Desde hace más de 50 años el modelo social, económico y político de México no había mostrado la capacidad necesaria para incorporar a toda la población de manera eficiente y productiva; grandes grupos sociales, tanto en el campo como en la ciudad, padecían una grave situación de pobreza y marginalidad.
Ante esta situación, la sociedad civil impulsó formas de organización social y participación responsable para revertir el deterioro de sus condiciones de vida; parte de esta respuesta incluyó medios que posibilitarán la obtención de ingresos que satisficieran los mínimos de bienestar, ejemplo de esto son las cajas populares. Estas instituciones encontraron la fórmula para que la gente acumulara con provecho grandes montos de efectivo, mediante la creación de reservas como consecuencia de renunciar al uso de su dinero, esto es lo que hace el ahorro: se depositan ingresos renunciando a su uso actual, a cambio de poder retirarlo todo o en parte en el futuro.

Las cajas populares se concibieron como organizaciones de mutua ayuda formadas por personas que comparten un vínculo común natural y se asocian para ahorrar en conjunto con el fin de fomentar préstamos fáciles para resolver sus propias necesidades, éstas admiten todo tipo de participantes que pueden hacer uso de sus servicios y estén dispuestos a asumir la responsabilidad de ser socios; adoptan un régimen democrático de gobierno: en asamblea eligen a sus cuerpos directivos formados por sus propios miembros. Los socios aportan el capital social, subsistieron y evolucionaron sin apoyos ni reconocimiento gubernamental; la sociedad organizada en las cajas ha sostenido a sus administraciones y ha contribuido a su propio crecimiento, son un claro modelo de organización colectiva de ayuda mutua y de compromiso con la comunidad.

La Ley de Ahorro y Crédito Popular (LACP) en su versión original, preveía la creación de una Confederación autorizada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, como organismo de integración, de interés público, con personalidad jurídica y patrimonio propios, en términos del artículo 50 de la Ley del Ahorro y Crédito Popular (en sus versiones previas a la reforma de agosto de 2009).
Dicha Confederación tenía la labor principal de integrar el fondo de protección de la LACP. No obstante, a partir de agosto de 2009, en la Ley de Ahorro y Crédito Popular reformada se elimina la figura de la Confederación y la función de protección al ahorro se transfiere al Fondo de Protección. Conforme lo previsto en el Art. 78 Bis 2 de la LGSC, la Confederación se constituirá con la agrupación de todas las Federaciones de Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo, fungiendo como el organismo cooperativo nacional de integración y representación, de tercer grado, del sector cooperativo financiero. La Confederación será el órgano de consulta y colaboración del Estado para el diseño, difusión y ejecución de las políticas, programas e instrumentos para el fomento del desarrollo de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo y sus organismos cooperativos.

Las Federaciones son organismos de integración, de interés público, con personalidad jurídica y patrimonio propios, en términos del artículo 50 de la Ley del Ahorro y Crédito Popular. Su propósito fundamental es fortalecer los vínculos naturales y culturales de sus asociadas, así como implementar servicios especializados de calidad que coadyuven al desarrollo de sus funciones, incidiendo también en la competitividad, seguridad y fortalecimiento de la imagen pública de las cooperativas financieras, dotando a todo el sistema de valores agregados por efecto directo de la integración en red. En el caso de las Federaciones previstas en la LACP, estas mantienen cada una un Comité de Supervisión Auxiliar, que lleva a cabo las funciones de supervisión de los intermediarios financieros conforme con la Ley. Las Federaciones se integran con un mínimo de cinco y un máximo de cincuenta Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo. Conforme con la LGSC, tanto las Federaciones como la Confederación, son organismos cooperativos de integración y representación de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo, de interés público, con personalidad jurídica y patrimonio propios, adoptando jurídicamente la naturaleza de cooperativa, sin fines lucrativos.

Las Entidades tendrán por objeto el ahorro y crédito popular; facilitar a sus miembros el acceso al crédito; apoyar el financiamiento de micro, pequeñas y medianas empresas y, en general, propiciar la solidaridad, la superación económica y social, y el bienestar de sus miembros y de las comunidades en que operan, sobre bases educativas, formativas y del esfuerzo individual y colectivo.
Se entenderá como ahorro y crédito popular la captación de recursos en los términos de la LACP y la LRASCAP provenientes de los Socios o Clientes de las Entidades, mediante actos causantes de pasivo directo o, en su caso contingente, quedando la Entidad obligada a cubrir el principal y, en su caso, los accesorios financieros de los recursos captados, así como la colocación de dichos recursos hecha entre los Socios o Clientes.


