You are on page 1of 8

SER ACEPTOS VS.

SER
AGRADABLES
I. EN GENERAL
Dios aceptó a todo creyente, pero no se ha agradado de
todos. (Efesios 1:6 se refiere a la POSICIÓN celestial del
creyente, se aceptos EN CRISTO. II Corintios 5:9 se refiere
a su CONDICIÓN: o sea su andar como cristiano; es decir
ser agradables a Dios en su conducta diaria.

Hay que distinguir la diferencia entre estas dos


consideraciones: NUESTRA POSICIÓN Y NUESTRA
CONDICIÓN; los que somos en CRISTO, Y LO QUE SOMOS
EN NOSOTROS MISMOS.
II. EN PARTICULAR, SOMOS ACEPTOS EN CRISTO. (Efesios
1:6)

Por Cristo, “EL AMADO”, que nos representa o nos


sustituye. Sufrió en nuestro lugar (II Corintios 5:21).
Cargó nuestros pecados y ahora nos representa ante
Dios. El llevo nuestros pecados, y nosotros nos
vestimos de su gloria y justicia.
Por Identificación; sus experiencia son contadas
como nuestras (Gálatas 2:20; Romanos 6:6-8:11).

• Debemos de considerar a nuestro viejo hombre como muerto y no hacer provisión


para la carne. Sepultados con Cristo (Ro. 6:4, 5);
• resucitados con El (Col. 3:1);
• ascendidos con El y sentados en lugares celestiales con El (Ef. 2:6);
• glorificados con El (Ro. 8.17, 30).
• El es TODO del cristianismo verdadero, el centro y la totalidad.
• Nosotros vemos a Dios en CRISTO, y Dios nos ve a nosotros en CRISTO.
• Nuestra posición en Cristo es la perfección absoluta, porque es de El. Pero nuestra
condición está lejos de la perfección, porque es de nosotros.
• Recibimos la posición de perfección por la fe en CRISTO (Col. 1:1; I Co. 1:30)
III. LA ACEPTABILIDAD O APROBACIÓN.
Siendo hechos ACEPTOS en el amado Hijo, es nuestra
responsabilidad vivir una vida ACEPTABLE. Somos hechos
aceptos por la fe, pero nos esforzamos por serle
aceptable (II Timoteo 2:15; II Co. 5:9).
La vida de Cristo siempre fue aceptable al Padre. Debe
ser nuestro constante anhelo serle aceptables en nuestra
vida.
IV. ALGUNAS AMONESTACIONES

Es posible ser salvo y, sin embargo, sufrir grandes pérdidas


(I Co. 3:14, 15). El haber sido hechos aceptos en “EL
AMADO” no nos permite seguir las inclinaciones de la
naturaleza vieja, sino hemos de vivir y servir de una
manera agradable al Señor.

Es posible ser salvo y todavía llegar a ser eliminado, o


desaprobado (I Co. 9:27). Un atleta que no corre bien o un
soldado que no pelea bien puede ser eliminado por inútil.
¡Diligencia, creyente cristiano!
Es posible ser salvo y Es posible ser cristiano y
todavía ser castigado (II cosechar los frutos del
Co. 5:9; Col. 3:25) mal vivir. (Gálatas 6:7, 8)
V. NUESTRA ACEPTACION EN CRISTO ES DE UNA VEZ Y
PARA SIEMPRE.

Muchos creyentes viven años sin


agradar a Dios con su vida. Nuestra
aceptación es eterna, pero ¡Cuan
raros son nuestros momentos de
aceptabilidad!, a pesar de que Dios ha
puesto a nuestro alcance todos los
medios para vivir una vida aceptable.