You are on page 1of 46

Objetivos:

1. Conocer las características


de los niños desde la
concepción hasta los doce
años de edad; a fin de
comprenderlos y ayudarlos
de acuerdo con sus
necesidades.
2. Ayudar a las personas que
trabajan con niños a entender
cómo los niños evolucionan
física, mental, emocional, social
y espiritualmente según su edad
cronológica, y aprovechar cada
etapa para guiarlos a los pies de
Cristo.
Introducción:
Todos los niños nacen
dependientes de otras personas.
Por lo general son los padres los
responsables del cuidado y
bienestar de ellos. Los primeros
doce años les sirven a los niños
para sentar las bases de lo que
será su vida futura.
De hecho, los niños crecen en cada
instante de su vida, aun cuando
están dormidos. Aprenden a
través de los sentidos sensoriales
(Oído, vista, olfato, gusto y tacto)
Los cambios más considerables
ocurren entre el nacimiento y los 13
años. Lo que les sucede en esta
edad, afecta positiva o
negativamente el resto de su vida.
Muchos niños fueron abusados
entre estos años, y ahora se
muestran ateos o resentidos
sociales. Pero, también hay niños
que oyeron la palabra de Dios y
recibieron a Cristo y ahora son
felices y comparten esta experiencia
con muchas otras personas.
¡¡¡ Importante!!! ¿Verdad?
1. OCHO SEMANAS. Los bebés tienen
3.75 centímetros de largo y todos sus
órganos principales. El corazón les ha
estado latiendo por 28 días. Las
manos y los pies se le han formado y
las células nerviosas
del cerebro se le
están conectando.
Los bebés
ya se mueven
2. Cuatro meses.
Mueven la cabeza, las manos y los pies.
3. Siete meses. Ya pueden sobrevivir
si nacen prematuros.
Han abierto los ojos
y pueden sentir la luz.
Los bebés pueden
oír el mundo en el
vientre de la madre
y responden a
los sonidos.
4. Nueve meses. Tienen el cerebro formado
y los bebés están listos para nacer.
¿Cómo ministrar los niño antes de
nacer?
1. Orar por los bebés
y por sus padres.
2. Orientar a los
padres para que
le lean la Biblia,
canten, oren o
hablen con ellos.
3. Dar alimentos saludables, vitaminas
y asistencia médica a las madres
4. Proteger los bebés del aborto.
evitando experiencias negativas
fuertes para la madre.
5. Ofrecer clases de apoyo a los padres.
Si no conocen a Jesús ayudarlos a
hacerlo.
6. Alentar a las
madres a cultivar
un espíritu
tranquilo y piadoso
en esta etapa; y a
los esposos para
traten bien a su
esposa siempre.
A. Crecimiento físico.

1. Los niños aprenden


a sostener la
cabeza antes de
agarrar objetos.

