You are on page 1of 49

VENTILACIÓN

IMPELENTE,ASPIRANTE Y
COMBINADO
F.I.M.C.A.
E.P.I.M
Ing. Freddy Parejas Rodríguez
VENTILACIÓN IMPELENTE
• Consiste en utilizar un ventilador acoplado al
conducto que se tiende a lo largo de la labor, para
forzar la circulación de aire fresco entre el exterior y
el frente de avance.
• El tapón de humos, gases y polvos que se genera y
concentra en el tope de la excavación será
removido por la corriente de aire que llega a través
de la tubería, siendo diluido y empujado hacia la
boca de la labor, por donde será finalmente
expulsado al exterior
VENTILACIÓN IMPELENTE
• Una característica fundamental de la ventilación impelente es
que el chorro de aire fresco que sale del conducto de
ventilación se ensancha y disminuye de velocidad a medida
que avance hacia el frente. En su camino arrastrará y se
mezclará con parte del aire contaminado, produciendo hasta
cierta distancia de la tubería un barrido activo de la
atmósfera. Superada esta zona, el movimiento de aire
prácticamente será nulo.
• Si la distancia existente entre el extremo del conducto y el
frente es suficientemente pequeña, todo el tope de la labor
será barrido por el chorro de aire fresco, y la eliminación de
los gases y polvos ocurrirá rápidamente al verificarse una
mezcla continua de ellos con el aire de la ventilación.
VENTILACIÓN IMPELENTE
• Si, por el contrario, la distancia es demasiado grande,
subsistirá en el fondo de la excavación una zona donde
los gases y polvos permanecerán prácticamente
inmóviles, produciéndose la eliminación de estos
solamente por difusión. Como esta forma de evacuar
los contaminantes es excesivamente lenta, el tope
presentará pésimas condiciones higiénicas.
• Por todo lo anterior, se establece la conveniencia de
mantener una distancia lo más reducida posible entre
la tubería y el frente, pues con ello disminuirá el tiempo
de ventilación requerido, aunque en la práctica exista
un límite debido a la necesidad de proteger los
conductos de las proyecciones de roca que se generan
durante las voladuras.
VENTILACIÓN IMPELENTE
• La distancia máxima permitida entre la tubería y el tope de
la labor es del orden de 30 veces el diámetro o dimensión
mayor del conducto utilizado, distancia a la que el chorro
de aire fresco sólo mantiene un 10% de la velocidad con la
que sale del conducto. Es recomendable distancias
máximas de 15 a 18 metros cuando el caudal excede 1
m3/s, y 12 a 15 metros para caudales de aire comprendidos
entre 0,5 y 1 m3/s.
• Por último, hay que indicar que el chorro de aire fresco es
tanto más largo, y por lo tanto el tiempo requerido para la
eliminación de los gases, humos y polvos más corto, cuanto
menor sea la sección del conducto y más cerca esté del
frente de la labor.
VENTILACIÓN IMPELENTE
• Ventajas:
• El sistema es de fácil instalación y mantenimiento.
• Permite el empleo de tuberías de lona sin armadura.
• Económicamente resulta más conveniente.
• Cualquier pérdida de aire que se produzca a lo largo de la tubería, pese a
incrementar los costos de ventilación, ayudará a mantener una atmósfera
favorable en la labor.
• El aire llega al frente en muy buenas condiciones físicas y químicas,
produciendo rápidas mejoras en la situación ambiental de la zona de
trabajo.
• El chorro de aire que sale del conducto de ventilación es capaz de remover
eficientemente los gases y humos que se encuentran en el tope de la labor,
no siendo necesario acercar excesivamente la tubería a éste.
• Se tiene menos pérdida de carga en el conducto de ventilación.
• Se requiere menos potencia instalada para el accionamiento de los
ventiladores
VENTILACIÓN IMPELENTE
• Desventajas:
• El principal problema que presenta este método radica en
que los humos, gases y polvos que se generan en el frente
tienen que circular a lo largo de la labor para salir al exterior,
como consecuencia de esto, los operarios que desarrollen sus
actividades lejos del tope se encontrarán expuestos a una
atmósfera contaminada.

