You are on page 1of 16

CONSEJO TÉCNICO ESCOLAR

APRENDIZAJE ENTRE ESCUELAS, UNA PROPUESTA DE


DESARROLLO PROFESIONAL PARA LA MEJORA DE LAS
PRÁCTICAS DOCENTES
TERCERA SESIÓN
Propósito
Que los colectivos docentes compartan la
problemática o problemáticas educativas
que enfrentan en sus planteles y que,
mediante un aprendizaje entre escuelas,
encuentren soluciones conjuntas que
contribuyan a superarlas, estableciendo
compromisos para su puesta en práctica
en los salones de clases y mecanismos de
seguimiento para su evaluación.
Reconozcamos la importancia del
Aprendizaje entre escuelas

El Aprendizaje entre escuelas se define


como “una estrategia de formación
continua entre docentes con necesidades y
objetivos similares que se reúnen
periódicamente para compartir sus
saberes pedagógicos, analizar sus
experiencias de trabajo en el aula, discutir
concepciones y creencias, apropiarse de
nuevos conocimientos y formas de trabajo
con los alumnos en la perspectiva de
reconstruir el saber docente”.
Compartamos y aprendamos
El aprendizaje entre pares tiene sentido
siempre y cuando este se logre convertir
en un medio para mejorar el trabajo
educativo. Se le califica como aprendizaje
profesional justamente porque va dirigido
a cambiar positivamente las prácticas de
enseñanza y de gestión de profesores y
directivos. La materia prima del
aprendizaje entre pares es lo que se hace
en el aula y en la escuela, porque su
objetivo es, precisamente, el
mejoramiento continuo de la escuela. Sin
la mejora de las prácticas de maestros y
directores no hay buenos resultados de
aprendizaje en los estudiantes.
De nuestro Aprendizaje entre
escuelas

El APRENDIZAJE ENTRE ESCUELAS es una


modalidad que permite a los colectivos
docentes conocer, intercambiar
experiencias e ideas, y trabajar de manera
colaborativa con uno o más planteles de su
zona escolar, con la finalidad de superar
problemáticas educativas comunes con
base en la
Los propósitos que orientan el
Aprendizaje entre escuelas son:

◼ Compartir las problemáticas que, en torno al logro


educativo de los alumnos, determinaron el
establecimiento de los objetivos, metas y acciones
de su Ruta de Mejora Escolar (RME).
◼ Compartir avances en las acciones emprendidas,
así como los desafíos que prevalecen en las escuelas
para alcanzar el logro educativo de sus alumnos.
◼ Establecer un diálogo profesional entre maestros
en el que se promueva el análisis de propuestas y el
intercambio de experiencias y recursos educativos,
que contribuyan a resolver las problemáticas en
común en sus escuelas.
◼ Generar y compartir propuestas de intervención
docente que coadyuven a la solución de las
problemáticas planteadas.
Para que este encuentro entre escuelas cumpla
estos propósitos se requiere el compromiso de
todos y cada uno de los maestros participantes,
para desarrollar las actividades de forma
organizada, optimizar el tiempo y generar un
ambiente de respeto y confianza que permita
hablar de manera honesta, abierta y crítica
acerca de los problemas y éxitos educativos
cotidianos.
En esta modalidad de trabajo

la idea es escuchar, y dar y recibir aportaciones


útiles que favorezcan la reflexión y el análisis
entre colegas; no se trata de evaluar, competir o
imponer puntos de vista.
Por lo que, en su desarrollo, se
deberá tener presente lo
siguiente:
◼ Escuchar y compartir conocimientos, ideas,
preocupaciones y hallazgos con colegas de
otros planteles educativos.

◼ Encauzar el trabajo hacia el cumplimiento de


los propósitos de la sesión, en una tarea
compartida, sistemática y ordenada.

◼ Ser receptivos, así como hablar de manera


crítica, sincera y franca de los problemas y
éxitos educativos cotidianos.
◼ Analizar las experiencias de trabajo en el aula,
discutir concepciones y creencias, apropiarse de
nuevos conocimientos y formas de trabajo con
los alumnos, en la perspectiva de reconstruir el
saber docente.

◼ Aportar a la reflexión, el análisis y la toma de


decisiones, en un aprendizaje cooperativo,
colaborativo y recíproco.

◼ Contribuir al logro de los objetivos y metas de


la RME.
La presentación de las problemáticas
que no se ha logrado resolver en las
escuelas, habrá de contribuir a:
◼ Precisar y potenciar recursos profesionales
que coadyuven a resolver problemáticas
comunes.
◼ Valorar la pertinencia de prácticas educativas
y su adecuación a los grupos que hoy se
atienden.
◼ Aportar otras perspectivas o puntos de vista
que permitan valorar el propio desempeño y
observar de manera objetiva lo que se hace.
◼ Apoyar profesionalmente a profesores
recientemente incorporados a la función.
◼ Institucionalizar una estrategia de formación
entre docentes y directivos escolares para la
mejora de sus prácticas.
Por lo que habrá de evitar…
◼ … la relajación o el diálogo ajeno a las
prácticas docentes o a las problemáticas
educativas presentadas por las escuelas
participantes.
◼ … eventos donde algunos docentes acaparen
el tiempo para asuntos ajenos a la sesión, o
bien, donde los maestros no exponen sus ideas
y experiencias educativas.
◼ … improvisar y realizar actividades que se
desvían del propósito central, o tratar las
problemáticas educativas de manera
superficial.
◼ … hablar solo de las buenas experiencias.
◼ … juzgar, competir, suponer, simular.
◼ … presentar algo distinto o adicional a lo que
la escuela estableció y trabaja en su RME.
La organización previa al encuentro entre
escuelas en los colectivos de zona, cobra
especial importancia, ya que se estará
garantizando el logro de los trabajos en las
escuelas sedes, donde el director de cada una
de ellas tendrá presente:
◼ Dar la bienvenida a los maestros que asisten
al plantel e invitarlos a que registren su
asistencia.

◼ Agradecer su participación en esta modalidad


de trabajo de CTE, y convocarlos a participar
con disposición, apertura total y de manera
reflexiva con el fin de lograr el mejor desarrollo
de los trabajos y el logro de los propósitos.

◼ Brindar información acerca de los salones en


donde se llevará a cabo la sesión, que
previamente se han señalizado.

◼ Establecer las medidas necesarias para que no


haya interrupciones ni distracciones durante el
desarrollo de la actividad.
Todo ello para garantizar que efectivamente se
genere un trabajo colaborativo que fortalezca la
reflexión, el análisis y la toma de decisiones
encaminadas a superar problemáticas
educativas comunes y fomentar el desarrollo
profesional de los docentes y directivos en
función de las prioridades educativas de las
escuelas.
Gracias por su
atención
Supervisión Escolar Zona 22
Dra. Leticia Sotelo Ramírez

Noviembre 2018