CURSO SEMINARIO - TALLER DE ECONOMÍA AMBIENTAL FACULTAD DE INGENIERÍA EN GEOLOGÍA, MINAS, PETRÓLEOS Y AMBIENTAL – U.C.E. Econ. Antonio Rea M.Sc. – M.B.A.

© Abril-2006

SEMINARIO DE ECONOMÍA AMBIENTAL Y DE LOS RR. NN.
  

I.- MARCO HISTÓRICO Y TEÓRICO. II.- EL DESARROLLO SOSTENIBLE. III.BASES DE UNA ECONOMÍA SOSTENIBLE. IV.INSTRUMENTOS PARA UNA ECONOMÍA MÁS SOSTENIBLE. V.- DIAGNÓSTICO SITUACIONAL.

I.- Marco histórico y teórico de Economía y Medio Ambiente (Antonio Rea -UCE-UB).
Economía y Medio Ambiente: Crematística Vs. Economía La crematística aristotélica, equivale a la economía ortodoxa clásica que implica asignar recursos escasos a fines escasos; busca ampliar el volumen de recursos disponibles, conseguir y tener más. La economía aristotélica, se asimila a la economía ecológica, como economía administra eficientemente los recursos disponibles de un determinado sistema.  Otro aspecto que evoluciona de lo anterior, es el desempleo y pobreza; la paradoja es unir las dos fases, económica: Riqueza y adelanto tecnológico vs. Pobreza y falta de educación básica.

La cuestión de la propiedad.

Economía es, “aprovechar lo que se tiene para convertir en algo mejor”. Si una sociedad no dispone de ningún tipo de recursos, no puede hacer economía; una unidad económica que no tenga que transformar, resolverá su problema en el nivel cero, esto es no produciendo ni consumiendo nada; producción y consumo nulos, implica la desaparición de la unidad económica en cuestión.

Economía y Ética.
La Economía tiene como objetivo, el bienestar de los individuos en sociedad; y, la necesidad de aplicar los lineamientos de la ética y moral sociales. La ética de la economía tiene reglas sencillas y de largo alcance: 1.- Respeta los cuerpos legales vigentes, si un cuerpo legal es notoriamente antieconómico, se cuestiona y se tiende a la reformulación de las leyes. 2.- Las propiedades podrán transferirse entre diferentes agentes de acuerdo a la voluntad de los mismos, y siguiendo los mecanismos de transferencia socialmente válidos.

3.- No se producirá artículos o servicios de mala calidad. 4.- No se dará información falsa que afecte negocios y mercados. 5.- Respetar la naturaleza informativa de los precios. 6.- Evitar dar a cualquiera más de lo que se merece, en función de criterios empresariales y económicos, sustentándose en incrementos de la productividad laboral. Quien debe ocuparse de la ética y moral es el Estado y la comunidad intelectual.

Economía y Medio Ambiente.

Entender la relación interdisciplinaria entre la economía del Desarrollo (ortodoxa) y del Medio Ambiente, es analizar la amenaza contra la ecología y planear políticas de supervivencia; la relación se produce entre comunidades de productores y consumidores, hay un cambio de paradigma, la transición de una economía con idea de recursos infinitos, a otra basada en el conocimiento de los límites del medio ambiente. Creer que el papel del ambiente natural, era el ser un vertedero para desechos de producción y consumo, indica la poca importancia a los efectos colaterales de la contaminación.

Degradación del Medio Ambiente.

Panayotou T., atribuye la degradación a causas económicas (deuda externa, alta inflación, pérdida de diversidad), y la necesidad de: erradicar la contaminación, una política económica sólida, corregir las distorsiones de los mercados, dar un uso racional a los recursos. Manifestaciones físicas; se refiere a la calidad y cantidad de los RR. NN., renovables o no: paisajes, agua, aire y calidad de vida. La degradación disminuye los recursos; ejemplo, escasez por falta de calidad del agua y el aire. La economía de la degradación, está en la explotación de los recursos y su agotamiento; generar desechos es inevitable, “La cuestión no es como eliminar la contaminación, sino como reducirla al mínimo”.

Problemas básicos ambientales.

Se originan en modelos que no favorecen la superación de la pobreza, el acceso limitado a las tecnologías ambientales saludables. Degradación de suelos como consecuencia de estilos inadecuados de desarrollo rural y agrícola, basados en sobre explotación de suelos para maximizar ingresos a corto plazo. Injusto intercambio económico internacional, con presiones degradantes sobre suelos y RR. NN., empleo indiscriminado de químicos, y contaminación de recursos hídricos.

