You are on page 1of 35

PABLO V/S SANTIAGO

Romanos 3:28 Santiago 2:20-24


Justificación por la fe, Justificación por las
sin obras. obras.

ABRAHAM
Martín Lutero

“Hay que distinguir entre libros y libros. Los mejores son el


evangelio de S. Juan y las epístolas de S. Pablo, especialmente la
de los Romanos, los Gálatas y los Efesios, y la 1ª epístola de
San Pedro, estos son los libros que te manifiestan a Cristo y te
enseñan todo lo que necesitas para la salvación; aunque no
conozcas ningún otro libro. La epístola de Santiago, delante de
éstas, no es más que paja, pues no presenta ningún carácter
evangélico” Martín Lutero.
Prólogo del Nuevo Testamento de 1546 (Bibel VI, 10)
Pastor Anglicano, australiano.
El Zarandeo Del Adventismo

por Geoffrey J. Paxton

Contenido

Prefacio (txt)
Introducci�n (txt)

Parte 1 - El Adventismo y la Reforma

1. Los Adventistas: Herederos de la Reforma (txt)


Ap�ndice (txt)
2. El Coraz�n de la Reforma (txt)

Parte II - El Adventismo Antes de 1950

3. Frente a un Comienzo Desfavorable: 1844-1888 (txt)


4. Un Intento por Salir Adelante: 1888-1950 (txt)

Parte III - El Adventismo Despu�s de 1950 - Introducci�n (txt)

5. Frente a un Comienzo Favorable: Los A�os (txt)


6. Dolor y Progreso: Los A�os 60 (txt)
7. Avance y Retirada: Los A�os 70 (txt)

Conclusi�n: El Zarandeo del Adventismo (txt)


Bibliograf�a (txt)
CONCLUSIÓN DE PAXTON
1.- LA IGLESIA ADVENTISTA ES HEREDERA DE LA
REFORMA PROTESTANTE.
SOLO POR CRISTO, SOLO POR LA FE,
SOLO LA BIBLIA, SOLO POR GRACIA.

2.- EN CUANTO A LA DOCTRINA DE LA JUSTIFICACIÓN


POR LA FE PABLO Y LA SEÑORA ELENA DE WHITE,
SON LOS ÚNICOS, JUNTO CON JESÚS, QUE NO
SE HAN EQUIVOCADO EN CUANTO A LA
DOCTRINA DE LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE.
.
¿Qué es la justificación por la fe

Es la obra de Dios que abate en el polvo la


gloria del hombre, y hace por el hombre lo
que él no tiene la capacidad de hacer por sí
mismo”. Elena de White.
Testimonios para los Ministros, p. 465.
¿Qué es la justificación por la fe
“Por fe puede presentar ante Dios los méritos
de Cristo, y el Señor coloca la obediencia de su
Hijo en la cuenta del pecador. La justicia de
Cristo es aceptada en lugar del fracaso del
hombre, y Dios recibe, perdona y justifica al
alma creyente y arrepentida, la trata como si
fuera justa, y la ama como ama a su Hijo. De esta
manera, la fe es imputada a justicia”.
Pág 197 Mensajes Selector Tomo 1
ABRAHAM, EL PADRE DE LA FE.
UN POCO DE HISTORIA.

I. DIOS LO LLAMÓ PARA SER


UNA GRAN NACIÓN.

Rom. 4:13 Heredero del mundo


La evangelización del mundo.
A través de su descendencia el
Redentor entraría al mundo.

II.-
DIOS LO LLAMÓ PARA HEREDAR
UNA TIERRA, UN LUGAR.
Génesis 15:1, 4-7
ABRAHAM, EL PADRE DE LA FE.
UN POCO DE HISTORIA

HEBREOS 11:08. Obedeció para salir.

Génesis 11:24 al 12:05.


1.- Su padre Taré lo sacó de Ur.
2.- Se llevó a su sobrino Lot.
ABRAHAM, EL PADRE DE LA
FE.
DIOS PROVEEDOR Y PROTECTOR

Génesis 12:10-20
3.- Hubo hambre en Canaán y Abraham va
a Egipto.
4.- Quería que una mentira protegiera a su
esposa Sara
ABRAHAM, EL PADRE DE LA
FE.