• El polvo que se forma durante la perforación de los barrenos,
el uso de máquinas perforadoras(sobre todo si éste se realiza
en seco) creará, en caso de no tomar medidas especiales, una
atmósfera de reducida visibilidad que puede ocasionar serios
problemas respiratorios al personal que se encuentre a lo
largo de la labor
VENTILACIÓN IMPELENTE
VENTILACIÓN ASPIRANTE
• En esta variante, el conducto de ventilación que se
monta a lo largo de la excavación es utilizado para
aspirar los humos, gases y polvos que se producen en
el frente de trabajo.
• Por efecto de la depresión generada, el aire fresco es
obligado a ingresar y recorrer la labor en toda su
extensión hasta alcanzar el tope, mezclándose allí con
los distintos contaminantes que puedan existir en la
atmósfera. La succión requerida para que el aire
contaminado ingrese en la tubería se obtiene
mediante un ventilador acoplado a la salida del
conducto.
VENTILACIÓN ASPIRANTE
• Una característica fundamental de la ventilación aspirante
radica en que los contaminantes situados cerca de la
tubería serán arrastrados por la corriente de aire que
penetra en ella, siendo removidos muy rápidamente. Por el
contrario, los humos, gases y polvos situados cerca del tope
de la labor solamente serán eliminados por difusión.
• Para evitar los daños que pudiesen ocasionar las voladuras,
el conducto se instala a no menos de 15 metros del tope.
Como consecuencia de esto, la limpieza total del frente es
casi imposible, pudiéndose aplicar el método únicamente si
se lo combina con ventilación impelente.
• Los únicos casos en los que la ventilación aspirante se ha
utilizado sola han sido los avance de labores en forma
mecanizada
VENTILACIÓN ASPIRANTE
VENTILACIÓN ASPIRANTE
• Ventajas:
• Los humos, gases y polvos generados en el frente
son extraídos a través de la tubería (salvo aquella
porción que pueda recircular), evitándose de esta
manera que el personal ubicado a lo largo de la
labor tenga que respirarlos.
• Se produce una rápida evacuación de los gases y
humos a medida que estos son generados.
VENTILACIÓN ASPIRANTE
• Inconvenientes:
• Solamente pueden emplearse conductos construidos con
materiales rígidos. En el caso de utilizar tuberías de lona, estas
deben poseer internamente una armadura de acero en espiral que
impida su cierre durante la ventilación.
• El aire fresco ingresa muy lentamente a la labor, por lo que alcanza
el frente de excavación a elevada temperatura.
• En general, la ventilación aspirante dejará zonas del frente mal
ventiladas.
• Toda pérdida de gases, humos o polvo que se produzca en la
tubería, contaminará el aire fresco que ingresa a través de la labor.
• Las tuberías flexibles ofrecen, al ser reforzadas con espirales de
acero, una mayor resistencia al paso del aire, generando por lo
tanto importantes pérdida de carga.
• Debido a las elevadas pérdidas de cargas que se producen, este
método exige ventiladores de mayor potencia
VENTILACIÓN COMBINADA
• Esta variante del método de ventilación por conductos
consiste, desde un punto de vista técnico, en la
aplicación conjunta de los métodos de ventilación
aspirante e impelente anteriormente descriptos.
• En la práctica, la ventilación combinada presenta dos
modalidades de trabajo bien definidas, una basada en
alternar sucesivas fases aspirantes e impelentes, y otra
que aplica estas fases en forma simultánea.
• En la primera modalidad del método, utilizada
fundamentalmente para evacuar los gases y polvos
generados por voladuras, se suceden etapas de
ventilación aspirante e impelente.
VENTILACIÓN COMBINADA