Visión global del Medio Ambiente y Desarrollo

La explotación de materias primas en los países en desarrollo y la alta producción de los industrializados, es causa del deterioro ambiental, además de financieras que empobrecen la periferia. Los costos de mejorar el medio ambiente, serán compartidos, en función del grado de desarrollo industrial. Protección atmosférica y cambio climático; reconocer el menor grado de contaminación atmosférica, a los países en vías de desarrollo. Favorecer con un convenio marco sobre cambios climáticos, en función de emisión de gases, se estima en 20% para América Latina. Protección de los RR. NN. terrestres; El comercio internacional de maderas, debe provenir de bosques manejados en forma sustentable. La explotación de los recursos debe ser a un ritmo menor al de su regeneración.

Economía Ecológica.

Considera las bases energéticas del comportamiento humano; maneja conceptos del Desarrollo Sostenible; es alternativa a la economía ortodoxa clásica, con el planteamiento substantivista de la economía aristotélica. Estudia la relación entre economía y procesos naturales; (Martínez Alier - De la Economía a la Ecología); Georgescu Roegen, analiza el flujo energético y transformación de materiales, la Ley de la Entropía; un objeto tiene valor económico si tiene baja entropía. Ve a la Tierra como un sistema abierto a la entrada de energía solar, se preocupa de las condiciones sociales y estudia la valoración de los servicios prestados por los ecosistemas al subsistema económico.

II. El Desarrollo Sostenible según la Economía Medioambiental (Francesc La Roca-Universidad de Valencia)

   

ECONOMÍA AMBIENTAL.- David Pearse es el principal exponente: Economía de la Contaminación y Economía de los RR. NN., la 1º analiza la economía del bienestar (Pigou 1920); la 2º se enraíza en un artículo de Hotelling 1931, rescatado por Solow, Dasgupta, Heal, etc. Estudia problemas ambientales bajo la micro y macroeconomía. Lo micro determina la toma de decisiones que desembocan en consecuencias ambientales. La macroeconomía, equilibra los impactos ambientales con los deseos humanos y necesidades del ecosistema. Resumiendo, estudia los flujos de desechos y los impactos de la actividad humana en el recurso ambiental.

La Economía Ambiental y sus dos fases:

1º; se fundamenta en la competencia perfecta, base de la teoría neoclásica. Hay dificultades para incorporar cuestiones ambientales, busca internalizar externalidades que escapan a la lógica del mercado: Ej. la contaminación. 2º; el concepto de Sustentabilidad entre capital natural y capital construido, conduce a la economía ecológica, y a una economía desmaterializada. El papel central del Mercado; Smith, habla del equilibrio conducido por una mano invisible. El mercado es el lugar de intercambio, entre oferentes y demandantes, fija simultáneamente cantidades y precio, maximiza los objetivos de los agentes. El mercado de competencia perfecta hipotéticamente: presenta muchos pequeños agentes, ninguno de ellos tiene mayor capacidad de influir en el resultado.

Los agentes, intervienen en el mercado para maximizar su sartisfacción (como consumidores o demandantes), o su beneficio (como emprearios u oferentes). Los bienes de intercambio son homogéneos, existe información perfecta–sin costes- para los agentes; no existe barreras de entrada –un nuevo agente puede acudir al mercado en igualdad–. Existe distribución inicial, tecnología y condicionamientos sociales. Hipotéticamente el mercado da un resultado óptimo, un precio de equilibrio, las cantidades ofertadas coinciden con las demandadas; no queda ni demanda insatisfecha ni mercancía ofertada sin colocar.

El problema está en que los modelos pierden su utilidad cuando determinados supuestos básicos resultan incompatibles con la experiencia. Hay otro problema, la confusión entre valor y precio, los bienes dejan de tener valor; tienen precio, derivado de la expresión de las preferencias individuales a través del mercado. Esta reducción del valor al precio y su determinación en el mercado es un obstáculo importante con la extensión de la teoría neoclásica al medio ambiente: los bienes ambientales –para los que no existe un mercado- no tienen precio y por tanto carecen de valor (económico).

La Desmaterialización de la Economía.

Nace de la preocupación por la disponibilidad de materiales, el debate fue replanteado por Meadows et al., con la publicación de los Límites del Crecimiento. Un primer planteamiento, las economías capitalistas están abandonado la era de los materiales con una producción desmaterializada, y menos recursos (no renovables). La explicación se basa, de una saturación de bienes materiales y cambios en los patrones de consumo post industrial, y de otra, una reorientación de la producción a la alta tecnología, los servicios y la información.

