Esta teoría se ocupa principalmente del aprendizaje de asignaturas escolares en lo que se refiere a la adquisición y retención de esos conocimientos de manera significativa (en oposición a la asignatura sin sentido, aprendida de memoria o mecánicamente).

El término significativo, se utiliza en oposición al aprendizaje por memorización. Dicho término se refiere tanto a un conjunto con estructuración lógica propia, como aquel material que potencialmente puede ser aprendido de modo significativo. La posibilidad de que un contenido pase a tener sentido, depende de que sea incorporado al conjunto de conocimientos de un individuo de manera sustancial, , o sea, relacionado con conocimientos previamente existentes en la estructura mental del sujeto.

La teoría de Ausubel, aunque lógicamente coherente y empírica en comprobaciones, está lejos de ser clara y satisfactoria.

Estructura Cognitiva: Consiste en un conjunto organizado de ideas que prexisten al nuevo aprendizaje que se va a instaurar. Depende en su funcionamiento de la interrelación de tres variables: subsunción, anclaje y conocimientos previos.

Subsunción: Es la estrategia cognitiva que permite al individuo, a través de aprendizajes anteriores ya estables, de carácter más genérico, abarcar nuevos conocimientos que sean específicos o subordinables de aquellos.

Anclaje: Es la propiedad que tienen las ideas preexistentes, de dar apoyo a las nuevas ideas recién aprendidas. En otras palabras, es la relación entre los nuevos contenidos e ideas específicamente relevantes, disponibles en la estructura cognitiva.

Discriminabilidad: Cuando la semejanza es grande y el contenido ya conocido, los subsuntores sustituyen el nuevo contenido uniéndolo a ellos.

Solamente cuando son discriminables, los nuevos contenidos tienen valor para la memoria a largo plazo, o sea, para su retención.

Master your semester with Scribd & The New York Times

Special offer for students: Only $4.99/month.

Master your semester with Scribd & The New York Times

Cancel anytime.