You are on page 1of 43

LAS TERCERÍAS

Docente: Carmen Sonia Barrera Basualto


Módulo: Taller de Procedimientos Especiales y Recursos
GENERALIDADES
• Tercería o intervención de terceros en juicio es la reclamación o
intervención de una o más personas en un juicio que se sigue entre
otras, que son las directamente interesadas, que tienen interés en los
resultados de ese juicio por tener un derecho comprometido en él.
• Cualquiera cuestión que formule un tercero, en defensa de un derecho
que dice pertenecerle, en un juicio pendiente que siguen otros, se
denomina tercería.
GENERALIDADES
• Se da el nombre de tercería a la intervención misma del tercero en el
juicio y a la acción que éste ejercita.
• Es la oposición hecha por un tercero que se presenta en un juicio
entablado por dos o más litigantes, ya sea coadyuvando al derecho de
alguno de ellos, ya sea deduciendo el suyo propio con exclusión de los
otros.
• En sentido amplio, tercería es un procedimiento por medio del cual
interviene un extraño al pleito, cualquiera sea su naturaleza.
GENERALIDADES

• Para que la intervención de ese extraño sea admitida requiere que se


invoque un derecho incompatible con el de las partes, independiente
con el de las mismas, o bien armónico al del demandante o
demandado, según el caso. (art. 22, 23 y 24 CPC).
• Por eso las tercerías, como institución de derecho común, se clasifican
en: excluyentes, independientes y coadyuvantes.
GENERALIDADES
• En cambio, tercería, en sentido restringido, es la intervención de un
extraño en el juicio ejecutivo, invocando los derechos que la misma ley
consagra.
• Estos derechos son: de dominio de los bienes embargados (tercería de
dominio); de posesión de los mismos (tercería de posesión); de ser
pagado preferentemente (tercería de prelación) y, por último, de
concurrir en el pago a falta de otros bienes (tercería de pago), Art. 518,
519 y 520 CPC.
• Las tercerías en el juicio ejecutivo, se hallan reglamentadas en los
artículos 518 a 529 del CPC y en leyes especiales.
CLASES DE TERCERÍAS
• Según la finalidad que persigue el tercero, que adviene al juicio ejecutivo, las
tercerías se clasifican en:
• A) de dominio
• B) de posesión
• C) de prelación
• D) de pago
• E) de otros derechos
TERCERÍA DE DOMINIO
• Tiene lugar cuando adviene al juicio ejecutivo un extraño,
pretendiendo derecho de dominio sobre los bienes embargados.
• La finalidad de esta clase de tercería, es el reconocimiento del derecho
de dominio que alega el tercerista sobre los bienes embargados y, en
consecuencia, que éstos se excluyan del embargo, o sea, del
procedimiento de apremio.
• Su fundamento reside en que el ejecutado puede ser simple tenedor o
poseedor de los bienes embargados, hallándose radicado el derecho de
dominio en el patrimonio de un tercero, el cual, no tiene por qué
soportar deudas ajenas en sus propios bienes.
TERCERÍA DE DOMINIO
• Oportunidad para ser promovida
• Desde el momento en que se ha trabado embargo y hasta que no se
haya hecho la tradición de los bienes embargados, esto es, su entrega
material, tratándose de bienes muebles, y su inscripción en los
registros conservatorios, tratándose de bienes inmuebles.
• Si esta tradición se ha efectuado, no le quedará al tercero más camino
que ejercitar en contra del subastador o adquirente, la correspondiente
acción reivindicatoria o de dominio.
TERCERÍA DE DOMINIO
• La demanda de tercería de dominio se interpondrá en el mismo
tribunal que conoce del juicio ejecutivo en que se trabó embargo sobre
los bienes del tercero y, como toda demanda, deberá ceñirse a las
formalidades contenidas en el art. 254 del CPC, so pena de no dársele
curso. (art. 523 inc. 1° CPC).
• La tercería de dominio se seguirá por cuerda separada contra el
ejecutante y el ejecutado, por los trámites del juicio ordinario, pero sin
los escritos de réplica ni dúplica (art. 521 inc. 1° CPC).
• Interpuesta la tercería, existirán tres cuadernos: el ejecutivo, el de
apremio y el de tercería. En la tercería será actor el tercerista y, los
demandados, el ejecutante y el ejecutado.
TERCERÍA DE DOMINIO
• Efectos de la tercería de dominio:
• Examinaremos los efectos de la tercería de dominio en el juicio
ejecutivo en el que incide.
• Ellos difieren según digan relación con el cuaderno principal o con el
cuaderno de apremio:
• A) La interposición de la tercería, en ningún caso, suspenderá los
trámites de procedimiento ejecutivo (art. 522 CPC).
TERCERÍA DE DOMINIO
• Esto es lógico, pues al tercerista nada le importa la suerte del juicio
ejecutivo, no le preocupa si la acción va a ser aceptada o rechazada, lo
que a él si le interesa es que se le reconozca su derecho de dominio y
se excluyan sus bienes del embargo.
• B)La interposición de la tercería no suspende el cuaderno de apremio,
salvo que se apoye en instrumento público otorgado con anterioridad a
la fecha de la presentación de la demanda ejecutiva, (art. 523, inc. 1°
parte final CPC).
TERCERÍA DE DOMINIO
• Por tanto:
• Regla general: la tercería de dominio no suspende el procedimiento de
apremio.
• Excepción: lo suspenderá cuando el instrumento en que se apoye sea
público y otorgado con anterioridad a la fecha de presentación de la
demanda ejecutiva.
• Estas dos circunstancias le atribuyen seriedad a la tercería de dominio
y hacen presumir que no es fruto de una mera colusión.
TERCERÍA DE DOMINIO
• En cuanto al instrumento público, la mayoría de la doctrina y la
jurisprudencia se ha inclinado por señalar que debe constituir un
antecedente probatorio del dominio de los bienes embargados, por la
trascendencia que tiene en la suspensión del procedimiento de
apremio, no bastando que tenga con ellos cierta relación.
• En los casos que la tercería de dominio no tenga la virtud de
suspender el procedimiento, el remate se llevará a cabo, entendiéndose
que la subasta recaerá sobre los derechos que el deudor tenga o
pretenda tener sobre la cosa embargada.
TERCERÍA DE DOMINIO
• Las resoluciones que se dicten son apelables y la apelación se
concederá en el solo efecto devolutivo, (art. 523, inc. 2° y 3° CPC).
• Sin perjuicio de ello, el artículo 521 CPC, permite al tercerista
substituir el embargo, consignando una cantidad suficiente para el
pago de la deuda y las costas, siempre que éste no recaiga en una
especie o cuerpo cierto que se deba.
• Si la tercería de dominio no comprende todos los bienes embargados,
estaremos frente a una tercería parcial y, el procedimiento de apremio
se seguirá sin restricción respecto de los bienes no afectados por la
tercería.
TERCERÍA DE DOMINIO
• Si hay ampliación del embargo, el procedimiento de apremio seguirá
respecto de los bienes que hayan sido embargados con posterioridad a
la interposición de la tercería.
• Si la tercería es acogida, se excluirán del embargo los bienes
reclamados y se restituirán a su legítimo dueño, o sea, el tercerista.
• Si dichos bienes hubieren sido subastados, por no haberse paralizado
el procedimiento de apremio, le quedarán al tercerista a salvo sus
derechos para hacerlos valer en contra del actual poseedor, por la vía
ordinaria.
TERCERÍA DE DOMINIO
• Si la tercería de dominio es rechazada, se reiniciará el procedimiento
de apremio, en caso de haberse paralizado por su interposición; o bien
quedará firme la subasta pública que se hubiese realizado sobre los
pretendidos derechos del tercerista.
TERCERÍA DE POSESIÓN
• Tiene lugar cuando un tercero, por vía incidental, adviene al juicio
ejecutivo, pretendiendo obtener que se alce el embargo y se respete su
posesión, porque al momento del embargo de los bienes en que recayó
la traba, estos se encontraban en su poder presumiéndose su dominio.
• La finalidad es el reconocimiento de la posesión que el tercero tendría
de los bienes embargados y, por ende, la presunción de su dominio
sobre esos bienes, ello para excluirlos del embargo.
TERCERÍA DE POSESIÓN
• Esta tercería surge de una necesidad práctica, por cuanto en Chile, por
regla general, no es una obligación que la compraventa de bienes
muebles conste por algún tipo de instrumento público, por lo que la
prueba del dominio de ellos resultan extremadamente difícil. Por ello
es que, primeramente la jurisprudencia y posteriormente, nuestro
legislador, contempló la tercería de posesión fundándose en que:
• 1° El poseedor se reputa dueño, mientras otro no justifique serlo (art.
700 inc. 2° CC).
TERCERÍA DE POSESIÓN