La respuesta está en medir la materialidad de la economía, se representa en gráficas, con curvas llamadas de Kuznets en forma de U invertida (relación nivel de renta y distribución), ejemplo; en el eje vertical (Y), está la Masa, y el PIB per cápita en el eje horizontal (X), se interpreta en los niveles inferiores del PIB per cápita, los incrementos de producción se asocian al mayor empleo de materiales, mientras que a partir de cierto nivel de renta, el consumo de materiales decrece al crecer la producción. Janicke 1998, señala que es más probable una curva en forma de N, implicando un relanzamiento del uso de materiales en fases posteriores del crecimiento.

En una segunda situación, se traslada al terreno de lo normativo, así: a) la factibilidad; b) posibilidad de fomentar el proceso; c) identificación de fuerzas y mecanismos de cambio. El planteamiento normativo intenta superar desde la economía ortodoxa, las barreras disciplinarias considerando los estudios de Ciencias Naturales. Ejemplo; en Dasgupta 1993, a partir de los cálculos de demanda de materiales y reservas estimadas por Goeller y Weimber 1976, se deriva un argumento acerca del uso futuro de los recursos basada en la tecnología y la sustituibilidad de materiales.

El énfasis se pone en la sustitución de materiales, a medida que se agotan los recursos no renovables y se desarrollen nuevas tecnologías. Entonces se genera una economía basada en el uso de recursos agotables a otra de base renovable. El desplazamiento debe ser secuencial, en una serie de etapas definidas por las características de los recursos: 1.- Recursos no renovables no reciclables (depósitos fósiles en su uso energético). 2.- Recursos no renovables reciclables (minerales con necesidad de incrementar la reutilización). 3.- Recursos renovables (los asociados a la fotosíntesis).

Lo anterior, no es una estrategia de desmaterialización, hay claridad en la visión del mundo físico que mejor se ajusta al esquema neoclásico. Otra perspectiva de dematerialización de la economía como proyecto, es en términos agregados; al agotarse los recursos, se aboga por disminuir el consumo de materiales per cápita del conjunto de la humanidad, más la contención absoluta del consumo global. Por otra parte, se busca incorporar las capacidades de absorción del medio y las funciones ecosistémicas de soporte a la vida; y, no sólo se trata de producir por un cierto valor con menor uso de materiales, sino también con menor generación de residuos.

En lo macroeconómico se habla del desacoplamiento para aludir a incrementos del producto con menor uso de recursos y menor volumen de desechos. A nivel de empresa está el concepto de eco-eficiencia (difundido por: World Business Council for Sustainable Development), plantea la oferta de productos y servicios competitivos en precios, con menor cantidad de materiales y energía, y más limpios; perspectivas que comparten el bienestar.

El desacoplamiento agregado pasaría por diversas estrategias como: diseño de productos eco-eficientes y el argumento como finalidad de las empresas, no ofrecer objetos materiales per se, sino satisfacer determinadas demandas sociales, que pueden ser atendidas con la prestación de servicios, sin necesidad de vender unos productos que tendrían meramente un carácter instrumental. Ejemplo: los servicios de lavandería frente a las lavadoras domésticas; la práctica de Xerox de basar su negocio en ventas de (un servicio de) fotocopias y no de fotocopiadoras (cuya propiedad mantiene la empresa).

Las vías para conseguir productos más eco-eficientes, son dos: - La reducción del tamaño (y peso del producto); con la miniaturización y sus límites de consistencia; - La sustitución de materiales; sustituir los materiales agotables por recursos de origen fotosintético; sustituir fibras artificiales por fibras naturales o el uso de carburantes vegetales por derivados del petróleo.  De otra parte, el considerar las funciones depurativas del ecosistema, que es la reducción no sólo de la masa de residuos, sino también su toxicidad.

III. Bases de una Economía Sostenible (Roberto Bermejo-Universidad del País Vasco).

La Economía de la Naturaleza, la Ecología, son referentes de la Economía Humana, siendo ésta un subsistema de la primera. Los comportamientos naturales, tienen estabilidad y espontaneidad, entonces se debe realizar una construcción consciente de la Sostenibilidad.

Necesidad de un cambio Civiliza torio.