DIOS PROVEEDOR Y PROTECTOR

Génesis 12:10-20
5.- Abraham visita Gerar y nuevamente
dice que Sara es su hermana.
Abimelec, un rey pagano amonesta al Padre de la Fe.
ABRAHAM, EL PADRE DE
LA FE.

Génesis 15:4 Un hijo tuyo será el heredero.


Génesis 16:1- 4
6.- No pasó la prueba del tiempo. 86 años tenía
Abraham.
11 años después de la promesa.
su esposa estéril, y Abraham viejo.
No confió en la promesa.
ABRAHAM, EL PADRE DE LA FE.
SEIS ERRORES QUE INDICABAN QUE LA FE DE ABRAHAM ERA UNA FE
IMPERFECTA, UNA FE MIXTA.
En parte confiaba en Dios y su promesa y en parte en su propio
esfuerzo.

VENDRÍA ENTONCES LA PRUEBA FINAL, LA REIVINDICACIÓN O CAÍDA DE


ABRAHAM.

COMO ESTABA, NO ERA SEGÚN EL CORAZÓN DE DIOS, NI ESTABA PREPARADO


PARA SER UNA GRAN NACIÓN NI SER DE BENDICIÓN PARA TODO EL MUNDO.
DIOS TENÍA UN PROPOSITO CON ABRAHAM Y PARA LO CUAL DEBÍA PASAR LA
ÚLTIMA PRUEBA, LA GRAN LECCIÓN QUE DEBÍA APRENDER.
DEBÍA SER SEGÚN EL CORAZÓN DE DIOS. PARA SER UN INTRUMENTO QUE
CUMPLIERA EL PROPÓSITO DIVINO.
ABRAHAM, EL PADRE DE LA FE.

DIOS LE HABÍA DADO UN HIJO DE SARA, YA TENÍA APROXIMADAMENTE 18 AÑOS.