 


Sociedad Cooperativa de Ahorro y Préstamo Sociedad Financiera Popular Sociedad Financiera Comunitaria Organismo de Integración Financiera Rural Organismos autorregulatorios de Sociedades Financieras Populares

Programas de Apoyo  Se han implementado de forma Institucional diversos Programas de Apoyo con el objeto de fortalecer el desarrollo de los organismos u organizaciones del Sector de Ahorro y Crédito Popular. Asistencia Técnica y Capacitación  Apoyar en las tareas específicas de transformación de las Sociedades de Ahorro y Crédito Popular y los organismos de integración del Sector de ACP para cumplir con el marco jurídico aplicable. Legislación  Ley de Ahorro y Crédito Popular

Cooperativas de Ahorro y Préstamo y Sociedades Financieras Populares
Estas sociedades son autorizadas para operar por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y supervisadas por la misma Comisión y las Federaciones. Es importante mencionar que de acuerdo con lo establecido en la Ley, estas Entidades cuentan con sus propios fondos de protección, respondiendo así de sus operaciones, por lo que ninguna autoridad puede responder por su estabilidad financiera, ni validar la bondad de los productos que ofrecen estas Sociedades.

Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo con niveles de operación I a IV

http://www.cnbv.gob.mx/sectorpopularuc/padrondeentidadessupervisadas/Paginas/So ciedadesCooperativasdeAhorroyPr%C3%A9stamo.aspx

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en términos de Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo, solo tiene facultades de supervisión sobre sociedades autorizadas para realizar o continuar realizando operaciones de ahorro y préstamo como Sociedad Cooperativa de Ahorro de Ahorro y Préstamo (SCAP) con niveles de operación I a IV; el listado de dichas SCAP se puede consultar en el Padrón de Entidades Supervisadas (PES), en el cual encontrará entre otros, la denominación, dirección y teléfonos de todas las SCAP con niveles de operación I a IV autorizadas. Por otro lado, la CNBV publica trimestralmente información estadística de las diferentes SCAP con nivel de operación I a IV que cuentan con autorización y son supervisadas por este organismo. Esta información está disponible en el apartado en el apartado de Información Estadística de este sector.


Le proporcionen físicamente su certificado que le acredita como socio.
Le inviten a participar de forma activa en la toma de decisiones de la Sociedad y en le elección de su Consejo de Administración y Consejo de Vigilancia.

 

Le den voz y voto en las Asambleas Generales de Socios. Pongan a disposición de los socios, en sucursales y en los medios que la Asamblea establezca, la información financiera de la Sociedad y ustedes como socios puedan exigir transparencia y una adecuada rendición de cuentas. En caso de que su sociedad tenga activos por más de 2.5 millones de UDIS (aproximadamente $11 millones de pesos) es aún más importante que ejerza los derechos arriba señalados y fomente su transición hacia una entidad autorizada y supervisada por las autoridades y que esta transformación se lleve a cabo a más tardar el 31 de diciembre de, plazo máximo que establece el marco legal.

La CNBV exhorta a la población a tener mucho cuidado ante las invitaciones a participar en esquemas de “inversión” o de “ahorro” que se promocionan ofreciendo rendimientos garantizados por encima del 10% anual, ya que pueden ser pirámides, es decir, un esquema que se basa en que los participantes originales refieran a más clientes para que éstos produzcan beneficios a los participantes más antiguos. Estas pirámides de alto riesgo por lo general son fraudes en los que los creadores de la pirámide estafan al resto de los participantes.
Si el rendimiento es considerablemente superior a lo que ofrecen otras instituciones financieras (Bancos y SCAPS autorizadas) debe pensar varias veces los riesgos que asume al confiarles sus ahorros. Si la sociedad de la que es integrante no permite participar en la toma de decisiones ni informa periódicamente la situación financiera puede tratarse de una sociedad fraudulenta.

Las SAP´s son organismos de economía social cuyo objetivo principal es la captación de ahorro entre sus socios y la colocación de dichos recursos entre estas mismas personas mediante préstamos, en las que la responsabilidad de los socios se limita al pago de sus aportaciones autorizados por la SHCP

desarrollar y promover la cultura de ahorro entre sus miembros Facilitar la obtención de préstamos para satisfacer necesidades de consumo y otras de carácter empresarial para micros, pequeñas y medianas empresas.

Dentro de su operación vienen a resolver un vacío de participación de mercado que dejan los bancos hacia los grandes inversionistas, además de que están enmarcados por requerimientos legales y estrategias de mercado.