En base al derecho de propiedad de un objeto; el capitalismo convierte los recursos de la Tierra en mercancías, que de una forma se pueden comprar y vender. Pero los RR. NN. Son diferentes de aquellos que son fruto del trabajo humano: no son producibles y por tanto son limitados. Además, su propiedad es en última instancia garantía de supervivencia; razón para que la propiedad privada de la tierra sea criticada. John Stuar Mill, en sus Principios de Economía Política manifiesta “La tierra no la creó el hombre. Es herencia original de la especie. Su apropiación es por completo una cuestión de utilidad general.

Cuando la propiedad privada de la tierra no es útil, es injusta…Y es ciertamente una injusticia venir al mundo para encontrar que todos los dones naturales han sido previamente acaparados”. En 1990, tres premios Novel de Economía (Modigliani, Tobin y Solow), dirigieron una carta a Gorbachov, entonces presidente de la ex-URSS, no vender la tierra pública y cobrar una renta por alquiler (Robertson 1999).

Estrategia general de Sostenibilidad

La agricultura industrial, agota las tierras, contamina el agua, degrada el paisaje, etc.; esto es debido en parte a que los agricultores consideran que la propiedad les confiere “pleno control sobre el uso de la tierra, sin tener en cuenta las implicaciones sociales de tal uso” (Bromley 1998); el debate tiene dos enfoques: uno Antropocéntrico y otro Eco-céntrico.

Enfoque Antropocéntrico.

Constituye la defensa de la conservación de los recursos y servicios naturales, además de la conservación de la Tierra, reflexionados sobre la sostenibilidad; preservación de la vida humana inherente a los recursos genéticos imprescindibles para la calidad de vida humana. Se hace referencia a la necesidad de hacer un uso sostenible de los recursos para que las futuras generaciones puedan disfrutar de ellos.

Enfoque Eco-céntrico.
 

Preserva las formas de vida y por su valor intrínseco. Aldo Leopold, asocia la visión de comunidad de seres vivos a la sostenibilidad; afirma que la naturaleza no humana posee un valor intrínseco, mientras que los seres humanos sólo tienen un valor relativo, determinado por su contribución a la integridad de la biosfera, el objetivo de la Tierra es la integridad, estabilidad y belleza de la comunidad biótica (Norton 1990). Los enfoques imponen un cambio civiliza torio, ataca de raíz a la actual desarmonía humana, en la concepción de que la especie humana es dueña absoluta de la naturaleza.

Economía de la Naturaleza

En Ecología, la comunidad (población que vive en un área determinada) o medio biótica; el ambiente inerte o abiótico, no vivo; funciona en un sistema Ecológico o Ecosistema (Odum, 1992, p.29). Para Margulis 1998, p.105 “Ecosistema es la unida más pequeña que recicla materia biológicamente importante”. Primero hay una producción base de plantas, recurso original para una red compleja de consumidores (animales estructurados en niveles tróficos de acuerdo con su dieta). En un ecosistema, cada especie realiza determinados trabajos: fijar la energía solar, filtrar el agua en busca de nutrientes o sustancias biogénicas, descomponer materiales para alimentarse, etc.

A su vez cada ecosistema local, está integrado en ecosistemas regionales, y éstos en otros más extensos, hasta construir un ecosistema planetario: la Biosfera. Los ecosistemas al desarrollarse, tienden a aumentar su grado de cooperación y autosuficiencia, el reciclaje interno de los materiales, y el tiempo de renovación y almacenamiento. En esencia es el uso más eficiente de los materiales a través de las cadenas tróficas a escala local. El ciclo de materiales y, en ultima instancia, de la vida, no se podría mantener sin la recepción de un flujo permanente de energía; las plantas fijan la energía solar para producir biomasa durante el proceso de fotosíntesis.

Comportamientos para garantizar las funciones Abióticas:

 

Evolución: cambio de los organismos a largo plazo, de condiciones simples a complejas o mejores, con procesos de ínter actuación; Aumento de biodiversidad: rápida recuperación de muchas especies diferentes; Autoorganización Eco-sistémica: capacidad de auto organizarse, cada especie recoge alimentos del entorno y a su vez constituye un alimento para otras especies; se organiza jerárquicamente, en niveles de mayor a menor: biosfera, región biogeográfica, bioma, paisaje, ecosistema, comunidad biótica, población, organismo, órgano y célula.

Autosuficiencia: Es reducir la dependencia, “autosustentado y auto-mantenido, son palabras que caracteizan el paisaje natural”, Ejem. Un bosque maduro.  Descentralización: en los ecosistemas, cuanto más cortos son los circuitos, más eficiente es aprovechar los materiales y energía.  Cooperación: el mundo es una empresa cooperativa. Darwin veía a la naturaleza, como esquema de integración cooperativa, antes de leer a Malthus, luego definirá que la competencia es el principio organizador de la naturaleza. Estos términos “Estan ligados, formando un modelo autosuficiente y abarcador de relaciones con el mundo” (Goldsmith 1996, XIV).

