Lo que usted siempre quiso saber del estrés«

« y no se le ocurrió preguntar
Licda. Marcia Aguilar S

Preguntas para compartir
1. ¿A qué le llamamos estrés? 2. ¿Cómo nos damos cuenta de que estamos estresados (as)? 3. ¿Cómo combatimos el estrés?

Mitos sobre el estrés
‡ ‡ ‡ Mito 1: El estrés es igual para todos: Es diferente para cada uno. Mito 2: El estrés siempre es malo: Según este punto de vista, cero estrés nos hace sentir felices y sanos; pero la cuestión reside realmente en cómo manejarlo. El estrés bien manejado nos hace sentir productivos y felices; el estrés mal manejado nos perjudica e incluso nos mata. Mito 3: El estrés está en todas partes; por lo tanto, no puede hacerse nada al respecto: Usted puede planificar su vida de modo que el estrés no lo abrume: establecer prioridades y trabajar primero en los problemas sencillos, resolverlos y luego continuar el proceso con dificultades más complejas. Mito 4: Las técnicas más populares para reducir el estrés son las mejores: No existen técnicas eficaces para todo el mundo. Todos somos diferentes. Lo único que funciona es un programa integral adaptado a las necesidades de la persona. Mito 5: Si no hay síntomas, no hay estrés: Camuflar los síntomas puede privarlo de las señales que necesita para reducir la tensión en sus sistemas fisiológico y psicológico. Mito 6: Los síntomas de estrés más importantes son los únicos que requieren atención: Este mito supone que los síntomas "secundarios", (dolor de cabeza, acidez), pueden ignorarse. Estas son las primeras advertencias de que su vida se está descontrolando y de que necesita esforzarse más para sobrellevar el estrés.

‡

‡ ‡

La definición teórica
El término Estrés se deriva del inglés, "stress", que significa "fatiga´ Es una reacción fisiológica a través de la cual el organismo activa diversos mecanismos de defensa para enfrentar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada

¿Cómo sucede?
‡ Los llamados estresores o factores estresantes son las situaciones desencadenantes del estrés. Pueden ser cualquier estímulo, externo o interno que, de manera directa o indirecta, propicie la desestabilización del organismo. La investigación muestra la existencia de ocho grandes categorías de estresores: Situaciones que fuerzan a procesar información rápidamente Estímulos ambientales dañinos Percepciones de amenaza Alteración de las funciones fisiológicas (enfermedades, adicciones, etcétera) Aislamiento y confinamiento Bloqueos en nuestros intereses Presión grupal Frustración

‡

1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8.

Todo el ciclo«
‡ Hans Selye describió el síndrome general de adaptación en tres estados: 1. Alarma de reacción: el cuerpo detecta el estímulo externo 2. Adaptación: el cuerpo toma contramedidas defensivas hacia el agresor 3. Agotamiento: comienzan a agotarse las defensas del cuerpo Inicialmente, el estresor hace que el cerebro se ponga en guardia. El cerebro prepara el cuerpo para la acción defensiva. El sistema nervioso se despierta y las hormonas se liberan para activar los sentidos, acelerar el pulso, profundizar la respiración y tensar los músculos. Esta respuesta nos ayuda a defendernos contra situaciones amenazantes. La respuesta se programa biológicamente. Los episodios cortos o infrecuentes de estrés representan poco riesgo. Pero cuando las situaciones estresantes se suceden sin resolución, el cuerpo permanece en un estado constante de alerta, que conlleva a la fatiga o el daño físico, y la capacidad del cuerpo para recuperarse y defenderse se puede ver seriamente comprometida. Como resultado, aumenta el riesgo de lesión o enfermedad.

Entonces, ¿es malo el estrés?
Un poco de estrés es bueno. El estrés de la competencia, el estrés de alcanzar una meta, de terminar un proyecto, de llegar con puntualidad« El estrés es normal, pero ¿porqué se siente uno tan mal? Las cosas que uno no puede controlar son a menudo las más frustrantes. Uno puede sentirse mal simplemente por ponerse presión sobre uno mismo: sacar buenas notas, tener aspiraciones en un trabajo. Una reacción común del estrés es criticarse a uno mismo. Uno puede estar tan abatido que las cosas ya no parecen ser divertidas y que la vida parece horrible. Cuando esto ocurre es fácil pensar que uno no puede hacer nada para cambiar las cosas pero, ¡ si se puede!

Señales de que usted tiene estrés
‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ Ansiedad Dolor de espalda Estreñimiento o diarrea Depresión Fatiga Dolores de cabeza Presión arterial (sanguínea) elevada Insomnio Problemas en sus relaciones con los demás Sensación de "falta de aire" Tensión en el cuello Malestar estomacal Subir o bajar de peso

Consejos básicos para manejar el estrés
‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ Conózcase a usted mismo (a): aprenda a reconocer sus reacciones frente al estrés y úselas como un aviso Investigue las causas No forme casos hipotéticos: no se atormente por los ´y siµ« No se preocupe por las cosas que usted no puede controlar Prepárese lo mejor que pueda para sucesos que usted sabe que pueden ocasionarle estrés Trate de ver los cambios como un reto positivo, no como una amenaza. Busque compensaciones: en la familia, en el trabajo, pero« Trate de resolver los conflictos con las demás personas. Hable con un amigo en el cual usted confía, con un familiar o con un consejero. Fíjese metas realistas tanto en la casa como en el trabajo. Haga ejercicio de manera regular. Coma comidas bien balanceadas y duerma lo suficiente. Medite. Participe en algo que no le produzca estrés tal como en deportes, eventos sociales o pasatiempos.

Ahora, practiquemos«

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful