You are on page 1of 5

VICIO A LAS

COMPRAS
PRESENTADO POR-
FERNANDA SANABRIA, ALEJANDRO LAZO,
GUADALUPE SIERRA
VICIO A LAS
COMPRAS
• El prototipo de persona que empieza a sufrir la adicción por
las compras compulsivas sería una joven de familia con
posición económica media alta o alta, que no tiene que dar
cuentas sobre lo que gasta, que suele realizar sus compras
con amigas de una posición similar, y que le gusta “ir a la
moda”, encaprichándose de lo último que sale al mercado. Así
que si ves que tu hija empieza a gastar más de la cuenta,
cogiendo a veces dinero a escondidas, y que lo tira en
caprichos, tienes que plantearte que puede tener un problema
de compra compulsiva.

• También puede darse un poco más adelante, por ejemplo si


observas que alguna amiga de una edad cercana a los
cuarenta suele comprarse todo lo que aparece de su artista o
famoso favorito, y además trata de ir a la moda, adquiriendo
casi a diario nuevas prendas, que ni siquiera le da tiempo a
disfrutar, ya que al día siguiente tiene otro modelo diferente,
puede que debamos sospechar que sufra esta patología de
compra compulsiva; pues, aunque se inicie en una edad
temprana, si no se llega a tratar puede durar toda la vida.
• El prototipo de persona que empieza a sufrir la
adicción por las compras compulsivas sería
una joven de familia con posición económica
media alta o alta, que no tiene que dar cuentas
sobre lo que gasta, que suele realizar sus
compras con amigas de una posición similar, y
que le gusta “ir a la moda”, encaprichándose
de lo último que sale al mercado. Así que si ves
que tu hija empieza a gastar más de la cuenta,
cogiendo a veces dinero a escondidas, y que lo
tira en caprichos, tienes que plantearte que
puede tener un problema de compra
compulsiva.

• También puede darse un poco más adelante,


por ejemplo si observas que alguna amiga de
una edad cercana a los cuarenta suele
comprarse todo lo que aparece de su artista o
famoso favorito, y además trata de ir a la
moda, adquiriendo casi a diario nuevas
prendas, que ni siquiera le da tiempo a
disfrutar, ya que al día siguiente tiene otro
modelo diferente, puede que debamos
sospechar que sufra esta patología de compra
compulsiva; pues, aunque se inicie en una
edad temprana, si no se llega a tratar puede
durar toda la vida.
CAUSAS Y
CONCECUENCIAS
CAUSAS CONCECUENCIAS
• Obsesión por la imagen corporal y la apariencia física. En la era de
•Problemas económicos. El consumo altera de forma directa el
las redes sociales, el poder de la imagen es una constante. Y la
moda es un medio para potenciar esa presencia. En relación con presupuesto de esa persona que, incluso, puede llegar a
este punto, surge el riesgo de confundir el tener con el ser. Así acumular deudas. La persona puede llegar a tener ropa en el
como también surge el riesgo de confundir un estilo de vida con la armario que ni siquiera ha estrenado, prendas con la etiqueta
propia identidad personal. puesta.
• Cubrir carencias afectivas y vacíos internos. Por medio de la rutina •Mentiras. Para ocupar su propia realidad, la persona suele
de salir de tiendas, la persona siente que controla este aspecto de engañar a su entorno próximo. Por ejemplo, puede decidir que
su vida. Es decir, elige aquello que quiere llevarse a casa. A veces, una prenda no es nueva cuando sí lo es.
la persona utiliza esta ocupación como una forma de distraer la •Ansiedad. Para una persona que sufre una adicción a las
atención de otro asunto que pesa más en el ánimo. Por tanto, en el compras es un motivo de angustia el hecho de ir a un centro
origen de la adicción a las compras puede haber un sufrimiento comercial, ver los escaparates y no comprar nada. Es decir,
personal.
surge la dificultad de controlar los propios impulsos personales
• Baja autoestima. La baja autoestima suele estar en la base de ante esos estímulos.
muchos de los sufrimientos humanos. Por ejemplo, la persona
puede buscar la aceptación en su grupo de amigos al proyectar •Vacío interior. Tras esa aparente sensación de satisfacción que
una imagen determinada. la persona experimenta cuando adquiere un nuevo capricho,
• Una educación carente de límites. Cuando una persona ha crecido surge un consecuente dolor emocional. Es decir, estas compras
en un entorno en el que sus caprichos han sido atendidos de forma no aportan un disfrute real, sencillamente, porque en el origen
inmediata, interioriza un modelo del mundo en el que no existe de este comportamiento existe una adicción. Por ejemplo, es
espacio para posponer un deseo. En este caso, la persona vive muy posible que la persona no se sienta orgullosa de sí misma.
sometida a la dictadura de su propia voluntad caprichosa. •Sufrimiento generalizado. Una persona que sufre una
• Soledad. A veces, la persona se siente sola y encuentra en esa adicción, del tipo que sea, tiene dificultades para concentrarse
rutina inicial de salir de tiendas una ocupación que le aporta la en otros ámbitos de su vida. Por ejemplo, en el trabajo. Los
sensación inmediata de novedad al estrenar una nueva prenda. Sin pensamientos del afectado giran de forma recurrente en torno
embargo, el riesgo de ese plan inicial es que la persona termina al mismo tema.
encerrada en el bucle de esa distracción que le hace sentir más •Cambios frecuentes de ánimo que son un reflejo de
sola todavía. inestabilidad interior. La adicción, en sí misma, es un síntoma
de esa realidad emocional.
MUCHAS GRACIAS POR SU
ATENCION PRESTADA