Una Economía Insostenible.
  

Crecimiento ilimitado; centraliza el poder; elimina la regulación descentralizada, la autosuficiencia y diversidad Activa la competencia como organización de la economía, incentiva el individualismo, el lucro y la insolidaridad. Maximiza beneficios en el corto plazo, carga costes económicos y ambientales a la sociedad, del centro a la periferia, de la generación actual a futuras (Clark, 1989). Despilfarra recursos, 80% de productos acabados se tiran después de un único uso en un plazo de seis meses; El sistema económico se comporta como si los recursos y la capacidad de asimilación de residuos fueran ilimitados, como un ecosistema inmaduro que debe evolucionar hacia la madurez, hacia la sostenibilidad.

Economía Sostenible.

Sólo será sostenible al ser como un ecosistema natural, las funciones ecosistémicas deben ser los principios que rijan el funcionamiento de la Economía Humana. Los principios abióticos son el cierre de los ciclos de los materiales y el uso del flujo de energía renovable. Respetar los principios biofísicos, en una economía sostenible es cumplir con: Evolución, diversidad, organización ecosistémica, autosuficiencia, cooperación y descentralización. Estos comportamientos son interactúan tes formando un modelo auto consistente.

Manejar elementos de insosteniblidad existentes y principios de respeto para construir la sostenibilidad, obliga a adoptar un enfoque transdisciplinar. Según Daly, Ehrlich y Alberti, del Centro de Conservación Biológica de la universidad de Stanford, serán los científicos de la Tierra los que “determinen las reglas del juego de la naturaleza y las comuniquen a los otros… el colectivo de expertos en Ecología, Climatología, Toxicología, Oceanografía, y los científicos necesarios para determinar el impacto humano que puede ser soportado por estos sistemas naturales”.

Organización Ecosistémica.

Construir esta organización requiere de dos fases: a) el análisis eco sistémico, compara los sistemas de origen humano con ecosistemas, para ver hasta qué punto el comportamiento de los primeros se desvía de los segundos (el instrumento es el metabolismo de las sociedades); b) se busca corregir las disfunciones de los sistemas de los humanos que impiden actuar como auténticos ecosistemas. Últimamente se avanza en el análisis como en la construcción ecosistémica. El abuso conceptual confunde los medios (el análisis eco sistémico, que es el que los autores están haciendo) y los fines (modificación de sistemas urbanos para que se asemejen a los ecosistemas).

Objetivo inalcanzable, los sistemas humanos nunca podrán copiar perfectamente a los sistemas naturales. Se está aplicando a las ciudades, y a los sistemas productivos. Esto hace la Ecología Industrial; trata de inspirarse en los ecosistemas y la biosfera, con objeto de “determinar las transformaciones que debe sufrir el sistema industrial para convertirse en compatible con el funcionamiento normal de los ecosistemas biológicos”. Construir ecosistemas industriales significa que las economías locales sean diversificadas, que las empresas utilicen como materia prima los residuos de otras, tengan una escala adecuada capaz de aprovechar los flujos de materiales, y evolucionen armónicamente.

La información tecnológica debe fluir entre las empresas, y permitir la adaptación a los cambios; Se requiere la “cooperación y planificación a largo plazo” entre las empresas del ecosistema, un mecanismo que la garantice. Estos requisitos forman un modelo de sistema industrial, contradictorio con el modelo globalizador; el sistema es local, no internacional (Ayres y Ayres 1996, p. 290). Un informe de 1997, cita 15 proyectos de ecosistemas industriales en USA, Canadá (Halifax), Holanda (Puerto Rótterdam) y Austria (Graz), etc. (Erkman 1998, p.29). Ecosistema industrial es la ciudad danesa de Kolunborg, una planta de energía eléctrica modificó sus operaciones para enviar vapor de agua a una refinería próxima a una empresa farmacéutica, después agua caliente a una piscifactoría, invernadero, sector residencial, etc. Es una red de intercambios cooperativos entre empresas (una fábrica de ácido sulfúrico, otra de tableros de yeso, etc.).

 

“El resultado es un sistema que imita a la naturaleza”(Brown y Mitchel 1998, p.318). Este sistema evita al año el uso de 45000 toneladas de petróleo, 15000 toneladas de carbón y 600000 m3 de agua, la emisión de 175000 toneladas de CO2, y 45000 toneladas de azufre, y la creación de 1,3 millones de toneladas de residuos, etc. (Erkman 1998, p. 26) La Ingeniería Ecológica o Ecotecnología, asume el enfoque ecosistémico. “La ecotecnología, es el concepto de embeber la tecnología a la producción en los ciclos naturales de la exósfera, con su capacidad de producir matriales renovables.

Eco tecnologías biodegradables, con procesos biológicos holísticos, y ayuda de una ingeniería eficiente”.(Thorpe 1999). El informe Eco-efficiency de la OCDE, muestra la necesidad de planificar la sostenibilidad; y que “las mejoras rápidas de la ecoeficiencia en la economía depende de objetivos compartidos y políticas coordinadas entre intituciones públicas”, (OCDE 1998, p.47).  La U. E. y otros han definido Planes de Sostenibilidad: - Generales ambientales: Holanda, Korea , Austria, Japón, Canadá y Francia. - Estrategias Nales de D. S.: Gran Bretaña, Irlanda, Finlandia, Nueva Zelanda y Australia. - Declaraciones d objetivos a medio plazo: Suecia y Noruega. - Planes sectori y regionales ambientales: Dinamarca y Suiza.

IV. Instrumentos para una Economía más Sostenible (Jordi Roca Jusmet-Universidad de Barcelona).

La sostenibilidad considera dos cambios históricos: a) Las economías modernas y de mayor riqueza (son modelo mundial), funcionan radicalmente diferente a los ecosistemas naturales; hacen uso masivo de energía proveniente de combustibles fósiles. b) En la economía humana, al crecer la población y niveles de consumo per cápita, aumenta la alteración del entorno (hay referencias de: Boulding, Daly, Roegen, Aguilera, Alcántara, etc.), para afrontar el reto de hacer la economía más sostenible, al reducir el uso global de RR. NN. (energía, materiales, agua, etc.), disminuir la dependencia de energías no renovables, reutilizar materiales y bajar los impactos negativos de la actividad humana.

Intereses empresariales y presión ambiental.

Ha de existir una Planificación política que reoriente la economía; aquí aparecen los instrumentos más idóneos para dicha Planificación. ¿Las empresas pueden desarrollar estrategias de “winwin”, de doble beneficio, monetario y ambiental?. Reducir impactos no es añadir dispositivos anticontaminación (esto es tecnologías end-of pipe /de final de tuberia); Eje, la central térmica de Andorra, al contaminar los bósques por emisión de azufre, provocó un proceso judicial por delito ecológico, al final la empresa hizo una inversión en desulfuración de gases por 25.000 millones de pesetas, y reducir emisiones en un 95%. Pero hay alternativas, como el horro de RR. NN., o la valoración de residuos, sea por reutilización interna o por comercialización.

La conciencia ambiental y la soberanía de los consumidores.

Otro argumento para que las empresas minimicen los impactos ambientales, incluso a costa de mayores costes monetarios. Es la presión de los ciudadanos para que se implante una política ambiental.(eje. ecotasas o regulaciones), valorando por sí mismo, cuestiones ambientales al efectuar sus decisiones de compra. Empresas de mejor comportamiento ambiental, son más beneficiadas, al responder exigencias de consumidores; Hay empresas con imagen ambiental, activo “intangible”, difícil de valorar monetariamente, pero importante a favor de un comercio justo y responable. Las “etiquetas ecológicas”, establecidas por la U.E.(reglamento 880/92), definen al consumidor entre “lo ecológico y lo no ecológico ”.

La Política Ambiental: una batería de instrumentos.

La dinámica necesaria para aplicar la política ambiental está en el sector público, de dos maneras: 1. Dar importancia a las cuestiones ambientales, al decidir cómo canalizar el gasto público, para reducir los impactos ambientales con depuradoras de agua, reciclado de residuos. Dar criterios ambientales a la política del gasto, en particular de transporte y otras infraestructuras. 2. Cambiar el marco de actuación de empresas y consumidores mediante: - Intervención pública en la regulación normativa, lo que hace que las empresas y consumidores pueden o no hacer; eje, prohibición de sustancias y tecnologías determinadas;

Exigencias de estudios de impacto ambiental, antes de aprobar un proyecto, definir límites máximos de concentración de contaminantes en las aguas residuales o en los gases emitidos por una empresa. - Cambiar las señales del mercado; no obligar a nada a los agentes privados, sino crearles un incentivo económico para un cambio voluntario en su comportamiento; eje., de incentivo son los tributos (o impuestos) ecológicos, responden a la filosofía “quien contamina paga”(OCDE). Los argumentos citados son importantes, pero sería un error priorizar los incentivos a las regulaciones normativas;

