You are on page 1of 56

CRITERIOS BASICOS DE DISEÑO

• Una definición aceptada de


vivienda es “el espacio
cerrado y cubierto que se
construye para ser habitado
por personas, para
ofrecerles refugio y
protección en condiciones
climáticas adversas e
intimidad y espacio en el
que desarrollar sus
actividades cotidianas.
Diseñar y construir un
espacio así es relativamente
sencillo, aunque el reto es
hacerlo de forma eficiente.
• TIPOLOGÍA
La geometría o forma exterior de un edificio debe
estar relacionada con la ubicación geográfica de
éste. Las características de una región así como las
condiciones de lluvia, sol, viento, etc condicionan los
edificios, dando lugar a cubiertas planas o inclinadas,
fachadas planas, con salientes y grandes huecos o
ciegas. Será un condicionante que influirá en el resto
de factores que mejoren la eficiencia y se considera
un factor pasivo, ya que influye en el aspecto formal
del inmueble, no modificable con posterioridad a su
construcción.
• - ORIENTACIÓN
la orientación es esencial para el buen diseño y
comportamiento energético de una vivienda. En caso de
edificaciones exentas, y en solares donde tengamos cierta
libertad de ubicación, partiremos de una orientación ideal
con las fachadas del edificios hacia los cuatro puntos
cardinales. A partir de aquí, ubicaremos los espacios y
“giraremos” el edificio según las necesidades y deseos del
usuario. En prácticamente toda la geografía DE Peru , las
fachadas situadas a sur y oeste deberán ser protegidas del
sol y el calor, y la este y norte protegida del frío y la
humedad. Esto dará lugar a distintos tratamientos de
huecos, cornisas y, en general, diseño de fachada. En casos
de no poder orientar libremente el edificios (más usuales),
se deberán tratar las orientaciones existentes de modo
que se atenuen los factores climáticos de cada una de
ellas.
• VENTILACIÓN
Está muy relacionada con la orientación y la tipología y es,
sin duda, el factor más importante para el buen
comportamiento energético de una vivienda. Para un buen
diseño de la ventilación dinámica de una vivienda es
necesario estudiar previamente los condicionantes
climáticos existentes en la zona, sobre todo en lo
concerniente al viento predominante y la humedad
relativa. Para un comportamiento eficiente, es necesario
crear un equilibrio de la temperatura y humedad
interiores, de modo que la renovación de aire juega un
papel fundamental. Igualmente, es necesaria la
renovación de aire en las cámaras aislantes de la
envolvente del edificio, como cámaras de aire en fachadas,
cámaras sanitarias en suelos o cámaras bajo cubierta. La
creación de corrientes continuas de aire en estos espacios
hace que la transmisión de temperatura y humedad del
exterior al interior disminuya.
• PROTECCIÓN
Como se ha mencionado anteriormente, es importante
el tratamiento de la envolvente según su ubicación y
orientación. Esto se denomina protección pasiva del
edificio. Es usual no tener en cuenta estos elementos a
la hora de diseñar viviendas (sobre todo
plurifamiliares), siendo muy costoso y poco eficiente
implantar soluciones alternativas a posteriori. Ejemplo
de elementos pasivos son: cornisas y aleros de
protección de soleamiento a sur y oeste, cubiertas de
mayor inclinación en zonas lluviosas, creación de
cámaras o galerías en las fachadas, para tratar la
ventilación y la humedad, etc…
• DISTRIBUCIÓN
En una vivienda, existen espacios de uso
eminentemente diurno y nocturno. Dentro de los
diurnos estñan el Salón, comedor, cocina,
distribuidores o accesos y terrazas. Dentro de los
nocturnos están los dormitorios. Tanto en unos
como en otros, se realizan actividades diferenciadas
en el tiempo y en la forma, por lo que una buena
distribución de la vivienda debe reflejar esta
diferenciación de forma clara. Deberán agruparse
las zonas de día, y separarse de las de noche en la
medida de lo posible. Además, las zonas de día se
ubicarán en las orientaciones de soleamiento (Sur y
Oeste), dejando a norte y este las zonas de noche.
• MATERIALES
• Es importante la buena elección y, sobre todo, la
correcta aplicación de los distintos materiales que
componen el edificio. Serán materiales adaptados
al entorno, con un bajo nivel de mantenimiento y
degradación ante agentes climatológicos así
como de fácil reposición en caso de rotura. Se
prestará especial atención a la aplicación de
materiales aislantes e impermeabilizantes ya que
de éstos dependerá el comportamiento
energético posterior de la vivienda. Deberán
calcularse el tipo, espesor y disposición en la
envolvente de cada material dependiendo de la
zona geográfica y del tipo de edificación.
• MATERIALES
• Es importante la buena elección y, sobre todo, la
correcta aplicación de los distintos materiales que
componen el edificio. Serán materiales adaptados
al entorno, con un bajo nivel de mantenimiento y
degradación ante agentes climatológicos así
como de fácil reposición en caso de rotura. Se
prestará especial atención a la aplicación de
materiales aislantes e impermeabilizantes ya que
de éstos dependerá el comportamiento
energético posterior de la vivienda. Deberán
calcularse el tipo, espesor y disposición en la
envolvente de cada material dependiendo de la
zona geográfica y del tipo de edificación.
• INSTALACIONES
• El rendimiento de las instalaciones está
intimamente ligado al comportamiento
energético de la envolvente del edificio, sobre
todo en lo referente a condiciones de
iluminación, aislamiento y ventilación. Será
necesaria la implantación de sistemas de
instalaciones de alta eficiencia y bajo consumo.
En electricidad e iluminación, se utilizarán
luminarias de bajo consumo (LED) así como se
realizará un diseño eficiente de la instalación
eléctrica dependiendo del tipo de estancia y su
uso
• ENERGÍAS RENOVABLES
• El uso de energías renovables debe ligarse a las
instalaciones existentes en la vivienda y al uso de
ésta. Debe realizarse, si es posible, un estudio
previo de consumo o al menos una estimación de
éste, según el número de usuarios y las
costumbres cotidianas de éstos. En la mayor
parte de España, es recomendable el uso de
apoyo solar a la producción de ACS y calefacción
ya que disponemos de sol la mayor parte del año
y los sistemas existentes tienen buen equilibrio
rendimiento/coste
• USO
• Por último, y no por ello menos importante, es
el uso de la vivienda. Debemos adquirir
costumbres que potencien la eficiencia de
nuestra vivienda. Todos los sistemas y factores
anteriormente mencionados pierden
relevancia aunte usos poco eficientes de la
climatización, la ventilación, electricidad y el
agua.