos los días domingo se hicieran fiestas en Macondo, por lo que lideró una
huelga con mucha gente. En vista de los desórdenes públicos, el ejército arriba al pueblo y todo estaba al borde de
una guerra civil.
• Los uniformados cometieron una barbarie en aquella ocasión, porque reunieron a los manifestantes en la plaza y luego
de amenazarlos de que si no se iban en pocos minutos abrirían fuego. Pero al ellos dar la espalda, abrieron fuego
indiscriminadamente.
• La escena fue horrorosa. José Arcadio II recibió un impacto de bala y perdió el conocimiento. Recobró la consciencia,
pero iba metido en un tren con muchos cadáveres.
• Cerca de tres mil personas fueron asesinadas brutalmente por el ejército, pero los restos fueron ocultados. José Arcadio
II se percató de todo ello, pues logró llegar a Macondo, aun estando herido y se salvó. El engaño colectivo fue casi
perfecto, porque lograron hacer pensar a todos los familiares de los muertos que ellos habían partido hacia sus hogares.
• Todo Macondo estaba sitiado por el ejército. Obviamente, como José Arcadio II era el líder de la revuelta, fueron a
allanar su casa y él ese encontraba allí. Pero pudo esconderse y casi lo sorprende un soldado, que lo vio pero
inconscientemente.
CAPÍTULO XVI
• En esos instantes inició un espantoso diluvio, que duró cuatro años, once
meses y dos días. Fernanda había escondido a su nieto en una habitación
de la casa, pero él se escapó y su abuelo se dio cuenta, pero decide hacer
cargo de él. Aprovechando la incesante lluvia, Aureliano II se interna tres
meses en la casa de su amante Petra Cotes. Al regresar, no había comida
en su casa y cuando Fernanda le informaba la situación, Aureliano II le era
indiferente, hasta que a raíz de una fuerte discusión con su esposa, al fin
opta ir por comida.
• Úrsula mantenía escondido un tesoro en una estatua de San José. Aureliano
II lo sabía y valiéndose del estado de Úrsula, va por él. A los ocho meses del
largo diluvio, Aureliano II regresó a casa de su amante Petra.
CAPÍTULO XVII
• Al llegar el verano tan anhelado hacía años, el estado de salud de Úrsula
mejoró notablemente, pero al poco tiempo fallece, de 120 años de edad. Y
en otro escenario, el joven José Arcadio estaba a punto de realizar los votos
sacerdotales, pero desertó y salió de Roma hacia Macondo.
• Aureliano II y su amante Petra se ganaban la vida vendiendo rifas. Pero un
día, una enfermedad lo aquejó y realizó la rifa más grande, con el fin de
conseguir los recursos para enviar a su hija Amaranta a Bruselas. Al poco
tiempo, falleció Aureliano II.
CAPÍTULO XVIII
• Faltaban cuatro meses para que José Arcadio llegara, pero Fernanda falleció. Santa Sofía de la
Piedad, al morir Úrsula y Fernanda, prácticamente llevaba sobre sus hombros todo el oficio de esa
casa tan grande. Aburrida de los quehaceres, decidió abandonarlos e irse lejos.
• Cuando José Arcadio llegó y encontró esa situación, ordenó que los niños de Macondo fueran a
jugar a su casa. Una de esas noches, aconteció un hecho extraño: los niños percibieron una luz
rara salir por debajo de donde estaba el San José en el que la vieja Úrsula había ocultado el
tesoro. Al poco tiempo, José Arcadio expulsó a los niños. Aureliano tiene casi toda la casa, ahora
a su disposición. Allí se quedó analizando pergaminos.
• Entonces, aparece en la casa de los Buendía, Aureliano Amador, el único de los 17 que aún vivía.
Pero sus familiares no lo reconocieron y le impidieron la entrada. Por la discusión, dos policías le
propinaron unos balazos en la calle y lo asesinaron. A José Arcadio también lo mataron, pero los
niños a quien antes había expulsado de la casa.