En algunos casos, es mejor una prohibición como forma más rápida y controlable. Hay argumentos relevantes a favor de los incentivos económicos (llamados “instrumentos de mercado”, postura de R. Coase, 1960); “el problema del coste social”. Se distinguen dos aspectos diferentes: una cosa es discutir sobre “instrumentos de mercado”, elemento de gobierno para influir sobre la situación ambiental; y otra diferente es hacer frente a los males ambientales públicos, simplemente mediante la libre negociación entre los implicados. Hay 2 instrumentos económicos particulares, los tributos ecológicos y los mercados de derechos de contaminación.

Tributos o impuestos ecológicos.

El objeto es incentivar cambios de comportamiento ambiental (emisiones contaminantes, uso de recursos, etc.) y la relación de la base imponible; entonces recaudar dinero no es lo que define un impuesto ecológico. La discusión sobre la reforma fiscal ecológica, los objetivos de cambiar comportamientos y de recaudar dinero pueden ser contradictorios: si un impuesto funciona bien, la cantidad recaudada puede ser pequeña al reducirse los comportamientos que quieren disuadirse.

El caso de Holanda, cuyo gravamen a la contaminación industrial de las aguas se impuso en 1970, con finalidad recaudadora para financiar los gastos públicos ligados a la depuración de aguas, las incidencias han sido sobre los vertidos contaminantes. (OCDE, 1994). Los impuestos a la contaminación atmosférica en 1990, tuvieron éxito en Suecia (gravar emisiones de SO2 y NOx, en 180 plantas de energía térmica, químicas, papeleras e incineradores de residuos). El dinero recaudado vuelve a las empresas; hay redistribución entre ellas, “neutralidad fiscal” global, la contribución de las empresas contaminantes es positiva y de las menos contaminantes es negativa (reciben dinero).

Propuesta europea de ecotasa sobre carbono.

La ecotasa en Europa, se aplica como impuesto sobre la quema de combustibles (mayores por unidad de energía cuando se quema carbón, que cuando se quema derivados de petróleo y menores cuando se quema gas natural). La reforma fiscal ecológica, se asocia a que los impuestos ecológicos sean significativos en el conjunto de los ingresos públicos; se justifican para aumentar los efectos de la política impositiva y para reducir los posibles efectos sociales negativos, al subsidiar la comercialización de energías alternativas.

Mercados de Derechos de contaminación.

Instrumentos económicos “flexibles”; la idea teórica es fijar una cantidad máxima de contaminación total, que se reparte como derechos individuales (que podrían subastarse) y es el mercado el que determina el precio de dichos derechos intercambiables, la política ambiental no determina quien contaminará más o menos, sino el máximo de contaminación total. En EE. UU. Se creó el mercado de derechos de emisiones de SO2; la Clean Air Act. De 1990, creó un mercado que afectaba las emisiones de las centrales térmicas más contaminantes con gases sulfurosos.

En la 1º fase (1995-2000), se afectaron a 300 unidades que emitían azufre a la atmósfera, llegando a más en la 2º fase (2000-2010). Cada permiso representa un año específico y da derechos a emitir una tonelada anual. Las empresas se obligan a medir las emisiones y al excederse, las mismas han de pagar multas, las emisiones en exceso se descuentan de los derechos del año siguiente. Las empresas obtienen permisos de 3 formas: 1º de la relación inicial; 2º de compras directas a la EPA(3%); y, 3º del mercado secundario, unas empresas compran y otras venden al precio de mercado. El mercado es activo e incentiva a las empresas a adoptar soluciones tecnológicas.

V.- Diagnóstico Situacional de recursos energía y agua.

Los países industrializados se proponen legitimar la energía nuclear, con el argumento de reducir el efecto invernadero; pero no recuentan sus efectos nocivos, contaminantes y destructivos (accidentes peligrosos han sucedido después de Hiroshima y Nagasaki, irradiación accidental en Mihama a 320 km de Tokio, 20 años atrás los accidentes de Harrisburg y Chernóvyl). J. Lolvelock, padre de la “Hipótesis GAIA” sostiene que “no hay ninguna alternativa a la energía nuclear si hemos de sostener la civilización”. Lamentablemente las potencias confían más en el control político, económico y militar de energías fósiles que en programas de reconversión energética.