DIOS LE DICE: GENESIS 22: 1-3
ABRAHAM, EL PADRE DE LA FE.
HABRÍA ADULTERADO, HABÍA MENTIDO, LE HABÍA FALTADO LA FE POR ESE
HIJO Y AHORA DIOS SE LO PEDÍA EN SABRIFICIO. QUE MATARA AL HIJO DE LA
PROMESA.
GÉNESIS 22: 9-12
SANTIAGO 2:17 - 24
ABRAHAM PASÓ LA
PRUEBA
ERA SEGÚN EL
CORAZÓN DE DIOS
PODÍA SER EL
PADRE DE LA FE
AHORA DIOS PODÍA
CUMPLIR SU
PROPÓSITO
LA FE FUE PERFECTA
POR LAS OBRAS
LA FE Y LAS OBRAS
LA JUSTIFICACIÓN Y LA SANTIFICACIÓN
LA JUSTIFICACIÓN POR LA FE:
ES LA OBRA DE DIOS POR
NOSOTROS EN CRISTO
LA SANTIFICACIÓN ES LA OBRA DE
CRISTO EN NOSOTROS POR SU
ESPIRITU.
NUESTRAS OBRAS NO NOS SALVAN, NI NOS DAN MÉRITO,
SINO QUE SON LA EVIDENCIA NATURAL DE QUE SOMOS
SALVOS POR LOS MÉRITOS DE CRISTO, Y QUE SU ESPIRITU
ESTÁ TRABAJANDO EN NOSOTROS PARA CUMPLIR SU
PROPÓSITO EN EL MUNDO CON SU PUEBLO.
“Por fe puede presentar ante Dios los méritos
de Cristo, y el Señor coloca la obediencia de su
Hijo en la cuenta del pecador. La justicia de
Cristo es aceptada en lugar del fracaso del
hombre, y Dios recibe, perdona y justifica al
alma creyente y arrepentida, la trata como si
fuera justa, y la ama como ama a su Hijo. De esta
manera, la fe es imputada a justicia”.
Pág 197 Mensajes Selector Tomo 1
La cruz une la justicia y la Misericordia
Su propósito [de Cristo] era reconciliar las prerrogativas de la justicia y la Misericordia, y
que cada una quedara separada en su dignidad, y sin embargo unidas. Su misericordia no
era debilidad, sino un terrible poder para castigar el pecado porque es pecado y, sin
embargo, un poder para atraer hacia él el amor de la humanidad. La justicia puede
perdonar mediante Cristo sin sacrificar una jota de su excelsa santidad.
La justicia y la Misericordia se mantuvieron separadas, opuestas la una a la otra,
separadas por un ancho abismo. El Señor, nuestro Redentor, revistió su divinidad con
humanidad, y forjó a favor del hombre un carácter que era sin mancha ni tacha. Plantó su
cruz a mitad del camino entre el cielo y la tierra, y la convirtió en el objeto de atracción
que se extendía en ambas direcciones, uniendo a la justicia y a la Misericordia a través del
abismo. La justicia se trasladó desde su elevado trono y con todos los ejércitos del cielo se
aproximó a la cruz. Allí vio a Uno igual a Dios llevando el castigo de toda injusticia y todo
pecado. La justicia se inclinó con reverencia ante la cruz con perfecta satisfacción,
diciendo: Es suficiente
(MS 94, 1899).14-20.
La fe salvadora es más que una mera creencia.-
El apóstol Santiago vio los peligros que surgirían al presentar el tema de la justificación por la
fe, y trató de demostrar que la fe genuina no puede existir sin las obras correspondientes. Se
presenta el caso de Abrahán. "¿No ves -dice- que la fe actuó juntamente con sus obras, y que
la fe se perfeccionó por las obras?" De modo que la fe genuina efectúa una obra genuina en el
creyente. La fe y la obediencia producen una sólida y valiosa vida cristiana.
Hay una creencia que no es una fe salvadora. La Palabra declara que los demonios creen y
tiemblan. La pretendida fe que no obra por el amor y purifica el alma, no justificará a hombre
alguno... Abrahán creyó a Dios. ¿Y cómo sabemos que creyó? Sus obras comprobaron el
carácter de su fe, y su fe le fue contada por justicia.
En nuestros días necesitamos la fe de Abrahán para iluminar las tinieblas que se acumulan
alrededor de nosotros excluyendo la bella luz solar del amor de Dios y empequeñeciendo el
crecimiento espiritual. Nuestra fe debe abundar en buenas obras, pues "la fe sin obras está
muerta". Cada deber cumplido, cada sacrificio hecho en el nombre de Jesús, proporcionan
una abundantísima recompensa. En el mismo cumplimiento del deber Dios habla y da su
bendición (ST 19-5-1898, Signs of the Times).
“Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean
vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en
los cielos”. Mateo 5:16.
“Por sus frutos los conoceréis”. Mateo 7:16.
Se me mostró que encontrará armonía en el testimonio de la
Escritura cuando se lo comprenda correctamente. Las buenas
obras de los hijos de Dios constituyen la predicación más eficaz
que el incrédulo pueda recibir. Estos frutos testifican que quienes
los poseen son cristianos genuinos. Estos cristianos aparecen
extendiéndose siempre hacia arriba en procura de un tesoro
imperecedero.
1TI 178.2
En estos libros: la hermana Elena de
White equilibra a Pablo con Santiago
en su perfecto equilibrio.
“Nuestro crecimiento en la gracia, nuestro gozo
nuestra utilidad, TODO depende de nuestra
UNIÓN CON CRISTO”.
Camino a Cristo 68,3
Matutina marzo 11 1992, Pág. 79
QUE DIOS SEA NUESTRO ESCUDO,
NUESTRO PROVEEDOR, NUESTRA
ETERNA JUSTICIA.

QUE NO NOS AFERREMOS A LOS DONES


SINO AL DADOR
QUE A TRAVÉS DE SU ESPÍRITU, DIOS
CUMPLA SU PROPÓSITO EN NOSOTROS
AMÉN, QUE
ASÍ SEA.