You are on page 1of 2

”El evangelio de la salud tiene hábiles abogados,

pero su obra ha sido muy dificultada debido a


que, tanto pastores, presidentes de asociaciones
y otras personas que están en puestos de
influencia han dejado de dar al asunto de la
reforma pro salud la atención debida, no la han
reconocido en su relación con la otra del
mensaje como el brazo derecho del cuerpo.”
El Corportor Evangélico, página 181-182.