• Durante la fase aspirante se eliminará por succión la
fracción de humos, gases y polvos situados en las
cercanías de la boca del conducto. A continuación
se introducirá aire fresco por la misma tubería con
el fin de limpiar el espacio comprendido entre el
extremo del conducto y el frente de la labor,
desplazando hacia adelante los contaminantes que
se encuentren en el tope. En este momento se
reinicia el ciclo efectuando una nueva fase
aspirante, continuando con esta sucesión de etapas
hasta la completa evacuación de los gases
VENTILACIÓN COMBINADA
VENTILACIÓN COMBINADA
• El tiempo total que se requiere con esta variante del método
combinado para limpiar completamente el frente, supera al
que se necesitaría si se aplicara sólo ventilación impelente.
• Sin embargo, al extraerse los humos, gases y polvos
contaminantes a través de un conducto, desaparece el riesgo
que estos presentan para el personal que circula a lo largo de
la labor.
• Para aplicar la segunda modalidad del método de ventilación
combinada, se necesitan dos conductos con sus respectivos
ventiladores. El primero de ellos deberá extenderse a lo largo
de toda la labor, siendo utilizado para aspirar y extraer en
forma continua los contaminantes que se generan en el frente
de excavación. El segundo conducto tendrá como función
principal inyectar aire fresco para diluir y desplazar los gases,
humos y polvos que permanecen inmóviles en el tope.
VENTILACIÓN COMBINADA
• Como consecuencia de esto la segunda tubería no
requiere de gran longitud, pudiendo estar
conectada a un ventilador de baja potencia, ya que
sólo tiene que extenderse por detrás del borde de
la tubería principal una distancia mínima de dos
veces el ancho de la labor.
• Esto último se debe a que, separando las bocas de
los dos conductos la distancia indicada, el aire
captado por la segunda tubería será el fresco que
llega a través de la labor, y no el contaminado que
se produce en el frente de la excavación
VENTILACIÓN COMBINADA
VENTILACIÓN COMBINADA
• Al ser el segundo conducto muy corto
(generalmente de 30 metros como máximo),
puede tener una sección reducida, por lo que
será segura su utilización aún a cortas
distancias del frente. Como consecuencia de
lo anterior, se necesitará poco tiempo para
ventilar completamente el tope de la labor,
incluso si la tubería introduce un caudal de
aire fresco reducido.
VENTILACIÓN COMBINADA
• En cuanto al conducto empleado para aspirar los
contaminantes, este no necesita llegar tan cerca del frente,
ubicándoselo generalmente a 30 o 40 metros del tope de la
excavación.
• Debido a esto, la tubería principal puede tener un gran
diámetro, ya que no entorpecerá el trabajo en el frente y las
posibilidades de que sea dañada por las proyecciones
generadas durante las pegas será mínima.
• Algunos autores mencionan que en la excavación mecanizada
de ciertas labores se ha empleado con éxito una disposición
de conductos opuesta a la anteriormente indicada. En esos
casos la tubería principal se utilizó para hacer llegar aire
fresco al frente de trabajo. En cambio, la tubería secundaria
se usó para aspirar y separar, mediante filtros de manga o
paneles, el polvo producido en el arranque, devolviendo el
aire libre de contaminantes a la labor o al exterior
VENTILACIÓN COMBINADA
VENTILACIÓN COMBINADA
• Ventajas:
• Los gases, polvos y humos son
extraídos por la tubería, evitando de
esta manera que el personal ubicado
a lo largo de la labor tenga que
respirarlos.
• Se consigue una limpieza rápida y
eficaz del frente de la labor.
VENTILACIÓN COMBINADA
• Inconvenientes:

• La instalación requerida es mucho más compleja y cara que la


utilizada en ventilación aspirante o impelente.
• El conducto por el que se extraerán los humos, gases y polvos
tiene que ser rígido, o poseer una armadura de acero en espiral si
se trata de mangas flexibles.
• El aire fresco alcanza el frente de la excavación a baja velocidad y a
temperatura elevada.
• Toda pérdida de gases, humos o polvo que se produzca en la
tubería, contaminará el aire fresco que ingresa a través de la labor.
• El aire fresco alcanza el frente de la excavación a baja velocidad y a
temperatura elevada.
APLICACIÓN DE LAS DISTINTAS
VARIANTES DEL MÉTODO
• Cuando se trata de ventilar labores horizontales de
poca longitud y de sección reducida (menos de 400
metros y hasta 9 metros cuadrado), lo más conveniente
es utilizar, dependiendo de los equipos a emplear en el
desarrollo, un sistema impelente de mediana o baja
capacidad.
• labores de mayor sección (superior a 12 metros
cuadrados), y con una longitud de más de 400 metros,
es recomendable el uso de un sistema aspirante o
combinado si se desea mantener la excavación limpia y
con buena visibilidad para el tráfico de vehículos, sobre
todo si estos son diesel.
APLICACIÓN DE LAS DISTINTAS VARIANTES
DEL MÉTODO
• Para la ventilación de túneles desde superficie, el
sistema preferido es el aspirante, aún cuando requiera
de elementos auxiliares para remover completamente
los gases y polvos de la zona comprendida entre el tope
de la labor y el extremo del conducto de aspiración.
• Cuando se excavan labores verticales o subverticales en
forma ascendente, el empleo de conductos de
ventilación queda limitado por el daño que las rocas
desprendidas durante las voladuras puedan ocasionan
sobre ellos, resultando más conveniente en estos casos
utilizar aire comprimido
APLICACIÓN DE LAS DISTINTAS VARIANTES
DEL MÉTODO
• En cambio, al excavar labores verticales en forma
descendente, la aplicación de un sistema de
ventilación combinada presenta mayores ventajas,
especialmente si la broza es extraída por medio de
baldes. Cualquiera sea el tipo de labor a ventilar,
debe tenerse siempre en cuenta que los
reglamentos internacionales prohíben
terminantemente el uso de ventilación aspirante si
se tienen indicios de posibles desprendimientos de
gas grisú durante la excavación
APLICACIÓN DE LAS DISTINTAS VARIANTES
DEL MÉTODO
• Finalmente es importante advertir que, independientemente
de la variante del método de ventilación por conductos
utilizada, la alimentación de aire fresco y la evacuación final
de los gases, polvos y humos debe ser estudiada con
detenimiento para cada caso particular, tratando siempre de
evitar la recirculación del aire viciado por los efectos
negativos que esto genera sobre el personal y las máquinas.
• Uno de los factores que más influye sobre la recirculación de
gases y polvos, es la distancia existente entre el ventilador
acoplado al conducto y la boca de entrada a la labor.
• Por experiencia se recomienda mantener una separación
mínima de 30 metros, colocando el ventilador hacia el
costado por el que llega la corriente de aire fresco si se ventila
en forma impelente, o hacia el costado por donde escapa el
aire contaminado en el caso de emplear el método aspirante.
VENTILADORES
• Considerando la energía que utilizan, los
ventiladores empleados en sistemas auxiliares
pueden dividirse en eléctricos o neumáticos. Los
primeros generalmente poseen de 100 a 300 HP de
potencia. En cambio los segundos, utilizados si se
dispone de una red de aire comprimido durante el
desarrollo de labores no electrificadas o en
excavaciones con emisiones violentas de grisú, no
superan los 10 HP.
VENTILADORES
• En la actualidad se trata de evitar el uso
permanente de ventiladores neumáticos, ya
que sus motores pueden llegar a consumir
más del 30% de la energía entregada por los
compresores, con un rendimiento de trabajo
máximo del 15% (6 a 8% en promedio).
VENTILADORES
• Desde el punto de vista de su funcionamiento, los
ventiladores empleados en sistemas aspirantes e
impelentes pueden clasificarse en tres tipos:

• Ventiladores Centrífugos.

• Ventiladores Axiales de una etapa.

• Ventiladores Axiales de doble etapa


VENTILADORES
• VENTILADORES RADIALES O CENTRÍFUGOS
• Los ventiladores centrífugos constan
básicamente de una caja espiral y de un eje
con rueda de alabes
Vista Interna de un Ventilador Centrífugo
Eléctrico
VENTILADORES
• Durante su funcionamiento, el aire ingresará a
través de un oído en dirección paralela al eje del
equipo, girando luego 90º para introducirse en la
rueda de alabes. Esta rueda lo impulsará hacia la
caja espiral, cuya función es amortiguar la velocidad
del chorro, reduciendo así las pérdidas por choque.
Finalmente el aire saldrá al exterior a través de la
chimenea de sección creciente que el ventilador
presenta en su parte superior
VENTILADORES
• Los ventiladores centrífugos se construyen con una
sola entrada de aire (oído simple) o con dos (oídos
simétricos).
• En cuanto a la disposición de los alabes del rotor,
estos pueden estar curvados hacia delante,
colocados en forma radial, o curvados hacia atrás.
En la primera posición el ventilador generará
mayores caudales de aire, mientras que con la
tercera el caudal se reducirá, incrementándose la
presión que presentará la corriente de aire
expulsada.
VENTILADORES
• A pesar de ser muy eficientes y capaces de vencer
altas resistencias aerodinámicas, los ventiladores
centrífugos tienen una aplicación muy limitada en
sistemas de ventilación auxiliar.
• Esto se debe a razones de orden práctico, ya que
este tipo de equipo requiere para su instalación de
un mayor espacio físico y de bases más firmes que
los demandados por uno del tipo axial, lo que
difícilmente se presente en el desarrollo de labores,
a menos que se justifique con este fin el costo de
excavaciones adicionales.
VENTILADORES
• En estos tipos de instalaciones, los ventiladores
centrífugos presentan curvas características que se
adaptan mejor que las de los axiales al incremento
paulatino de caída de presión estática, además de
producir un menor nivel de ruido, aspecto
importante cuando se trata de ventilar ciertas
labores subterráneas.
VENTILADORES
VENTILADORES AXIALES O DE HÉLICE
• Los ventiladores axiales constan básicamente
de un rotor con paletas unido solidariamente
a un eje propulsor. Es este rotor el que,
accionado por medio de un motor, impulsará
el aire en una trayectoria recta con salida de
flujo helicoidal, variando el caudal emitido en
función de la inclinación que posean las
paletas
VENTILADORES AXIALES O DE HÉLICE
• En este tipo de equipos el aire ingresa por un oído
cónico paralelamente al eje propulsor. Pasa a través
de un distribuidor de paletas fijas y se introduce al
rotor, donde es impulsado hacia el exterior.
• Antes de salir el chorro de aire atraviesa un
rectificador de alabes y un difusor, cumpliendo
éstos la función de uniformar el flujo y reducir las
pérdidas de carga. Los ventiladores axiales se
presentan en tres tipos básicos:
VENTILADORES AXIALES O DE HÉLICE
CONEXIÓN DE VENTILADORES EN
SERIE
• La conexión de ventiladores en serie es el método
de montaje múltiple más comúnmente utilizado en
sistemas de ventilación auxiliar. Esta forma de
acoplamiento presenta dos variantes bien definidas:
con ventiladores colocados uno a continuación de
otro al comienzo de la tubería, o con ventiladores
distribuidos a lo largo del tendido del conducto.
• Ventiladores en serie montados al comienzo del
conducto
CONEXIÓN DE VENTILADORES EN
SERIE
• En teoría, cuando varios ventiladores se instalan en
serie al inicio de una tubería, la curva característica
resultante debería mantener el caudal constante y
sumar las presiones generadas por cada uno de los
equipos .
• Sin embargo en la práctica, la presión no duplica su
valor si se conectan dos unidades idénticas, ya que
siempre habrá pérdidas por turbulencias, por diferencia
en el ángulo de calaje de sus paletas, o por otros
motivos. Una excepción son los ventiladores contra –
rotatorios, ya que al conectarlos en serie estos generan
incrementos extra de presión por su especial modo de
funcionamiento.
CONEXIÓN DE VENTILADORES EN
SERIE
• La principal ventaja que presenta la instalación en
serie de ventiladores al comienzo del conducto
radica en que la energía requerida para accionar los
equipos sólo deberá llevarse hasta la boca de la
labor.
• En cuanto a desventajas, la fundamental es que al
inicio de la tubería la corriente de aire alcanzará
presiones elevadas, provocando esto una mayor
cantidad de fugas
CONEXIÓN DE VENTILADORES EN
SERIE
CONEXIÓN DE VENTILADORES EN
PARALELO
• La conexión de ventiladores en paralelo se emplea
principalmente cuando los caudales de aire
requeridos no pueden ser obtenidos con un solo
equipo. Esta situación se presenta muy pocas veces
en ventilación de labores de tope ciego, ya que
generalmente es la resistencia que ofrecen los
conductos, y no el caudal de aire requerido en la
labor, lo que controla el diseño de una red de
ventilación auxiliar
CONEXIÓN DE VENTILADORES EN
PARALELO
• En teoría, al conectar dos ventiladores similares en
paralelo, la curva característica resultante debería
sumar los caudales correspondientes a cada uno de
ellos, manteniendo como valores de presión estática
los generados por los ventiladores en forma individual .
• En la práctica, la curva resultante siempre presentará
caudales y presiones inferiores a los teóricos debido a
la turbulencia que se genera al circular el aire, a las
diferencias de ángulo de calaje existente entre los
ventiladores, y a la calidad y conservación que presente
la instalación de ventilación.
CONEXIÓN DE VENTILADORES EN
PARALELO
•¿COMENTARIOS?