2001 Solamente operaban bajo una legislación que las regulaba. No existe ley que prohíba la captación de recursos entre personas que estén asociadas, mientras dicha prestación no sea con terceras personas y cuidando de no promocionar tales servicios con el público en gral.

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos artículo 5o. establece:

“A ninguna persona podrá impedirse que se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode, siendo lícitos. El ejercicio de ésta libertad sólo podrá vedarse por determinación judicial, cuando se ataquen los derechos de terceros, o por resolución gubernativa, dictada en los términos que marca la ley, cuando se ofendan los derechos de la sociedad. Nadie puede ser privado del producto de su trabajo, sino por resolución judicial”.

Órgano Competente: Secretaría de Hacienda y Crédito Público
 

Se Rigen Por:
◦ Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito

Se inspecciona y Vigila Por:
◦ Comisión Nacional Bancaria (CNB)

Para las SAP´s tanto el ahorro como el préstamo se conciben solidarios en la medida que nadie deposita ni obtiene préstamos con el fin de lucrar en dicha institución.

En la operación de las sociedades de ahorro y préstamo, básicamente se identifican cuatro aplicaciones principales: * * * * Préstamos Inversiones Activo fijo Fondo de caja y bancos.

    

. Préstamos: Se conceden exclusivamente a los socios de la institución, por lo general hasta después del tercer mes del ingreso del mismo, período en el cual además el socio debió realizar depósitos sistemáticos de ahorro y cubierto sus partes obligatorias.
a) Préstamos de confianza: Son aquellos otorgados con la sola firma del socio como garantía. Es muy importante que se reglamenten los montos máximos para este tipo de préstamos, los cuales pueden ser equivalente a los haberes de cada socio. b) Préstamos de emergencia: Sólo se otorgan cuando se trata de enfermedad grave, accidente o muerte de familiares u otras situaciones similares. Igualmente los montos son determinados por cada sociedad en base a sus reglamentos de préstamos. c) Préstamos generales ordinarios: Se determinan de acuerdo a la capacidad de pago del socio, las posibilidades de la institución y la reciprocidad de los haberes (partes sociales más ahorros) que el socio tenga al momento de su solicitud. En este caso, si el Comité de Crédito lo considera necesario, se puede y es necesario pedir al socio garantías complementarias.

2. Inversiones: Son los recursos financieros que permanecen inmovilizados a corto, mediano y largo plazo. Se trata de recursos que la sociedad mantiene invertidos en papel bancario o como depósitos en el capital de riesgo de la federación.

3. Activos: Son los recursos que la entidad tiene invertido para su operación en bienes físicos, tales como edificios, muebles, equipo de transporte, etc.

4. Caja o bancos: Se trata de recursos financieros sin utilización específica inmediata. Por otra parte, de las operaciones que se realizan, es conveniente separar las reservas necesarias para dar solidez a su sistema económico. De esta manera se pueden identificar los siguientes fondos de reserva:

a.

Fondo para Créditos Incobrables.- Se constituye separando un fondo que resulta generalmente al aplicar el 0.5% del monto prestado mensualmente hasta llegar a integrar el 5% del saldo total de los préstamos de cartera. Una vez separado este fondo, se registra en la contabilidad de la sociedad como un gasto. La aplicación de este fondo es exclusiva de los directivos de la SAP y solamente debe recurrirse a ellos en casos extremos o justificados de insolvencia de los socios.
b. Reserva para indemnización de personal.- Este fondo resulta de la aplicación del 10% al total de las remuneraciones mensuales al personal.

c. Fondos de protección al ahorro.- Protege todos los pasivos de la sociedad, es decir las aportaciones de los socios. La cobertura incluye las partes sociales y otro tipo de inversiones que el socio tenga en la sociedad. d. Fondo para fianzas.- Este fondo tiene como finalidad proteger los bienes patrimoniales de la sociedad de ahorro y préstamo: oficina y equipo, dinero, documentos, etc. contra robo o fraudes. Cubre a los empleados y directivos.

El 4 de junio de 2001 se publica la Ley de Ahorro y Crédito Popular. Facultades de autorización, supervisión, regulación y sanción a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Un esquema de supervisión auxiliar a cargo de Federaciones, a través de sus respectivos Comités de Supervisión. Un seguro de depósito a cargo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través de un Fondo de Protección

En 2005, se autorizan 12 Federaciones y las primeras 3 Entidades de Ahorro y Crédito Popular. Mediante reformas a la Ley de Ahorro y Crédito Popular del 13 de agosto de 2009, se:

Excluye de esta Ley el régimen de Sociedades Cooperativas. Regula a las Sociedades Financieras Populares y a las Federaciones

Prevé la creación de un Fondo de Protección  El Fondo de Protección, para el cumplimiento de sus fines se apoyará en un Comité Técnico  El Comité Técnico, entre otras facultades: establecerá los objetivos El Comité de Protección al Ahorro, proporcionará a las Sociedades Financieras Populares, la información sobre los servicios que ofrece y las características del Fondo de Protección.

