You are on page 1of 11

Fisiopatología

Mecanismo de aceleración-
desaceleración

• Se ha descrito históricamente el daño


axonal difuso como el mecanismo
fundamental

• Resulta producto de la tracción neuronal


secundaria al movimiento de aceleración-
desaceleración y rotación
• En los niños hay una desproporción exagerada
entre el gran tamaño de la cabeza con
respecto al resto del cuerpo

• La musculatura del cuello se encuentra aún


con un tono muscular insuficiente para
soportar el peso y las oscilaciones de la
cabeza.

• Como consecuencia de todo ello, tras la


sacudida, se producen una serie de trastornos
hipóxicos debidos a la dificultad respiratoria,
• Alteraciones del centro respiratorio
troncoencefálico
Daño hipoxico • Hemorragias subdurales

• La hipoxia sería secundaria a la apnea producida por la rotación sobre


el eje del tronco cerebral, mediante un efecto de pivote facilitado por
la pobre musculatura del cuello y el tamaño proporcionalmente
mayor de la cabeza en esta etapa de la vida.

• La hipoxia a su vez desencadena edema cerebral con elevación de la


presión intracraneal, menor presión de perfusión sanguínea,
produciendo isquemia cerebral y subsecuente daño axonal.
Hematoma subdural

• Desgarro de las venas puente que se


dirigen desde el cerebro a los senos
venosos epidurales, debido al efecto
de cizallamiento que provoca el
movimiento rotacional del encéfalo
dentro de la cavidad craneana
Cuadro clínico
Fase aguda

• Estado de irritabilidad
• Letargia
• Alteraciones del tono muscular
• Falta de apetito
• Vómitos
• Pérdida de conciencia
• E incluso trastornos respiratorios que pueden llegar a provocar una
apnea importante
Fase crónica
• La evolución natural del síndrome es
hacia un daño cerebral secundario,
que habitualmente condiciona un
retraso mental más o menos marcado
y/o un déficit neurológico.

• De forma excepcional este cuadro


puede evolucionar hacia una
encefalopatía epiléptica infantil.

Ha sido señalado que las sacudidas causantes del


• Hematoma subdural
síndrome pueden llegar a producirse de forma
accidental como consecuencia de determinadas
maniobras de reanimación
Exploración física
• Pueden presentarse signos sugerentes de hipertensión intracraneana,
como son la fontanela abombada y meningismo

• Lesiones asociadas al maltrato físico como equímosis y fracturas


múltiples, y retraso en el desarrollo pondoestatural