• El tercero afectado con la traba de embargo tendrá que acreditar la


tenencia material de la cosa embargada y el ánimo de señor y dueño, y
acreditando ello, se reputará dueño al poseedor. Para destruir esta
presunción simplemente legal de dominio, el interesado deberá
acreditar que no reúne los requisitos señalados.
• 2° El embargo recaer sobre los bienes del deudor; por ello si la traba
de embargo ha recaído sobre bienes que no pertenecen al dominio o
posesión del ejecutado, no puede perjudicar al tercero dueño o
poseedor de esos bienes, el cual no ha sido parte de la obligación
ejecutiva que liga al ejecutante y el ejecutado.
TERCERÍA DE POSESIÓN
• Tramitación
• Según el artículo 521 del CPC, este tipo de tercería se tramita en forma
incidental, por lo que una vez interpuesta, el tribunal proveerá
“TRASLADO AL EJECUTANTE Y AL EJECUTADO”.
• El legislador no señaló en forma expresa como se notifica esta
resolución a las partes del juicio, por lo que aplicando las reglas
generales de los incidentes, debe ser por el estado diario. Pero los
tribunales han estimado que debe hacerse por cédula a fin de que las
partes del juicio puedan hacer valer sus derechos frente a la tercería.
TERCERÍA DE POSESIÓN
• La notificación deberá hacerse al apoderado o mandatario de cada
parte del juicio, (art. 7 inc. 1° CPC).
• El solo hecho de interponer la tercería de posesión no se suspenderá la
tramitación del procedimiento ejecutivo, por lo que el cuaderno de
apremio no se paralizará. Sin embargo, si se acompañan a la tercería
antecedentes que constituyan a lo menos presunción grave de la
posesión que se invoca, en cuyo caso, el procedimiento de apremio se
suspenderá, (art. 521 CPC).
TERCERÍA DE POSESIÓN
• La prueba que las partes y el tercero deseen rendir, deberá hacerse
dentro del plazo de 8 días.
• Si las partes desean rendir prueba de testigos, deberá presentarse la
lista de testigos dentro de los dos primeros días del probatorio.
• Si la tercería de posesión es rechazada, al tercerista le asiste el derecho
de que no se decrete el retiro de los bienes embargados, sino hasta
diez días desde la fecha de la traba del embargo, a menos que el juez
por resolución fundada ordene otra cosa.
TERCERÍA DE PRELACIÓN
• Tiene lugar cuando adviene al juicio ejecutivo un extraño, pretextando
derecho para ser pagado preferentemente, (art. 518 N°2 CPC).
• La finalidad es obtener un pago preferente sobre el ejecutante con el
producto de los bienes embargados y a realizarse.
• Su fundamento, es el de conseguir en la práctica, que se respeten las
reglas de preferencia de los créditos establecidas en las leyes
substantivas o de fondo, (las causas de preferencia son el privilegio y la
hipoteca, art. 2465 y siguientes CC y demás códigos y leyes
especiales).
TERCERÍA DE PRELACIÓN
• La oportunidad para interponerla, en razón de su naturaleza y
finalidad, será desde la interposición de la demanda ejecutiva hasta
que se haga pago de su crédito al acreedor.
• Después de ejecutado este pago, nada habrá que hacer, pues no habrá
nada que preferir.
• Se interpondrá ante el tribunal que conoce de la ejecución y, tendrá
que ir aparejada de un título ejecutivo, en el cual conste el crédito cuyo
pago preferente pretende el tercero, (art. 527 CPC, parte final).
TERCERÍA DE PRELACIÓN
• Será tramitada como incidente, una vez interpuesta por el tercerista, se
conferirá traslado de ella, tanto al ejecutante como al ejecutado y,
vencido el plazo de tres días, hayan o no respondido, resolverá el
tribunal la tercería, si a su juicio, no hay necesidad de prueba.
• Si es necesaria la prueba, se abrirá un término probatorio de ocho días,
para que dentro de él, se rindan y se justifiquen también las tachas de
los testigos, si hay lugar a ellas, debiendo acompañarse la lista de
testigos dentro de los primeros dos días del probatorio.
TERCERÍA DE PRELACIÓN
• Vencido el término de prueba, hayan o no rendido las partes prueba y, aún
cuando éstas no lo pidan, fallará el tribunal inmediatamente o a más tardar
dentro de tercero día.
• El tercerista tendrá derecho substituir el embargo en cualquier estado del
juicio, siempre y cuando se consigne una cantidad suficiente para el pago de
la deuda y las costas y que no recaiga sobre la especie o cuerpo cierto a que
se refiere la ejecución.
TERCERÍA DE PRELACIÓN
• Efectos:
• Se trata de determinar cual es la suerte que corren el cuadernos
principal y el cuaderno de apremio. Esta materia la reglamenta los
artículos 522 y 525 del CPC, y de acuerdo a su tenor, la tercería de
prelación no tiene influencia alguna en los dos cuadernos del título
ejecutivo.
• Por tanto, en ningún caso suspenderá los trámites del procedimiento
ejecutivo (art. 522 CPC) y en cuanto al procedimiento de apremio,
seguirá hasta que quede terminada la realización de los bienes
embargados.
TERCERÍA DE PRELACIÓN
• Verificado el remate, el tribunal mandará a consignar su producto hasta que
recaiga sentencia firme en la tercería.
• La razón de estas normas es lógica, pues mientras pende la tercería de
prelación, el tercerista no tiene ningún interés en el juicio ejecutivo, tanto en
el aspecto contencioso cuanto en el de apremio, y por tanto, que se