Permite que las Federaciones continúen supervisando a las Sociedades Financieras Populares, siempre y cuando dichas Federaciones tengan al menos la solicitud de 8 Sociedades que deseen afiliarse, al término de 2 años contados a partir de la fecha en que sean autorizadas.

Son instituciones de micro finanzas constituidas como sociedades anónimas de capital variable, que operan mediante la autorización que les otorga la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, conforme a la facultad que le confiere el artículo 9 de la Ley de Ahorro y Crédito Popular (LACP) y previo dictamen favorable otorgado por una Federación. Las SoFiPos tienen su domicilio en territorio nacional En su carácter de sociedades anónimas, deben cumplir también con la Ley General de Sociedades Mercantiles

Las Sociedades Financieras Populares tienen como propósito el fomentar el ahorro popular y expandir el acceso al financiamiento a aquellas personas que por su situación, se han visto excluidas de los sistemas tradicionales de crédito, y en general, propiciar la solidaridad, la superación económica y social, y el bienestar de sus miembros y de las comunidades en que operan, sobre bases formativas y del esfuerzo individual y colectivo.

La LACP reformada y publicada el 13 de agosto de 2009, establece como objeto:
Regular, promover y facilitar la captación de fondos o recursos monetarios y su colocación mediante préstamos o créditos u otras operaciones por parte de las Sociedades Financieras Populares; Proteger los intereses de sus clientes; y, Establece los términos en los que el Estado ejercerá la rectoría de las referidas Sociedades Financieras Populares.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores está facultada para autorizar la constitución y funcionamiento de de las Sociedades Financieras Populares asignándoles uno de entre cuatro Niveles de Operación previstos en la LACP, conforme a los siguientes parámetros:

Nivel de Operaciones (valor en UDIS)

I

II

III

IV

Activos totales

≤ 15 millones

> 15 millones y hasta 50 millones

> 50 millones y hasta 280 millones

superiores a 280 millones

Operaciones Recibir depósitos de dinero a la vista, de ahorro, a plazo, retirables en días preestablecidos y retirables con previo aviso.

I ● ● ● ● ● ● ●

Nivel de Operaciones II III ● ● ● ● ● ● ● ● ● ● ● ● ● ●

IV ● ● ● ● ● ● ●

Recibir préstamos y créditos de instituciones de crédito nacionales o extranjeras, fideicomisos públicos, organismos e instituciones financieras internacionales, así como de instituciones financieras extranjeras. Otorgar préstamos o créditos a sus clientes.
Descontar, dar en garantía o negociar títulos de crédito, y afectar los derechos provenientes de los contratos de financiamiento que realicen con sus Clientes. Distribuir seguros que se formalicen a través de contratos de adhesión, por cuenta de alguna institución de seguros o Sociedad mutualista de seguros, debidamente autorizada. Distribuir fianzas, en términos de las disposiciones aplicables a dichas operaciones.

Celebrar contratos de arrendamiento financiero.
Realizar operaciones de factoraje financiero con sus clientes o por cuenta de éstos. Ofrecer el servicio de abono y descuento en nómina. Celebrar contratos de arrendamiento financiero con sus Clientes. Prestar servicios de caja y tesorería. Expedir tarjetas de crédito. Ofrecer y distribuir, entre sus Socios las acciones de sociedades de inversión operadas por las Sociedades Operadoras de Sociedades o por aquellas en cuyo capital participen indirectamente, así como promocionar la afiliación de trabajadores a las Administradoras de Fondos para el Retiro en cuyo capital participen directa o indirectamente.



● ● ●


● ● ● ●

Las Sociedades Financieras Populares proporcionan a sus clientes y socios:
Acceso a microcréditos ajustados a las características de los clientes, al mercado, a la región geográfica y al riesgo que presentan. Acceso a servicios financieros, a personas de bajos ingresos, ofreciéndoles la oportunidad de mantener de forma segura sus ahorros. Fortalecer el sistema de protección de los ahorros del sector de micro finanzas y el esquema de supervisión auxiliar.