En países con capacidad investigadora invierten 6 o 7 veces más en energías nucleares, que en investigación sobre energías limpias y renovables de origen solar. El resultado es que se siguen haciendo “políticas de oferta” energética, para la demanda de una creciente población, dentro de 10, 20 y 50 años. Lo previsible sería hacer “políticas de demanda”, mediante ahorro y eficiencia, pero esto choca con el actual modelo ultraliberal de consumismo.

La sostenibilidad de la economía española (Oscar Carpintero).

Mochila ecológica, son flujos de energía y materia que incorporan al extraer un recurso o fabricar un producto (input material por unidad de servicio - MIPS). Los flujos físicos y la huella ecológica, se manifiestan como indicador con éxito en los análisis de sostenibilidad de las economías (William Rees, 1995). Huella ecológica, es la cantidad de espacio natural requerido para el funcionamiento de un territorio dado, para extraer energía y materia necesarias, que pueda absorber residuos generados por dicho funcionamiento. Ejemplo, Holanda con 33.920 km2, depende de la productividad ecológica de un área (huella ecológica) casi 15 veces mayor que todo su territorio.

La Política Energética (Villamil A y Mates J.: Política Económica del Medio Ambiente)

Es específica sectorial, importante por generar empleo e impacto ambiental (contaminación), al usar combustibles fósiles, causan el calentamiento de la atmósfera. Las energías renovables, tienen ventajas ante otras. La solar transformada a biomasa, es fuente renovable más utilizada (residuos sólidos urbanos, industriales, etc.) con impactos negativos al generar gases. La U.E., en el “Libro blanco de energías renvables” 1997, incorpora una serie de objetivos, estrategias y medidas de política económica. Busca una alta participación de energía renovable antes del 2010, para alcanzar objetivos del Protocolo de Kyoto. La energía fotovoltaica, es sustentable, su fuente es el sol, no contamina y su vida útil es de 25 a 30 años.

El agua como paradigma de la Política Económica (Villamil A y Mates J.: Política Económica del Medio Ambiente).

La cultura del agua está dirigida al abastecimiento y captación para usos agrícola, industrial y urbano. La política de fomentar obras hidráulicas, ha generado una falta de control del consumo y explotación del agua. El cambio de cultivos de secano por cultivos de regadío, es una política insostenible sin optimizar la gestión hídrica. En España (1995), se elaboró el Plan Nacional de Saneamiento y Depuración de aguas residuales, con vigencia actual. La política económica respecto al agua, se financia con fondos europeos y la construcción de 4.395 depuradoras hasta finales del año 2000.

La utilización del agua es sectorial: industria 13%; núcleos urbanos 9%; y, agricultura 78%. El uso es irracional si se compara con otros países de Europa. El precio del agua está en la diferencia que se produce entre el precio final y el precio real, se engloba en tres conceptos: valor, coste y precio; fundamentales en la política económica en materia de agua. En el precio influyen: canon de ocupación del dominio público, canon de vertido, canon de regulación y las tarifas del agua; cuatro figuras contempladas en el régimen económico-financiero de la Ley de aguas.

El problema del precio bajo del agua, es que favorece un gran consumo y falta de sensibilidad por reducir el consumo. La clave está en el precio sobre el usuario, pero si es bajo no repercute, parte de los costes convierten al agua en un bien carente de valor. La U. E. en el 2000, emitió una política de tarifación y uso sostenible de los recursos hídricos; con evaluación de costes y beneficios del uso del agua: Costes Financieros (prestación y administración de servicios del agua); Costes Ambientales (costes del daño que los usos del agua suponen al medio ambiente, ecosistemas y usuarios); Costes de Recursos (costes de oportunidades perdidas por otros usuarios, al agotar recursos con índices mayores al natural de renovación o recuperación).

La valoración económica del agua (Ferreiro A y Azqueta D: Economía y gestión de RR. NN.

El agua presenta, características de los recursos comunes y de bienes públicos, campos donde la eficiencia del mercado resulta cuestionada. Entonces se buscan estimaciones del valor, acudiendo a metodologías apropiadas que disponen de información y el balance coste-beneficio, incluidas las externalidades que comportan el suministro y demanda de agua en sus diferentes usos. Metodologías: Disposición a pagar derivada de la curva de demanda; valoración a partir de la productividad física marginal; cuentas de valor añadido, el agua es input productivo; coste alternativo del servicio que el agua presta, valoración contingente y coste del viaje. Otras: cantidad, calidad, pauta temporal y distribución espacial.