SISTEMA ELECTORAL CHILENO

Transparencia y Participación • En 1958 se creó la cédula única y numerada, con lo cual el cohecho y fraude entró en retirada. • En 1962 se decretó la obligatoriedad de la inscripción electoral, sin cuya certificación no podían realizarse trámites como pagar contribuciones, postular a empleos, etc. • En 1970 se estableció los 18 años como edad requerida para votar. También se eliminó el requisito de saber leer y escribir, conservando sólo la inscripción en los registros electorales.

Caída del antiguo régimen democrático

• Junto con ser la de mayor participación, las elecciones de 1970 se transformarían en la última de la antigua democracia chilena. • El golpe de Estado y la asunción de la Junta Militar con el fin de “reestablecer el sistema democrático”, modificó la Constitución de 1925. Los poderes de las instituciones: judicial, contralor y legislativo perdían su autonomía.

Constitución de 1980

En esta convocatoria tuvieron derecho a votar los chilenos mayores de 18 años y los extranjeros residentes en Chile, las alternativas Si o NO. El resultado fue de 4.204.897 votos Si (67,04%) y votos No 1.893.420 (30,19%), lo que fue rechazado por la oposición pero que no consideró el Colegio escrutador. El texto fue promulgado el 21 de octubre de 1980 y comenzaría a regir el 11 de marzo de 1981.

Constitución de 1980

• De acuerdo a las 29 disposiciones creadas, entre 1981 y 1989 se daba paso a la primera etapa de la “transición” con Pinochet como Presidente de la República y la Junta de Gobierno ejerciendo el Poder Constituyente y Legislativo. • En 1987 se inicia la segunda fase con la promulgación de una ley de partidos políticos. A partir de ésta comenzaba la cuenta regresiva para la designación de un nuevo Presidente, Congreso Nacional y plena vigencia de la Constitución.

Negociación al conflicto político y social • 1985 promulgación de la ley sobre el Tribunal Calificador de Elecciones • 1986 apertura de los registros electorales. • 1987 surge ley de partidos políticos. • La respuesta de los chilenos fue extraordinaria: de un potencial electoral de 8.060.074 chilenos se inscribieron en los registros electorales el 92,96 % (7,4 millones), que a su vez representaba al 59,48% del total de la población nacional. La más alta inscripción del siglo.

Regreso a las Urnas
• Por primera después de 15 años los chilenos nuevamente participaban en un proceso electoral donde el voto era universal, personal, obligatorio, secreto, además de libre, directo e informado. • La respuesta fue notable participaron en la elección 7,2 millones de chilenos, con una abstención de sólo 2,47%, la más baja del siglo, resultando ganadora la opción del No con casi el 60% de los votos.

Negociación a la democracia • La negociación política culminó con una reforma a la Constitución de 1980 (54 enmiendas). Ésta fue sometida a plebiscito en julio de 1989, obteniendo un 87% de aprobación, con lo cual quedó, aunque cuestionada en su origen y forma, legitimada. • Quedaban cuestionadas: institución de senadores designados, inamovilidad de los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas, composición y atribuciones del Consejo de Seguridad Nacional, composición del Tribunal Constitucional y el sistema binominal que impide la representación política.

Vuelta a la Democracia • Confirmada la nueva carta fundamental, se llevó a cabo la elección presidencial y parlamentaria donde triunfa el candidato de la “Concertación de Partidos por la Democracia” Patricio Aylwin, dando inicio al nuevo sistema democrático, el cual se consolidó con la elección presidencial y parlamentaria de 1995, donde triunfa nuevamente el candidato de la “Concertación” Eduardo Frei Ruiz-Tagle.

Sistema binominal

Sistema proporcional de listas. Si la lista más votada dobla el porcentaje de votos de la segunda con mayores preferencias, son elegidos sus dos candidatos. De lo contrario, se eligen las dos primeras mayorías de las dos listas más votadas. En la práctica, una lista que obtiene el 34% de los votos alcanza igual representación parlamentaria que una que logra el 66%. Por lo tanto, ambas obtienen el 50% de los escaños. Con origen en Polonia, en Chile, el sistema binominal fue diseñado por Jaime Guzmán a pedido de Augusto Pinochet, y establecido por la Constitución de 1980 para la elección del Senado y de la Cámara de Diputados.

Sistema binominal
En la elección Santiago Poniente de 1989 fueron electos A. Zaldivar y J. Guzmán a pesar de que R. Lagos tuvo la segunda más alta votación.
• • • • • • Concertación por la Democracia R. Lagos PPD 399.721 A. Zaldivar DC 408.227 Democracia y Progreso M. Otero RN 199.856 J. Guzmán UDI 224.396 Pacto Liberal Socialista Chileno S. Santander Ind. 59.834 R. Miranda Ind. 13.435 1,03% 30,62%. 31,27% 15,31% 17,19% 4,58%

Sistema binominal Detractores

Deciden las cúpulas partidistas: La competencia al interior de los partidos es nula pues se repiten los candidatos de siempre para asegurar el escaño. Al tener seguros 32% de los votos, la repartija de 50% y 50% de los escaños, ocurre sola. A no ser que se produzca el doblaje. Las minorías son excluidas del parlamento: El 7,40% obtenido en diputados por el Pacto "Juntos Podemos Más", se expresa en ningún escaño. La representación en duda: la Lista que obtiene el 32% de los votos, obtiene el mismo numero de escaños de la Lista que obtiene el 66% de los votos.

Sistema binominal Adeptos • Gobernabilidad: El incentivo a pactar generado por el sistema binominal ha generado una competencia electoral bipactista reduciendo la cantidad de partidos que entran en el Congreso (porque deja fuera los partidos sin voluntad de pactar) y aumentando con esto la efectividad del sistema. Sin embargo, debido a que el sistema distribuye los cargos de forma bastante proporcional no se ha destruido el natural pluripartidismo chileno, sino que éste se ha transformado en un multipartidismo moderado dándole estabilidad al sistema político a través de la formación de dos grandes coaliciones.

Deuda pendiente

Aunque ha sido el propósito de la Concertación de cambiar el sistema, no ha tenido éxito,´así ocurrió en el gobierno de R. Lagos. Luego de haber asumido como Presidenta, Michelle Bachelet conformó una comisión especial para estudiar las modificaciones al binominal. En el 2007 José Antonio Viera Gallo anunció un proyecto de ley con cambios menores al sistema electoral vigente, el cual beneficiaría a las más votadas terceras mayorías.

El Proyecto de Ley en Discusión

• •

El proyecto está en discusión en la Comisión Constitucional de Legislación y Justicia y, apuesta a crear 20 nuevos escaños en la Cámara Baja y, sólo posiblemente, algunos escaños en C. Alta. También se estudia modificar los distritos y circuncripciones respectivas. Al proyecto no cuenta con la urgencia del Ejecutivo. Mientras tanto la Alianza por Chile y la Concertación siguen sumando adeptos y detractores a la iniciativa.

Alberto Espina

• “Yo soy partidario del Sistema Mayoritario. Creo este sistema es propicio para Chile porque le da estabilidad política. El sistema binominal puede perfeccionarse para asegurar las minorias participen del Parlamento.”

Tomas Hirsch

• “El proyecto que presentó la Presidenta es totalmente insuficiente y no representa a las minorías políticas”.

Lautaro Carmona

• “El sistema binominal es un sistema antidemocrático y excluyente... La base binominal se mantiene porque los parlamentarios todos no están dispuestos a ceder territorio o circunscripción”.

José Antonio Viera Gallo

“El sistema binominal es excluyente y lo que pretende el proyecto de Ley es dar una representación a las minorías políticas… Para cambiar el sistema se necesita el voto de la oposición el cual no está dispinible”.

FIN

produjo el más conocido ejemplo de la funcionalidad del sistema binominal. En la circunscripción de Santiago Poniente, que es la que concentra el mayor número de votantes en el país, se enfrentaban los bloques de la Concertación —con los candidatos Andrés Zaldívar y Ricardo Lagos— y de Democracia y Progreso —con Jaime Guzmán y Miguel Otero—. Los resultados demostraron una ventaja de los candidatos de la Concertación, cada uno superando el 30% de los votos, mientras el candidato gremialista sólo alcanzaba el 17% de los votos, y su compañero de lista el 15%. Sin embargo, la Concertación no logró doblar al pacto de derecha (61,89% frente a un 32,50%), por lo que, debido a las cláusulas del sistema binominal, fueron electos Andrés Zaldívar y Jaime Guzmán, siendo relegado Lagos, teniendo ciento ochenta mil votos más que el electo Guzmán. Corresponde al Caso 2 de los ejemplos anteriores. Jaime Guzmán sería asesinado por extremistas de izquierda a principios de 1991, teniéndolo que reemplazar Miguel Otero; así, el candidato con la cuarta mayoría ejerció como senador por 7 años. Actualmente hay una variante en ese caso; de esta forma, al morir un parlamentario, su reemplazante no es el compañero de lista en la elección, sino alguien designado por el partido al cual pertenecía.

Senadores - Santiago Poniente, 1989 Concertación por la Democracia Ricardo Lagos Andrés Zaldívar Democracia y Progreso Miguel Otero Jaime Guzmán Pacto Liberal-Socialista Chileno Sergio Santander Rodrigo Miranda Ind. Ind. 59.834 13.435 4,58% 1,03% RN UDI 199.856 224.396 15,31% 17,19% PPD PDC 399.721 408.227 30,62% 31,27%

El caso 1 es probablemente el más común durante las elecciones legislativas. Existen dos candidatos con las dos primeras mayorías en listas contrarias. En este caso, son electos los candidatos A y C. En el caso 2, el Pacto 1 tiene la mitad del electorado a su favor y sus dos candidatos corresponden a las dos primeras mayorías. Sin embargo, la votación del Pacto 1 no logra duplicar a la votación del segundo pacto más votado (el Pacto 2) por lo que son electos los dos candidatos con más votación de cada uno de los pactos, en este caso, los candidatos A y C. En el caso 3, el Pacto 1 logra el 65% de los votos debido a la alta votación del Candidato A. Aunque el Candidato C tiene más votos que B, este último es arrastrado por el alto porcentaje a favor del Candidato A. En este caso, el Pacto 1 logra elegir a sus dos representantes al obtener el doble de la votación del Pacto 2. En el caso 4, el Pacto 1 tiene mucho más del doble de votos que los pactos 2 y 3, y además sus candidatos tienen las primeras dos mayorías. Claramente resultan electos los candidatos A y B. Cabe destacar primero, la situación del Pacto 3. Como ha sido en los cuatro casos, debido a su baja votación no logra elegir ningún candidato en este distrito. Repitiéndose esta sistuación a lo largo de todo el país, el Pacto 3 debería ser evidentemente una minoría para no tener ningún representante en el Parlamento, aun cuando lograra entre el 20% y el 10% de los votos, y esto sumando lo obtenido por ambos candidatos.

Caso 1 Pacto 1 Candidato A Candidato B Pacto 2 Candidato C Candidato D Pacto 3 Candidato E Candidato F 40% 30% 10% 40% 22% 18% 20% 11% 9%

Caso 2 50% 30% 20% 30% 18% 12% 20% 11% 9%

Caso 3 65% 51% 14% 25% 16% 9% 10% 6% 4%

Caso 4 70% 48% 22% 20% 12% 8% 10% 3%

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful