You are on page 1of 12

SALUD AUDITIVA

LINA PAOLA FELIZZOLA BARRERA


FLGA
QUE ES EL OIDO

• El oído es un órgano del cuerpo humano muy sensible y avanzado. La


función del oído es transmitir los sonidos al cerebro a través de sus distintas
partes: el oído externo, el oído medio y el oído interno.

• La tarea principal es detectar, transmitir y convertir los sonidos en impulsos


eléctricos. Otra función importante es mantener nuestro sentido del
equilibrio.
EL OIDO
• El oído externo: Es el lugar del oído que se encarga de recoger el sonido y
transmitirlo al oído medio. Lo componen el pabellón auditivo, el conducto
auditivo y el tímpano.

• El oído medio: es una cavidad limitada por el tímpano por un lado, y por
la base de la cóclea por el otro. En su interior hay tres huesecillos,
denominados martillo, yunque y estribo. La cabeza del martillo se apoya
sobre el tímpano y transmite vibraciones a través del yunque al estribo. A
su vez éste último se apoya en una de las dos membranas que cierran la
cóclea, la ventana oval.
• El oído interno: es una cavidad hermética cuyo interior está anegado por
un líquido denominado linfa. Consta de tres elementos: los canales
semicirculares, el vestíbulo y la cóclea. Los canales semicirculares no
tienen relación directa con la audición, tienen que ver con el equilibrio.
Las vibraciones de la ventana oval del vestíbulo son transformadas en la
cóclea. Las señales de la cóclea son codificadas y transformadas en
impulsos electroquímicos que se propagan por el nervio acústico hasta
llegar al cerebro.
CUIDADOS EN LA AUDICION
• Sustancias extrañas: Nunca aplique una sustancia ajena al oído, que no
sea ótica y bajo prescripción médica, como agua oxigenada, aceite
mineral, aceite de almendras dulces, alcohol, solución salina, gotas para
ojos, pomadas, sustancias vegetales o cualquier otra.

• Prevén infecciones: Ante la presencia de dolor, secreción, inflamación,


resfriado común y otras afecciones respiratorias visita a tu médico
especialista para evitar complicaciones auditivas, ya que la propia
anatomía favorece las infecciones en el oído medio, sobre todo en los
niños.
• Objetos extraños: Uno de los cuidados básicos importantes es evitar la
introducción de productos en el conducto auditivo externo con el afán
de limpiarlo como pasadores para cabello, plumas, cotonetes o rascarse
con el dedo.

• Automedicación: En cuanto sientas algún tipo de secreción o sangrado


visita a tu otorrinolaringólogo y evita ingerir cualquier medicamento,
porque la membrana timpánica puede estar perforada.
• Tapón de cerumen: Acude con un médico para que lo retire, ya que
cuenta con equipo especializado y experiencia para limpiar el oído sin
dañarlo.

• Aguas de contaminadas: Evita sumergirte en aguas de dudosa


procedencia, ya que podrías contraer alguna infección en el oído, ojos y
en las vías respiratorias.
• Evita la exposición a ruidos extremos: Este es uno de los cuidados básicos
para una buena salud auditiva. Trata de permanecer lo más alejado
posible de detonaciones, explosiones y modula el volumen del sonido de
bocinas, micrófonos y audífonos. Si es necesario utiliza tapones para
amortiguar el ruido y proteger al oído.

• Evade los golpes: Evita las contusiones en la cabeza y el oído. Si practicas


algún deporte de contacto, toma las precauciones recomendadas para
evitar daños, como algún equipo especial.
• Opiniones diferentes: Antes de someterte a cualquier cirugía otológica,
consulta a dos médicos diferentes y comparar los costos.

• Higiene: Cada año visita a tu médico para que te realice una limpieza
profesional y realice estudios como la audiometría. Si padeces alguna
enfermedad crónico-degenerativa como diabetes o hipertensión acude
cada seis y ocho meses.
GRACIAS