You are on page 1of 9

Hablemos francamente

acerca de las películas


que ves
Debemos recordar constantemente la
necesidad de usar el buen juicio y la
discreción con lo que vemos.
“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por
medio de la renovación de vuestro entendimiento, para
que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios,
agradable y perfecta” (Romanos 12:2).

Llenar nuestra mente con lo que


es moral y espiritualmente
edificante

Tomar algunas decisiones difíciles


¿Debemos mantener la voluntad de Dios delante
de nuestras vidas?

SI

NO
¿Es importante realmente?
“Porque cual es su pensamiento en su
corazón, tal es él” (Proverbios 23:7).

¿Qué pensamientos tenemos ?

¿Me edifica lo que pienso?


“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo
honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo
lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo
digno de alabanza, en esto pensad” (Filipenses 4:8).
¿Qué bien espiritual se puede obtener de ver una película dónde
lo que no es normal se presenta como normal?

¿Cómo puede alguien crecer espiritualmente mientras es


expuesto a que se acepte la inmoralidad?
¿Qué beneficio espiritual puede uno encontrar con alguien que
glorifica la fornicación?
Pablo escribió de la necesidad de llevar “cautivo todo
pensamiento a la obediencia a Cristo” (II Corintios 10:5).

David, debemos hacer un compromiso


a no poner “delante de mis (nuestros)
ojos cosa injusta” (Salmo 101:3).