suspenda. Su interés consiste en que se llegue a la realización de los bienes
embargados. Eso si que, una vez verificado el remate, los derechos del
tercerista de prelación quedan resguardados, depositando su producto en
manos del tribunal, a la espera del fallo de la tercería.
TERCERÍA DE PRELACIÓN
• Si la tercería es rechazada, el ejecutante se pagará de acuerdo a las
normas generales del derecho.
• Si la tercería es acogida, se pagará el tercero con preferencia del
ejecutante y, si algo sobra, se aplicará al crédito del ejecutante. Por
tanto, si el tercero no tiene éxito con acreedor preferente, puede
tenerlo como acreedor concurrente.
• Si se han embargado o se embargan bienes no comprendidos en la
tercería, seguirán sin restricción en el procedimiento de apremio.
TERCERÍA DE PAGO
• Tiene lugar cuando adviene al juicio ejecutivo un extraño,
pretendiendo derecho para concurrir con el ejecutante en el pago a
falta de otros bienes del deudor (art. 518, N° 3 CPC).
• La finalidad del tercerista de pago es concurrir en el producto de la
realización de los bienes embargados por el ejecutante, porque el
deudor carece de otros bienes.
• Su fundamento es que el embargo por sí solo, no confiere ninguna
preferencia al acreedor que lo logra, debiendo en definitiva, regularse
el pago de acuerdo con las reglas de prelación de créditos.
TERCERÍA DE PAGO
• La tercería de pago necesita dos requisitos o condiciones para que
pueda ser admitida:
• A) Que el crédito del tercerista conste en un título ejecutivo (art. 527,
parte final CPC)
• B) Que el deudor no tenga otros bienes que los embargados para
hacer pago a los créditos, tanto del ejecutante como del tercero.
TERCERÍA DE PAGO
• La naturaleza ejecutiva o no del título invocado por el tercerista, será
juzgada a la luz del art. 434 del CPC y, el hecho de carecer el deudor de
otros bienes sobre los cuales pueda hacerse efectivo el crédito
invocado por el tercero, de conformidad a las reglas generales del
derecho, deberá ser acreditado por el tercero.
• El tercero que quiere que desee concurrir en el pago con el producto
de la realización de los bienes embargados del deudor, tiene dos
opciones:
TERCERÍA DE PAGO
• 1) Interponer tercería de pago en el juicio ejecutivo en que dichos
bienes han sido embargados.
• 2) Interponer por su cuenta un nuevo juicio ejecutivo ante el tribunal
que sea competente, de acuerdo a las reglas generales.
• Si opta por el primer camino: tendrá que hacerlo en el juicio ejecutivo
promovido por el primer acreedor, debiendo exhibir un título que lleve
aparejada ejecución, la que se tramitará como incidente con el
ejecutante y el ejecutado.
TERCERÍA DE PAGO
• En dicho incidente tendrá que probar que el deudor carece de otros
bienes, y que el primer acreedor no tiene preferencia alguna en favor
de su crédito.
• Si la tercería es acogida, el producto de los bienes embargados se
repartirá proporcionalmente entre el primer acreedor y el tercerista,
según el monto de sus respectivos créditos.
• Si la tercería es rechazada, sólo logrará ser pagado el primer acreedor.
Pero el segundo acreedor podrá también interponer juicio ejecutivo en
contra del deudor, el que se tramitará de acuerdo a las reglas
generales.
TERCERÍA DE PAGO
• Dentro de este nuevo juicio ejecutivo, se pedirá que se dirija oficio al
tribunal que esté conociendo de la primera ejecución para que retenga
de los bienes realizados la cuota que proporcionalmente corresponda a
dicho acreedor.
• En la segunda ejecución podrán embargarse los mismos bienes, sin
que valga el nombramiento de nuevo depositario, si ya lo había en la
primera. El ejecutante que a sabiendas de existir depositario, o no
pudiendo menos que saberlo, hace retirar las especies embargadas en
la segunda ejecución por el nuevo depositario, será sancionado con las
penas asignadas al delito de estafa.
TERCERÍA DE PAGO
• La segunda ejecución terminará por sentencia definitiva, y en ella
podrá también intervenir el primer acreedor con las facultades de
coadyuvante en la posible realización de los bienes.
• Efectos:
• Al igual que la tercería de prelación, la de pago no tiene ninguna
influencia en la tramitación del juicio ejecutivo promovido por el
primer acreedor. Por tanto, no se suspenden los trámites del
procedimiento ejecutivo ni tampoco, los del procedimiento de
apremio.
TERCERÍA DE PAGO
• Pero, verificado el remate, el tribunal consignará su producto hasta
que la sentencia sobre la tercería esté firme.
• Esta sentencia podrá acoger la tercería de pago, en cuyo caso deben
prorratearse el producto del remate el primero y el segundo acreedor
en proporción al monto de sus respectivos créditos. Si es rechazada, el
primer acreedor se pagará libremente.
TERCERÍA DE PAGO
• Sin embargo, el tercerista de pago tiene dos importantes derechos que ejercer
dentro del procedimiento de apremio originado en la ejecución del primer
acreedor:
• A) Puede solicitar la remoción del depositario alegando motivo fundado; y
decretada la remoción, se designará otro de común acuerdo por ambos
acreedores, o por el tribunal en caso contrario.
• B) Puede también intervenir en la realización de los bienes, con facultades de
coadyuvantes (art. 529 inc. 2°, parte 1° CPC).
TERCERÍAS SOBRE OTROS DERECHOS