Acceso a operaciones como el arrendamiento y el factoraje financiero.
Adherirse a los beneficios de una póliza de seguro de vida, a bajo costo. Capacitación en el análisis de proyectos de inversión. Asistencia técnica para elaborar planes de negocios y proyectos de comercialización. Desarrollo comunitario sobre bases formativas y del esfuerzo individual y colectivo.

la cooperativa opera sin fines de lucro y pertenece a sus socios que son sus dueños y sus principales usuarios. En una cooperativa cada socio tiene derecho a ejercer un solo voto sin importar cuánto haya aportado. Así se logra que todos participen en la toma de aquellas decisiones que puedan afectar la sociedad

El sector de las cooperativas de ahorro y préstamo ocupa un papel importante en muchos países, no solamente por su peso económico (por ejemplo en Alemania, Francia, Estados Unidos o Canadá) sino también por su aporte al financiamiento de la micro o pequeña actividad.

En México, las cajas de ahorro y préstamo surgieron por primera vez hace más de medio siglo. Aunque no estaban constituidas formalmente como sociedad cooperativa, siempre han operado con apego a los principios cooperativos y siempre han apoyado y contribuido al desarrollo de la economía nacional

Promover el desarrollo de la banca social ya que la transformación y formalización del sector del ahorro y crédito popular contribuyen al desarrollo de un sistema financiero profundo y completo


 

El fomento del ahorro La accesibilidad al crédito El combate a la usura
Otros beneficios de índole social, son algunas de las aportaciones que las cooperativas generan en favor de sus socios y las localidades

Según información del sector de ahorro y crédito popular, en 1964 existían 500 cajas populares que agrupaban a 30 mil asociados; para 1992 se contaba con un censo de 237 cajas y 540,268 asociados; según informe del Banco Mundial en 2002 existían 657 intermediarios financieros, en su mayoría cajas populares y cooperativas; y, de acuerdo con el Consejo Mexicano del Ahorro y Crédito Popular (COMACREP) en 2007 tal organismo agrupaba a 2,356,711 asociados que representaban 80% del sector. En información reciente del Comacrep, se indica que en sus seis federaciones el organismo agrupa a 2,682,161 de personas.

Durante más de tres décadas, los líderes de las cajas populares realizaron diversos intentos para lograr una regulación que diera certeza a las operaciones de ahorro y crédito que con tanto éxito llevaban a cabo. En Querétaro se reguló por primera vez a las cajas populares a través de la Ley de Sociedades de Solidaridad Económica publicada en 1986;

en 1991 cuando se reformó la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito, dando origen a las sociedades de ahorro y préstamo. Tres años después, en 1994 se emitió la Nueva Ley General de Sociedades Cooperativas


      


 

El Estatuto de la Cooperativa de Ahorro y Préstamo y sus Poderes. Ley General de Sociedades Cooperativas. Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo. Ley General de Sociedades Mercantiles Ley General de Títulos y operaciones de Crédito. Ley de Instituciones de Crédito. Código Civil Federal Código Civil de los Estados de la República donde la SCAP tenga operaciones. Código de Procedimientos Civiles de esos Estados y el Federal. Código de Comercio. Disposiciones de Carácter General emitidas por la CNBV. la CUACP Políticas y Lineamientos de los Organismos Fondeadores.


 

   

1. Solicite y recopile los datos de sus socios. a) Nombre completo. b) Fecha de alta en la sociedad, debe registrar 31 de enero de 2009 si el alta fue anterior a esta fecha. c) CURP. d) Domicilio fiscal. e) Teléfono fijo o móvil. A los socios se les asignará como actividad económica “Otras instituciones de ahorro y préstamo”. Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo

Cooperativa Fecha de fundación Ubicación Querétaro: Caja Santa María de 1956 (1) Tequisquiapan, Qro. Guadalupe Caja Gonzalo Vega 1958 Santiago de Querétaro, Qro. Caja Las Huastecas 1961 Ahuacatlán de Guadalupe, Pinal de Amoles, Qro. Caja Popular 1961 Santiago de Querétaro, Qro. Florencio Rosas Caja San Miguel 1965 San Miguel Palmas, Peñamiller, Palmas Qro. Caja Fátima 1963 San Joaquín, Qro. Guanajuato: Caja Mexicana 1992 (2) León, Guanajuato Jalisco: Caja Popular 1955 Zapopan, Jalisco Atemajac Caja Santa María de 1960 El Grullo, Jalisco Guadalupe (Caja SMG) Caja Popular San 1969 Guadalajara, Jalisco Pablo

San Joaquín es un municipio considerado como de alta marginación, cuenta con 67 localidades en las que habitan 7,634 habitantes; su actividad económica está centrada en la agricultura, el comercio y turismo, anteriormente la minería era una actividad importante.7