2. Los niños aprenden


a ponerse en pie
antes de caminar
3. El crecimiento de su cuerpo
demanda acción constante.
4. Necesitan juegos y actividades para
el desarrollo de sus músculos
grandes.
5. Les gusta escuchar historias.
6. Los niños necesitan satisfacer sus
necesidades físicas antes de aprender la
lección. Ellos no aprenden cuando tienen
hambre, sed, frío, calor o si están
mojados o enfermos. Los niños necesitan
bebidas, meriendas (refacciones) descanso
y tiempo para ir al baño.
B. Crecimiento mental
1. Los niños aprenden por medio de
los sentidos: (ver, oír, saborear,
olfatear y tocar) Cuanto más los
niños usen los sentidos, más
recordarán la lección.
2. Los niños aprenden por la repetición.
Se les deben repetir los versículos de la
Biblia y los cantos. Al principio sólo
observan los movimientos y luego
empiezan a repetir los versículos y
los cantos.
3. Los niños a esta edad preguntan por
qué, y son imitadores
C. Crecimiento emocional
1. Los niños expresan sus
emociones, se ríen y lloran en
voz alta, más que en cualquier
otra etapa de la vida
2. Los niños expresan sus
sentimientos a través de
acciones: Si tienen miedo,
abrazan a alguien, si se
sienten felices, se ríen, si se
sienten frustrados, hacen
pucheros, lloran,
golpean el piso,
muerden,
derraman
bebidas
en el piso.
D. Crecimiento social. Las
características sociales se manifiestan a
través de sus Temperamentos:
1. Sanguíneo: Los niños hablan fuerte y
saltan más que otros, les gusta ser el
centro de atención, les gusta estar
con otros niños y tener actividades.
2. Flemático: Los niños son pacíficos y
bondadosos, les gusta formar parte del
grupo, pueden ser amigos fieles.
3. Melancólico Los niños son
silenciosos, tímidos y tienen pocos
amigos. Les gusta jugar solos o con un
solo niño.
4. Colérico: Los niños quieren dirigir y
controlar a otros niños. Son enérgicos
y quieren ser líderes.
E. Crecimiento espiritual. Tres cosas
caracterizan a los niños de esta edad
1. Amor. El amor será más evidente, en
la medida que él niño lo reciba de sus
padres, hermanos, abuelos y otros.
Es una buena edad para grabarles el
amor a Dios.
2. Confianza. Los niños aprenden a
confiar en los primeros doce meses de
vida.
3. Obediencia. Los niños aprenden a
obedecer a los adultos y después a Dios.
Si los niños aprenden a obedecer a
Dios, en su temprana edad, les será fácil
obedecerle el resto de su vida..
Físicas. Crecen rápidamente,
tienen mucha energía, no les
gustan los proyectos difíciles
Mentales. Observan
atentamente, les gusta
desarmar objetos, usan
palabras para razonar, están
aprendiendo a leer, escribir y
los números. Piensan literal y
concretamente, desarrollan su
cosmovisión, contrastan y
comparan las cosas.
3. Emocionales. Algunos tienen
sentimientos de inferioridad, son malos
perdedores, lloran cuando otro niño los
lastima, si están enfermos o si son mal
tratados. Muestran interés por ayudar,
reaccionan sin pensar, son bulliciosos y
se ríen frecuentemente.
4. Sociales. Trabajan
duro para agradar a
los adultos, se
entristecen si no
pueden hacer las
cosas, cambian
amigos
frecuentemente, les
gusta trabajar con otros
en vez de competir, son
capaces de establecer
buenas relaciones.
5. Espirituales.
Comprenden que Jesús es
real y un amigo, ven a sus
padres y maestros como
ejemplos a seguir, distinguen
entre lo bueno y lo malo,
pueden recibir a Cristo como
Salvador, son capaces de
aprender que Dios los ama y
cuida de ellos, oye las
oraciones, es santo, justo y
confiable.
Los niños de esta edad les gusta ser parte
de un grupo y disfrutan estar con los
Adultos.
1. Físicas. Les gustan los deportes,
pueden aprender a jugar. Los niños
empiezan a ser musculosos, las niñas
empiezan a desarrollar habilidades
motoras.
2. Mentales. Tienen habilidad para
aprender, les gusta memorizar,
hablar, leer libros aprender historias y
usar disfraces.
3. Emocionales. Disfrutan su niñez, creen
que pueden hacer todo lo que se les viene
a la mente, les gusta contar chistes, pero
también; tienen sentimientos de temor, ira,
confusión, dolor y culpabilidad. Dan
importancia a la familia, más al padre que a
la madre. Se ven como individuos, pueden
pasar muchos días fuera de la casa y no se
desesperan.
4. Sociales. Comprenden la
importancia de los adultos y quieren que
ellos sean buenos, admiran a los
héroes, forman amistades fuertes entre
los del mismo sexo. Pueden jugar largos
periodos de tiempo, les gusta construir
reglas y obedecerlas.
5. Espirituales. Quieren aprender de Dios.
Muchos entregan su corazón a Cristo en
esta edad, pueden sentirse cerca de Dios y
hablarle, oran y esperan respuesta a sus
oraciones, tienen curiosidad sobre la
muerte, el perdón de Dios para el pecado,
les gustan los héroes de la Biblia, esperan
que los líderes de la iglesia sean buenos
ejemplos.
1. Físicas. Tienen mucha energía,
tienen habilidades para hacer la mayoría
de las cosas que un adulto puede hacer.
Crecen lenta y constantemente. Son un
poco desordenados, les gusta viajar y
fabricar cosas.
2. Mentales. Razonan bien, comprenden
sobre el tiempo, espacio y números. Saben
el orden de los sucesos del pasado, quieren
saber sobre otras culturas, pueden
comprender símbolos e ideas, pueden
memorizar pero si es mucho lo abandonan.
3. Emocionales.
Tienen menos
temores que los
niños más
pequeños, no
toman decisiones
rápidas. Son
bulliciosos y
difíciles de
controlar.
4. Sociales. Dan mucha atención a los
compañeros de la misma edad, les gusta
estar en grupos del mismo sexo, desean
más libertad de los adultos, comprenden
la lealtad y admiran a los héroes,
participan bien en los deportes. (usan
bien sus manos y sus pies)
5. Espirituales. Responden al mensaje de
salvación si los fundamentos se han puesto
con anterioridad. Hacen preguntas de las
verdades de la Biblia, saben lo bueno y lo
malo, comprenden que Dios nos ve a todos,
adoran sin necesidad de animarlos, pueden
ayudar a planificar y conducir el tiempo de
adoración de otros niños. Son capaces de
estudiar la Biblia, orar, servir a Dios y quieren
servir como Jesús lo hizo.
Conclusiones.
1. Es importante conocer las características
de las edades de los niños y buscar las
mejores estrategias a fin de ayudarlos a
conocer las Sagradas Escrituras y por
ende, al Señor Jesucristo como su
Salvador.
2. La vida debe ser respetada desde la
concepción del niño y deben
aprovecharse cada una de las edades en
la formación de valores físicos, morales y
espirituales.