You are on page 1of 7

LEGISLACIÓN

LABORAL
¿Quién es Fernando Balda?
■ Fernando Balda es un abogado que se
autodefine como activista político y que,
además, fue asambleísta alterno por el partido
Sociedad Patriótica.
■ La carrera política de Fernando Balda inició en
2006 en el movimiento político Alianza País
(AP) que lideraba el expresidente Rafael
Correa. Durante la campaña que llevaría a la
presidencia a Correa en 2007, Balda lideró los
movimientos juveniles de AP, pero en 2008
decidió desvincularse definitivamente de este
movimiento, por lo que llamó "desacuerdos en
la conformación de la directiva" y porque, a su
criterio, el expresidente Rafael Correa había
incumplido sus ofrecimientos de campaña.
■ Luego de abandonar AP, Balda se unió a
las filas Partido Sociedad Patriótica (PSP)
y llegó a ser asambleísta alterno de Julio
Logroño. Tras su muerte, Balda asumió su
lugar en la Asamblea, sin embargo no
tendría inmunidad parlamentaria porque ■ Herrera lo enjuició por injurias
los asambleístas suplentes no gozan de este calumniosas, y Balda fue
privilegio, a menos que el asambleísta sentenciado a dos años de prisión
principal se ausente definitivamente. Balda en agosto de 2010. Sin embargo,
acusó a Óscar Herrera, titular de la Unidad Balda ya no vivía en Ecuador.
Técnica de Asesoramiento en Materia de Desde 2009 estaba en Colombia,
Seguros para la Administración Pública, a donde había desarrollado vínculos
inicios de 2009 Balda de arrogarse con el expresidente Álvaro Uribe
funciones y propiciar el tráfico de y participaba en la Fundación
influencias. Internacionalismo Democrático
presidida por Uribe.
¿Qué es el caso Balda?
■ El caso Balda se refiere al secuestro que
habría sufrido en Colombia el exasambleísta ■ Balda vivía en Colombia desde
Fernando Balda el 13 de agosto de 2012. 2009, cuando había salido de
Ecuador huyendo de dos procesos
■ Según Balda, el secuestro era una orden del legales. El primero lo inició el
entonces presidente de la República, Rafael expresidente Rafael Correa por
Correa. Habría sido ejecutada en Colombia atentar contra la seguridad del
por agentes ecuatorianos infiltrados, con la Estado y el segundo fue por injurias
ayuda de un oficial de policía colombiano e calumniosas no graves, entablado
incluso delincuentes. Por el caso se ha abierto por el exdirector de la Unidad
una investigación en la Fiscalía del Ecuador, Técnica de Seguros Óscar Herrera,
donde han tenido que declarar exfuncionarios a quien Balda acusó de tráfico de
de inteligencia, como Rommy Vallejo, y el influencias por supuestamente
propio expresidente Correa. Correa dio, como adjudicar irregularmente un
un hecho, que se lo vincularía al secuestro de contrato de bróker de seguros.
Balda.
■ Según un reportaje de la revista Semana, la información entregada por la Fiscalía de
Colombia, en mayo de ese año, en el hotel Las Lomas de Bogotá, Balda habría conocido
a otros tres ecuatorianos: Luis Chicaiza, Wilson Jarrín y Daniela Gaibor. El primero se
habría acreditado como miembro de una ONG y los otros dos como parte de un
movimiento político de oposición a Correa. Los tres decían que participarían en el evento
de la Fundación Internacionalismo Democrático presidida por Álvaro Uribe,
expresidente colombiano. Dos meses después, varios hombres y un policía disfrazado
habrían hecho un primer intento para deportar a Balda hacia Ecuador, pero como su
estancia en Colombia estaba en regla, la deportación no se concretó.

■ La misma documentación de la fiscalía colombiana explica que casi un mes más tarde —
13 de agosto de 2012, cerca de las 7:40 de la noche— Balda se habría despedido de Luis
Chicaiza y mientras caminaba por una calle del barrio Cedritos, en el norte de Bogotá,
habría sido interceptado por una camioneta en la que cuatro hombres y una mujer lo
subieron a la fuerza. Mientras esto ocurría un taxista testigo del suceso, habría llamado a
la policía y a otros taxistas que emprendieron una persecución que impidió el supuesto
secuestro. Tras la persecución los secuestradores habrían escapado, abandonando a la
camioneta y a Balda.
■ Durante las investigaciones posteriores las autoridades encontraron huellas digitales en el
vehículo con las que pudieron detener a uno de los secuestradores en Puerto Tejada —un
departamento del Cauca, a 301 kilómetros de Bogotá. El detenido (cuyo nombre no ha
sido publicado) habría aceptado ante las autoridades de la Fiscalía de Colombia haber sido
parte del intento de secuestro. En sus declaraciones, habría dicho que el 10 de agosto de
2012 recibió una llamada de un cabo del Ejército (cuyo nombre no ha sido publicado) de
Colombia que estaba asignado a una unidad en el Meta. El cabo era su amigo de la
infancia y le dijo que fuera a Bogotá para hacer “una vuelta” (un encargo, en lenguaje
coloquial ecuatoriano) que consistía en secuestrar a una persona y llevarla hasta Ipiales. El
detenido iba a recibir 30 millones de pesos (aproximadamente 10 500 dólares) por el
secuestro.
■ La Fiscalía colombiana habría determinado que en este intento de secuestro también
participaron agentes de inteligencia ecuatorianos cuando rastrearon el origen de la
camioneta en la que se habría querido realizar el delito. Había sido rentado por Luis Raúl
Chicaiza, que también apareció en las grabaciones de las cámaras de seguridad del hotel
Capital acompañado del cabo del ejército colombiano que no ha sido identificado. La
Fiscalía colombiana solicitó información sobre Luis Chicaiza, y las autoridades
ecuatorianas le informaron que era un sargento activo de la Policía que en ese momento
era parte de la Dirección General de Inteligencia de Ecuador.
¿Contra quién es la denuncia de
Fernando Balda?
■ Fernando Balda presentó una denuncia contra Luis Raúl Chicaiza ante la
justicia ecuatoriana en la que insiste en la participación del expresidente
Rafael Correa a quien acusa de haber ordenado su secuestro usando
recursos y funcionarios del Estado.
■ El fiscal Paúl Pérez dijo, el 31 de mayo de 2018, que el intento de
secuestro “fue un delito que ha sido cometido desde el Estado, porque
ellos (el exdirector de Inteligencia de la Policía Fausto Tamayo y el
exdirector de la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain), Pablo
Romero) en su condición de funcionarios públicos actuaron y ordenaron
que se realice el cometimiento del delito de plagio”.