• Los infantes regresaron a escudriñar la procedencia de los rayos de luz debajo de las losas,
ahogaron a José Arcadio y encontraron varios sacos de oro que se llevaron sin problema. Mientras
tanto, Aureliano permanecía totalmente absorbido por el estudio de los pergaminos, así que ni se
percató de lo que sucedía.
CAPÍTULO XIX
• Ahora, en el escenario de la casa, reaparece Amaranta Úrsula, pero casada con
un sujeto de nombre Gastón, con quien había pactado no concebir hijos, sino
hasta después de cinco años de casados. Con gran entusiasmo, la heredera de los
Buendía remodela la casa paterna.
• También aparece un personaje llamado Nigromanta, quien era una negra muy
amiga de José Arcadio y luego amante. Los estudios de Aureliano no cesaban y
hasta se consiguió cuatro amigos afines: Germán, Alfonso, Álvaro y Gabriel; este
último era su mejor amigo, pues era nada más ni nada menos que el nieto de
Gerineldo Márquez y también compartía las políticas del coronel Aureliano
Buendía.
• De nuevo se presenta el incesto, cuando Aureliano se enamora de Amaranta
Úrsula, pero fue rechazado. Despechado recurre a un burdel, donde conoce a Pilar
Ternera y ésta lo consuela diciéndole que Amaranta lo esperaba en algún lugar. Y
así fue, después de que se embriagó, buscó a Amaranta Úrsula y tuvieron
relaciones sexuales, casi al frente de su esposo Gastón, que se encontraba en una
habitación continua, pero no se percató de nada.
CAPÍTULO XX
• Gastón tuvo que viajar a Bruselas, para comprobar el correcto funcionamiento de su negocio que era un correo aéreo. Su ausencia fue
aprovechada por Aureliano que cortejó a Amaranta Úrsula todo el tiempo, igualmente negándose a la invitación de sus amigos estudiosos
de la librería, de salir de Macondo.
• Amaranta se había enamorado también de Aureliano y no lo soportó, por lo cual tuvo que enviarle una carta a Gastón, explicándole todo.
Pero Gastón reaccionó positivamente y lo único que les respondió fue que les deseaba la dicha.
• Pero como existía una creencia en que los hijos de los primos que se casaban, salían con cola de cerdo, Aureliano asustado se propuso
escudriñar en los archivos de la iglesia si en realidad Amaranta era su prima. Todo esto debido a que estaban esperando un hijo.
Efectivamente, nació con cola de puerco y lo bautizaron como Aureliano.
• Dejaron de preocuparse porque pensaban en arrancarle la macabra cola al niño, después con el tiempo. Pero el parto dejó grave a
Amaranta y murió desangrada. El pobre Aureliano quedó deshecho vagaba como un alma en pena por todo Macondo.
• Al amanecer del día siguiente, llegó a su casa pero se encontró con un espectáculo terrorífico: su hijo estaba en la canastilla, donde él lo
había colocado, pero estaba lleno de hormigas, las cuales se lo habían devorado. Presenciando tan cruel episodio, se iluminó su intelecto y
comprendió las profecías de los pergaminos que tanto estudiaba obsesivamente.
• Descubrió el último Aureliano Buendía, que permanecía con vida, que Amaranta Úrsula, con quien mantenía una relación amorosa y con
quien engendró un hijo, no era su prima, como sospechaba ardientemente. Sino que era nada más y nada menos que su tía.
• Esos pergaminos misteriosos resultaron ser la historia en reversa, de toda su familia. Eran los últimos momentos de su vida y los de la
existencia de Macondo y todo lo que existía alrededor, porque sabía intuitivamente, que al finalizar la lectura de esos pergaminos mágicos
y extraños, la muerte lo arrasaría junto con el pueblo donde se desarrolló esta historia o mejor dicho, donde toda una familia numerosa
había aparecido, dejado huellas y al final, desaparecido en su totalidad de la faz de la tierra.
• Así sucedió, al llegar a la última palabra de los manuscritos, todo se deshizo en la nada y como un cuento de fantasía, los soplidos del
viento borraron la historia.