• Aparte de lo ya estudiado, existen otros derechos que un tercero, o


bien el mismo ejecutante, pueden hacer valer conforme al
procedimiento de las tercerías, siendo éstos:
• A) El del comunero sobre la cosa embargada
• B) El del ejecutado invocando una calidad diversa de aquella en que se
le ejecuta.

TERCERÍAS SOBRE OTROS DERECHOS

• El derecho del comunero sobre la cosa embargada se reclama en


forma de tercería de dominio y, tiene lugar cuando la cosa embargada
no pertenece en su totalidad al ejecutado, por hallarse éste en
comunidad con otras personas. En consecuencia, si el deudor es
dueños sólo de una cuota de los bienes embargados y, a pesar de ello,
el embargo recae sobre la totalidad de dichos bienes, los demás
comuneros tendrán derecho a reclamar, a oponerse a ese embargo y la
oposición se hará valer en la forma de una tercería de dominio.
TERCERÍAS SOBRE OTROS DERECHOS

• El acreedor, tendrá dos derechos, a su elección (art. 524, parte 1°


CPC):
• A) dirigir su acción sobre la parte o cuota que en la comunidad
corresponda al deudor para que se enajene sin previa liquidación.
• B) exigir que con intervención suya se liquide la comunidad.
• En el segundo caso, podrán los demás comuneros oponerse a la
liquidación, si existe algún motivo legal que la impida, o si, de
procederse, de ella derive grave perjuicio.
TERCERÍAS SOBRE OTROS DERECHOS
• En cuanto al derecho del ejecutado que invoca una calidad diversa de
aquella en que se le ejecuta, tiene dos medios o vías para hacerlo valer:
mediante el procedimiento de la tercerías o por medio de la excepción
que corresponda contra la acción ejecutiva, si a ello hubiere lugar. (art.
520 CPC)
• La doctrina señala que debe realizarse por medio del procedimiento
de la tercería de dominio, ya que lo que pretende es impedir que se
realicen los bienes.
TERCERÍAS SOBRE OTROS DERECHOS

• El ejecutado podrá oponerse a la ejecución mediante la


correspondiente excepción, vale decir la del art. 464 N°7 CPC, por
faltar los requisitos o condiciones legales para que el título invocado
tenga mérito ejecutivo contra el presunto deudor.
• Ejemplo de casos en que el ejecutado puede oponerse a la ejecución
invocando una calidad diversa de aquella en que se le ejecuta:
• El del heredero a quien se ejecute en este carácter para el pago de las
deudas hereditarias o testamentarias de otra persona, cuya herencia no
haya aceptado.